+56 9 5417 6219
contacto@historiaycontingenciaiep.cl

“Manifestación Sobrenatural A Favor De Su Pueblo”

“Manifestación Sobrenatural A Favor De Su Pueblo”

Domingo 23 de diciembre De 2018

   Lección: Éxodo Cap. 14, versículos 15 al 22. Entonces Jehová dijo a Moisés: ¿Por qué clamas a mí? Di a los hijos de Israel que marchen. Y tú alza tu vara, y extiende tu mano sobre el mar, y divídelo, y entren los hijos de Israel por en medio del mar, en seco. Y he aquí, yo endureceré el corazón de los egipcios para que los sigan; y yo me glorificaré en Faraón y en todo su ejército, en sus carros y en su caballería; y sabrán los egipcios que yo soy Jehová, cuando me glorifique en Faraón, en sus carros y en su gente de a caballo. Y el ángel de Dios que iba delante del campamento de Israel, se apartó e iba en pos de ellos; y asimismo la columna de nube que iba delante de ellos se apartó y se puso a sus espaldas, e iba entre el campamento de los egipcios y el campamento de Israel; y era nube y tinieblas para aquéllos, y alumbraba a Israel de noche, y en toda aquella noche nunca se acercaron los unos a los otros. Y extendió Moisés su mano sobre el mar, e hizo Jehová que el mar se retirase por recio viento oriental toda aquella noche; y volvió el mar en seco, y las aguas quedaron divididas. Entonces los hijos de Israel entraron por en medio del mar, en seco, teniendo las aguas como muro a su derecha y a su izquierda.

   Comentario general (15 al 22): La respuesta divina, 14:15–18. Evidentemente Moisés, aun con su fe, había llevado alguna queja al Señor. Dios le respondió: ¿Por qué clamas a mí? Di a los hijos de Israel que se marchen (v. 15). A veces es más fácil proclamar la fe que practicarla, y a veces molesta la respuesta que Dios da a las inquietudes. Para Israel, ponerse en marcha sería entrar en el mar. No había salida; los egipcios se acercaban por atrás y el mar quedaba en frente.

   Entonces el Señor le mandó a Moisés que alzara la vara y extendiera su mano sobre el mar y lo dividiera para que el pueblo lo pasara en seco (v. 16). Cuando quedaron cerrados todos los caminos de escape, el Señor abrió uno nuevo (ver Zac. 4:6). Dios hizo lo imposible: no mostró un camino para rodear la dificultad, sino que abrió uno nuevo que la atravesaba (ver Isa. 43:1, 2). Sin embargo, el pueblo y Moisés tendrían que confiar y obedecer a Dios. El pueblo tendría que marchar hacia el mar, y Moisés tendría que dividir el agua. Al seguirles los egipcios en el camino, Dios mostraría su gloria en el faraón, en sus carros y en sus jinetes (v. 18).    

   La protección divina, 14:19, 20. El uso de la frase ángel de Dios (v. 19) no es tan común (ver 32:34; Gén. 21; 17; 31:11; Núm. 20:16; Jue. 6:20; etc.) como la expresión “el ángel de Jehovah”; sin embargo, las dos frases son intercambiables (ver Jue. 13:6, 9 con 13). El ángel de Dios era una teofanía (una aparición de Dios) en la cual la presencia de Dios era una realidad evidente (ver 3:2). La columna de nube no únicamente servía como guía, sino también como protección para el pueblo. El ángel de Dios que iba delante del pueblo se trasladó en la forma de la columna de nube y se puso detrás, entre el campamento de Israel y los egipcios (v. 19). Para éstos era nube y tinieblas (v. 20) mientras que para Israel servía de iluminación, y toda aquella noche no hubo contacto entre los dos (v. 20). La nube demoraba a los egipcios para lograr su objetivo de capturar los fugitivos; a Israel le daba tiempo para que Moisés obedeciera al Señor y dividiera las aguas.

