+56 9 5417 6219
contacto@historiaycontingenciaiep.cl

Domingo 30 de septiembre de 2018: «La Pascua, símbolo de la salvación de Dios”.

Domingo 30 de septiembre de 2018: «La Pascua, símbolo de la salvación de Dios”.


Notice: Undefined offset: 1 in /home/historia/public_html/wp-includes/media.php on line 764

Notice: Undefined offset: 1 in /home/historia/public_html/wp-includes/media.php on line 766

Notice: Undefined offset: 1 in /home/historia/public_html/wp-includes/media.php on line 769

Notice: Undefined offset: 1 in /home/historia/public_html/wp-includes/media.php on line 70

Lección: Éxodo Cap. 12, versículos 1 al 7. Habló Jehová a Moisés y a Aarón en la tierra de Egipto, diciendo: Este mes os será principio de los meses; para vosotros será éste el primero en los meses del año. Hablad a toda la congregación de Israel, diciendo: En el diez de este mes tómese cada uno un cordero según las familias de los padres, un cordero por familia. Mas si la familia fuere tan pequeña que no baste para comer el cordero, entonces él y su vecino inmediato a su casa tomarán uno según el número de las personas; conforme al comer de cada hombre, haréis la cuenta sobre el cordero. El animal será sin defecto, macho de un año; lo tomaréis de las ovejas o de las cabras. Y lo guardaréis hasta el día catorce de este mes, y lo inmolará toda la congregación del pueblo de Israel entre las dos tardes. Y tomarán de la sangre, y la pondrán en los dos postes y en el dintel de las casas en que lo han de comer.

   

  • Comentario:

Este capítulo nos introduce en los últimos momentos de Israel en Egipto, cuando la salida se hace inminente. El presente párrafo y el siguiente (12.15-28) conforman la narración de la primera Pascua. En este caso, se da las instrucciones para el sacrificio del cordero y la comida familiar. Luego se indicará lo relacionado con los panes sin levadura (o panes ázimos). Como sucede con otros elementos de la narración del Éxodo, se trata de dos festividades originalmente separadas, que fueron puestas en común en tiempos posteriores, vinculadas con este acontecimiento. En 34.18 y 34.25 se las menciona desvinculadas entre sí, como también en 23.15 y 18. Sin embargo, una vez que se constituyó esta forma de la Pascua, que incluía ambos ritos, ambas fiestas quedaron unidas íntima e indivisiblemente, evocando la liberación de Egipto.

Es para resaltar que se trata de una fiesta familiar sin participación de los sacerdotes. Esto refleja que el sentido era celebrar la salida de la esclavitud de todos los israelitas de cualquier condición, allí donde estuvieran. Más tarde, cuando se fue acentuando la centralidad del templo, se la definió como una fiesta que debía celebrarse exclusivamente en Jerusalén y, como consecuencia, devino en una fiesta de peregrinación anual obligatoria (ver Dt 16.1-8).

Hay un problema con la delimitación de la unidad. RV95 y TLA dividen en lugares distintos. La primera hace llegar la unidad hasta el versículo 28, mientras que la segunda lo hace hasta el versículo 20. En todo caso, nuestra división en el versículo 13 busca simplificar la lectura y facilitar la comprensión del texto.

La fiesta de la Pascua: Salvación: Liberación del juicio de Dios. El juicio de Dios pasa por alto a todos los que se ocultan detrás de la sangra del Cordero de la Pascua. (Éxodo 12:26-27. Y cuando os dijeren vuestros hijos: ¿Qué es este rito vuestro?, vosotros responderéis: Es la víctima de la pascua de Jehová, el cual pasó por encima de las casas de los hijos de Israel en Egipto, cuando hirió a los egipcios, y libró nuestras casas. Entonces el pueblo se inclinó y adoró.).

