+56 9 5417 6219
contacto@historiaycontingenciaiep.cl

Domingo 5 De Agosto De 2018 “Dios Dando a Conocer a Faraón Lo Que Habría De Venir”

Domingo 5 De Agosto De 2018 “Dios Dando a Conocer a Faraón Lo Que Habría De Venir”


Notice: Undefined offset: 1 in /home/historia/public_html/wp-includes/media.php on line 764

Notice: Undefined offset: 1 in /home/historia/public_html/wp-includes/media.php on line 766

Notice: Undefined offset: 1 in /home/historia/public_html/wp-includes/media.php on line 769

Notice: Undefined offset: 1 in /home/historia/public_html/wp-includes/media.php on line 70

Lectura Bíblica: Éxodo Cap. 9, versículos 13 al 18. Entonces Jehová dijo a Moisés: Levántate de mañana, y ponte delante de Faraón, y dile: Jehová, el Dios de los hebreos, dice así: Deja ir a mi pueblo, para que me sirva. Porque yo enviaré esta vez todas mis plagas a tu corazón, sobre tus siervos y sobre tu pueblo, para que entiendas que no hay otro como yo en toda la tierra. Porque ahora yo extenderé mi mano para herirte a ti y a tu pueblo de plaga, y serás quitado de la tierra. Y a la verdad yo te he puesto para mostrar en ti mi poder, y para que mi nombre sea anunciado en toda la tierra. ¿Todavía te ensoberbeces contra mi pueblo, para no dejarlos ir? He aquí que mañana a estas horas yo haré llover granizo muy pesado, cual nunca hubo en Egipto, desde el día que se fundó hasta ahora.

Texto: Apocalipsis Cap. 1, versículo 1.La revelación de Jesucristo, que Dios le dio, para manifestar a sus siervos las cosas que deben suceder pronto; y la declaró enviándola por medio de su ángel a su siervo Juan

Comentario General: Con la séptima plaga se inicia el tercer ciclo de azotes divinos. Es el más largo de los relatos, y en ella se demuestra la habilidad artística del autor: Se prepara al lector para la intensidad creciente de las plagas; se explica teológicamente el significado de las mismas, el cual está implícito; se demuestra con claridad la misericordia de Dios, aun hacia los egipcios; se demuestra el pecado y el proceso gradual del ablandamiento del corazón duro del faraón; y se indica la duración de la plaga, la cual se la relacionará con la que sigue.

   Una vez más Moisés entrega la palabra de Dios al faraón. Anuncia el envío de todas las plagas (maggefah 4046) sobre el monarca, sus siervos y el pueblo (v. 14). Por primera vez en el libro emplea como sustantivo esta palabra, la cual significa “un golpe”, “una matanza”, “una pestilencia”, o “una plaga”. Gráficamente, la plaga sería un golpe para todo el país. En otros lugares la palabra es empleada para una matanza de la guerra (1 Sam. 4:17), para castigos divinos sobrenaturales (ver Núm. 14:37, 25:8, 9, 25; Zac. 14:12), y para un golpe de muerte (Eze. 24:16). Moisés dice que este golpe será tan intenso como muchos juntos: está aumentando la intensidad del conflicto. El desarrollo del tema indica la mano de un artista literario que prepara a su auditorio para el juicio final de Jehová sobre el faraón. El egipcio había dicho que no conocía a Jehová (5:2); entonces, el Señor se presentó a sí mismo por medio de las plagas (7:5, 17; 8:10, 22; 9:29). El propósito de ellas era demostrar la unicidad de Jehová: No hay otro como yo en toda la tierra (v. 14). El Señor podía haber quitado la vida al faraón (v. 15), pero no lo hizo para mostrarle al egipcio su poder y para que su nombre fuera conocido en todo el mundo (v. 16). Aun el juicio de Jehová era redentor, y su trato con el faraón era una demostración de su misericordia.

   A pesar del propósito y la gracia del Señor, el faraón siguió en su camino obstinado; consecuentemente, Moisés le advirtió que una tormenta de granizo como nunca lo hubo en Egipto azotaría al país el día siguiente, precisamente a estas horas (v. 18)..