   Hasta ahora el capítulo ha tratado de dos planes: el del faraón y el de Dios. Para lograr el de Dios, se pusieron en acción dos elementos: Di a los hijos de Israel que se marchen (v. 15), y el ángel de Dios se puso detrás de campamento. Ahora se acercaba el clímax de la historia del éxodo. El Señor ha de poner en acción los elementos finales e Israel saldrá un pueblo nuevo, con una fe nueva y con una libertad no amenazada por el poder faraónico.

   El cruce del mar en seco, 14:21, 22. Moisés hizo de acuerdo con la palabra de Dios y extendió su mano sobre el mar, y Jehovah hizo que éste se retirase con un fuerte viento del oriente que sopló toda aquella noche… (v. 21). Eran dos los elementos del milagro: la mano levantada y el fuerte viento del oriente. Se combinaron dos cosas: lo sobrenatural y lo natural; lo maravilloso y lo ordinario; por la vara y por el viento.

   Es imposible reconstruir los detalles del cruce del mar. El texto se preocupa mayormente del significado teológico del hecho y poco de la explicación de los aspectos físicos. Sin embargo, hoy en día muchos buscan explicaciones racionales que concuerden con las “leyes naturales”. Así, se han propuesto varias teorías, aunque todas presentan problemas: (1) Un fuerte viento occidental abrió un paso amontonando las aguas a la derecha y a la izquierda. La objeción mayor a esta teoría es la dificultad que Israel tendría en marchar directamente de cara a un viento tan fuerte. (2) Un fuerte soplo del viento hizo retirar las aguas de la cabecera del golfo. Existe la misma dificultad. (3) Hubo una actividad sísmica o volcánica que produjo una baja del agua que permitió pasar al pueblo. Al entrar los egipcios hubo un aguaje que los destruyó. (4) Los israelitas cruzaron por un vado de la cabecera del golfo con bajamar mientras que los egipcios se extraviaron en la nube y fueron destruidos al crecer la pleamar.

   Definiciones: Manifestación según Wikipedia: Una manifestación o marcha es la exhibición pública de la opinión de un grupo activista (económicapolítica o social), mediante una congregación en las calles, a menudo en un lugar o una fecha simbólicos y asociados con esa opinión. El propósito de una manifestación es mostrar que una parte significativa de la población está a favor o en contra de una determinada política, persona, ley, etcétera.1​ El éxito de una manifestación suele ser considerado mayor cuanta más gente participa. En algunas manifestaciones se producen disturbios y violencia contra objetos (como los coches), establecimientos, peatones o la policía, o incluso contra los mismos manifestantes. Generalmente, otros mecanismos de protesta como las huelgas (especialmente las huelgas generales) van acompañados de manifestaciones.

   Fuente: Diccionario Vine Nuevo testamento

(1) Ésta es una palabra preferentemente del NT para indicar el propósito eterno de Dios, que ha estado oculto de la mirada humana a través de las edades, pero que ha sido revelado ahora en Jesucristo. La revelación del Padre es una parte de la obra salvífica de redención de la humanidad caída. En un sentido general, esto se ha realizado a través de la naturaleza (Ro. 1:19, 20). En Jesucristo, la revelación ha llegado a ser personal (Heb. 1:1). La Sagrada Escritura contiene el registro permanente de esta revelación salvífica. El Espíritu Santo usa este medio para proporcionar una revelación fresca al corazón del creyente ante su necesidad, y la provisión de Dios en Jesucristo (Jn. 14:22; 1 Co. 12:7). Otro aspecto de esta obra salvífica es la destrucción del poder del mal (1 Jn. 3:8). Las implicaciones escatológicas se encuentran en Marcos 4:22; 1 Co. 3:13; Ef. 5:13.