Aplicación para la vida del creyente de hoy día: El juicio de Dios pasa por alto a todos los que se ocultan detrás de la sangre de Jesucristo, el Cordero de Dios. El hijo de Dios mismo, el Señor Jesucristo, ha librado al creyente del juicio eterno.

 

  • Referencias:

Hebreos 11.28. Por la fe celebró la pascua y la aspersión de la sangre, para que el que destruía a los primogénitos no los tocase a ellos.

San Juan 1: 29. El siguiente día vio Juan a Jesús que venía a él, y dijo: He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo.

San Juan 3.36.  El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que rehúsa creer en el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él.

1 Corintios 5.7. Limpiaos, pues, de la vieja levadura, para que seáis nueva masa, sin levadura como sois; porque nuestra pascua, que es Cristo, ya fue sacrificada por nosotros.

Romanos 5:8-9. Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que, siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros. Pues mucho más, estando ya justificados en su sangre, por él seremos salvos de la ira.

 

  • Semillero Homilético:  

a. «El significado de la observancia de la Pascua». Éxodo. 12:3–10; Lucas 22:7, 8.

Relato de la institución de la Pascua. Esbozo de la manera de observarla. ¿Qué hacía la Pascua?:

  • Mostraba el hecho del pecado y sus consecuencias. La necesidad de la observancia estaba en el hecho del pecado en todo Israel. «Porque todos pecaron…» (Rom. 3:23). Indicaba que las consecuencias del pecado eran el extravío y la separación de Dios. Algunos ejemplos: Adán, Caín, David, Judas, Pablo.
  • Mostraba la necesidad de la expiación. Necesidad de que algo «cubriera» el pecado del hombre, que expiara por el pecado. Necesidad de que algo transformara la vida de los hombres para que pudieran ser vencedores sobre el pecado. Necesidad de que algo juntara a Dios y al hombre, algo que cubriera la brecha. Señalaba a Jesús.

Todo el intento del sacrificio señalaba al único sacrificio adecuado: Dios-hombre. La idea del sacrificio del cordero pascual era típica del sacrificio del Cordero de Dios. La fiesta del pan sin levadura era típica de Jesús. Todos tenemos necesidad de la expiación hecha por Cristo. A menos que aceptemos al expiador, todavía estamos en nuestros pecados.

 

Texto: 1a a los Corintios Cap. 5, versículo 7. Limpiaos, pues, de la vieja levadura, para que seáis nueva masa, sin levadura como sois; porque nuestra pascua, que es Cristo, ya fue sacrificada por nosotros.

 

1er Titulo: «Dios señalando con exactitud el día de la liberación de su pueblo». Versic. 1 y 2.

«Habló Jehová a Moisés y a Aarón en la tierra de Egipto, diciendo: Este mes os será principio de los meses; para vosotros será éste el primero en los meses del año». (Léase Éxodo 13:3. Mas todo primogénito de asno redimirás con un cordero; y si no lo redimieres, quebrarás su cerviz. También redimirás al primogénito de tus hijos.).

 

  • Comentario:

Cordero ▬Creencia ▬Sacrificio ▬Pascua: La Pascua fue el hecho más trascendental en la historia de Israel, tanto así que Dios usó la Pascua para cambiar el calendario mismo de Israel. La Pascua fue un hecho diferente de todos los demás en la historia de Israel: Marcó la noche en que Dios liberó a su pueblo:

  1. De la esclavitud de los egipcios (el mundo).
  2. De la plaga de mortandad.

El éxodo de Egipto marcó una vida completamente nueva para el pueblo de Dios. De este modo quería Dios que su nuevo estilo de vida estuviera marcado por un hecho que siempre los incitaría a recordar la Pascua, la gran noche de su liberación. ¿Cómo pudo Dios hacer esto? Dándoles un nuevo calendario. El nuevo año debía comenzar el mismo mes de la Pascua. A partir de ese momento, el primer mes del año de Israel sería el mes llamado Abib, que corresponde a los actuales meses de marzo a abril. En Palestina Abib significa “Espiga de grano tierno” que representa la nueva “naturaleza vivificante de la primavera”. Israel cambió de calendario después del exilio babilónico (586 a.C.). Pasaron a usar el calendario babilónico que celebraba el año nuevo en primavera, en el mes de Nisán (Ester 3:7; Nehemías. 2:1).

