+56 9 5417 6219
contacto@historiaycontingenciaiep.cl

Domingo 4 de noviembre de 2018 “Fin De La Cautividad De Israel En Egipto”

Domingo 4 de noviembre de 2018 “Fin De La Cautividad De Israel En Egipto”

    Lección: Éxodo Cap. 12, versículos 37 al 46. Y partieron los hijos de Israel de Rameses á Succoth, como seiscientos mil hombres de a pie, sin contar los niños. Y también subió con ellos grande multitud de diversa suerte de gentes; y ovejas, y ganados muy muchos. Y cocieron tortas sin levadura de la masa que habían sacado de Egipto; porque no había leudado, por cuanto echándolos los egipcios, no habían podido detenerse, ni aun prepararse comida. El tiempo que los hijos de Israel habitaron en Egipto, fue cuatrocientos treinta años. Y pasados cuatrocientos treinta años, en el mismo día salieron todos los ejércitos de Jehová de la tierra de Egipto. Es noche de guardar á Jehová, por haberlos sacado en ella de la tierra de Egipto. Esta noche deben guardar á Jehová todos los hijos de Israel en sus generaciones. Y Jehová dijo a Moisés y á Aarón: Esta es la ordenanza de la Pascua: Ningún extraño comerá de ella: Mas todo siervo humano comprado por dinero, comerá de ella después que lo hubieres circuncidado. El extranjero y el asalariado no comerán de ella. En una casa se comerá, y no llevarás de aquella carne fuera de casa, ni quebraréis hueso suyo.

   Definición. El significado bíblico de cautividad está íntimamente ligado al de esclavitud. La cautividad del reino de Israel del norte, así como al de Judá o Israel del sur fueron predichas, la de Judá con 150 años de antelación. Como se encuentra en 2R 25:12 “dejaron en Israel a los muy pobres porque no los consideraban una amenaza”.

   En tiempos sucesivos, el mismo pueblo de Israel fue cautivo, exiliado, deportado, desterrado, una y otra vez, tribu tras tribu y siempre bajo la premisa de estar recibiendo el castigo de Dios como sanción a las infidelidades de su pueblo. Pero aun cuando casi todas las tribu de Israel fueron conquistadas y deportadas, estas mantuvieron su identidad, muy pocos fueron absorbidos por la cultura pagana circundante.

   En la nomenclatura tradicional, la cautividad de Babilonia quedó como la cautividad primaria por excelencia. Conjuntamente con esta situación colectiva la biblia plantea la cautividad o detención de personas individuales, donde esta es, no solo un justo castigo sino la posibilidad de afrontar una prueba de crecimiento espiritual, una prueba otorgada por la divina providencia. Otro significado de cautividad tiene que ver con la cautividad espiritual, donde, según palabras de Jesús “todo el que comete pecado es esclavo”. Es esclavo de su consciencia, es decir, prisionero de sí mismo, de sus pensamientos. Paradójicamente, los pecadores liberados por Jesucristo son “esclavos de justicia”, encadenados a él por el espíritu.

   Comentario: La salida fue triunfal; lo tenían todo preparado, y con regocijo, partieron los hijos de Israel de Ramesés a Sucot. (Para la discusión de la ruta que tomaron, ver la introducción al libro.)

   La noche de la salida fue una noche de guardar en honor de Jehovah. Lo dicho anteriormente de la salida daba una esperanza para un rescate futuro. La Pascua egipcia ocurrió antes de la muerte de los primogénitos (miraba hacia el futuro), y aunque se anticipó el establecimiento de una celebración para siempre, se la confirmó como una fiesta recordatoria después del hecho (miraba hacia el pasado). Esto se subrayó en el versículo: a través de sus generaciones, deben guardar esta noche en honor de Jehovah. En el futuro, siempre habrá una tensión: el redimido esperará su redención final en el futuro; sin embargo, el rescate (pasado) dará esperanza de la victoria final.

