+56 9 5417 6219
contacto@historiaycontingenciaiep.cl

Domingo 9 de diciembre de 2018 “Plan De Dios Contra Faraón”

Domingo 9 de diciembre de 2018 “Plan De Dios Contra Faraón”

   Lección: Éxodo cap. 14, versículos 1 al 10. Hablo Jehová a Moisés, diciendo: Di a los hijos de Israel que den vuelta y acampen delante de Pi-hahirot, entre Migdol y el mar hacia Baal-zefón; delante de él acampareis junto al mar. Porque Faraón dirá de los hijos de Israel: Encerrados están en la tierra, el desierto los ha encerrado. Y yo endureceré el corazón de Faraón para que los siga; y seré glorificado en Faraón y en todo su ejército, y sabrán los egipcios que yo soy Jehová. Y ellos lo hicieron así. Y fue dado aviso al rey de Egipto, que el pueblo huía; y el corazón de Faraón y de sus siervos se volvió contra el pueblo, y dijeron: ¿Cómo hemos hecho esto de haber dejado ir a Israel, para que no nos sirva? Y unció su carro, y tomó consigo su pueblo; y tomó seiscientos carros escogidos, y todos los carros de Egipto, y los capitanes sobre ellos. Y endureció Jehová el corazón de Faraón rey de Egipto y él siguió a los hijos de Israel; pero los hijos de Israel habían salido con mano poderosa. Siguiéndoles, pues, los egipcios, con toda la caballería y carros de Faraón, su gente de a caballo, y todo su ejército, los alcanzaron acampados junto al mar, al lado de Pi-hahirot, delante de Baal-zefón. Y cuando Faraón se hubo acercado, los hijos de Israel alzaron sus ojos, he aquí que los egipcios venían tras ellos; por lo que los hijos de Israel temieron en gran manera, y clamaron a Jehová.

   Comentario: Introducción general del tema: La vida cruel a menudo, muy cruel. Las esperanzas que nos han hecho levantarnos antes, se hunden en la decepción. En todas partes, cada día, miles de personas se enfrentan a enfermedades; deformidades; accidentes; sufrimientos; la muerte misma; la perdida del empleo; la escasez monetaria; la bancarrota; relaciones terminadas.

   “¿Dónde está Dios cuando realmente lo necesitamos?” se convierte en el clamor de los corazones humanos. Esa era precisamente la situación que confrontaba Israel. Los israelitas habían sido liberados de la mano cruel de Faraón, pero ¿Cuál fue la razón? ¿Perecer como animales cazados? Allí estaban, atrapado entre el mar rojo y el ejército egipcio que los tenía rodeados. Obstáculos insalvables tuvieron que vencer, Israel tuvo que enfrentar:

   Pero observe: El problema no lo constituía Faraón y su gran poderío militar. El problema no era el Mar Rojo. El problema estaba en ellos mismo. El problema estaba en el corazón de cada uno de los israelitas y en los pensamientos secretos. Ellos se preguntaban:

­­- “Dios, ¿por qué permites que esto suceda?

– “¿Por qué yo? Esto no es justo.

– “Si tan solo nos hubiéramos quedado en quedado en Egipto, la vida nos sería mucho más fácil”.

   Solo nos queda imaginar la escena en que Faraón se abalanzó a capturar a los israelitas:

Þ Las madres abrazaban con fuerza a sus hijos intentando lograr así que su último recuerdo de libertad fuera lo menos doloroso posible.

Þ Tal vez algunos contemplaron la idea de lanzarse al Mar Rojo, dejando así que las aguas se convirtieran en su última morada.

Þ Otros estaban decididos a caer luchando.