   Pensamiento: Dios siempre nos advierte de las cosas que van ha suceder. A través de la revelación de su palabra, por Predicadores o profetas, sueños nos muestra su voluntad, para hoy no hay nada oculto todo los misterios han sido revelado conforme a su voluntad. En esto versiculos vemos como Dios insiste en hacer entender a Faraón y su pueblo para conozcan al Dios verdadero y vivo, podríamos pensar qué: tan duro y incrédulo, hasta soberbio el Faraón. Advierta que la enseñanza es para nosotros hoy día, estamos igual que Faraón y el pueblo de Egipto en nuestra propia dureza de corazón. Y Él nos advierte día a día que viene un juicio, y que el SEÑOR viene pronto, pero la iglesia de Jesucristo tiene por tardanza su venida y esta involucrada en el mundo y sus idolatría. ¿Esta preparada para la venida de su SEÑOR?. Maranata Cristo Viene.

   Referencias: Efesios 3:3. que por revelación me fue declarado el misterio, como antes lo he escrito brevemente

1 Reyes 14:6-9. Cuando Ahías oyó el sonido de sus pies, al entrar ella por la puerta, dijo: Entra, mujer de Jeroboam. ¿Por qué te finges otra? He aquí yo soy enviado a ti con revelación dura. Ve y di a Jeroboam: Así dijo Jehová Dios de Israel: Por cuanto yo te levanté de en medio del pueblo, y te hice príncipe sobre mi pueblo Israel, y rompí el reino de la casa de David y te lo entregué a ti; y tú no has sido como David mi siervo, que guardó mis mandamientos y anduvo en pos de mí con todo su corazón, haciendo solamente lo recto delante de mis ojos, sino que hiciste lo malo sobre todos los que han sido antes de ti, pues fuiste y te hiciste dioses ajenos e imágenes de fundición para enojarme, y a mí me echaste tras tus espaldas;

 

1er Titulo:

Preocupación De Jehová; Liberar a Israel Para Que Le Sirva. Versic. 13 y 14.Entonces Jehová dijo a Moisés: Levántate de mañana, y ponte delante de Faraón, y dile: Jehová, el Dios de los hebreos, dice así: Deja ir a mi pueblo, para que me sirva. Porque yo enviaré esta vez todas mis plagas a tu corazón, sobre tus siervos y sobre tu pueblo, para que entiendas que no hay otro como yo en toda la tierra. (Léase Deuteronomio 10:12.Ahora, pues, Israel, ¿qué pide Jehová tu Dios de ti, sino que temas a Jehová tu Dios, que andes en todos sus caminos, y que lo ames, y sirvas a Jehová tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma.)

   Comentario: Paciencia de DiosJuicioLibertadLiberación: Estaba la declaración de la palabra de Dios, su voluntad. Seis veces le había dicho Dios a Moisés que fuera y proclamara su palabra a Faraón. Seis veces Faraón se había negado a escuchar la palabra de Dios. Ahora, por primera vez, Dios dio instrucciones a Moisés de ir a ver a Faraón. Fíjese cuán paciente es Dios: Dios aún no había renunciado a Faraón y a su pueblo. Dios aún quería que ellos desistieran de su terrible pecado de idolatría y opresión del pueblo de Dios. Por lo tanto, Dios dio instrucciones a Moisés de levantarse temprano e ir y ponerse delante de Faraón. Moisés proclamaría la palabra de Dios:

  • Faraón dejaría irse al pueblo de Dios, libres para vivir y servir a Dios. Pero fíjese: Esta vez Moisés añadiría un segundo punto, un punto aterrador, a su mensaje.
  • Faraón estaba marcado para una terrible destrucción. Si Faraón rechazaba la palabra de Dios, toda la fuerza del juicio de Dios caería sobre él y sobre su pueblo. Nada podría evitar la total destrucción de cualquiera que rehusara arrepentirse de su terrible idolatría y de la opresión del pueblo de Dios.