   Pensamiento el fin de la esclavitud para Israel, pero todavía tenía que marchar por el desierto. advierta que es una similitud del acontecer del creyente ser libre de la esclavitud del pecado (Egipto= Mundo; Mal = Pecado). Pero advierta que aún no somos libre del todo nos que la redención más importante como creyentes es ser levantado de este mundo. Porque todavía estamos sujeto a la carne que es de esta tierra, no somo libre del todo. Pero esperamos una nueva vida eterna en los cielos. Aún debemos caminar por el desierto de este mundo con muchas dificultades, pero tenemos promesas fieles que se van cumpliendo en el caminar del cristiano. Pero aun así somos felices porque Cristo va con nosotros, y debemos alabar a Dios por la libertad del pecado, que nos a dado por medio de la Sangre de Jesucristo.

   Advierta: El creyente no debe volver a la esclavitud del pecado. Debe guardarse en Santidad y pureza.

   ReferenciaNúmeros 21:29:“¡Ay de ti, Moab! Pereciste, pueblo de Quemos. Fueron puestos sus hijos en huida, Y sus hijas en cautividad, Por Sehón rey de los amorreos.”

   Esdras 3:8. “En el año segundo de su venida a la casa de Dios en Jerusalén, en el mes segundo, comenzaron Zorobabel hijo de Salatiel, Jesúa hijo de Josadac y los otros sus hermanos, los sacerdotes y los levitas, y todos los que habían venido de la cautividad a Jerusalén; y pusieron a los levitas de veinte años arriba para que activasen la obra de la casa de Jehová.”

   2 crónicas. “Si se convirtieren a ti de todo su corazón y de toda su alma en la tierra de su cautividad, donde los hubieren llevado cautivos, y oraren hacia la tierra que tú diste a sus padres, hacia la ciudad que tú elegiste, y hacia la casa que he edificado a tu nombre”

Texto: Salmo 78, versículos 52 y 53. Hizo salir a su pueblo como ovejas, Y los llevó por el desierto, como un rebaño. Y los guió con seguridad, que no tuvieron temor; Y la mar cubrió a sus enemigos.

 

1er Titulo:

Grande Multitud Sale De Egipto Apresuradamente. Versíc. 37 al 39. Partieron los hijos de Israel de Ramesés a Sucot, como seiscientos mil hombres de a pie, sin contar los niños. También subió con ellos grande multitud de toda clase de gentes, y ovejas, y muchísimo ganado. Y cocieron tortas sin levadura de la masa que habían sacado de Egipto, pues no había leudado, porque al echarlos fuera los egipcios, no habían tenido tiempo ni para prepararse comida. (Léase Apocalipsis 7:13-14. Entonces uno de los ancianos habló, diciéndome: Estos que están vestidos de ropas blancas, ¿quiénes son, y de dónde han venido?  Yo le dije: Señor, tú lo sabes. Y él me dijo: Estos son los que han salido de la gran tribulación, y han lavado sus ropas, y las han emblanquecido en la sangre del Cordero).

   Comentario: El pueblo de Dios comenzó su gran marcha de la libertad (vv. 37-39).

▬ Más de seiscientos mil hombres solamente, de más de veinte años, partieron de Egipto y marcharon hacía la Tierra Prometida (Nm. 1:3). Esto significa que, incluyendo mujeres y niños, más de dos millones, quizás tres o cuatro millones de Israelitas emprendieron la gran marcha.

▬ Asimismo, una multitud de toda clase de personas marchó con los israelitas. Esta multitud incluía lógicamente algunas personas de raza diferentes como resultado del matrimonio mixto entre israelitas y egipcios. También había algunos egipcios y otros esclavos y algunos animales que viajaron con el pueblo de Dios /vv. 38-39). Esta multitud variada causaría más tarde serios problemas al pueblo de Dios. El libro de Números nos mostraría que ellos eran cabecillas de los agitadores y alborotadores entre el verdadero pueblo de Dios.

▬ Fíjese que ellos cocieron y llevaron pan sin levadura. No tenían tiempo para dejar que la levadura fermentara el pan. (Recuerde que, en las Escrituras, la levadura simboliza el mal. La ilustración simbólica es la siguiente: El pueblo de Dios marchó hacia la Tierra Prometida, dejaba atrás toda levadura, todos los males, en Egipto [ el mundo].) Dejaba atrás la vida vieja y comenzaba una vida nueva en su marcha hacia la Tierra Prometida de Dios.

   El pueblo de Dios se apresuró y se fue, apartándose de Egipto inmediatamente. No había tiempo siquiera de preparar comida (v. 39).

