+56 9 5417 6219
contacto@historiaycontingenciaiep.cl

Domingo 29 de diciembre de 2019: “Prenda de honor representada en el pectoral sacerdotal”.

Domingo 29 de diciembre de 2019: “Prenda de honor representada en el pectoral sacerdotal”.

  Lección: Éxodo Cap. 28, versículos 22 al 30. 22Harás también en el pectoral cordones de hechura de trenzas de oro fino. 23Y harás en el pectoral dos anillos de oro, los cuales pondrás a los dos extremos del pectoral. 24Y fijarás los dos cordones de oro en los dos anillos a los dos extremos del pectoral; 25y pondrás los dos extremos de los dos cordones sobre los dos engastes, y los fijarás a las hombreras del efod en su parte delantera. 26Harás también dos anillos de oro, los cuales pondrás a los dos extremos del pectoral, en su orilla que está al lado del efod hacia adentro. 27Harás asimismo los dos anillos de oro, los cuales fijarás en la parte delantera de las dos hombreras del efod, hacia abajo, delante de su juntura sobre el cinto del efod. 28Y juntarán el pectoral por sus anillos a los dos anillos del efod con un cordón de azul, para que esté sobre el cinto del efod, y no se separe el pectoral del efod. 29Y llevará Aarón los nombres de los hijos de Israel en el pectoral del juicio sobre su corazón, cuando entre en el santuario, por memorial delante de Jehová continuamente. 30Y pondrás en el pectoral del juicio Urim y Tumim, para que estén sobre el corazón de Aarón cuando entre delante de Jehová; y llevará siempre Aarón el juicio de los hijos de Israel sobre su corazón delante de Jehová.

   Referencias Bíblicas: Job: 14:21 Sus hijos tendrán honores, pero él no lo sabrá; o serán humillados, y no entenderá de ello. Proverbios 5:8-9. 8Aleja de ella tu camino, Y no te acerques a la puerta de su casa; 9Para que no des a los extraños tu honor, Y tus años al cruel; Éxodo 28:2 y 40. Y harás vestiduras sagradas a Aarón tu hermano, para honra y hermosura. ▬Y para los hijos de Aarón harás túnicas; también les harás cintos, y les harás tiaras para honra y hermosura. Apocalipsis 6:11. Y se les dieron vestiduras blancas, y se les dijo que descansasen todavía un poco de tiempo, hasta que se completara el número de sus consiervos y sus hermanos, que también habían de ser muertos como ellos. Apocalipsis 19.6. Y en su vestidura y en su muslo tiene escrito este nombre: REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES. 

    Definición. El significado bíblico de honor es aquella cualidad moral que se define como el cumplimiento de los propios deberes, significa una buena reputación a las miradas de los demás y de uno mismo.

   El término honor, se podría decir que es aquello por lo que una persona o varias se sienten enaltecidas y glorificadas. Podemos encontrar este término en muchos pasajes de la Biblia, en donde en algunos casos aparece como victoria y en otros como una muestra de respeto. El honor en la Biblia aparece también como un valor de un acto o de una cualidad.

   Entendemos el honor en términos modernos, como aquella cualidad moral que nos hace sentirnos orgullosos, ya sea por algún acto, por alguna persona o alguna cosa. El término honor, hace referencia principalmente a la imagen superior de uno mismo, aquello que desea ser o que ya es.  

   Comentario: G. Las vestiduras de los sacerdotes: el símbolo de lo que da, dignidad y honra al nombre de Dios (Ex. 28:1-43)

   (Éxodo 28:1-43) Introducción: El respeto, la dignidad y el honor son virtudes que raramente se encuentran en la sociedad actual. Pocas personas muestran respeto y honra hacia los demás, incluso entre quienes ocupan los más altos cargos de gobierno y autoridad, también (Eclesiástica). Trágicamente, la razón muchas veces es que quienes ocupan puestos de autoridad llevan adelante vidas sumidas en el engaño y la inmoralidad, que socavan la honra que merece su cargo.