   Las Escrituras nos dicen que el pueblo acusó, de manera implacable, a Moisés y a Dios de ser crueles. Era una acusación dolorosa, aunque completamente falsa. Cualquier otro nombre hubiera alzado sus manos y hubiera ordenado la bandera blanca de la rendición ante Faraón, pero no Moisés. Por el contrario, Moisés mostró su pueblo al Señor. Él sabía que Dios lo tenía todo bajo control. Dios se estaba preparando para hacer algo grandioso, algo tan maravilloso, tan extraordinario que quedaría registrado en los anales de la historia como uno de los hechos más grandes. Dios los iba a hacer testigos oculares de su inmenso poder, un poder capaz de liberarlos de cualquier prueba, de cualquier circunstancia…enfermedad; heridas; perdida de empleo; pobreza; divorcio; relaciones rotas; bancarrota.

   Este es el mensaje de las Escrituras: La primera crisis de Israel en el desierto: Cruce del Mar Rojo: La gran liberación.

   Pensamiento: Este mismo mensaje es para el creyente de hoy: ¿Conoce Ud. el plan de Dios para su vida? Dios nos prueba para ver que hay dentro de nuestro corazón. Esta experiencia es reflexiva en nuestra condición de creyente debemos pensar que Dios nos pasa por esta crisis. Para sacar el orgullo, la incredulidad, la murmuración, a lo mejor pensamos de devolvernos al mundo (Egipto para los Israelitas).

Dios tiene un plan maravilloso para destruir al impío al pecador no arrepentido, aquellos que no han querido escuchar el evangelio de nuestro Señor Jesucristo. Dios tiene un plan para Satanás que a Ud. Le ha hecho sufrir, le ha colocado trampas en el camino, pero Dios lo destruirá con la espada aguda de su boca.

   Estimado creyente hermano en Cristo, no murmure contra el plan de Dios. Dios le ama Ud. Y yo debemos ser como Moisés levantar la bandera del Evangelio de paz. Y sigamos adelante en las pruebas confiando en nuestro SEÑOR.

   Referencias: Éxodo 14:17. Y yo, he aquí yo endureceré el corazón de los egipcios, para que los sigan: y yo me glorificaré en Faraón, y en todo su ejército, y en sus carros, y en su caballería.

   2 Reyes 19:28. Por cuanto te has airado contra mí, y tu estruendo ha subido a mis oídos, yo por tanto pondré mi anzuelo en tus narices, y mi bocado en tus labios, y te haré volver por el camino por donde viniste.

Job 12:19. El lleva despojados a los príncipes, y trastorna a los poderosos.

Proverbios 21:1. Cómo repartimientos de las aguas, así como el corazón del rey en la mano de todos: A todo lo que quiere lo inclina.

Isaías 37:29. Porque contra mí te airaste, y tu arrogancia ha subido a mis oídos; pondré, pues, mi garfio en tu nariz, y mi freno en tus labios, y te haré volver por el camino por donde viniste.

   Broche de oro del plan de Dios: Jeremías 29:11 Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis.

  Texto: Proverbios Cap. 21, versículo 1: Como los repartimientos de las aguas. Así está el corazón del rey en la mano de Jehová; A todo lo que quiere lo inclina.

1er Titulo:

Dios Conoce Los Pensamientos Del Hombre. Versic. 1 al 3. Habló Jehová a Moisés, diciendo: Di a los hijos de Israel que den la vuelta y acampen delante de Pi-hahirot, entre Migdol y el mar hacia Baal-zefón; delante de él acamparéis junto al mar. Porque Faraón dirá de los hijos de Israel: Encerrados están en la tierra, el desierto los ha encerrado. (Léase Hebreos 4: 12-13. Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón. Y no hay cosa creada que no sea manifiesta en su presencia; antes bien todas las cosas están desnudas y abiertas a los ojos de aquel a quien tenemos que dar cuenta).

   Comentario: Israel- Egipto – Baal-zefón – Justicia de Dios – Gloria de Dios – Evidencia de Dios: La primera escena es la del plan y el propósito de Dios.

  1. Dios dio a Moisés que extraña y sorprendente instrucción. Él le dijo a Moisés que cambiara de dirección, que retornara y acampara cerca del Mar Rojo…
  • hacia Baal-zefón, delante de Pi-hahirot.
  • entre Migdol y el mar.