 

  • Pensamiento 1:

La Pascua marcó un nuevo comienzo. El año viejo finalizó abruptamente, comenzó un nuevo año. Lo mismo sucede con la conversión: La vieja vida de la persona finaliza abruptamente; comienza una nueva vida en Cristo. La persona que cree en Jesucristo, en su muerte y sacrificio por ellos.

  1. Pasa de la muerte a la vida.
  2. Pasa del juicio de Dios a la aceptación de Dios.

La conversión de la persona se convierte en el día más grandioso de su vida. Se aleja de su vida vieja y comienza a vivir una vida nueva, en marcha hacia la Tierra Prometida de Dios.

 

  • Pensamiento 2:

El comienzo de una vida nueva para los israelitas estuvo marcado por un nuevo calendario. Asimismo, la vida de Cristo está marcada por un nuevo calendario. El punto culminante de su vida fue su resurrección de la muerte. Cuando Él resucito, resucitó a una vida nueva, una vida que viviría eternamente en la gloria del cielo. Este hecho asombra al mundo de tal manera que el mundo mide las estaciones y la historia a partir de la fecha de su nacimiento.

 

  • Referencias:

Ezequiel 36:26. Os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne.

Efesios 4:22-24. En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos, y renovaos en el espíritu de vuestra mente, y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad.

Éxodo 23:14-15. Tres veces en el año me celebraréis fiesta. La fiesta de los panes sin levadura guardarás. Siete días comerás los panes sin levadura, como yo te mandé, en el tiempo del mes de Abib, porque en él saliste de Egipto; y ninguno se presentará delante de mí con las manos vacías.

Abib: (espigas maduras). Primer mes del año litúrgico hebreo y séptimo del año civil. Su nombre se deriva del palestino local, y se llama así porque en ese tiempo se maduraba el grano. Especialmente la cebada se espigaba en este mes. La Fiesta de las Primicias se ofrecía el 16 del mes. El día 10 de Abib se iniciaba la preparación de la Pascua. Se mataba la víctima el día 14, hacia la puesta del sol, y se comía esa misma noche al comenzar el día 15. Los días 15 al 21 eran el tiempo de la Fiesta de los Panes sin Levadura que terminaba con una convocación solemne (Éx 12.1, 2; 13.4, 6; 23.15; 34.18; Dt 16.1). Su nombre después del cautiverio es Nisán. Corresponde a marzo-abril.

 

2° Titulo: «Sacrificio, símbolo del Cordero que quita el pecado del mundo. Versic. 3 al 6.

«Hablad a toda la congregación de Israel, diciendo: En el diez de este mes tómese cada uno un cordero según las familias de los padres, un cordero por familia. 4Mas si la familia fuere tan pequeña que no baste para comer el cordero, entonces él y su vecino inmediato a su casa tomarán uno según el número de las personas; conforme al comer de cada hombre, haréis la cuenta sobre el cordero. 5El animal será sin defecto, macho de un año; lo tomaréis de las ovejas o de las cabras. 6Y lo guardaréis hasta el día catorce de este mes, y lo inmolará toda la congregación del pueblo de Israel entre las dos tardes«. (Léase San Juan 1.29. El siguiente día vio Juan a Jesús que venía a él, y dijo: He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo.).

 

  • Comentario:

(12:3-4) Pascua ▬Fiestas ▬Familia: ¿Quién celebraría la fiesta de la Pascua?