   Esto nunca debe suceder en el pueblo de Dios. Todo lo que los creyentes hacen repercute sobre la reputación de Dios, y Dios merece el más profundo de los respetos, la más alta dignidad y honra. Por lo tanto, los creyentes deben tener vidas que inspiren respeto, dignidad y honra. Cuando las personas lo miran, la vida del creyente debe mostrarles a Dios y señalarles que Dios está dispuesto a perdonarlos y ayudarlos. La vida del creyente debe inspirar en las personas respeto y honra a Dios. De eso se trata el pasaje del presente estudio: Las vestiduras de los sacerdotes: el símbolo de lo que da dignidad y honra al nombre de Dios. (Ex. 28:1-43).

  1. El pectoral: una prenda en forma de escarcela que se usaba para determinar la voluntad de Dios (vv. 22-30).

   [3]. El pectoral: una prenda en forma de escarcela que se usaba para determinar la voluntad de Dios:

▬ a. Los materiales básicos: los mismos que los del efod.

▬ b. El diseño:

1) Era cuadrado, de 22,5 centímetros, doble y doblado de modo que formara una especie de bolsa o morral.

2) Llevaba incrustadas cuatro hileras de piedras preciosas:

  • la primera hilera;
  • la segunda hilera;
  • la tercera hilera;
  • la cuarta hilera;
  • todas las piedras estaban montadas en engastes de oro;
  • cada piedra representaba a una de las doce tribus de Israel;
  • el nombre de cada tribu estaba grabado en cada piedra como grabadura de sello.

3) El pectoral estaba unido al efod:

  • El pectoral tenía cordones hechos como trenzas de oro fino.
  • También tenía dos anillos de oro: estaban fijados a las esquinas superiores del pectoral. Por ellos se pasaban

los cordones de oro, que estaban atados a los engastes de oro de las hombreras del efod.

  • Había dos anillos de oro, que estaban fijados a las dos esquinas inferiores del pectoral, al lado del efod por el lado interno.
  • Había otros dos anillos de oro, que estaban fijados al efod cerca del cinto.
  • Los dos anillos del pectoral estaban atados a los dos anillos del efod con un cordón de azul para unir bien las dos prendas y que no se separaran.

▬ c. E1 propósito del pectoral:

1) Simbolizaba que el sumo sacerdote representaba al pueblo de Dios y llevaba sus nombres sobre su corazón: era su representante delante del Señor de forma constante.

2) Cargaba el Urim y el Tumim (probablemente hayan sido dos piedras) sobre el corazón del sumo sacerdote: simbolizaba que el sumo sacerdote estaba buscando la voluntad de Dios para el pueblo.

Texto: Eclesiastés Cap. 9, versículo 8 En todo tiempo sean blancos tus vestidos, y nunca falte ungüento sobre tu cabeza.

1er Título

Adornos Presentes En El Sagrado Pectoral. Versíc. 22 al 25. 22Harás también en el pectoral cordones de hechura de trenzas de oro fino. 23Y harás en el pectoral dos anillos de oro, los cuales pondrás a los dos extremos del pectoral. 24Y fijarás los dos cordones de oro en los dos anillos a los dos extremos del pectoral; 25y pondrás los dos extremos de los dos cordones sobre los dos engastes, y los fijarás a las hombreras del efod en su parte delantera. (Léase Colosenses 3:12. Vestíos, pues, como escogidos de Dios, santos y amados, de entrañable misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia; ▬ Tito 2:9 y 10. 9 Exhorta a los siervos a que se sujeten a sus amos, que agraden en todo, que no sean respondones; 10 no defraudando, sino mostrándose fieles en todo, para que en todo adornen la doctrina de Dios nuestro Salvador.).

    Referencias Bíblicas: Éxodo 39:28. Asimismo la mitra de lino fino, y los adornos de las tiaras de lino fino, y los calzoncillos de lino, de lino torcido. 2ª de Samuel 1:24. Hijas de Israel, llorad por Saúl, Quien os vestía de escarlata con deleites, Quien adornaba vuestras ropas con ornamentos de oro. 