   ¡Instrucciones extrañas y sorprendentes! Israel había llegado ya al límite con el desierto y el pueblo estaba ya listo para emprender su marcha a Horeb o al Monte Sinaí, donde adorarían a Dios. Luego marcharían en dirección a la Tierra Prometida de Canaán. Pero ahora Dios les indicaba que volvieran atrás y acamparan a la orilla del mar. ¿Por qué? ¿Por qué querría Dios que Israel retrocediera y acampara a la orilla del mar?

  1. Dios tenía tres grandes propósitos, por los cuales guiaría a Israel a la orilla del mar (vv. 3-4).
  • Dios quería que Faraón pensara que Israel se encontraba atrapado entre el mar y el desierto (v. 3). Muy sencillo, Faraón oiría que Israel había acampado a la orilla del mar y sabría de inmediato que los podría atrapar allí. Se encontrarían indefensos y desvalidos. Podrían entonces recapturarlos y llevarlos de regreso a Egipto como esclavos. La perdida de mano de obra gratis y riquezas que acaecieron al liberar a los dos millones de esclavos, resulto ser un golpe devastador a la economía de Egipto. Sin duda, Faraón y su pueblo hubieron de enfrentar crisis tras crisis desde la partida de los israelitas de su país.

Por lo tanto, cuando los espías de Faraón le informaron que los israelitas habían acampado a la orilla del mar, tanto él como sus oficiales supieron que podrían recobrar su mano de obra gratis y las enormes riquezas que los israelitas se habían llevado consigo a su salida de Egipto.

  • Dios se glorificaría en Faraón y su ejército, se glorificaría por encima del malvado imperio del antiguo Egipto y se glorificaría por encima de los falsos dioses de los egipcios. Dios iba a ejecutar justicia sobre Faraón y su ejército: Serían destruidos por tener corazones endurecidos, por su terrible pecado de idolatría, por esclavizar y maltratar a otros pueblos, en especial al pueblo de Dios.
  • Dios quería que los egipcios supieran que Él es nuestro Señor, el único verdadero Salvador y liberador del hombre, el único Dios vivo y verdadero Salvador y Liberador del hombre, el único Dios vivo y verdadero (). Los dioses de los egipcios supieran que adoraban y seguían dioses falsos. Ningún dios producto del hombre sería capaz de evitar que el SEÑOR juzgara a los egipcios. Los egipcios sabrían, sin lugar a dudas, que solo existe un Dios vivo y verdadero, el SEÑOR mismo (Jehová, Yahveh).

Así, al ejecutar su juicio sobre Faraón y su ejército, Dios daba a los egipcios sobrevivientes una oportunidad para arrepentirse, para que se alejaran de su maldad y su idolatría y se volvieran al SEÑOR mismo aun cuando los juzgaba, Dios mostró misericordia por el pueblo egipcio.

   Pensamiento: Solo existe un Dios vivo y verdadero, solo un verdadero Salvador y Liberador de la humanidad, el SEÑOR mismo. Las Escrituras declaran esta verdad una y otra vez.

   Pensamiento 2: Para Dios es todo es posible ¿Conoces Dios tus pensamientos? Dios conoce mi vida y su vida o sea conoce el corazón del hombre. Por eso Dios nos lleva ha pasar esa crisis, muchas veces nos hemos encontrado encerrado entre el mar y el desierto de nuestros problemas, enfermedades o situaciones muy difíciles, pero Dios ha estado a nuestro lado, para hacer un gran milagro de salvarnos y liberarlos de los problemas. Quiero hermanos que si estás pasando por alguna crisis y te encuentras encerrado entre dos problemas clama este Dios vivo y verdadero EL SEÑOR JESUCRISTO.

   Referencias: Salmo 94:11. Jehová conoce los pensamientos de los hombres, Que son vanidad.

   Isaías 66:18. Porque yo conozco sus obras y sus pensamientos; tiempo vendrá para juntar a todas las naciones y lenguas; y vendrán, y verán mi gloria.