   Pensamiento: Esta acción de manifestarse de parte de Dios hacia el pueblo de Dios, mostrando o revelando su omnipotencia, bien sabemos que Él es un Dios soberano y todopoderoso que hace milagros, señales. Aquí claramente manifestó su poder en varias cosas cómo, por ejemplo: en la nube (alumbraba al pueblo de Dios y a los egipcios una nube obscura) al abrir el Mar Rojo que era un mar lleno de juncos, pero Él allano el camino sin dejar barro, porque pasaron en seco en una noche, una manifestación del poder de Dios.

   Ahora para la iglesia de Cristo la gran manifestación fue y ha sido el Nacimiento de nuestro señor Jesucristo. Segundo la venida del Espíritu Santo para su iglesia y esperamos una tercera que su segunda venida.

   Hoy también vemos manifestaciones del poder Dios como salvar y cambiar vidas transformando corazones, hombres drogadicto vicioso, perdonando pecados, y sanando, porque aún sigue el Señor sanando a los enfermos.
Referencia: 2a Timoteo 1.9-10. quien nos salvó y llamó con llamamiento santo, no conforme a nuestras obras, sino según el propósito suyo y la gracia que nos fue dada en Cristo Jesús antes de los tiempos de los siglos, pero que ahora ha sido manifestada por la aparición de nuestro Salvador Jesucristo, el cual quitó la muerte y sacó a luz la vida y la inmortalidad por el evangelio.

   1aTimoteo 3.16. E indiscutiblemente, grande es el misterio de la piedad: Dios fue manifestado en carne, Justificado en el Espíritu, Visto de los ángeles, Predicado a los gentiles, Creído en el mundo, Recibido arriba en gloria.
2a Tesalonicenses 2:1 al 8. Pero con respecto a la venida de nuestro Señor Jesucristo, y nuestra reunión con él, os rogamos, hermanos, que no os dejéis mover fácilmente de vuestro modo de pensar, ni os conturbéis, ni por espíritu, ni por palabra, ni por carta como si fuera nuestra, en el sentido de que el día del Señor está cerca. Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición, el cual se opone y se levanta contra todo lo que se llama Dios o es objeto de culto; tanto que se sienta en el templo de Dios como Dios, haciéndose pasar por Dios. ¿No os acordáis que cuando yo estaba todavía con vosotros, os decía esto? Y ahora vosotros sabéis lo que lo detiene, a fin de que a su debido tiempo se manifieste. Porque ya está en acción el misterio de la iniquidad; sólo que hay quien al presente lo detiene, hasta que él a su vez sea quitado de en medio. Y entonces se manifestará aquel inicuo, a quien el Señor matará con el espíritu de su boca, y destruirá con el resplandor de su venida.

 

Texto: Isaías Cap. 37, versículo 35. Porque yo ampararé a esta ciudad para salvarla, por amor de mí mismo, y por amor de David mi siervo.

1er Titulo:

Terminante Orden De Dios Al Pueblo. Versíc. 15-16. Entonces Jehová dijo a Moisés: ¿Por qué clamas a mí? Di a los hijos de Israel que marchen. Y tú alza tu vara, y extiende tu mano sobre el mar, y divídelo, y entren los hijos de Israel por en medio del mar, en seco. (Léase Josué 3:6 y 7. Y habló Josué a los sacerdotes, diciendo: Tomad el arca del pacto, y pasad delante del pueblo. Y ellos tomaron el arca del pacto y fueron delante del pueblo. Entonces Jehová dijo a Josué: Desde este día comenzaré a engrandecerte delante de los ojos de todo Israel, para que entiendan que como estuve con Moisés, así estaré contigo.).

   Comentario: (Continuación de la lección anterior): El tercer reto a la hora de enfrentar problemas es sorprendente. Dejar de clamar a Dios y de quejarse: Levántense, adelante avancen (v. 15). Moisés acababa de proclamar un gran desafío al pueblo: “No temáis”, estad firme; creed en Dios; ved la salvación de Jehová”. Pero tan pronto Moisés terminó de presentar su desafío, caminó en dirección a su tienda y el miedo se apoderó hasta de él mismo. Es obvio que se sintió descorazonado y desamparado, presa de una sensación aterradora al sentirse indefenso. Pero fíjese en lo que sucedió: Dios suplió la necesidad de su siervo. Dios dijo a Moisés en términos bien claros: “¿Por qué clamas a mí? ¡Deja a un lado tu clamor! ¡Levántate! ¿De pie! ¡Di al pueblo que marche!” Y así lo hizo Moisés.