  1. La congregación de Israel. Fíjese que a Israel se le llamaba una “congregación” (edah). Esta es la primera vez que este término se utiliza en las Escrituras. El término se usa más de cien veces para referirse al pueblo de Dios que se congregaban ya fuera para adorar al SEÑOR o para escuchar la palabra del SEÑOR.

Observe el siguiente hecho también: Existe además otra palabra hebrea que significa congregación (qahal). Esta palabra se usa a menudo en Deuteronomio, así como en los libros proféticos y se dice que significa lo mismo que la palabra griega que aparece en el Nuevo Testamento que se refiere a asamblea o iglesia (ekklesia). Obviamente, cuando Dios contempló a Israel, Él vio a las personas que realmente creían en Él, a los verdaderos creyentes diseminados por toda nación, y los llamó su congregación de personas.

  1. Cada familia, cada casa, celebraría la fiesta de la Pascua. Cada casa debía buscar un cordero el decimo día del mes (Abib). Observe que la Pascua estaba orientada a la familia.

Cuando Israel entró a Egipto, fue como una familia. Cuando salieron de Egipto, fue como una nación. El aspecto interesante es que Dios pone aquí el énfasis en la familia porque esta constituye el elemento fundamental a partir del cual se creó la nación…Un viejo cliché dice: Ninguna nación es más fuerte que las familias de esa nación”.

   “Los Israelitas se han convertido en una nación y Dios los librará, pero lo hará por familias y por los individuos de la familia. Debía haber un cordero en todas las cosas”.

  1. Las familias pequeñas compartirían el cordero con los vecinos (v. 4). J. Vernon McGee tiene una explicación de este aspecto en particular:   “Este versículo no dice nada en particular de que el cordero fuera demasiado pequeño para la familia. Eso no sucedería; el cordero era suficiente. Si embargo, si es posible que la familia fuera demasiado pequeña para el cordero. A Dios le interesa cada miembro individual de la familia. Cada familia debía tener un cordero, pero ¿qué sucedía si un hombre y una mujer no tenían hijos o tenían hijos casados que no vivían con ellos? Se suponía entonces que esta pareja se uniera a los vecinos que tenían su misma situación y dividieran el cordero. Cada individuo de cada familia deberá recibir una parte del cordero. La celebración de la fiesta de la Pascua deberá ser un asunto personal y privado. Es la redención para la nación, pero se centra en la familia. Debe ser recibida y aceptada por cada miembro individual de la familia. La Pascua es un asunto de familia.”   “Dios presenta el procedimiento por medio del cual salvara a los individuos. Nadie es salvo porque sea miembro de una nación o una familia…cada miembro de una familia realizó una transacción con el cordero…Todos los miembros debían mostrar su fe de esta manera”.   “…Cada uno [debía]participar y compartir [el cordero]para caer bajo la protección y la redención de sangre que está afuera en el dintel de la casa”.  

 

  • Pensamiento 1:

Nunca se podrá insistir lo suficiente en la importancia de la familia centrando la atención en el Cordero de Dios. Los padres deben de ir a la cabeza a la hora de atraer a los hijos en torno al Cordero de Dios, Cristo mismo. Estas han sido las instrucciones de Dios desde el comienzo mismo de la historia de la humanidad.

(12:5): Cordero ▬Pascua: ¿Qué cualidades debía tener el cordero de la Pascua? Dios estableció cualidades muy específicas que debía tener el cordero escogido como cordero de la Pascua (v. 5). El Cordero:

  1. Debía tener un año, es decir, en la flor de la vida.
  2. Debía ser sin imperfecciones ni defectos, es decir, perfecto.
  3. Debía ser o una oveja o una cabra.

El cordero debía ser como se indica: De un año, en la flor de la vida y sin imperfecciones ni defecto de ningún tipo. Esta fue la ley establecida por Dios en las escrituras. Lo que se planteaba era lo siguiente: Dios es perfecto, perfecto en su santidad y su justicia. Por lo tanto, cualquier cosa que se ofrezca a Dios, debe ser perfecto para que le resulte acepto ante Él.

