+56 9 5417 6219
contacto@historiaycontingenciaiep.cl

Lunes 02 de julio de 2018: “La Mujer Prudente”.

Lunes 02 de julio de 2018: “La Mujer Prudente”.

La casa y las riquezas son herencia de los padres;

más de Jehová la mujer prudente.

Proverbios 19: 14.

 

  • Comentario:

El v. 14 subraya el gran valor de una mujer prudente (de criterio y de sentido común como elsiervo en 17:2) como otros pasajes hablan de la mujer apreciada (ver 12:4; 18:22; 31:10–31). Mientras una familia puede guardar y entregar una casa y una riqueza al hijo, Dios es el dador de una esposa prudente, un valor inestimable. Se resalta la importancia de encontrar la mujer idónea (ver 18:22).

 

  • Citas:

Proverbios 17:2. «El siervo prudente se enseñoreará del hijo que deshonra, Y con los hermanos compartirá la herencia».

Proverbios 12:4. «La mujer virtuosa es corona de su marido; Mas la mala, como carcoma en sus huesos».

Proverbios 18:22. «El que halla esposa halla el bien, Y alcanza la benevolencia de Jehová».

Proverbios 31:10-11. «Mujer virtuosa, ¿quién la hallará? Porque su estima sobrepasa largamente a la de las piedras preciosas. El corazón de su marido está en ella confiado, Y no carecerá de ganancias».

Proverbios 31:31. «Dadle del fruto de sus manos, Y alábenla en las puertas sus hechos».

Proverbios 17:27. «El que ahorra sus palabras tiene sabiduría; De espíritu prudente es el hombre entendido».

 

  • Definiciones de Prudencia :

El término prudencia proviene del latín prudentia, que es una cualidad que consiste en actuar o hablar con cuidado, de forma justa y adecuada, con cautela, con moderación, con previsión y reflexión, con sensatez y con precaución para evitar posibles daños, dificultades, males e inconvenientes, y respetar la vida, los sentimientos y las libertades de los demás. La prudencia requiere un buen sentido, un buen juicio, templanza, cordura, sabiduría, discernimiento, aplomo y ser precavido. Si no se tiene una buena conducta o no se actúa con prudencia, por ejemplo, conduciendo, se coloca en peligro o en riesgo la vida de otras personas y la suya propia.

Antiguamente, los egipcios solían representar a la prudencia como una serpiente con tres cabezas (de león, de lobo y de perro). Se decía que un individuo era prudente cuando tenía la astucia de las serpientes, el vigor y la fuerza de los leones, la agilidad y la rapidez de los lobos y la paciencia propia de los perros. En el catolicismo, la prudencia es una de las cuatro virtudes cardinales, junto con la justicia, la templanza y la fortaleza, que consiste en discernir y distinguir lo que está bien de lo que está mal en cada circunstancia y actuar en consecuencia, siguiendo el bien o huyendo del mal.

En economía, existe “el principio de prudencia”, que es una ley que regula la forma en la que se deben contabilizar los beneficios y los gastos de una empresa, donde se puede crear unos fondos de reservas para atravesar con las situaciones económicas inestables y evitar catástrofes.

La prudencia es una virtud muy valorada. De allí que la sabiduría popular, a través de refranes y dichos, aconseje practicarla. Por eso se dice que «más vale pájaro en mano que cien volando» o «bueno es pan duro cuando es seguro», que giran en torno a la idea de conducirse con prudencia y valorar lo que se tiene.

 

  • 6 características de una mujer prudente:

Proverbios 19:14: “La casa y las riquezas son herencia de los padres;  Mas de Jehová la mujer prudente.”

¿Qué es ser prudente? El diccionario define la prudencia como “calidad de la persona que obra con moderación y sensatez para evitar aquello que le puede causar perjuicio”. Investigando en la Biblia sobre este tema, encontré un versículo de Isaías que me pareció una definición buenísima de este término: “El que camina en justicia y habla lo recto; el que aborrece la ganancia de violencias, el que sacude sus manos para no recibir cohecho, el que tapa sus oídos para no oír propuestas sanguinarias; el que cierra sus ojos para no ver cosa mala; éste habitará en las alturas; fortaleza de rocas será su lugar de refugio; se le dará su pan, y sus aguas serán seguras.” Isaías 33:15-16

Es decir, una persona prudente es aquella que evita todo lo que le puede causar perjuicios como no tener refugio, agua o pan. ¿Qué características adornan a una mujer prudente? Puedo darte 6 en el día de hoy:

  1. Refrena sus labios:

Proverbios 10:9: “En las muchas palabras no falta pecado; Mas el que refrena sus labios es prudente.”

No es una mujer que habla a la ligera, sin pensar o con fatuidad. Es una mujer que piensa antes de hablar, que habla con propiedad, sin atacar con sus palabras ni levantar la voz. Una mujer que no cae en chismes ni en murmuración, sino que utiliza su boca para animar y alentar a otros. Una mujer que, cuando tiene que marcar una falta, lo hace con amor y misericordia.