   Proverbios 16:9. El corazón del hombre piensa su camino; Mas Jehová endereza sus pasos.

   Mateo 12:25. Sabiendo Jesús los pensamientos de ellos, les dijo: Todo reino dividido contra sí mismo, es asolado, y toda ciudad o casa dividida contra sí misma, no permanecerá.

   Apocalipsis 2:23. Y a sus hijos heriré de muerte, y todas las iglesias sabrán que yo soy el que escudriña la mente y el corazón; y os daré a cada uno según vuestras obras.

2° Titulo:

Para Dios Todo Es Posible. Versic. 4 al 8. Y yo endureceré el corazón de Faraón para que los siga; y seré glorificado en Faraón y en todo su ejército, y sabrán los egipcios que yo soy Jehová. Y ellos lo hicieron así.Y fue dado aviso al rey de Egipto, que el pueblo huía; y el corazón de Faraón y de sus siervos se volvió contra el pueblo, y dijeron: ¿Cómo hemos hecho esto de haber dejado ir a Israel, para que no nos sirva? Y unció su carro, y tomó consigo su pueblo; y tomó seiscientos carros escogidos, y todos los carros de Egipto, y los capitanes sobre ellos. Y endureció Jehová el corazón de Faraón rey de Egipto, y él siguió a los hijos de Israel; pero los hijos de Israel habían salido con mano poderosa. (Léase San Lucas 1:36 y 37.Y he aquí tu parienta Elisabeth, ella también ha concebido hijo en su vejez; y este es el sexto mes para ella, la que llamaban estéril; porque nada hay imposible para Dios).

   Comentario: Faraón – Ejército de Egipto – Economía de: La segunda escena fue dramática; El cambio de parecer de Faraón y la persecución del pueblo de Dios. Fíjese como los hechos son narrados con rapidez en las Escrituras, ningún hecho se narra tan rápidamente.

  1. Faraón y sus oficiales cambiaron de parecer con respecto a liberar al pueblo de Dios (v. 15). Recuerde que la economía de Egipto había quedado catastróficamente devastada por las plagas. Dios había lanzado las plagas para ejecutar justicia sobre Faraón y su pueblo. Los egipcios necesitaban reconstruir su nación. Cada una de sus industrias había sido obviamente afectada; Las industrias de la agricultura, de la construcción, de alimentación y de los servicios.

   Pero Faraón y sus oficiales no solo tenían que lidiar con una economía devastada, sino que tenían que lidiar con la pérdida de la mayoría de su mano de obra y la pérdida de la riqueza económica. Recuerde que había más de seiscientos mil israelitas hombres, y la mayoría de ellos tenían familias numerosas. Solo imagínese la consecuencia de perder más de dos millones de esclavos, mano de obra gratis y baratas.

   Además del oro, la plata, y otros obsequios que los egipcios dieron a cada familia israelitas, sencillamente para librarse de ellos, no fuera que las plagas de Dios continuaran cayendo sobre Egipto (Éxodo 12:34-41). El monto total de las riquezas llegaría a millones de dólares (pensando en el día de hoy). Solamente la suma de las pequeñas cantidades de oro y plata y otros objetos de valor, digamos que valdrían mil dólares, que cada familia recibió debió haber llegado a los sesenta millones de dólares. Cualquiera que haya sido el monto, sería gigantesco.

   La realidad de la pérdida de las riquezas y de la mano de obra gratis estaba destinada a ocasionar daños en la reconstrucción de la economía de Egipto. Los egipcios habrían podido reconstruir su nación mucho más rápido si hubieran recapturado a los israelitas, los hubieran esclavizado y hubieran confiscado sus enormes riquezas. Faraón y sus oficiales, sin duda, analizaron estos hechos en sus reuniones, cuando se reunían para manejar la devastada economía de la nación. Por ello, al escuchar que los esclavos israelitas habían acampado entre el mar y el desierto, es fácil imaginar:

  • La rabia y la indignación de Faraón y sus oficiales.
  • Los pensamientos de venganza que se removieron en la mente de cada uno de ellos,
  • El corazón orgulloso que arremete contra Dios y su pueblo.
  • El rugir del león (Satanás) que se disponía a devorar al pueblo de Dios.

