+56 9 5417 6219
contacto@historiaycontingenciaiep.cl

Lunes 16 de septiembre de 2019: “El ser humano creado por Dios a su imagen y semejanza”

Lunes 16 de septiembre de 2019: “El ser humano creado por Dios a su imagen y semejanza”

Lectura bíblica: Génesis Cap. 1, versículos 26 y 27. 26 Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra. 27Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. 

   Comentario: 1:26-28 El hombre fue hecho último de todas las criaturas: este era un honor y un favor para él. Sin embargo, el hombre fue hecho el mismo día que las bestias eran; su cuerpo estaba hecho de la misma tierra con la de ellos; y mientras que él está en el cuerpo, el que habita la misma tierra con ellos. No permita Dios que, por caer el cuerpo, y los deseos de ella, ¡debemos hacernos como las bestias que perecen! El hombre iba a ser una criatura diferente de todo lo que se había hecho hasta entonces. La carne y el espíritu, el cielo y la tierra, deben ser puestos juntos en él. Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre. El hombre, cuando fue hecho, era para glorificar al Padre, Hijo y Espíritu Santo. Dentro de ese gran nombre somos bautizados, para que ese gran nombre que le debemos nuestro ser. Es el alma del hombre que todo lleva la imagen de Dios. El hombre fue hecho recto, (Ec 7:29 He aquí, solamente esto he hallado: que Dios hizo al hombre recto, pero ellos buscaron muchas perversiones.). Su entendimiento veía las cosas divinas con claridad y verdad; no hubo errores o errores en su conocimiento; su voluntad accedió a la vez, y en todas las cosas, a la voluntad de Dios. Sus afectos eran todas regular, y no tenía apetitos o pasiones malas. Sus pensamientos fueron llevados fácilmente y se fijan a los mejores temas. Así santo, por lo tanto, feliz, fueron nuestros primeros padres en el que tiene la imagen de Dios en ellos. Pero, ¿cómo es esta imagen de Dios sobre el hombre desfigurado! ¡Que el Señor renueve en nuestras almas por su gracia!

   Citas bíblicas: Génesis 5:1. Este es el libro de las generaciones de Adán. El día en que creó Dios al hombre, a semejanza de Dios lo hizo. — 1ª a los Corintios 11:7. Porque el varón no debe cubrirse la cabeza, pues él es imagen y gloria de Dios; pero la mujer es gloria del varón. — Santiago 3:9. Con ella bendecimos al Dios y Padre, y con ella maldecimos a los hombres, que están hechos a la semejanza de Dios.

1er Titulo:

El Hombre Puesto Como Administrador, Responsable De La Creación. Salmo 8:6 al 9. 6 Le hiciste señorear sobre las obras de tus manos; Todo lo pusiste debajo de sus pies: 7 Ovejas y bueyes, todo ello, Y asimismo las bestias del campo, 8 Las aves de los cielos y los peces del mar; Todo cuanto pasa por los senderos del mar. 9 ¡Oh Jehová, Señor nuestro Cuán grande es tu nombre en toda la tierra!

 

   Comentario: Le has hecho señorear (v. 6) enfatiza la dignidad que Dios ha dado al hombre. Dios confía en el ser humano y le da responsabilidad. Es un eco de Génesis 1:28. Debajo de sus pies es una frase encontrada en varias inscripciones antiguas para mostrar el dominio sobre algo o alguien. En relación con Dios el ser humano es pequeñito, pero en relación con la creación es poderoso. La Biblia no enseña el autodesprecio sino el reconocimiento que el hombre es criatura de Dios y sujeto a él.

   Todo cuanto pasa por los senderos… (eco de Gén. 1:21) se refiere a los monstruos marinos que en la mitología cananea eran semidioses y temibles. Pero, según la óptica bíblica Dios es señor de todo y el hombre es su mayordomo; tiene autoridad sobre toda la creación y la responsabilidad de cuidarla. He aquí el gran desafío ecológico.

   La gloria de Dios, v. 9

   El Salmo termina con la misma exaltación a Dios con que empieza. Forma un marco literario y teológico para la alabanza y enseñanza del mismo.

   Citas bíblicas: Génesis 9:1-2. Bendijo Dios a Noé y a sus hijos, y les dijo: Fructificad y multiplicaos, y llenad la tierra. El temor y el miedo de vosotros estarán sobre todo animal de la tierra, y sobre toda ave de los cielos, en todo lo que se mueva sobre la tierra, y en todos los peces del mar; en vuestra mano son entregados. 

Santiago 3:7. Porque toda naturaleza de bestias, y de aves, y de serpientes, y de seres del mar, se doma y ha sido domada por la naturaleza humana; — Hebreos 2:8. Todo lo sujetaste bajo sus pies. Porque en cuanto le sujetó todas las cosas, nada dejó que no sea sujeto a él; pero todavía no vemos que todas las cosas le sean sujetas. 