   Pensamiento 1: Cuando nos enfrentamos a los problemas, hay un tiempo para orar y para clamar a Dios, un tiempo para estudiar y analizar el problema y planificar qué hacer. Pero también hay: •Un tiempo para dejar de clamar y orar. •Un tiempo para dejar de culpar a otros por el problema. •Un tiempo para dejar de analizar y planificar. •Un tiempo para levantarse, marchar adelante y continuar con nuestra vida, confiando en que Dios hará que el problema desaparezca.

  • Dios exige que nos levantemos y marchemos adelante: Que seamos diligentes, firmes y determinantes en la vida. (Mt. 10:22; 1 Co. 4:2; 15:58; Gá 6:9; Jos. 1:2; Job 17.9; Sal. 84:7).
  • Dios exige fervor en la vida. (Jn. 4:35; Neh. 4:21; Is. 62:1; Lc. 2:49; 8:39; Jn. 4:34; 9:4; Hch. 10.38; 18:25).

   (v. 16). Mar Rojo ▬Liberación de Israel ▬ Faraón ▬ Egipto ▬ Gloria de Dios: La quinta escena cubre el propósito de Dios para dividir el Mar Rojo. Dios tenía tres propósitos al realizar este increíble milagro.

  Dios dividió el Mar Rojo para que su pueblo pudiera librarse de sus enemigos. Dios dio instrucciones a Moisés de levantar su vara y extender su mano sobre el mar. El resultado sería un milagro fenomenal: Las aguas se dividirían de manera que el pueblo de dios pudiera marchar por el mar en seco (v. 16).

   Recuerde quiénes eran los que estaban a la orilla del mar, los que estaban a punto de ser atacado y esclavizados por el ejército más poderoso del mundo. Era el pueblo de Dios:

  • El pueblo escogido por Él para ser sus testigos en la tierra, testigo de que Él es el único Dios vivo y verdadero, el Único Salvador y Redentor de la humanidad.
  • El pueblo a quien Dios había hecho las grandes promesas, la promesa de la TIERRA PROMETIDA y la promesa de la SIMIENTE prometida, el venidero SALVADOR del mundo, el SEÑOR JESUCRISTO.

   Dios había prometido liberar a su pueblo del yugo de la esclavitud y conducirlos hasta la Tierra Prometida de Canaán (un símbolo del cielo). La promesa de Dios a su pueblo nunca se rompe. Él moverá cielo y tierra para cumplirla. Si Dios hubiera dejado solos a los israelitas para que se las arreglaran por su cuenta cuando estaban a la orilla del mar, hubieran sido derrotado y esclavizados.

   Primera razón por la que Dios dividió el Mar Rojo: Para cumplir su promesa a Israel, para liberar a su pueblo de una muerte y esclavitud seguras.

   Pensamiento 2: Aquí hay una determinante orden. ¿Obedecemos a las ordenes dadas en las Santa Escrituras? ¿Cuál es la orden determinante en este pasaje? La orden es: Marchen, Marchen; Marchen, no se detengan en el camino querido hermano Ud. Que se ha detenido en el camino por la prueba del mar rojo que esta haciendo ahí botado en el suelo de la desesperación, levántate y afirma tu pies y marcha. Querido creyente tu que esta leyendo no te detengas Marcha, Marcha, Marcha a la Tierra Prometida del Cielo. Dios va abrir el Mar Rojo de tus problemas, de tus dificultades. Dios es soberano. Todopoderoso el abrirá las ventanas de los cielos para ti querido hermano.