   ¿Cuál fue la reacción de Dios contra el plan de lanzar un ataque brutal y salvaje? Dios endureció sus corazones. Es decir, Él los abandonó a la pasión de sus corazones endurecidos. Él permitió que sus corazones se endurecieran más y más en medio de sus malvadas pasiones. Fíjese en lo que aconteció.

  1. Faraón movilizó a su ejército masivo (vv. 6-9). Esto se nota en el hecho.
  • De que Faraón movilizó a seiscientos de sus mejores carros, así como muchos de los otros carros de Egipto. Por “mejores carros” se entiende 600 de las más avanzadas maquinas de guerra de aquellos días.
  • De que Faraón ubicó oficiales en los carros. Un determinado número de carros debió haber sido asignado a un gran número de soldados de a pie.

   ¡Imagínese! Seiscientos de los más avanzados carros construidos para la guerra y cientos de otros carros el combate. La cantidad de soldados de a pie sin dudas rondaba las decenas de miles.

   Pero eso no fue todo. Faraón movilizó a su caballería y las tropas de apoyos. Como se dijo, era un ejército de grandes proporciones. Una gran campaña militar estaba siendo planificada y lanzada contra el pueblo de Dios, una campaña para capturarlos y esclavizarlos y llevarlos de regreso a Egipto.

  1. Y la marcha armada comenzó. Faraón persiguió a los israelitas y les dio alcance en el lugar en que acamparon, a las orillas del mar (v. 9),

   Pensamiento: El mundo y sus gobernantes, gobiernos y pueblos son volubles. Van de política en política, se vuelven atrás y cambian lo que a menudo prometen. Esto especialmente cierto en lo que respecta al pueblo de Dios. Por un tiempo, el mundo puede concederle paz al pueblo de Dios, permitiéndole libertad de palabra y adoración. Pero el mundo puede cambiar de la noche a la mañana y olvidarse del derecho de adoración y de la libertad de palabra. El mundo puede intentar negar a los creyentes el derecho de enseñar y ser testigos del único Dios vivo y verdadero. Por ellos, los creyentes siempre han de estar preparados para alejarse del mundo, para ser perseguido por el mundo. (Mt. 10:16-18; Lc. 21:12; Mt. 24:9; Jn 15:18-21; 16:2-3; Fil. 1:29; 2 Ti, 3:12).

   Referencias: Mateos 19:16. Y mirándolos Jesús, les dijo: Para los hombres esto es imposible; más para Dios todo es posible.

3er Titulo:                                        

Desesperado Clamor Del Pueblo Ante El Peligro. Versic. 9-10. Siguiéndolos, pues, los egipcios, con toda la caballería y carros de Faraón, su gente de a caballo, y todo su ejército, alcanzároslos asentando el campo junto a la mar, al lado de Pi-hahirot, delante de Baal-zefón. Y cuando Faraón se hubo acercado, los hijos de Israel alzaron sus ojos, y he aquí los egipcios que venían tras ellos; por lo que temieron en gran manera, y clamaron los hijos de Israel a Jehová. (Léase Salmo 107:6. Habiendo empero clamado á Jehová en su angustia, Libró de sus aflicciones:).

   Comentarios: Miedo Falta de Fe: La tercera escena infundió miedo y terror. Fue el miedo y el clamor del pueblo de Dios. Cuando el pueblo de Dios vio al ejército más poderoso del mundo sobre horizonte marchando hacia ellos, se sintieron como cualquier persona desarmada se sentiría: Temblaron de miedo (v. 10).

Þ Algunos clamaron a Dios por ayuda (v.10).