Pero fíjese en el problema con las ofrendas presentadas por los israelitas. El mismo problema existe con las ofrendas y sacrificios que nosotros le ofrecemos a Dios.

“…Lo cual es símbolo para el tiempo presente, según el cual se presentan ofrendas y sacrificios que no pueden hacer perfecto, en cuanto a la conciencia, al que practica ese culto” (He. 9:9).

Toda persona honrada e inteligente sabe que no podemos ser perfectos, no completamente perfecto. ¿Cómo podemos entonces ser aceptos ante dios? A través de la fe en el Cordero perfecto de Dios, el hijo de Dios mismo, el Señor Jesucristo. Dios acepta y considera nuestra fe en su hijo como perfección. No somos perfectos ni nunca lo seremos, pero si creemos, realmente creemos en el Cordero perfecto de Dios, el Señor Jesucristo, Dios considera nuestra fe como perfección. Él nos justifica, nos como si fuéramos sin pecado. Esta es la maravillosa misericordia de Dios.

  1. Los antiguos creyentes creían en las promesas de dios, que la sangre del cordero sin defecto los salvaría. Por tanto, aceptó la fe que tenían los creyentes en su promesa y los consideró aceptos ante Él.
  2. El creyente de hoy cree en la promesa del hijo de Dios, que su sangre nos deja libres de pecado y nos hace aceptos ante Dios. Por tanto, Dios acepta nuestra fe en Cristo y nos considera perfectos y aceptos en Cristo, el Cordero de Dios que elimina los pecados del mundo.

 

  • Pensamiento 2:

El Cordero de la Pascua era un tipo del Señor Jesucristo.

1) El sacrificio de la Pascua debía ser un cordero o una cabra joven. El cordero era la imagen del Señor Jesucristo, el cordero de Dios mismo. Fíjese en lo siguiente: Jesucristo no era solo la Simiente prometida y el Salvador que fuera prometido a Abraham y sus descendientes, no era solo la simiente prometida y el salvador que debía bajar a salvar el mundo, Jesucristo era el Cordero de Dios mismo, el Cordero del mundo. Jesucristo era Cordero de Dios simbolizado en el cordero de la Pascua. Esto es exactamente lo que proclaman las Escrituras.

2) El cordero de la Pascua debía tener un año, debía estar en la flor de la vida. Jesucristo se ofreció a sí mismo en la fortaleza y el vigor de la vida, no de niño ni de anciano

3) El cordero de la Pascua no debía tener ni imperfecciones ni defectos. Jesucristo no tenía imperfecciones ni defectos. No conocía pecado alguno; Él era el hijo perfecto de Dios.

(12:6): Las instrucciones en cuanto al sacrificio del cordero también era muy especificas (v. 6). El cordero debía ser inmolado, pero inmolado en un momento muy específico: En la noche del día 14 del mes (v.6).

 

 

  • Pensamiento 3:

Observe dos símbolos definidos.

Símbolo 1: El cordero tenía que morir, tenía que ser inmolado. Esto simboliza que Jesucristo: Era necesario que Él muriera. ¿Por qué?

  1. Porque el pecado se castiga con la muerte; nuestra rebelión e insurrección contra Dios se castiga con la muerte.
  2. Porque solo puede existir una forma de escapar del castigo por el pecado y de la muerte. Alguien, una persona perfecta y libre de pecado que sea acepto ante Dios tiene que dar un paso adelante y hacer dos cosas por nosotros: a). Asumir Él castigo de nuestros pecados. b). Pagar por nuestros pecados.
  3. Porque Dios el padre predestinó la muerte de su hijo, predestinó que la forma de salvación sería a través de la sangra derramada en la cruz.

Símbolo 2: El cordero tenía que ser inmolado en un momento muy específico. Esto simbolizaba que Jesucristo tenía que bajar a la tierra y morir en un momento determinado, que su muerte y el momento de su muerte eran fijados por Dios. Dios envió a su hijo a la tierra en un momento preciso.