   El cuidado de no olvidarse como llegamos al evangelio de Cristo llegamos sin vestidura sin adorno pobre, pero el amor del señor nos vistió y adorno: Ezequiel 16:8 al 13. 8Y pasé yo otra vez junto a ti, y te miré, y he aquí que tu tiempo era tiempo de amores; y extendí mi manto sobre ti, y cubrí tu desnudez; y te di juramento y entré en pacto contigo, dice Jehová el Señor, y fuiste mía. 9Te lavé con agua, y lavé tus sangres de encima de ti, y te ungí con aceite; 10 y te vestí de bordado, te calcé de tejón, te ceñí de lino y te cubrí de seda. 11Te atavié con adornos, y puse brazaletes en tus brazos y collar a tu cuello. 12Puse joyas en tu nariz, y zarcillos en tus orejas, y una hermosa diadema en tu cabeza. 13Así fuiste adornada de oro y de plata, y tu vestido era de lino fino, seda y bordado; comiste flor de harina de trigo, miel y aceite; y fuiste hermoseada en extremo, prosperaste hasta llegar a reinar. 

    Comentario: [3] (Éxodo 28:22 -25) tabernáculo de Moisés ▬ pectoral ▬ voluntad de Dios: La segunda parte de las vestiduras sacerdotales era el pectoral, una prenda en forma de escarcela o morral que se usaba para determinar la voluntad de Dios. Estaba muy ornamentado, era de forma cuadrada y la tela estaba hecha de los mismos materiales que el efod. Veamos las instrucciones que Dios dio para su confección:

  1. Los materiales básicos eran los mismos que los del efod (v. 15).
  2. Para simplificar, el diseño del pectoral se describe de la siguiente manera:

1) Era cuadrado, de 22,5 centímetros, y doble, doblado de modo que formara una especie de bolsa o morral (v. 16).

2) Llevaba incrustadas cuatro hileras de piedras preciosas, que en total sumaban doce piedras (vv. 17-20). Cada piedra estaba engarzada en un engaste de oro (v. 21). Las doce piedras representaban a las dice tribus de Israel, que se identificaban grabando en cada una el nombre de una de las tribus, como grabadura de sello (v. 21).

3) Estaba unido al efod de forma permanente:

  • El pectoral tenía cordones trenzados de oro puro.
  • Había dos anillos de oro fijados a las esquinas superiores del pectoral, por donde se pasaban los cordones de oro, que iban atados a los engastes de oro de las hombreras del efod.
  • Había dos anillos de oro fijados a las dos esquinas inferiores del pectoral, al lado del efod por el lado interno.
  • Había otros dos anillos de oro, que estaban fijados al efod cerca del cinto.
  • Los dos anillos inferiores del pectoral estaban atados a los dos anillos inferiores del efod con un cordón de azul, que sujetaba ambas prendas para que no se separaran.

    Comentario 2: El adorno principal del sumo sacerdote era el pectoral, una rica pieza de tela de obra primorosa. El nombre de cada tribu estaba grabado en una piedra preciosa, fijada al pectoral, para significar cuán preciosos y honorables son los creyentes a ojos de Dios. Por pequeña y pobre que fuera la tribu, era como una piedra preciosa en el pectoral del sumo sacerdote: así de caros son todos los santos para Cristo, sin que importe cuál sea la estimación de los hombres. El sumo sacerdote tenía los nombres de las tribus sobre sus hombros a la vez que, sobre su pecho, lo cual nos recuerda del poder y amor con que nuestro Señor Jesús intercede por los suyos. No sólo los lleva en sus brazos con poder omnipotente, sino que los lleva en su regazo con tierno afecto. ¡Qué consuelo para nosotros cada vez que nos dirigimos a Dios! -El Urim y Tumim por el cual se daba a conocer la voluntad de Dios en casos dudosos, estaba en el pectoral. Urim y Tumim significan luz e integridad. Hay muchas conjeturas sobre qué eran; la opinión más probable parece ser que eran las doce piedras preciosas del pectoral del sumo sacerdote. Ahora bien, Cristo es nuestro Oráculo. Por Él Dios se nos da a conocer Él y su voluntad para nosotros en estos postreros tiempos, Hebreos 1:1, 2. Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas, 2en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo; ▬ Juan 1:18. A Dios nadie le vio jamás; el unigénito Hijo, que está en el seno del Padre, él le ha dado a conocer. Él es la Luz verdadera, el Testigo fiel, la Verdad misma, y de Él recibimos el Espíritu de Verdad que nos guía a toda verdad.