   Pensamiento: La voluntad de Dios es que las personas vivan y le sirvan en libertad. Cualquier persona, gobernante o nación que rechace a Dios y oprima al pueblo, está condenada a sufrir el juicio de Dios. El rechazo a Dios (a su palabra, a su voluntad) y la opresión del pueblo marcan a una persona para la ira de Dios. ¿Cómo trata al pueblo de Dios, a sus hermanos de su iglesia?. Cuidado Dios no acepta que abusemos de nuestros hermanos creyentes, que los maltratemos, o esclavicemos. Dios nos ha llamado a libertad, para adorar a Dios, deja ir a mi pueblo, para que me sirva y me adoren en el desierto.

Referencias: Filipenses 1:19. Porque sé que por vuestra oración y la suministración del Espíritu de Jesucristo, esto resultará en mi liberación

Ester 4:14. Porque si callas absolutamente en este tiempo, respiro y liberación vendrá de alguna otra parte para los judíos; mas tú y la casa de tu padre pereceréis. ¿Y quién sabe si para esta hora has llegado al reino?

1 Juan 3:4-6. Todo aquel que comete pecado, infringe también la ley; pues el pecado es infracción de la ley. Y sabéis que él apareció para quitar nuestros pecados, y no hay pecado en él. Todo aquel que permanece en él, no peca; todo aquel que peca, no le ha visto, ni le ha conocido. 

Hebreos 7:23-25. Y los otros sacerdotes llegaron a ser muchos, debido a que por la muerte no podían continuar; mas éste, por cuanto permanece para siempre, tiene un sacerdocio inmutable; por lo cual puede también salvar perpetuamente a los que por él se acercan a Dios, viviendo siempre para interceder por ellos.

 

2° Titulo:

Propósito Divino: Que Su Nombre Sea Anunciado Por Todo El Mundo. Versic. 15 y 16.Porque ahora yo extenderé mi mano para herirte a ti y a tu pueblo de plaga, y serás quitado de la tierra. Y a la verdad yo te he puesto para mostrar en ti mi poder, y para que mi nombre sea anunciado en toda la tierra. (Léase San Marcos 16:15.Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura.).

   Comentario: Poder de DiosSoberanía de DiosNaturaleza del Dios: Esteban los propósitos generales del juicio.

  1. El primer propósito general era probar que el SEÑOR no tiene igual (vv. 14 – 15). Fíjense en los dos hechos que se dan para probar este punto.
  2. No hay otro como el SEÑOR en toda la tierra. ÉL y solo Él es el único Dios vivo y verdadero. Recuerde, Dios ya había probado este hecho en las plagas. Él había lanzado cada una de las plagas contra un dios en particular adorado por los egipcios. Dios tomó cada plaga y trató de mostrar que:
  • Hay un solo Dios vivo y verdadero.
  • Los dioses imaginados y soñados por los hombres son falsos dioses: Nada más que ídolos hechos de ideas, madera, piedra y metal.
  • El propio hombre no es igual a Dios: Incluso si fuera el más poderoso gobernante sobre  la tierra, no es más que un hombre, pasajero y sujeto a las debilidades de la carne humana.

   Dios había tomado cada una de las plagas y demostrado claramente que Él no tiene igual, que no hay nadie igual que Dios en toda la tierra. EL SEÑOR (Jehová, Yahveh) es el único Dios vivo y verdadero en todo el universo.

b). Solo Dios es omnipotente y soberano. Dios podía haber borrado ya a los egipcios de la faz de la tierra. Otra vez, las plagas prueban este hecho. Dios es soberano y omnipotente, todopoderoso. Dios tiene control:

  • Sobre los cielos y la tierra.
  • Sobre los animales de la tierra.
  • Sobre el hombre.
  • Sobre la vida y la muerte.
  • Sobre todo el universo.

   EL SEÑOR es el único Dios vivo y verdadero, soberano y omnipotente. EL SEÑOR en toda la tierra.