   Referencias: Malaquías 3.7. Desde los días de vuestros padres os habéis apartado de mis leyes, y no las guardasteis. Volveos a mí, y yo me volveré a vosotros, ha dicho Jehová de los ejércitos. Mas dijisteis: ¿En qué hemos de volvernos?

Ezequiel 11.19-20. Y les daré un corazón, y un espíritu nuevo pondré dentro de ellos; y quitaré el corazón de piedra de en medio de su carne, y les daré un corazón de carne, para que anden en mis ordenanzas, y guarden mis decretos y los cumplan, y me sean por pueblo, y yo sea a ellos por Dios.

Juan 3.3. Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios.

Hechos 21:25. Pero en cuanto a los gentiles que han creído, nosotros les hemos escrito determinando que no guarden nada de esto; solamente que se abstengan de lo sacrificado a los ídolos, de sangre, de ahogado y de fornicación.

Gálatas 6:9-10. No nos cansemos, pues, de hacer bien; porque a su tiempo segaremos, si no desmayamos. Así que, según tengamos oportunidad, hagamos bien a todos, y mayormente a los de la familia de la fe.

2° Titulo:

Destrucción De Los Egipcios Que Glorifica A Dios. Versíc. 17 y 18. Y he aquí, yo endureceré el corazón de los egipcios para que los sigan; y yo me glorificaré en Faraón y en todo su ejército, en sus carros y en su caballería; y sabrán los egipcios que yo soy Jehová, cuando me glorifique en Faraón, en sus carros y en su gente de a caballo. (Léase Romanos 8:31. ¿Qué, pues, diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros?).

   Comentario: Yo endureceré ▬ Glorificarse ▬ Faraón ▬ Egipto ▬ Gloria de Dios: 1). Dios dividió el Mar Rojo para poder glorificarse en Faraón y su ejército, glorificarse al ejecutar justicia y juicio sobre ellos (v. 17). ¿Cómo se glorificó Dios a través de dicho acontecimiento?

  • Dios demostró su soberanía. Fíjese que se refiere a su persona:

Þ “Yo endureceré”.

Þ “Seré glorificado”.

   Él es el Señor soberano y Majestad del universo. Por lo tanto, Él puede hacer su voluntad. Él dijo a Moisés que Él mismo se encargaría de dicho acontecimiento, no ningún hombre. Faraón no se encargaría; Él tenía control total de todo lo que sucedería. De ahí que la demostración de soberanía de Dios, de su control del acontecimiento, glorificaría a Dios.

  • Dios demostró su justicia y juicio, que ejecuta con rectitud. Los egipcios eran tiranos que maltrataban y esclavizaban a las personas. Además, eran un pueblo idólatra que rechazaba y negaba al SEÑOR (Jehová, Yahveh), el único Dios vivo y verdadero, el único verdadero Salvador y Redentor de la humanidad. Dios había dado a los egipcios una oportunidad tras otra para que se arrepintieran de sus pecados y se volvieran a Él. Sin embargo, ellos las rechazaron y sus corazones se endurecieron tanto que se volvieron obstinados. Habían llegado al punto en nunca se arrepentirían. Por consiguiente, el día del juicio había llegado. Era hora de que Dios ejecutara justicia sobre Faraón y su ejército. Al milagrosamente destruir al más grande ejército de la tierra, Dios se glorificaría. Dios demostraría que Él es Dios Omnipotente. El SEÑOR soberano y Majestad que ejecuta justicia sobre las personas malvadas e idólatras de la tierra.

2). Dios dividió al Mar Rojo para que los egipcios supieran que Dios es JEHOVÁ, el único Dios de la liberación y la salvación (v. 18). Dios dijo a Moisés que Él iba a:

  • Dividir el Mar Rojo.
  • Abrir un camino para que Israel caminara a través del mar, en seco.
  • Levantar al ejército egipcio para que persiguiera a Israel a través del mar.
  • Destruir al ejército egipcio.