   Pensamiento: Una gran multitud sale de Egipto, pero advierta que apresuradamente, no alcanzaron hacer comida, ni llevar mucha ropa, enseres de casa. La enseñanza es dada para hoy: ¿Llevaremos para la Tierra Prometidas automóviles, casas, riquezas de este mundo? Imposible porque saldremos igual que los Israelitas apresuradamente al toque de la final trompeta y no llevaremos nada. ¿Y por qué nos afanamos tanto en esta tierra? Esperando que estemos en esa gran multitud que se va para el cielo, en ese día grande y hermoso, en su segunda venida. Esperando amados hermanos que nos consagremos para el SEÑOR, para no ser avergonzado aquel día.

   Referencia: 2 Reyes 20:1. En aquellos días Ezequías cayó enfermo de muerte. Y vino a él el profeta Isaías hijo de Amoz, y le dijo: Jehová, así que, ordena tu casa, porque morirás, y no vivirás.

   Mateo 24:44. Por tanto, también ustedes estad preparados; Porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no pensamos.

   Mateo 25:10. Pero mientras ellas iban a comprar, vino el esposo; y las que estaban preparadas entraron con él a las bodas; y se cerró la puerta.

   Apocalipsis 19:7. Gocémonos y alegrémonos y démosle gloria; porque han llegado las bodas del Cordero, y su esposa se ha preparado.

2° Titulo:

Largo Tiempo Del Pueblo De Dios En Egipto. Versíc. 40 y 41. El tiempo que los hijos de Israel habitaron en Egipto fue cuatrocientos treinta años. Y pasados los cuatrocientos treinta años, en el mismo día todas las huestes de Jehová salieron de la tierra de Egipto. (Léase Génesis 15:13-14).

   Comentario: El pueblo de Dios cortó todas las relaciones con Egipto (simbólicamente, el mundo). Ellos cortaron todas las relaciones con el lugar que les había mantenido bajo su poder y dominio durante cuatrocientos treinta años (v. 40).

   Estaba el hecho maravilloso: Dios libró gloriosamente a su pueblo de Egipto (simbólicamente, el mundo).

   Análisis de Historia: Israel estuvo en Egipto durante cuatrocientos treinta años. Imagínese: Cuatrocientos treinta largos años. Trate de darse cuenta la magnitud de todos esos años y recuerde que la mayoría de esos años fueron de esclavitud. Luego, deje que su mente explore lo que puede suceder en cuatrocientos treinta años:

▬ Si cuarenta años constituyen una generación, entonces casi once generaciones vivieron en Egipto.

▬ Cuatrocientos treinta veces se sembraron los cultivos. Y se cosecharon los cultivos.

▬ Millones de israelitas nacieron, y también murieron.

▬ Cuatrocientos treinta años los emplearon en la construcción de edificios, carreteras, pirámides, agricultura y otros proyectos.

▬ Cuatrocientos treinta años de liderazgo político que cambiaron.

▬ Cuatrocientos treintas años pasaron esperando la promesa de Dios para ser libre, libres de vivir en la Tierra Prometida de Canaán.

   Y durante esos cuatrocientos treinta años, Dios recordó a su pueblo y las promesas que le había hecho. Dios recordó su promesa de darles la Tierra Prometida (el cielo) y la simiente prometida (el salvador) a los creyentes, a todos aquellos que creían en Él y lo seguían sinceramente. Fíjese en las cosas que hicieron que Dios recordara su pacto:

  • Dios recordó su pacto porque amaba y quería a su pueblo. Dios veía el sufrimiento y el dolor de su esclavitud. (Éxodo 6:4-5; 2:24).
  • Dios recordó su pacto porque Él es fiel. Él cumple su palabra. (Dt. 7:9; Sal. 89:34; 105:8-10; 2 Co. 1:20)
  • Recordó su pacto porque Él quiere que todas las personas sean Salvas: (Ef, 2:12; He. 8:6 al 10; 2 Pe. 3:9; Gn. 17:7).

   Pensamiento 1: Las personas deben ser libres, libres de buscar la Tierra Prometida de Dios. La voluntad de Dios es libertad y liberación para todas las personas. Ningún gobierno ni ningún individuo podrá impedirnos seguir a Dios ni de buscar la Tierra Prometida de Dios. Debemos ser libres de adorar y servir a Dios el SEÑOR (Jesucristo).