2° Título

Símbolos De Perfecta Unidad Divina. Versíc. 26 al 28. 26Harás también dos anillos de oro, los cuales pondrás a los dos extremos del pectoral, en su orilla que está al lado del efod hacia adentro. 27Harás asimismo los dos anillos de oro, los cuales fijarás en la parte delantera de las dos hombreras del efod, hacia abajo, delante de su juntura sobre el cinto del efod. 28Y juntarán el pectoral por sus anillos a los dos anillos del efod con un cordón de azul, para que esté sobre el cinto del efod, y no se separe el pectoral del efod. (Léase San Juan 14:9 y 10. Jesús le dijo: ¿Tanto tiempo hace que estoy con vosotros, y no me has conocido, Felipe? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre; ¿cómo, pues, dices tú: ¿Muéstranos el Padre? 10 ¿No crees que yo soy en el Padre, y el Padre en mí? Las palabras que yo os hablo, no las hablo por mi propia cuenta, sino que el Padre que mora en mí, él hace las obras.).

   Referencias Bíblicas: San Juan 17:11. Y ya no estoy en el mundo; más éstos están en el mundo, y yo voy a ti. Padre santo, a los que me has dado, guárdalos en tu nombre, para que sean uno, así como nosotros. ▬22 al 26. La gloria que me diste, yo les he dado, para que sean uno, así como nosotros somos uno. 23Yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfectos en unidad, para que el mundo conozca que tú me enviaste, y que los has amado a ellos como también a mí me has amado. 24Padre, aquellos que me has dado, quiero que donde yo estoy, también ellos estén conmigo, para que vean mi gloria que me has dado; porque me has amado desde antes de la fundación del mundo. 25Padre justo, el mundo no te ha conocido, pero yo te he conocido, y éstos han conocido que tú me enviaste. 26Y les he dado a conocer tu nombre, y lo daré a conocer aún, para que el amor con que me has amado, esté en ellos, y yo en ellos.

   Comentario: Unidad operante, primeramente: fue la de los apóstoles inspirados que predicaron la “salvación tan grande” anunciada ya por el Señor y confirmada por ellos una vez que la expiación quedó hecha y Cristo fue glorificado (Hebreos 2:3). Por medio de ellos era dado a conocer Aquel que vino a revelar al Padre con el fin de dar la vida eterna a todo aquel que cree. Unidos en su predicación como Jesús lo estaba con su Padre, la doctrina expuesta por los apóstoles es una, intangible como la unidad misma del Padre y del Hijo. Esto es lo que existe desde el principio.

   Luego, unidad de aquellos que han creído esta palabra de los apóstoles —la misma hoy que entonces— y que son llevados a gozar entre ellos, juntos, por medio del mismo Espíritu y con “gozo cumplido” (Juan 17:13), de la comunión de esos apóstoles con el Padre y con su Hijo Jesucristo. Son llamados a dar testimonio de ello ante el mundo, poniendo a este bajo la responsabilidad de creer. “Que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros” (v. 21).

 Sobre el anillo: En la ilustración del hijo pródigo Jesús dijo que cuando este regresó a su casa, su padre lo perdonó y mandó que se le colocase un anillo en la mano. (Lu 15:22.) Ese acto demostraba el favor y afecto del padre, así como la dignidad, honra y posición otorgadas a este hijo restablecido. Santiago, el medio hermano de Jesús, aconsejó a los cristianos que no mostraran favoritismo a aquellos que estuvieran vestidos con ropa espléndida y llevaran anillos de oro en sus dedos, un signo de riqueza y posición social. (Snt 2:1-9.) De manera similar, el apóstol Pedro señaló que el adorno espiritual es mucho más importante que tales adornos, aunque no condenó el llevarlos. (1Pe 3:1-5.)