   Una vez que Dios había hecho, de manera tan milagrosa, que todo esto sucediera, los egipcios que sobrevivieron estaban destinados a conocer un gran hecho: EL SEÑOR (Jehová, Yahveh) era el Dios vivo y verdadero. Ningún dios de imaginación y creado por el hombre podría realizar tales milagros. Y fíjese: Ningún dios egipcio fue capaz de:

  • Advertir a los egipcios de la destrucción venidera.
  • Salvar a los egipcios de la destrucción.

   El Dios soberano, el Dios que Tenía poder para liberar y salvar a las personas, y para destruir a sus enemigos, era el Dios que proclamaba Israel: EL SEÑOR mismo (Jehová, Yahveh). (Dt. 4.39; Neh. 9:6; Sal. 24:1; 89:11; Is. 66:1; Hch. 17:24 al 31.).

   Pensamiento: Advierta que Dios antes de destruir o de castigar, o enviar un juicio a un pueblo o nación, o a su iglesia de creyentes, Dios advierte con anticipación para que los hombres se vuelvan a Dios. Aquí vemos un claro ejemplo cómo Dios a través de Moisés y Aarón advirtieron a Faraón y a su pueblo, pero ellos no creyeron en Dios. Así en esto día Dios está hablando a través de su hijo Jesucristo al mundo entero, pero la gente no quiere creer en nuestro anuncio que viene un juicio final, para castigar a los impíos de su pecado, pero no quieren obedecer a la palabra de Dios (a través de Las Escrituras).

   Referencias: Apocalipsis 7.12. diciendo: Amén. La bendición y la gloria y la sabiduría y la acción de gracias y la honra y el poder y la fortaleza, sean a nuestro Dios por los siglos de los siglos. Amén. 

Éxodo 14.23 al 27. Y siguiéndolos los egipcios, entraron tras ellos hasta la mitad del mar, toda la caballería de Faraón, sus carros y su gente de a caballo. Aconteció a la vigilia de la mañana, que Jehová miró el campamento de los egipcios desde la columna de fuego y nube, y trastornó el campamento de los egipcios, y quitó las ruedas de sus carros, y los trastornó gravemente. Entonces los egipcios dijeron: Huyamos de delante de Israel, porque Jehová pelea por ellos contra los egipcios. Y Jehová dijo a Moisés: Extiende tu mano sobre el mar, para que las aguas vuelvan sobre los egipcios, sobre sus carros, y sobre su caballería.  Entonces Moisés extendió su mano sobre el mar, y cuando amanecía, el mar se volvió en toda su fuerza, y los egipcios al huir se encontraban con el mar; y Jehová derribó a los egipcios en medio del mar.

2 Pedro 2.4. Porque si Dios no perdonó a los ángeles que pecaron, sino que arrojándolos al infierno los entregó a prisiones de oscuridad, para ser reservados al juicio;

3er Titulo:

Grandiosa Señal Del Poder De Dios. Versíc. 19 al 22. Y el ángel de Dios que iba delante del campamento de Israel, se apartó e iba en pos de ellos; y asimismo la columna de nube que iba delante de ellos se apartó y se puso a sus espaldas, e iba entre el campamento de los egipcios y el campamento de Israel; y era nube y tinieblas para aquéllos, y alumbraba a Israel de noche, y en toda aquella noche nunca se acercaron los unos a los otros. Y extendió Moisés su mano sobre el mar, e hizo Jehová que el mar se retirase por recio viento oriental toda aquella noche; y volvió el mar en seco, y las aguas quedaron divididas. Entonces los hijos de Israel entraron por en medio del mar, en seco, teniendo las aguas como muro a su derecha y a su izquierda. (2° de Reyes 2:13 y 14. Alzó luego el manto de Elías que se le había caído, y volvió, y se paró a la orilla del Jordán. Y tomando el manto de Elías que se le había caído, golpeó las aguas, y dijo: ¿Dónde está Jehová, el Dios de Elías? Y así que hubo golpeado del mismo modo las aguas, se apartaron a uno y a otro lado, y pasó Eliseo.).