 

  • Referencias:

1 Pedro 1.18-19. sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro o plata, sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación.

Apocalipsis 7:9-10. Después de esto miré, y he aquí una gran multitud, la cual nadie podía contar, de todas naciones y tribus y pueblos y lenguas, que estaban delante del trono y en la presencia del Cordero, vestidos de ropas blancas, y con palmas en las manos; y clamaban a gran voz, diciendo: La salvación pertenece a nuestro Dios que está sentado en el trono, y al Cordero.

Efesios 1.7. En quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su gracia.

 

3er Titulo: «La Sangre de Cristo es limpieza y  protección para el pecador». Versic. 7.

«Y tomarán de la sangre, y la pondrán en los dos postes y en el dintel de las casas en que lo han de comer». (Léase Apocalipsis 12:11. Y ellos le han vencido por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos, y menospreciaron sus vidas hasta la muerte.).

 

  • Comentario:

(12:7): Cordero ▬Pascua ▬Sacrificios ▬Sistema del sacrificio: La sangre del cordero debía de colocarse a los lados y en el dintel de la puerta (v. 7). Si una persona creía en Dios, Creía que Dios salvaría a la persona que se hallaba detrás de la sangre, dicha persona colocaría la sangra en el marco de la puerta. Si la persona no creía en dios, no colocaría la sangre. La fe que tenía una persona en Dios, es su Palabra, en la sangre, lo salvaba. Esto es lo que dicen las Escrituras exactamente: Hebreos 11:28. Por la fe celebró la pascua y la aspersión de la sangre, para que el que destruía a los primogénitos no los tocase a ellos.

Las Escrituras exponen la gloriosa verdad de loa muerte sustituta: El sacrificio y su sangre simbolizan la sustitución de una vida por otra. El cordero y su sangra fueron ofrecidos en sustitución del creyente. Levítico 17:11. Porque la vida de la carne en la sangre está, y yo os la he dado para hacer expiación sobre el altar por vuestras almas; y la misma sangre hará expiación de la persona.

 

  • Pensamiento 1:

Esto simbolizó la cubierta de la sangre de Cristo. Nosotros debemos asegurar que nosotros mismos estamos cubiertos y que nuestros hogares, toda nuestra familia, están cubiertos con la sangre de Jesucristo en la muerte: Él murió por nosotros; él sacrificó su vida por nosotros.

 

  • Pensamiento 2:

El perdón del pecado: La sangre del cordero en los postes de la puerta: •Ocultaba al creyente con todas sus debilidades y pecados detrás de la sangre. •Hacía al creyente acepto ante Dios.

La sangre derramada de Jesucristo: •Proporciona el perdón del pecado. •Hace al creyente acepto ante Dios. • Libera al creyente de la ira de Dios, el juicio venidero.

 

Conforme al título, la sangre de Cristo es limpieza y protección al creyente en Dios, Dios protege al creyente de todo juicio venidero, es su protector. (Jn. 1:29; Ef. 1:7; Mt. 26:28; 1 Jn. 3:5; Ap. 1:5. Is. 53.5).

 

  • Referencias:

Mateo 26:28. porque esto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada para remisión de los pecados.

Romanos 5.9. Pues mucho más, estando ya justificados en su sangre, por él seremos salvos de la ira.

Hebreos 9:28. así también Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados de muchos; y aparecerá por segunda vez, sin relación con el pecado, para salvar a los que le esperan.

 

 

Texto: 1a a los Corintios Cap. 5, versículo 7. «Limpiaos, pues, de la vieja levadura, para que seáis nueva masa, sin levadura como sois; porque nuestra pascua, que es Cristo, ya fue sacrificada por nosotros».

 

  • Comentario:

Versíc. 7. «Limpiad la vieja levadura, para que seáis nueva masa, sin levadura, tal como sois. Pues, por cierto, Cristo ha sido sacrificado como nuestro cordero pascual».