   Anillos de sellar. Las palabras hebreas para anillo, anillo de sellar o sortija con sello provienen de una raíz cuyo significado básico es “hundir” (Jer 38:6) y “sellar”. (1Re 21:8.) Estos términos parecen estar relacionados con el uso que principalmente se les daba a algunos anillos antiguos, es decir, hacer una impresión sobre arcilla o cera ‘hundiéndolos’ o presionándolos sobre ella. Estos tipos de anillos se hacían de oro, plata o bronce, y algunos tenían engastada una piedra grabada que llevaba el nombre o símbolo del propietario. El sello iba fijo o era giratorio, a modo de rodillo. Algunos se llevaban colgados, probablemente del cuello, con un cordón ornamental. (Gé 38:18. Entonces Judá dijo: ¿Qué prenda te daré? Ella respondió: Tu sello, tu cordón, y tu báculo que tienes en tu mano. Y él se los dio, y se llegó a ella, y ella concibió de él. ▬ 25. Pero ella, cuando la sacaban, envió a decir a su suegro: Del varón cuyas son estas cosas, estoy encinta. También dijo: Mira ahora de quién son estas cosas, el sello, el cordón y el báculo. ▬ Gé. 41:48. Entonces Faraón quitó su anillo de su mano, y lo puso en la mano de José, y lo hizo vestir de ropas de lino finísimo, y puso un collar de oro en su cuello.)   

3er Título

Presencia Continua De Dios En El Sacerdote. Versíc. 29 y 30. 29Y llevará Aarón los nombres de los hijos de Israel en el pectoral del juicio sobre su corazón, cuando entre en el santuario, por memorial delante de Jehová continuamente. 30Y pondrás en el pectoral del juicio Urim y Tumim, para que estén sobre el corazón de Aarón cuando entre delante de Jehová; y llevará siempre Aarón el juicio de los hijos de Israel sobre su corazón delante de Jehová. (Léase 1° de Samuel 15:10 y 11).

   Referencias Bíblicas: Hebreos 9.24. Porque no entró Cristo en el santuario hecho de mano, figura del verdadero, sino en el cielo mismo para presentarse ahora por nosotros ante Dios; ▬ Lucas 1:19. Respondiendo el ángel, le dijo: Yo soy Gabriel, que estoy delante de Dios; y he sido enviado a hablarte, y darte estas buenas nuevas. ▬ Eclesiastés 8:12-13. Aunque el pecador haga mal cien veces, y prolongue sus días, con todo yo también sé que les irá bien a los que a Dios temen, los que temen ante su presencia; 13 y que no le irá bien al impío, ni le serán prolongados los días, que son como sombra; por cuanto no teme delante de la presencia de Dios. 

   Comentario: c. El propósito del pectoral era doble:

   1) Simbolizaba que el sumo sacerdote llevaba los nombres del pueblo de Dios sobre su corazón, de modo que los representaba delante del Señor de forma constante (v. 29).

   Pensamiento 1. Jesucristo nos conoce por nombre, a cada uno de nosotros. Él no nos identifica como un número, una estadística o un objetivo: él conoce a cada uno de nosotros individual y personalmente. Eso significa que Cristo se preocupa por nosotros y por las pruebas, las tentaciones y los sufrimientos que nos afligen.

   “Ahora, así dice Jehová, Creador tuyo, oh Jacob, y Formador tuyo, oh Israel: No temas, porque yo te redimí; te puse nombre, mío eres tú” (Is. 43:1).

   “Echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros” (1 P. 5:7).

   “Aunque afligido yo y necesitado, Jehová pensará en mí. Mi ayuda y mi libertador eres tú; Dios mío, no te tardes” (Sal. 40:17).

   “No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia” (Is. 41:10).

   “Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti” (Is. 43:2).