  1. El segundo propósito general de los juicios era probar que Dios controla a los pueblos, a las naciones, a los gobernantes y a los gobiernos de este mundo (v. 16). Dios levantó a Faraón y lo puso en el tono de Egipto con un propósito muy específico: Demostrar el poder del SEÑOR y proclamar su nombre en toda la tierra. (Pablo usaba este versículo para declarar la soberanía de Dios [Ro. 9:17].)

   Dios quería que Faraón y el mundo conocieran su poder, que Él es incuestionablemente soberano y omnipotente sobre todo el mundo. Fíjese en lo que dicen las escrituras: Dios tomó a Faraón, un hombre de increíble brutalidad y maldad, e hizo de él un ejemplo ante el mundo entero (v.16). Dios mostró al mundo:

  • Que Él es Omnipotente, el SEÑOR soberano y Majestad del universo.
  • Que Él lleva las rienda de los acontecimientos, incluso las riendas de los malos gobernantes.
  • Que Él juzga y castiga a los malos gobernantes y a los pueblos pecadores.
  • Que los pueblos en las más horribles circunstancias imaginables, incluso los pueblos que son tratados brutalmente y esclavizados, pueden clamar a Dios por liberación y Dios los liberará.

   Dios tomó a este hombre Faraón, cuyo corazón era tan duro y malvado, y proclamó al mundo: El poder de Dios es real. El poder soberano y omnipotente de Dios gobierna este mundo.

   Fíjese el resultado del poder de Dios demostrado en faraón: El nombre de Dios sera proclamado a través de toda la tierra a través de todos los tiempos. Y los creyente han hecho esto mismo.

  • Jetro proclamó el poder de Dios sobre todos los dioses. (Éx. 18:11).
  • Pablo el apóstol declaró que el que Dios levantara a Faraón es prueba de la soberanía de Dios sobre el universo. (Ro. 9:17).
  • Predicadores y creyente a través de los siglos han proclamado el nombre del SEÑOR a causa de los juicios de dios sobre Faraón y su pueblo. Este estudio es prueba de este hecho.

   Pensamiento: El SEÑOR no tiene igual. No hay nadie como el SEÑOR en toda la tierra. Él y solo Él es Soberano y omnipotente en el universo. Solo el SEÑOR tiene poder sobre los pueblos, las naciones, los gobernantes y gobiernos del mundo. Solo Él es el SEÑOR soberano y Majestad del universo. Por eso hay que proclamarlos, usando todos los medios que Dios a provistos, en la calles públicamente, en los trabajos, colegios, familiares con testimonio vivo de un cambio de vida. Invito a los creyentes que sigamos predicando el evangelio, algunos creyente por su salud no pueden estar en punto de predicación, pero aún así hay que seguir hablando de persona a persona, inclusive las redes sociales tenemos las oportunidad de aprovechar al máximo de proclamar, y no avergonzarnos del evangelio.

Referencias: Juan 12:37-38. Pero a pesar de que había hecho tantas señales delante de ellos, no creían en él; para que se cumpliese la palabra del profeta Isaías, que dijo: Señor, ¿quién ha creído a nuestro anuncio? ¿Y a quién se ha revelado el brazo del Señor?.

Romanos 10:15-17. ¿Y cómo predicarán si no fueren enviados? Como está escrito: ¡Cuán hermosos son los pies de los que anuncian la paz, de los que anuncian buenas nuevas!Mas no todos obedecieron al evangelio; pues Isaías dice: Señor, ¿quién ha creído a nuestro anuncio? Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios.

Deuteronomio 32:3. Porque el nombre de Jehová proclamaré. Engrandeced a nuestro Dios.

 

3er Titulo:

La Soberbia Del Hombre Le Impide Ver Al Dios Vivo y Verdadero. Versic. 17 y 18.¿Todavía te ensoberbeces contra mi pueblo, para no dejarlos ir? 18He aquí que mañana a estas horas yo haré llover granizo muy pesado, cual nunca hubo en Egipto, desde el día que se fundó hasta ahora. (Léase Proverbios 11:2.Cuando viene la soberbia, viene también la deshonra;Mas con los humildes está la sabiduría.).

