+56 9 5417 6219
contacto@historiaycontingenciaiep.cl

Gorbea: ” Cuna del primer Templo Pentecostal chileno”.

Gorbea: ” Cuna del primer Templo Pentecostal chileno”.

Para conocer la historia de la Iglesia Evangélica Pentecostal en Gorbea, debemos estudiar brevemente y adentrarnos en el origen de la Iglesia Metodista Episcopal en esta ciudad en el año 1904, obra dirigida desde Temuco por el pastor Cayetano Signorelli con la colaboración del exhortador Luis Pincheira.

En 1909 desde Valparaíso, es enviado como pastor a Temuco, el hermano Carlos Gómez, quien desde 1905 era ayudante del Pastor Willis Hoover y que había sido ordenado Diácono el 12 de enero de 1908. Al llegar el Pastor Gómez a Temuco comenzó a trabajar colaborando con el pastor Cecilio Venegas. El trabajo del extenso circuito fue dividido para atenderlo de la mejor forma y así el pastor Venegas permaneció en Temuco y el pastor Gómez se traslada a Pitrufquén y Gorbea.

El despertar producido por el avivamiento en metodistas episcopales que acompañaron al pastor Willis Hoover en el nacimiento de la “Iglesia Metodista Pentecostal”, hizo sentir su efecto en distintas congregaciones del país, de una manera particular en las pequeñas localidades de Pitrufquén y Gorbea.  El 10 de enero de 1911 el pastor Carlos Gómez junto a un pequeño grupo de hermanos de Pitrufquén y la mayoría de la congregación de Gorbea renuncian a la Iglesia Metodista Episcopal, y establecen la primera iglesia pentecostal en el sur de Chile.

El pastor Gómez fija su residencia en Pitrufquén, y Gorbea queda como un Local. Podemos recordar a los primeros hermanos de Gorbea que acompañaron al pastor Gómez en el principio de la obra. Hermanos Adolfo Rivas, Luis Pincheira, Aníbal Cabrera, Pedro Bustos, hermana Celia Gamonal de Alvarado y un total de 80 hermanos y hermanas según fuentes escritas de la época.

Esta floreciente congregación en el principio se reunía para sus cultos en distintos hogares y ya en el año 1913 el día 9 de diciembre, la hermana Celia Gamonal de Alvarado donó por escritura pública un terreno para edificar el templo definitivo en Gorbea, ubicado en calle O’Higgins. Con la colaboración de la congregación se logró edificar un sencillo templo de 7 metros de ancho por 18 metros de fondo. En la década de 1980 su fachada fue modificada, construyendo una oficina en el segundo piso.

En el año 1919 la congregación de Gorbea se independiza de la Iglesia de Pitrufquén, constituyéndose como pastorado. El hermano Luis Pincheira es designado por el Superintendente Hoover como pastor de la Iglesia en Gorbea permaneciendo en dicho cargo hasta la gran separación de 1934, en que apoyó la fracción del pastor Manuel Umaña. El día 13 de mayo de 1934 se reunieron los miembros más caracterizados de Gorbea y acordaron constituir una nueva Junta Oficial que dirigiera los destinos de la Iglesia, bajo la dirección del Superintendente, pastor Willis Hoover, quien confirma al hermano Leopoldo Seguel como pastor de esta Iglesia. El pastor Seguel fue criado en el evangelio, siempre desde niño estuvo en la iglesia de Gorbea; fue un joven correcto, respetuoso y con un buen ánimo de ser útil, en la Obra del Señor. Después aprobado por nuestras Conferencias como pastor; llegó a ser un respetado Presbítero. En el año 1946 este templo fue sede de la Conferencia Anual de Pastores.

Durante 90 años fue el templo central de la Iglesia Evangélica Pentecostal en Gorbea, hasta la inauguración de un nuevo templo en calle Matta. Actualmente en la propiedad ya no existe el antiguo templo, pues fue demolido, pues se encontraba en mal estado, por el paso de los años.

A la Iglesia de Gorbea se le reconoce el mérito de haber sido la primera iglesia pentecostal en el país en tener un terreno propio donde construir su templo: calle O’Higgins 435.

 

AMÉN, A DIOS SEA LA GLORIA.


Manuel Alveal Vera

Recopilador de información e historia pentecostal. Miembro de la Iglesia Metodista de Chile (Metodista Episcopal). Cuento con una biblioteca y hemeroteca personal.