   Pensamiento 2: Dios nos librará de las servidumbres de este mundo. No importa cuál sea la servidumbre y no importa cuán fuertes sean las ataduras. Dios tiene el poder de romper esas ataduras, el poder de salvar y librarnos.

   Pensamiento 3. Conforme al titulo y lo que hemos visto sobre los cuatrocientos treinta años de espera de Israel, pero ahora para los creyentes la espera de su segunda vendida, el retorno de Cristo. Algunos la tienen por tardanza, pero la enseñanza está clara, aunque sean largos años la promesa de Dios es fiel. Maranata Cristo viene, ¿Soy fiel y paciente hasta su venida? Dios me esta recordando todos los días que Él viene pronto. Querido hermano mantente fiel y vivo en el espíritu de su venida, nuestro lema debe ser Santidad a Jehová. “La tardanza prueba el valor y la paciencia de los creyentes”.

   Referencia: Salmo 40:17. Aunque afligido yo y necesitado, Jehová pensará en mí. Mi ayuda y mi libertador eres tú; Dios mío, no te tardes.

   Santiago 5:7. Por tanto, hermanos, tened paciencia hasta la venida del Señor. Mirad cómo el labrador espera el precioso fruto de la tierra, aguardando con paciencia hasta que reciba la lluvia temprana y tardía.

   2 Pedro 3:9. El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, si no que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento.

 

3er Titulo:

Estricta Ordenanza De La Pascua. Versíc. 42 al 46. Es noche de guardar para Jehová, por haberlos sacado en ella de la tierra de Egipto. Esta noche deben guardarla para Jehová todos los hijos de Israel en sus generaciones. Y Jehová dijo a Moisés y a Aarón: Esta es la ordenanza de la pascua; ningún extraño comerá de ella. Mas todo siervo humano comprado por dinero comerá de ella, después que lo hubieres circuncidado. El extranjero y el jornalero no comerán de ella. Se comerá en una casa, y no llevarás de aquella carne fuera de ella, ni quebraréis hueso suyo. (Léase Éxodo 12:14. Y este día os será en memoria, y lo celebraréis como fiesta solemne para Jehová durante vuestras generaciones; por estatuto perpetuo lo celebraréis.).

   Comentario: Juicio→ La Pascua: Siempre se recordaría y se celebraría la liberación del juicio y de la Pascua. Recuerde que la Pascua celebraba la gran liberación de Dios del creyente israelita. La Pascua se celebraría estrictamente por aquellas personas que creían. De nuevo, Dios estableció la Pascua como ordenanza permanente para su pueblo. Observe tres hechos significativos.

  1. La separación era un elemento esencial durante la celebración de la Pascua (vv. 43-49). Solo la persona que se identificaba con el pueblo de Dios podía participar en la Pascua.

→ Ningún extranjero comería de la Pascua (v. 43).

→ Los esclavos podían comer de la Pascua solo sí habían sido circundados (v 44).

→ Ni el jornalero ni el residente temporal podían comer la Pascua (v. 45).

→ La Pascua podía comerse solo dentro de la casa de Fe. No debía sacarse la carne fuera de la casa y no debía quebrarse ningún hueso del cordero (v. 46). Observe: Esto era una Profecía acerca de los huesos de Cristo: No debía quebrarse ningún hueso de Cristo (Jn 19:

   Termino histórico: Ningún hueso quebrado en el cordero (Éx. 12:46). Una ilustración de unidad: Las partes del cordero no se debían dividir: El cordero debía permanecer como un cuerpo unificado. Los miembros de la familia no debían dividirse: La familia debía ocultarse detrás de la sangre del cordero como un solo cuerpo, como una familia unificada. “Se comerá en una casa, y no llevarás de aquella carne fuera de ella, ni quebraréis hueso suyo” Éxodo 12:46.

   Aplicación para el creyente de hoy día: Jesucristo murió sin un hueso quebrado. No se le desmembró ninguna parte. Todas las partes de su cuerpo permanecieron unificadas. Jesucristo es la cabeza de un cuerpo (la iglesia), un cuerpo: • Que tiene muchos miembros. • Que Tiene muchos dones. • Que ha sido llamado a servir al Cordero de Dios con unidad, sin división. (Jn. 19:36; 1 Co. 12:27-28; 18; 29; Jn 17:23.).