   Comentario: JuicioAdvertencia: Estaba la advertencia y la proclamación del juicio.

  1. La causa del juicio se encontraba en los corazones de Faraón y su ´pueblo (v. 17). Los corazones de Faraón y su pueblo estaban puestos en contra del pueblo de Dios. Ellos se enaltecían contra el pueblo de Dios. Faraón fue un gran rey y el pueblo egipcio fue un gran pueblo a los ojos del mundo. En comparación, el pueblo de Dios en el mejor de los casos habían sido pobres pastores. Y ahora era esclavos, un pueblo oprimido y brutalmente tratado. No obstante, era el pueblo que seguía a Dios verdadero y vivo; por lo tanto, eran muy especiales para Dios. Fíjense que Dios los llama “Mi Pueblo”.
  • Cualquier hombre que se exalta a sí mismo contra el pueblo de Dios se considera exaltado contra Dios.
  • Cualquier hombre o nación que oprime al pueblo de Dios se considera que oprime a Dios.
  • Cualquier hombre o nación que abusa del pueblo de Dios se considera que abusa de Dios.

   Por lo tanto, el juicio de Dios tenía que caer sobre Faraón y su pueblo. Dios no permitiría que pisotearan, insultaran y abusaran de su pueblo.

  1. El juicio amenazaría a la vida: La peor tormenta de granizo que jamás azotara Egipto caería sobre ellos (v. 18).
  2. (Esto es como una Nota para entender la misericordia de Dios): Pero fíjese en la demostración de la misericordia de Dios. Dios dio instrucciones a Faraón de que ordenara a su pueblo poner a sus sirvientes, ganado, y bienes en un lugar de refugio, para que no fueran destruidos. Fíjese que cada persona, animal y bien dejado afuera en el exterior sería muerto o destruido. Este es un fuerte ejemplo de la paciencia y la misericordia de Dios. Solo imagínese el holocausto lanzado por Faraón u su pueblo contra el pueblo de dios, qué salvaje y brutal tratamiento había recibido el pueblo de Dios. Sin duda habían muerto miles en el holocausto de la esclavitud y la brutalidad. Y sin embargo, aquí esta demostrando su misericordia y paciencia, no deseando que un solo egipcio pereciera. Él va juzgarlos, pero en el mismo medio del juicio, les da una vía de escape. Y los proviene y les dice exactamente cómo escapar. Todo lo que ellos tienen que hacer es creer, aceptar su palabra y obedecer. Hacer exactamente lo que Él dice.

   Pensamiento: Dios nos advierte del juicio. Y Él nos provee de refugio en el Señor Jesucristo. Depende de nosotros buscar refugio en Cristo, renunciar a nuestra vida y confiar en Él. Él es nuestro refugio en tiempo de tormenta. Y esto nos asegura que también seremos librados de la gran tribulación que viene como juicio para el mundo incrédulo. Una ves más dios demuestra su misericordia para su iglesia que ha creído en Jesucristo. No te canse querido hermano de hacer el bien, consérvate puro y santo delante del Dios vivo y verdadero, esperando su venida. También hay que advertir a la iglesia de creyentes que ame al pueblo de Dios tanto como Israel y el pueblo de creyente de Jesucristo, porque si amamos al pueblo de Dios. Dios también nos amaras, como dice el titulo que la soberbia impide ver a Dios. Y la soberbia es cuando los enojamos con el pueblo de Dios, o sea con nuestro propio hermanos. Dios lo ve todo porque el es omnipotente y soberano.

Referencias: Sofonías 2:10-11. Esto les vendrá por su soberbia, porque afrentaron y se engrandecieron contra el pueblo de Jehová de los ejércitos. Terrible será Jehová contra ellos, porque destruirá a todos los dioses de la tierra, y desde sus lugares se inclinarán a él todas las tierras de las naciones.

Santiago 4:16-17. Pero ahora os jactáis en vuestras soberbias. Toda jactancia semejante es mala; y al que sabe hacer lo bueno, y no lo hace, le es pecado.

