+56 9 5417 6219
contacto@historiaycontingenciaiep.cl

Semana del 25 de junio al 1 de julio de 2018: “En la vida familiar e individual de un joven”.

Semana del 25 de junio al 1 de julio de 2018: “En la vida familiar e individual de un joven”.

Lectura Bíblica: Tito Cap. 2: 7 – 8. Presentándote tú en todo como ejemplo de buenas obras; en la enseñanza mostrando integridad, seriedad, palabra sana e irreprochable, de modo que el adversario se avergüence, y no tenga nada malo que decir de vosotros.

 

Comentario: 7 y 8. Dado que Tito, aunque no tan joven como Timoteo, todavía debe contarse entre los “más jóvenes”, es lógico que Pablo le exija que sea un ejemplo para el grupo mencionado en el versículo precedente. Pablo dice: mostrándote tú mismo como un modelo de buenas obras; en tu enseñanza (mostrando) incorruptibilidad, dignidad; que (tu) hablar (sea) sano, no censurable.

Una amonestación similar se dirigió a Timoteo. El también había recibido una amonestación para que fuera el modelo de los creyentes (en palabra, conducta, amor, fe y pureza). La palabra modelo, también, es exactamente la misma; por lo tanto, véase comentario sobre 1 Ti. 4:12 (cf. 2 Ts. 3:9; Fil. 3:17). Nótese la hermosa coordinación: Tito debe a. amonestar a los más jóvenes (v. 6), y b. darles un buen ejemplo (vv. 7 y 8). Precepto y ejemplo van de la mano. El precepto solo no tiene fuerza, porque con frecuencia “donde falla el precepto, el ejemplo obra”. Los más jóvenes de las diversas congregaciones confiadas al cuidado de Tito debían poder ver en su líder lo que realmente son las buenas obras. Nótese el énfasis constante de las pastorales en estas obras nobles o buenas obras. ¿No podría considerarse esto una reacción, de parte de Pablo, ante la desfiguración y abuso de su doctrina de “salvación por gracia”?

En su enseñanza, Tito debe mostrar incorruptibilidad. Debe dar la instrucción en forma tan clara y valiente en la bien equilibrada verdad del evangelio que se haga evidente a todos que él no ha sido ni puede ser infectado con las mentiras y distorsiones de los adversarios. Además, la actitud y el modo en que presenta su enseñanza debe ser de dignidad y seriedad. Su enseñanza más formal no solamente debe estar caracterizada por la pureza del contenido y seriedad de método, sino que todo su hablar (su palabra cuando quiera y donde quiera que hable), sea pronunciada en la forma de un sermón, una lección, un mensaje de consolación o aun como una conversación cotidiana común, debe ser sana y no censurable, esto es, no sujeto a un rechazo justo (cf. sinónimo en 1 Ti. 6:4).

Ahora bien, el resultado o propósito que se quiere lograr con esa conducta es: de modo que (o: con el fin de que) quien esté en la oposición se avergüence, no teniendo ningún mal que decir de nosotros. Acerca de la expresión “en la oposición” o “del (partido) opuesto”—la elipsis es oscura—, nótese que era el centurión quien “estaba enfrente” (V.M.) o “frente” a Jesús en la cruz (Mr. 15:39). Leemos de vientos contrarios (Mt. 14:24; Mr. 6:48; Hch. 27:4). En el pasaje que estamos considerando el compuesto con ἀντί se usa en sentido metafórico; la oposición aquí adquiere el carácter de hostilidad (cf. Hch. 26:9; 28:17; 1 Ts. 2:15). El que está en la oposición es el adversario espiritual (cf. 1 Ti. 5:14; 2 Ti. 2:25). La referencia es especialmente a cualquiera de los propagadores del error de Creta, descritos en Tit. 1:10–16.

Ahora cuando el oponente comienza a notar que su plan solapado y ruin de esparcir murmuraciones maliciosas sobre Tito, o que la presentación de cargos formales en su contra fracasa, debido a la conducta irreprochable del representante de Pablo, que refuta completamente las insinuaciones y acusaciones que se dirigían en su contra, este enemigo de la verdad será avergonzado (como en 2 Ts. 3:14; 1 Co. 4:14). Parecerá un necio al no tener “ningún mal que decir sobre” … aquí esperaríamos que la expresión siguiente fuera “de ti” (Tito), pero realmente es “de nosotros”, porque el antagonismo no está dirigido contra Tito como un individuo aislado, sino contra él como discípulo de Cristo; por eso realmente contra Cristo y todos sus mensajeros.

Pensamiento: advertencias para un joven o señorita de la iglesia de Cristo, nótese que Tito pudo ser ejemplos de los demás,. ¿Sera imposible para los creyentes jóvenes?: ser un ejemplos para los demás, sobre todo en núcleo familiar, porque ahí es donde se comienza a practicar el cristianismo verdadero.

Que Dios bendiga a nuestra juventud les deseo lo mejor, que busquen de corazón su salvación y perdón de sus pecados. Y que den frutos dignos de arrepentimiento.

 

 

Amén, para la Gloria de Dios.

 

 

DESCARGA AQUÍ - ESTUDIO COMPLETO

Hno Roberto Saldías Roa

Miembro de la IEP en Nacimiento Bajo, nació en el evangelio del Señor en la Iglesia de Laja 1975. Casado con María Nahuelmán, estudia teología de manera autodidacta. Me gusta mucho leer y escribir.