2° Titulo:

Gran Honra Y Distinción Dada Por Dios Al Ser Humano. Salmo 8:3 al 5. 3 Cuando veo tus cielos, obra de tus dedos, La luna y las estrellas que tú formaste, 4 Digo: ¿Qué es el hombre, para que tengas de él memoria? ¿Y el hijo del hombre, para que lo visites? 5 Le has hecho poco menor que los ángeles, Y lo coronaste de gloria y de honra.

   Comentario: ¿Qué es el hombre?, vv. 3–5

   El salmista, de noche, contempla la grandeza de la creación que muestra la grandeza de Dios. Esto en su turno le hace pensar en otro contraste grande con la pequeñez del ser humano.

   ¿Qué es el hombre…? (v. 4). El uso de la palabra ’enosh 582 para hombre lleva la connotación de debilidad. Asimismo, hijo de hombre destaca su condición de criatura.

   ¡Qué maravilla que un Dios tan grande se interese en cada uno de nosotros!

  Te acuerdes y visites son sinónimas, como se ve en el Salmo 106:4 (cf. Versículos casi iguales en Sal. 144:3 y Job 7:17). Se usa generalmente para mostrar el amor y la protección de Dios.

  Poco menor que los ángeles (v. 5). La palabra elohim 430 (Dios) aquí es traducida ángeles. Los comentaristas varían en tomarlo como seres divinos (ángeles, cf. 1 Sam. 28:13; Ose. 12:4; Jue. 13:21, 22) o “menor que Dios”, siendo una alusión a la imagen de Dios en Génesis 1:26. De igual manera es claro que el salmista enfatiza el contraste entre Dios y el hombre, y a la vez la dignidad del hombre. El salmista está pensando en todo ser humano, pero el autor de Hebreos usa este pasaje en sentido más intenso y más profundo, aplicándolo a Cristo (Heb. 2:6–8).

   Citas bíblicas: (así es el hombre) Isaías 41:14. No temas, gusano de Jacob, oh vosotros los pocos de Israel; yo soy tu socorro, dice Jehová; el Santo de Israel es tu Redentor. —Isaías 40:22. Él está sentado sobre el círculo de la tierra, cuyos moradores son como langostas; él extiende los cielos como una cortina, los despliega como una tienda para morar. (vea la honra que Dios le ha dado): un ser espiritual: Job 32.8. Ciertamente espíritu hay en el hombre, Y el soplo del Omnipotente le hace que entienda. —1ª Corintios 6:20. Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios. Colosenses 3.10. y revestido del nuevo, el cual conforme a la imagen del que lo creó se va renovando hasta el conocimiento pleno. —Tito 3.5. nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo,

3er Titulo:

Dios Modela A Los Suyos Como El Alfarero A La Vasija De Barro. Jeremías 18: 5-6. 5 Entonces vino a mí palabra de Jehová, diciendo: 6 ¿No podré yo hacer de vosotros como este alfarero, oh casa de Israel? dice Jehová. He aquí que, como el barro en la mano del alfarero, así sois vosotros en mi mano, oh casa de Israel.   

   Comentario: Mientras Jeremías miraba el trabajo del alfarero, Dios les puso en su mente dos grandes verdades. Dios tiene autoridad y poder para formar y moldear reinos y naciones como le plazca. Puede disponer de nosotros como le plazca; y sería tan absurdo que nosotros disputáramos esto como que el barro discutiera con el alfarero. Sin embargo, siempre sigue reglas fijas de justicia y bondad. Cuando Dios viene en contra nosotros con juicios, podemos estar seguros que es por nuestros pecados, pero la conversión sincera del mal del pecado evita el mal del castigo a personas, familias y naciones.

   Citas bíblicas: Job 4:19. ¡Cuánto más en los que habitan en casas de barro, cuyos cimientos están en el polvo, y que serán quebrantados por la polilla! —Isaías 40.20. Él está sentado sobre el círculo de la tierra, cuyos moradores son como langostas; él extiende los cielos como una cortina, los despliega como una tienda para morar. —Romanos 9:20-21. Mas antes, oh hombre, ¿quién eres tú, para que alterques con Dios? ¿Dirá el vaso de barro al que lo formó: ¿Por qué me has hecho así? ¿O no tiene potestad el alfarero sobre el barro, para hacer de la misma masa un vaso para honra y otro para deshonra? —Isaías 29.16. Vuestra perversidad ciertamente será reputada como el barro del alfarero. ¿Acaso la obra dirá de su hacedor: No me hizo? ¿Dirá la vasija de aquel que la ha formado: No entendió? —64:8. Ahora pues, Jehová, tú eres nuestro padre; nosotros barro, y tú el que nos formaste; así que obra de tus manos somos todos nosotros.  

4° Titulo:

Orden Terminante De Dios Imposible De Evadir. Génesis 3.19. Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella fuiste tomado; pues polvo eres, y al polvo volverás. 