1 Juan 2:15-17. No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él. Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo. Y el mundo pasa, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre.

 

Texto: Apocalipsis 1:1. La revelación de Jesucristo, que Dios le dio para mostrar a sus siervos que debe ocurrir pronto. Y la dio a conocer enviando a su ángel a su siervo Juan,

  Comentario del texto:

  1. «La revelación de Jesucristo». El término Apocalipsis viene del griego apokalupsis, que significa descubrir o revelar. Técnicamente, como encabezamiento, el término se refiere al único libro de todo el canon de las Escrituras, a saber, Apocalipsis, pero los primeros lectores estaban familiarizados con la palabra griega apokalupsis, que se encuentra dieciocho veces en el Nuevo Testamento, trece de las cuales en las cartas de Pablo. De vez en cuando, Dios revelaba mensajes a su pueblo, pero en Apocalipsis presenta una amplia manifestación de su revelación bíblica a Jesús. De ahí que un título más largo para este libro sería «La Revelación de Dios a Jesucristo».

   Cuando Jesucristo comunica la revelación que ha recibido, en ese momento se convierte en su propia revelación. En realidad, el título de este libro también puede significar que Jesucristo presenta una revelación acerca de sí mismo. Así es en la segunda mitad del capítulo y en otras partes, donde se revela a sí mismo a Juan y a los lectores de las cartas (1:12–13; 2:1, 8, 12, 18; 3:1, 7, 14). Jesús es a la vez «el objeto y el contenido de la revelación» que en última instancia le pertenece.3 No es un ángel quien se la trasmitió a Juan, sino que Jesús se revela a sí mismo y acerca de sí mismo. En breve, la revelación de Jesús es tanto subjetiva como objetiva.

   El nombre doble Jesús Cristo es su nombre propio y una descripción de su función mediadora. En versículos y capítulos posteriores, el nombre simple que se emplea es Jesús (p.ej., 1:9) o Cristo (p.ej., 11:15).4 El nombre doble le dice al lector no sólo quién es Jesús sino también qué ha hecho y sigue haciendo como Señor y salvador. Esta combinación aparece al principio del libro para identificarlo plenamente (véase también 1:2, 5). Es el Hijo de Dios quien se apareció en forma humana para asumir la obligación de redimir y restaurar el pueblo del pacto de Dios.

  1. «Que Dios le dio para mostrar a sus siervos que debe ocurrir pronto». Adviértase que Jesucristo está subordinado a Dios, quien, al dar a Jesús la revelación, en forma implícita le está dando un encargo. El verbo dar no es sólo entregar un regalo, sino que más bien insinúa la tarea de dar a conocer a su pueblo la revelación de Dios (Jn. 12:49; 14:27; 17:8). Jesucristo recibe la tarea de mostrarla bajo la forma de un despliegue descriptivo. El libro mismo es un testimonio elocuente de que este despliegue se ofrece con señales, símbolos, nombres, números, colores y criaturas. Al comienzo de este libro, sus características descriptivas ya se vuelven visibles en el verbo mostrar. Le da una pista al lector acerca de cómo debería leerse y entenderse el libro.

   La palabra siervos no denota esclavos sino pueblo de Dios que, en obediencia, hace su voluntad (véase 2:20; 7:3; 19:2, 5; 22:3, 6). Aquí la palabra conlleva un solo mensaje, en tanto que en otros lugares tiene un mensaje dual: «sus [tus] siervos los profetas» (10:7; 11:18), que es una forma común de llamarlos en el Antiguo Testamento (p.ej., Jer. 7:25; Eze. 38:17; Dn. 9:10; Am. 3:7). El mensaje simple afirma que los siervos de Dios resisten a la tentación, llevan su sello en la frente y cantan sus alabanzas.