   Comentario: Mar Rojo ▬ Liberación de Dios ▬ Salvación ▬ Columna de humo y fuego ▬ Israel ▬ Ejército de Egipto: La sexta escena fue increíble liberación otorgada por Dios. Lo que sucedió entonces fue una dramática demostración de la omnipotencia de dios, de su poder omnipotente.

   1). El ángel de Dios fue de la vanguardia de su pueblo a la retaguardia (v. 19). Él fue a imponerse entre Israel y los egipcios. Él fue a proteger al pueblo de Dios del ataque de los egipcios.

   Pensamiento 1: A lo largo de las Escrituras, los ángeles de Dios juegan un papel activo en defensa del creyente. Los divinos mensajeros de Dios están alertas, cuidándose a todos los que verdaderamente creemos y seguimos a Cristo (Gn. 28:12-15; He. 1:4-14). (Sal 91:11; 104:4; Mt. 26:53; Mr. 1:13; Lc. 4:10; He. 1.7; Ap. 7:11).

   2). La columna de nube también fue a la retaguardia de los israelitas, fue y se interpuso entre el pueblo de Dios y de los egipcios (vv. 19-20). Y fíjese en lo lo que sucedió: La columna de nube:

  • Se colocó entre los egipcios y el pueblo de Dios.
  • Fue una cortina de oscuridad para los egipcios, pero una gran luz para el pueblo de Dios (v. 20).

   Ello significó que los egipcios perdieron a los israelitas de vista. No fueron capaces de perseguir al pueblo de Dios. Había una oscuridad total entre ellos. Al parecer, la nube descendió hasta cubrir la tierra con una niebla densa. La niebla densa apagó toda luz proveniente de la luna y de las estrellas: Es obvio que había una oscuridad total, no se podía ver, sino a unos pocos pies de distancia.

   3). La omnipotencia de Dios quedó demostrada por medio de su siervo Moisés. Moisés extendió su mano sobre el mar y el poder de dios actuó.

  • Dios les dio una vía de escape (v. 21):

Þ Provocó un fuerte viento del este que hizo que el mar se retirara durante toda la noche. Las aguas se levantaron, se agruparon y se solidificaron.

Þ Él secó la tierra del lecho marino.

   Repare en la palabra “dividido” (yibbkeu o baqa). Esa es la palabra utilizada para dividir rocas y maderas, o para dividir la tierra con un violento terremoto. El Señor dividió el mar y creó un valle un pasadizo a través del mar. El pasaje o valle debió haber tenido al menos casi un kilómetro de ancho para que dos o tres millones de personas pudieran pasar en una noche. Y así lo hicieron porque a la mañana siguiente, entre las 2.0 y las 6:0 a. m., ya se encontraban del otro lado (cp. V. 24).

  • Dios liberó a su pueblo (v. 22). Caminaron por el mar, en seco, y las aguas formaron una pared a la izquierda y otra a la derecha de las personas mientras marchaban. Sin duda, los líderes, Moisés y Aarón, dieron el paso al frente y fueron adelante, dando aliento al pueblo de Dios para que los siguieran. Imagínense la situación: El lugar estaba abarrotado de miles de israelitas, cerca de dos o tres millones de personas, a todo lo largo de la orilla, todos formados de manera ordenada, como si fueran divisiones militares.

   Todos los ojos giraron hacia lo increíble, los dos muros masivos de agua que se levantaron y habían dividido y creado un pasadizo de casi un kilómetro de ancho en el mar. Las emociones, todo tipo de emociones: asombro, maravilla, temor, pasaban otra por el corazón y la mente de cada uno de los espectadores.

