+56 9 5417 6219
contacto@historiaycontingenciaiep.cl

Semana del 20 al 26 de agosto de 2018: “La Obra del Espíritu Santo en la Creación». (Parte I)

Semana del 20 al 26 de agosto de 2018: “La Obra del Espíritu Santo en la Creación». (Parte I)


Notice: Undefined offset: 1 in /home/historia/public_html/wp-includes/media.php on line 764

Notice: Undefined offset: 1 in /home/historia/public_html/wp-includes/media.php on line 766

Notice: Undefined offset: 1 in /home/historia/public_html/wp-includes/media.php on line 769

Notice: Undefined offset: 1 in /home/historia/public_html/wp-includes/media.php on line 70

Lectura Bíblica: Isaías Cap. 40, versículos 12 y 13. ¿Quién midió las aguas con el hueco de su mano y los cielos con su palmo, con tres dedos juntó el polvo de la tierra, y pesó los montes con balanza y con pesas los collados? ¿Quién enseñó al Espíritu de Jehová, o le aconsejó enseñándole?

 

  • Comentario:

La obra especial del espíritu santo en la creación, es, como lo ha expresado el Doctor Perdure, teólogo holandés: “Para conducir a la creación a su destino final, el cual es la gloria de Dios.” En otras palabras, la obra especial del Espíritu Santo es sostener y perfeccionar la vida y producir orden y hermosura en el universo. Notemos los siguientes puntos.

Todos los seres humanos se reducen a nada comparados con el Creador. Cuando el Señor, por su Espíritu, hizo el mundo nada lo dirigió, ni le aconsejó qué hacer o como hacerlo. Las naciones, comparadas con Él, son como gota que queda en el balde, comparadas con el vasto océano; o como menudo polvo en la balanza, que no la mueve, comparado con toda la tierra. Esto magnifica el amor de Dios por el mundo que, aunque de poca monta y valor para Él, sin embargo, para su redención dio a su Hijo unigénito, 3a Juan , 16. Los servicios de la Iglesia no pueden añadirle nada. Nuestras almas debieran haber perecido para siempre si el unigénito Hijo del Padre no se hubiera dado por nosotros.

 

  • Referencias:

Salmo 104:24. ¡Cuán innumerables son tus obras, oh Jehová! Hiciste todas ellas con sabiduría;La tierra está llena de tus beneficios.

Proverbios 3:19. Jehová con sabiduría fundó la tierra; Afirmó los cielos con inteligencia.

Romanos11:33. ¡Oh profundidad de las riquezas de la sabiduría y de la ciencia de Dios! ¡Cuán insondables son sus juicios, e inescrutables sus caminos!

1er Corintios 1:25. Porque lo insensato de Dios es más sabio que los hombres, y lo débil de Dios es más fuerte que los hombres.

Salmo 33, versiculos 6. “Por la palabra de Jehová fueron hechos los cielos y todo el ejercito de ellos por el aliento”

 

1er Titulo:

Produce Orden. (Génesis 1: 2 al 5.).Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas. Y dijo Dios: Sea la luz; y fue la luz. Y vio Dios que la luz era buena; y separó Dios la luz de las tinieblas. Y llamó Dios a la luz Día, y a las tinieblas llamó Noche. Y fue la tarde y la mañana un día.

 

  • Comentario:

El orden La creación tiene orden. Esto se deja ver en las aguas, los cielos, y la tierra (ls. 40:12), y particularmente en los ordenados procesos de los cielos (Job 26: 13). También en las cosas espirituales hay orden.

 

  • Referencias:

Nehemías 9:6. Tú solo eres Jehová; tú hiciste los cielos, y los cielos de los cielos, con todo su ejército, la tierra y todo lo que está en ella, los mares y todo lo que hay en ellos; y tú vivificas todas estas cosas, y los ejércitos de los cielos te adoran.

1a de Corintios 11:34. Si alguno tuviere hambre, coma en su casa, para que no os reunáis para juicio. Las demás cosas las pondré en orden cuando yo fuere.

 

2° Titulo:

Crea y Adorna Los Cielos. (Job 26: 13).Su espíritu adornó los cielos; Su mano creó la serpiente tortuosa.

 

  • Comentario:

La ornamentación: Constituía tarea especial del Espíritu adornar la creación para la gloria de Dios (Sal. 33:6; Job 26:13). Por cierto que los cielos declaran la gloria de Dios, y parecería que éste fue uno de los ministerios especiales de la tercera Persona, en lo que hace a la obra de la creación.

Las palabras de He. 11.3, “lo que se ve fue hecho de lo que no se veía”, tomadas con las de Gn. 1.1, “en el principio creó Dios los cielos y la tierra”, indican que los mundos no fueron hechos con algún material preexistente, sino de la nada por la Palabra divina, en el sentido de que con anterioridad al divino fíat (m. Consentimiento o mandato para que una cosa tenga efecto.) creador no había ninguna otra clase de existencia. Esta creatio ex nihilo tiene importantes consecuencias teológicas, ya que entre otras cosas elimina la idea de que la materia sea eterna (Gn. 1.1 indica que tuvo un principio), o que pueda haber alguna suerte de dualismo en el universo en el cual otra clase de existencia o poder se opone a Dios y permanece fuera de su control. Igualmente, indica que Dios es distinto de su creación, y que no es, como lo sostiene el panteísmo, manifestación fenomenal o externa de el Absoluto.

 

  • Referencia:

Job 26:7. El extiende el norte sobre vacío, Cuelga la tierra sobre nada.

1 Corintios 15:41. Una es la gloria del sol, otra la gloria de la luna, y otra la gloria de las estrellas, pues una estrella es diferente de otra en gloria.

Filipenses 2:15. para que seáis irreprensibles y sencillos, hijos de Dios sin mancha en medio de una generación maligna y perversa, en medio de la cual resplandecéis como luminares en el mundo

 

3er Titulo:

Renueva La Faz De La Tierra. (Salmo 104: 30.). Envías tu Espíritu, son creados, Y renuevas la faz de la tierra.

 

  • Comentario:

La preservación: Aun cuando generalmente se asocia a Cristo con la preservación del universo (He. 1 :3. el cual, siendo el resplandor de su gloria, y la imagen misma de su sustancia, y quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder, habiendo efectuado la purificación de nuestros pecados por medio de sí mismo, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas), hay por lo menos una referencia al papel que desempeña el Espíritu Santo en esta tarea. El Salmo 104:29-30 nos habla no solamente del papel que desempeñó el Espíritu en la creación, sino también de su obra de renovación.

 

  • Referencias:

Tito no habla de la renovación del Espíritu, a través del Espíritu Santo en las personas creada por Dios: Tito 3:5. nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo.

Salmo 65:10  Haces que se empapen sus surcos, Haces descender sus canales; La ablandas con lluvias, Bendices sus renuevos.

 

 

Amén, para la gloria de Dios.

 

 

DESCARGUE AQUÍ - ESTUDIO COMPLETO

Hno Roberto Saldías Roa

Miembro de la IEP en Nacimiento Bajo, nació en el evangelio del Señor en la Iglesia de Laja 1975. Casado con María Nahuelmán, estudia teología de manera autodidacta. Me gusta mucho leer y escribir.