   Los siervos de Dios deben ser informados acerca de las cosas que van a ocurrir pronto. ¿Cuál es el significado de la palabra pronto? Para los receptores de las siete cartas quería decir que la persecución pronto iba a ser un hecho. Pero éste es sólo un aspecto de las cosas que van a pasar. A lo largo de los siglos, los siervos de Dios han experimentado que las cosas que Jesús les dio a conocer de hecho ocurrieron. Por tanto, la iglesia de hoy espera con anhelo el regreso prometido de Jesús. La repetición de las palabras «que debe ocurrir pronto» es significativa porque forman parte del último capítulo de Apocalipsis (22:6) que contiene la promesa y petición del retorno del Señor (compárese también 4:1 y Dn. 2:28, 29). Para citar unas tranquilizantes palabras de Pedro: «El Señor no tarda en cumplir su promesa, según entienden algunos la tardanza» (2 P. 3:9).

  1. «Y lo dio a conocer enviando a su ángel a su siervo Juan». Es significativo que el verbo dar a conocer/ significar en griego esté relacionado con el sustantivo señal. Tenemos, pues, aquí un presagio del método mediante el cual se transmite la revelación. El transmisor del mensaje es un ángel, quien es diferente de Jesús, quien revela. Un ángel es un mensajero, nunca quien revela (véase 1 P. 1:12). Y este ángel transmite el mensaje a Juan, el autor de Apocalipsis (22:6, 16). Esta es la primera vez que Juan se designa a sí mismo (1:1, 4, 9; 22:8), y lo hace utilizando la tercera persona como «su siervo».
  2. «Quien testificó de las cosas que vio, es decir, la palabra de Dios y el testimonio de Jesucristo». Esperaríamos que Juan utilizara el tiempo presente del verbo testificar como lo hizo en las palabras finales de su evangelio: «Este es el discípulo que da testimonio de estas cosas, y las escribió» (Jn. 21:24). Pero en el caso de Apocalipsis, Juan recurre a la técnica de verse desde la perspectiva de los lectores. Estos se darían cuenta de que, al utilizar el tiempo pasado «testificó», Juan se ubicaba en el tiempo en que ellos recibían el Apocalipsis. Es el llamado aoristo epistolar.5 Algunos estudiosos son de la opinión de que Juan utilizó el tiempo pasado porque primero escribió el Apocalipsis y luego agregó el prólogo. Pero esto no es probable, ya que Juan escribió no en hojas sueltas de papiro sino en un rollo, lo que excluye agregar un prólogo. El autor primero tuvo que ver las cosas que le eran reveladas antes de que pudiera registrarlas en un libro.

   «La palabra de Dios» no quiere decir la persona de Jesucristo (19:13; Jn. 1:1) sino que se refiere a la revelación de Dios. El Apocalipsis se origina no en Juan, quien es el escritor, sino en Dios, quien por medio de Juan revela su palabra a los lectores (1:9). Y «el testimonio de Jesucristo» es la conclusión de esta cláusula, que en forma algo modificada se encuentra repetidas veces en todo el libro (1:9; 6:9; 12:17; 20:4). La pregunta es si el genitivo en la frase testimonio de Jesucristo es subjetivo u objetivo. Subjetivamente, el testimonio pertenece a Jesús, quien es el mensajero de la palabra de Dios (véase Jn. 3:31–34). Objetivamente, la frase apunta a los fieles siervos de Dios, incluyendo a Juan, quien proclama la palabra y predica acerca de Jesús. En este texto concreto, sin embargo, se prefiere el genitivo subjetivo porque el contexto lo exige. La primera frase palabra de Dios lo requiere, y de igual modo la segunda. Aunque estas frases pertenecen al Apocalipsis, encarnan la plenitud de su contenido, a saber, las numerosas alusiones al Antiguo Testamento junto con la vida y ministerio terrenales de Jesús.

Amén, para la gloria de Dios.

 

DESCARGUE AQUÍ ESTUDIO COMPLETO

Hno Roberto Saldías Roa

Miembro de la IEP en Nacimiento Bajo, nació en el evangelio del Señor en la Iglesia de Laja 1975. Casado con María Nahuelmán, estudia teología de manera autodidacta. Me gusta mucho leer y escribir.