   El pueblo de Dios se sintió indefenso y desamparado. Allí estaban, un pueblo indefenso, incluyendo a las mujeres y los niños, a punto de ser atacados por el ejército más poderoso de la tierra. No vieron vía de escape y se sintieron presa de una desesperación intensa y profunda. Culparon y condenaron al líder de Dios. Olvidaron el poderoso brazo de salvación y liberación de Dios.

   Pensamiento 1: El punto es darse cuenta del miedo que sintió el pueblo de Dios y de su falta de fe. Sentir miedo, un miedo terrible, sería lo más natural en una situación así. Clamar a Dios sería una reacción normal y natural, pero no quejarse ni volverse en contra del líder de Dios. Ello revela superficialidad y fe débil. Las personas no confiaban en que Dios los libraría. Su memoria era muy mala. Pienso en todo lo que Dios había hecho por ellos.

Þ Dios había acabado de demostrar su inmenso poder al lanzar las diez plagas de juicio sobre Egipto. Todos los israelitas fueron testigos del inmenso poder de Dios.

Þ Dios acababa de liberar a los israelitas de la esclavitud de Egipto.

Þ Dios los había guiado paso a paso desde que habían sido liberados.

Þ Además, Dios les había prometido llevarlos a la Tierra Prometida de Canaán.

   La situación requería de fe, de una gran fe en la promesa de Dios y en su poderoso brazo que había sido puesto a prueba una y otra vez. Pero no tenían fe. Sentían que no podrían ser liberados, que no había forma posible en que pudieran salvarse de tan grande enemigo. Pero la Palabra de Dios es clara: No debemos temer. No importa cuán grande o grave sea la situación, no importa cuán terrible el problema, no importa cuán perdida o desesperanzadora pueda parecer la situación, el creyente nunca será presa del miedo y la falta de Fe, (Mt. 13:58; 14:31; 17:17; Mr. 4:40; Lc. 22:67; Jn. 12:37).

   Pensamiento 2: Advierta la desesperación no es buena en el creyente, pero somos seres humanos y también llega ese momento en las pruebas que estamos acorralado nos desesperamos, y muchas veces nos olvidamos de clamar a Dios, al Dios verdadero y vivo, al SEÑOR JESUCRISTO. Esta lección nos quiere enseñar a nosotros los creyentes tenemos una esperanza viva y verdadera Él esta con nosotros, no los deja en manos del enemigo, sino que envía su salvación en el momento justo. Si Ud. esta pasando por un momento difícil clame a este Dios vivo y verdadero el SEÑOR que va a responder a su clamor (Jer. 33.3: Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces).

   Referencias: Nehemías 5:1. Entonces hubo gran clamor del pueblo y de sus mujeres contra sus hermanos judíos.

   Deuteronomio 1:29 Entonces os dije: No temáis, ni tengáis miedo de ellos.

   Sobre clamor: Nehemías 9:31. Para confirmar estos días de Purim en sus tiempos señalados, según les había ordenado Mardoqueo el judío y la reina Ester, y según ellos habían tomado sobre sí y sobre su descendencia, para conmemorar el fin de los ayunos y de su clamor.

   2a Crónicas 6:19. Mas tú mirarás a la oración de tu siervo, y a su ruego, oh Jehová Dios mío, para oír el clamor y la oración con que tu siervo ora delante de ti.

Texto: Proverbios Cap. 21, versículo 1: Como los repartimientos de las aguas. Así está el corazón del rey en la mano de Jehová; A todo lo que quiere lo inclina.

Amén, para la gloria de Dios.

Bibliografía a usar como aporte: Bíblia de Bosquejos y sermones Éxodo 1 al 18. Bíblia de referencia Thompson.

DESCARGUE AQUÍ ESTUDIO COMPLETO

Hno Roberto Saldías Roa

Miembro de la IEP en Nacimiento Bajo, nació en el evangelio del Señor en la Iglesia de Laja 1975. Casado con María Nahuelmán, estudia teología de manera autodidacta. Me gusta mucho leer y escribir.