  1. No hace caso de la infamia:

Proverbios 12:16: “El necio al punto da a conocer su ira; Mas el que no hace caso de la injuria es prudente.”

Es una mujer que no le teme a la crítica, que no se desanima ni se irrita cuando alguien habla de ella aunque lo que digan no sea cierto. Una mujer que sabe quién es y que debe amar a sus enemigos y orar por los que la ultrajan. Una mujer que tiene su valor en quién es en el Señor, no en lo que otros digan sobre ella.

  1. Procede con sabiduría:

Proverbios 13:16: “Todo hombre prudente procede con sabiduría; Mas el necio manifestará necedad.”

Es una mujer que no actúa a la ligera ni por impulso. Una mujer reflexiva, que ora antes de actuar, que piensa qué va a hacer, cómo lo va a hacer y por qué. Una mujer que busca la sabiduría que viene de lo alto para conducirse en su vida.

  1. Edifica su vida sobre la Roca:

Mateo 7:24-27: “Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente,

que edificó su casa sobre la roca (…)”

Es una mujer con una vida cristocéntrica, que busca agradar a Dios en todo y que vive de acuerdo a la voluntad de Dios para Su vida. Una mujer que edifica su vida en Cristo, la Roca de su salvación, en lo eterno, no en lo temporal.

  1. Trata bien a otros:

Mateo 24:45-51: “¿Quién es, pues, el siervo fiel y prudente, al cual puso su señor sobre su casa para que

les dé el alimento a tiempo? (…)”

Es una mujer que no aprovecha el estar en una posición para tratar mal a otros. Una mujer que respeta a los demás, que respeta a su esposo, a sus hijos, a sus amigos y hermanos. Una mujer que no toma ventaja de los más desfavorecidos, sino que busca ayudar al prójimo tendiendo la mano al vecino. Una mujer que sabe dónde está parada y cuáles son sus obligaciones.

  1. Está preparada para la venida de Cristo:

Mateo 25:1-13: “(…) Cinco de ellas eran prudentes y cinco insensatas (…)”.

Es una mujer que sabe que Cristo viene a buscar a Su iglesia y está ocupada en la obra de Dios, tanto dentro de su hogar, en el ministerio con su familia, como fuera. Una mujer que tiene claridad en sus prioridades y desea poner coronas a los pies del Señor. Una mujer entregada a Cristo y a Su obra.

¿Te consideras alguna mujer prudente? ¿Hay alguna de las características anteriores en la que necesites mejorar?

 

  • Pensamiento:

El tema sobre la prudencia, es muy importante para la mujer creyente (y también para hombre creyente). Pero como es tema para la mujer, no es que quiera enseñar algo nuevo, sino una advertencia para la mujer como esta en boga el feminismo, pero esa libertad no es lo que quiere Dios. No es la forma de protestar desnudándose, sino no Dios quiere mujeres valiente que estén de rodillas ante Dios, tampoco estoy de acuerde que a la mujer sea discriminada, sino que se le reconozca como mujer con libertad de expresión: pero que sea Prudente y sabia en su hogar en medio del núcleo familiar, laboral, y Eclesiástico.

La prudencia es la madre de las virtudes, espero que se le añadan a su vida espiritual mas virtudes como dice 2 Pedro 1:5-11. vosotros también, poniendo toda diligencia por esto mismo, añadid a vuestra fe virtud; a la virtud, conocimiento; al conocimiento, dominio propio; al dominio propio, paciencia; a la paciencia, piedad; a la piedad, afecto fraternal; y al afecto fraternal, amor. Porque si estas cosas están en vosotros, y abundan, no os dejarán estar ociosos ni sin fruto en cuanto al conocimiento de nuestro Señor Jesucristo. Pero el que no tiene estas cosas tiene la vista muy corta; es ciego, habiendo olvidado la purificación de sus antiguos pecados. Por lo cual, hermanos, tanto más procurad hacer firme vuestra vocación y elección; porque haciendo estas cosas, no caeréis jamás. Porque de esta manera os será otorgada amplia y generosa entrada en el reino eterno de nuestro Señor y Salvador Jesucristo.

 

Para la Gloria de Dios.

 

DESCARGUE AQUÍ - ESTUDIO COMPLETO

 

Bibliografía Específica:

  1. Blogger Aporte: El viaje de una mujer por Edurne Mencia.
  2. Comentario Mundo Hispano/ Proverbios.
  3. Diccionario Bíblico.

Hno Roberto Saldías Roa

Miembro de la IEP en Nacimiento Bajo, nació en el evangelio del Señor en la Iglesia de Laja 1975. Casado con María Nahuelmán, estudia teología de manera autodidacta. Me gusta mucho leer y escribir.