   Comentario: Por su pecado la mujer es condenada a un estado de pesar y sumisión; castigo adecuado de ese pecado en que ella procuró satisfacer la concupiscencia de los ojos y de la carne, y su orgullo. El pecado trajo dolor al mundo; hizo del mundo un valle de lágrimas. No es de extrañar que nuestros dolores se multipliquen cuando nuestros pecados se multiplican. Él se enseñoreará de ti, es sólo el mandamiento de Dios: Esposas, someteos a vuestros maridos. —Si el hombre no hubiera pecado, siempre se hubiera enseñoreado con sabiduría y amor; si la mujer no hubiera pecado, ella siempre hubiera obedecido con humildad y mansedumbre. Adán culpó a su esposa, pero, aunque había sido falta suya el convencerlo para que comiera el fruto prohibido, fue falta de Adán el haberle hecho caso. Así que las frívolas excusas de los hombres se volverán contra ellos en el día del juicio de Dios. Dios puso marcas de desagrado en Adán. —1. Maldice su habitación. Dios dio la tierra a los hijos de los hombres para que fuera una morada cómoda, pero ahora está maldita por el pecado del hombre. Sin embargo, Adán mismo no es maldecido, como lo fue la serpiente, sino tan sólo el suelo por amor a él. —2. Sus esfuerzos y placeres le son amargos. El trabajo es nuestro deber y debemos realizarlo fielmente; es parte de la sentencia del hombre, cosa que la ociosidad desafía atrevidamente. La incomodidad y el cansancio en el trabajo son nuestro justo castigo, al cual debemos someternos con paciencia, puesto que son menos que lo merecido por nuestra iniquidad. El alimento del hombre se le volverá desagradable. Pero el hombre no es sentenciado a comer polvo como la serpiente, solamente a comer la hierba del campo. —3. Su vida también es acortada; pero considerando cuán llenos de problemas están sus días, es un favor que sean pocos. La muerte es espantosa por naturaleza, a pesar de que la vida es desagradable, y con eso concluye el castigo. El pecado introdujo la muerte al mundo: si Adán no hubiera pecado, no habría muerto. Él cedió a la tentación, pero el Salvador la resistió. ¡Cuán admirablemente la satisfacción de nuestro Señor Jesús, por su muerte y sufrimientos, respondió a la sentencia dictada contra nuestros primeros padres!

   ¿Entraron los dolores de parto a causa del pecado? Leemos del fruto de la aflicción del alma de Cristo, Isaías, 53:11; y los dolores de la muerte que lo retuvo, son así llamados, Hechos 2:24. ¿Entró el quedar bajo la ley con el pecado? Cristo nació bajo la ley, Gálatas 4:4. ¿Entró la maldición con el pecado? Cristo fue hecho maldición por nosotros, y murió una muerte maldita, Gálatas 3:13. ¿Vinieron las espinas con el pecado? Él fue coronado con espinas por nosotros. ¿El sudor llega a causa del pecado? Él sudó por nosotros, y su sudor fue como grandes gotas de sangre. ¿Llegó el dolor con el pecado? Él fue un varón de dolores; en su agonía su alma estuvo sobre manera dolorida. ¿Vino la muerte con el pecado? Él se hizo obediente hasta la muerte. Así, la venda es tan grande como la herida. Bendito sea Dios por su Hijo nuestro Señor Jesucristo.

   Citas bíblicas: Levíticos 23:3. Seis días se trabajará, más el séptimo día será de reposo, santa convocación; ningún trabajo haréis; día de reposo es de Jehová en dondequiera que habitéis. —Deuteronomio 32:50-51. por cuanto pecasteis contra mí en medio de los hijos de Israel en las aguas de Meriba de Cades, en el desierto de Zin; porque no me santificasteis en medio de los hijos de Israel. Verás, por tanto, delante de ti la tierra; mas no entrarás allá, a la tierra que doy a los hijos de Israel. (orden determinante no entrarás) 

Génesis 2.15. Tomó, pues, Jehová Dios al hombre, y lo puso en el huerto de Edén, para que lo labrara y lo guardase. —Efesios 4:28. El que hurtaba, no hurte más, sino trabaje, haciendo con sus manos lo que es bueno, para que tenga qué compartir con el que padece necesidad. —2ª Tesalonicenses 3.12. A los tales mandamos y exhortamos por nuestro Señor Jesucristo, que, trabajando sosegadamente, coman su propio pan.

Amén, para la gloria de Dios.

  DESCARGUE AQUÍ ESTUDIO COMPLETO


Hno Roberto Saldías Roa

Miembro de la IEP en Nacimiento Bajo, nació en el evangelio del Señor en la Iglesia de Laja 1975. Casado con María Nahuelmán, estudia teología de manera autodidacta. Me gusta mucho leer y escribir.

 

Deja una respuesta