   Entonces, de repente, el sonido de la trompeta, la señal para avanzar, sonó, y todo el que pudo ver a los siervos de Dios, Moisés y Aarón, observó cómo ellos dos comenzaron a caminar uno al lado del otro en el lecho marino. Había dos imponentes muros de agua enardecida que se elevaban por cientos de metros sobre sus cabezas. La primera división de personas que les seguía a los líderes, los siguió despacito, y entonces la segunda siguió a la primera, y la tercera a la segunda, cada una con más valentía proveniente de ver aquellos que marchaban a salvo delante de ellos. Durante horas las divisiones del pueblo de Dios marcharon a través del fondo marino, hasta que la última división finalmente arribó sin problemas a la otra orilla. Estuvieron marchando toda la noche, y toda la noche fueron testigo…

  • del inmenso poder de Dios.
  • de la increíble liberación otorgada por Dios.

   Habían experimentado un verdadero milagro, Dios había apartado las poderosas aguas del Mar Rojo. Dios había intervenido temporalmente y había cambiado las leyes de la naturaleza con el objetivo de liberar a su pueblo de sus enemigos.

   Pensamiento 2: ¿Cómo dividió el Mar Rojo y creó un pasadizo de al menos casi un kilómetro de ancho? ¿Y cómo seco Dios el lecho del mar para que dos o tres millones de personas pudieran caminar sobre suelo seco sin quedar atrapado en un pantano, todo ello en una noche? (si todo esto lo proyectáramos a una obra material para allanar un camino que quedara sin fango habría costado millones de dólares y cuánto tiempo se habría demorado esta obra en terminar). Dios lo hizo en una noche es una maravilla, Dios es grande y de grandes obras. Y solo con su omnipotencia, Dios es Dios, nuestro SEÑOR Dios de la redención, de la liberación y de la salvación. EL SEÑOR puede redimir, liberar y salvar a quien Él quiera. Él eligió liberar a Israel, para salvarlos de los egipcios opresores. Y también quiere salvarte a ti liberarte de esa esclavitud del mundo que lleva y eso lo puede hacer en una noche depende de ti si tu crees en el SEÑOR JESUCRISTO te puede liberar de la droga, de los vicios, del pecado, de tus caprichos, y rebeldías que tiene contra tus padres, contra la sociedad esclavizante (Sal. 77:16-20; 66:6; 78:13; Is. 51:10; 63: 11-13).

   Referencias: San Juan 6:1-2. Después de esto, Jesús fue al otro lado del mar de Galilea, el de Tiberias. Y le seguía gran multitud, porque veían las señales que hacía en los enfermos. (Jesús haciendo señales)

Hechos 14:3. Por tanto, se detuvieron allí mucho tiempo, hablando con denuedo, confiados en el Señor, el cual daba testimonio a la palabra de su gracia, concediendo que se hiciesen por las manos de ellos señales y prodigios (sus discípulos haciendo señales).

Romanos 1.16. Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío, primeramente, y también al griego.

1Corintios 1.18-19. Porque la palabra de la cruz es locura a los que se pierden; pero a los que se salvan, esto es, a nosotros, es poder de Dios. Pues está escrito: Destruiré la sabiduría de los sabios, Y desecharé el entendimiento de los entendidos.

 

Texto: Isaías Cap. 37, versículo 35. Porque yo ampararé a esta ciudad para salvarla, por amor de mí mismo, y por amor de David mi siervo.

Amén, para la gloria de Dios.

2a Corintios 1:20. porque todas las promesas de Dios son en él Sí, y en él Amén, por medio de nosotros, para la gloria de Dios.

Bibliografía a usar como aporte: Bíblia de Bosquejos y sermones Éxodo 1 al 18. Comentario Bíblico Mundo Hispano. Bíblia de referencia Thompson. Libro de Éxodo Pablo R. Andiñach.

DESCARGUE AQUÍ ESTUDIO COMPLETO

Hno Roberto Saldías Roa

Miembro de la IEP en Nacimiento Bajo, nació en el evangelio del Señor en la Iglesia de Laja 1975. Casado con María Nahuelmán, estudia teología de manera autodidacta. Me gusta mucho leer y escribir.