   Pensamiento 1: Si nos hemos puesto detrás de la sangra de Cristo. Dios nos ha salvado gloriosamente. No importa quienes seamos, no importa cuán terribles pecadores hemos sido, Dios nos salva si confiamos en la sangre de Cristo. Pero fíjese: Una vez que somos salvos y librados de las servidumbres de este mundo, dos cosas se hacen totalmente esenciales.

  1. La separación del mundo es absolutamente esencial. (Sal. 119:115; Is. 52:11; Ro. 12:2; 2 Co. 6:17-18; Ef. 5:11; 1 Jn. 2:15-16).
  2. La obediencia se convierte en un elemento esencial. (Dt. 5:29; Jos. 1:8; Mt. 7.21; 7:24-27; Jn. 14:21, 23; Jn. 15:10, 14).

   Pensamiento 2: Observe dos hechos significativos acerca de las estrictas regulaciones de la pascua.

1). La separación, pureza ritual, era un elemento esencial en la participación de la Pascua. Lo mismo sucede con la Santa Cena del Señor. La pureza espiritual, arrepentimiento y pedir a Dios que perdone nuestros pecados, es un elemento esencial antes de participar de la Cena del Señor.

2). Ningún hueso del cordero de la Pascua debía quebrarse (v. 46). Esto era una ilustración de lo que le sucedería a Cristo. Ningún hueso de Cristo, el Cordero de Dios, fue quebrado.

   Esta es una ilustración de unidad. Las partes del cordero no debían dividirse: El Cordero debía permanecer como un cuerpo unificado. Los miembros de la familia no debían dividirse: La familia debía permanecer junta, ocultada detrás de la sangre del cordero como un solo cuerpo, como una familia unificada.

   Jesucristo murió sin un solo hueso quebrado. Ninguna parte fue desmembrada. Todas las partes de su cuerpo permanecieron unificadas. Jesucristo es la cabeza de un cuerpo (La Iglesia).

   Referencias: Éxodo 13:9-11. Y te será como una señal sobre tu mano, y como un memorial delante de tus ojos, para que la ley de Jehová esté en tu boca; por cuanto con mano fuerte te sacó Jehová de Egipto. Por tanto, tú guardarás este rito en su tiempo de año en año.  Y cuando Jehová te haya metido en la tierra del cananeo, como te ha jurado a ti y a tus padres, y cuando te la hubiere dado.

   Mateo 26:26-29. Y mientras comían, tomó Jesús el pan, y bendijo, y lo partió, y dio a sus discípulos, y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo. Y tomando la copa, y habiendo dado gracias, les dio, diciendo: Bebed de ella todos; porque esto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada para remisión de los pecados. Y os digo que desde ahora no beberé más de este fruto de la vid, hasta aquel día en que lo beba nuevo con vosotros en el reino de mi Padre.

Texto: Salmo 78, versículos 52 y 53. Hizo salir a su pueblo como ovejas, Y los llevó por el desierto, como un rebaño. Y los guió con seguridad, que no tuvieron temor; Y la mar cubrió a sus enemigos.

   Comentario: Esta sección recuerda los grandes milagros para salvar a Israel de Egipto y algunos del desierto y la conquista de Canaán. Menciona seis o siete (según se entienden las palabras heb.) de las plagas contra los egipcios. Todas estas maravillas Dios las hizo a favor de su pueblo Israel. Pero el pueblo no se acordó de la mano

de Dios en su redención. Siempre es importante recordar nuestra redención, nuestro rescate del pecado, de la opresión y de la corrupción. Este monte puede ser Sion, pero puede ser otro lugar como Silo también, según la fecha de composición del Salmo

Amén para la gloria de Dios.

Bibliografía: Comentario de A. T.; C.N.T Simón Kistemaker; Bíblia de referencias Thompson; C.B.M.H. Éxodo

Bíblia de Bosquejos y Sermones Éxodo 1 ▬18.

[pdf_attachment file=”1″ name=”DESCARGUE AQUÍ ESTUDIO COMPLETO”]


Hno Roberto Saldías Roa

Miembro de la IEP en Nacimiento Bajo, nació en el evangelio del Señor en la Iglesia de Laja 1975. Casado con María Nahuelmán, estudia teología de manera autodidacta. Me gusta mucho leer y escribir.