  1. «Limpiad la vieja levadura». La primera oración de este versículo parecería contener una contradicción. Pablo ordena a los corintios que quiten la vieja levadura y al mismo tiempo les dice que son «nueva masa, sin levadura». Pero la levadura debe interpretarse aquí en forma simbólica en este contexto. La levadura representa el mal. Así como los judíos tenían que sacar toda levadura de sus casas y comer sólo pan sin levadura por una semana entera, así también los corintios debían sacar el mal de su medio. Cuando Pablo les dice que ellos son masa sin levadura, lo que quiere decir es que han sido santificados por Cristo (1:2; 6:11) y que están llamados a vivir una vida de santidad. En otras palabras, su santificación en Cristo Jesús debía impulsarlos a sacar el mal de su medio. Pablo quiere que la iglesia de Corinto se limpie, así como los judíos una vez al año limpiaban sus casas de toda levadura.
  2. «Para que seáis nueva masa». La remoción de levadura de las casas israelitas en Egipto se llevó a cabo de prisa y como símbolo de su liberación de la esclavitud (Éx.12:33, 34, 39). En Corinto también se debe sacar la levadura rápidamente. Esa acción simboliza su liberación de la esclavitud del pecado, específicamente del pecado de incesto. Antes de celebrar la fiesta de la pascua, los israelitas tenían que limpiar todo rastro de levadura de sus casas, pues el pan de la pascua no debía contener levadura. En la misma forma, los creyentes de Corinto debían eliminar todo rastro de pecado de su medio y demostrar que eran «nueva masa», esto es, un nuevo pueblo en Cristo.
  3. «Pues, por cierto, Cristo ha sido sacrificado como nuestro cordero pascual». Pablo concentra todo un libro de teología en una corta oración. Es breve porque redacta esta oración en un contexto de disciplina, no dentro de un contexto teológico. Para Pablo debió haber sido fácil conectar la muerte de Cristo en la cruz con la figura del sacrificio del cordero pascual el día anterior a la fiesta de la pascua. Les recuerda a los corintios que los israelitas tenían que retirar la levadura de sus casas antes de comer la pascua. Luego sacrificaban el cordero y colocaban su sangre en los dinteles de las puertas (Éx. 12:7, 13). Pero Cristo, como cordero de Dios, cuando fue crucificado se convirtió en el sacrificio definitivo y supremo en favor del pueblo de Dios (Heb. 9:26). Quitó el pecado del mundo (Is. 53:5, 6; Jn. 1:29). Su muerte en la cruz santifica a su pueblo. Pablo espera que los corintios apliquen en forma práctica esta perspectiva teológica y que pronto quiten el pecado de su medio.

 

Los cristianos pueden celebrar la pascua en una forma espiritual. Su pecado ha sido purgado por la muerte sacrificial de Cristo. Los seguidores de Cristo han sido salvados de la muerte eterna mediante la sangre del cordero pascual sacrificado en el Gólgota. Los cristianos son liberados de la carga del pecado y han recibido el don de la vida eterna. ¿Insinúa lo que Pablo escribe algún tiempo especial que nos ayude a saber cuándo escribió su epístola? Me parece que no, pues aparte de la referencia a Pentecostés (16:8) la carta no contiene ninguna cronología. No podemos deducir de este pasaje que Pablo estaba por celebrar la pascua judía en Éfeso. Esto sería añadirle algo al texto, en lugar de extraer algo de él.

 

 

Amén, para la gloria de Dios.

 

DESCARGUE AQUÍ - ESTUDIO COMPLETO


Hno Roberto Saldías Roa

Miembro de la IEP en Nacimiento Bajo, nació en el evangelio del Señor en la Iglesia de Laja 1975. Casado con María Nahuelmán, estudia teología de manera autodidacta. Me gusta mucho leer y escribir.