2) El segundo propósito del pectoral era cargar el Urim y el Tumim (que probablemente hayan sido dos piedras) sobre el corazón del sumo sacerdote (v. 30). Lo que esto simbolizaba es que el sumo sacerdote estaba buscando la voluntad de Dios para el pueblo. El significado de la raíz hebrea de Urim es incierto: significa luces o maldición. Tumim significa perfección. La apariencia de estas dos piedras y la forma en que se las usaba escapa de nuestro conocimiento. Algunos estudiosos creen que se las usaba como dados o suertes, que se echaban al suelo decidiendo primero qué se debía hacer si una piedra caía de determinada manera. Sin embargo, esa interpretación es poco probable, ya que es justo lo contrario de la forma en que Dios obra a lo largo de las Escrituras. Dios revela su voluntad. No se basa en la tirada de las piedras como si fueran dados. Quizás el comentario bíblico The Expositor’s Bible Commentary se aproxime más a una interpretación correcta:

   “Quizás solo simbolizaban la revelación especial a la que tenía acceso el sumo sacerdote y no eran un medio necesario: para obtener esa revelación”.

   Imagine la situación del sumo sacerdote entrando al lugar santo. El Urim y el Tumim le recordaban a él y al pueblo que Dios hablaría y le daría guía y dirección a su pueblo. El sumo sacerdote estaba allí para representar al pueblo de Dios; por lo tanto, Dios escucharía y le respondería. El daría a conocer su voluntad y dirección al sumo sacerdote. ¿Cómo? Hablando y moviendo el corazón del sumo sacerdote.

   Pensamiento 2. Debemos orar y buscar el rostro de Dios intercediendo por las necesidades de otras personas. El mundo se estremece bajo el peso del sufrimiento y la maldad, la muerte y el juicio venideros. La única esperanza es Dios. Necesitamos la ayuda de Dios. Por eso, necesitamos buscar su rostro día y noche.

   “Mas si desde allí buscares a Jehová tu Dios, lo hallarás, si lo buscares de todo tu corazón y de toda tu alma” (Dt. 4:29).

   “Buscad a Jehová y su poder; buscad su rostro continuamente” (1 Cr. 16:11).

   “Me invocará, y yo le responderé; con él estaré yo en la angustia; lo libraré y le glorificaré” (Sal. 91:15).

   “Buscad a Jehová mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano” (Is. 55:6).

   “Y antes que clamen, responderé yo; mientras aún hablan, yo habré oído” (Is. 65:24).

   “Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces”. (Jer. 33:3).

   “Y yo os digo: Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá” (Lc. 11:9).

   “También les refirió Jesús una parábola sobre la necesidad de orar siempre, y no desmayar” (Lc. 18:1).

   “Orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos” (Ef. 6:18).

Tipos, Símbolos E Ilustraciones (Éxodo 28: 1 al 43).

Termino histórico:

   El pectoral (Éx. 28.4; 15-20; 28:29) Vea también Éx. 39:8-21.

Tipo o ilustración (fundamento Bíblico de cada uno):

   El pectoral era una prenda que el sumo sacerdote vestía cerca de su corazón. El propósito era doble:

  1. Primero, simbolizaba que el sumo sacerdote lleva los nombres del pueblo de Dios sobre su corazón y los representa delante de la presencia del señor de forma continua (Éx. 28:29).
  2. Segundo, el pectoral contenía el Urim y el Tumim (que probablemente hayan sido dos piedras o suertes) sobre el corazón, del sumo sacerdote (Ex. 28:30), lo que simbolizaba que el sumo sacerdote estaba buscando la voluntad de Dios para el pueblo. Imagine la situación: el sumo sacerdote entraba al lugar santo. Allí representaba al pueblo de Dios y no se iría de allí hasta que Dios hubiera expresado claramente su voluntad para ellos.

   “Harás asimismo el pectoral del juicio de obra primorosa, lo harás conforme a la obra del efod, de oro, azul, púrpura, carmesí y lino torcido” (Ex. 28:15).

   “Y llevará Aarón los nombres de los hijos de Israel en el pectoral del juicio sobre su corazón, cuando entre en el santuario, por memorial delante’ de Jehová continuamente” (Ex. 28:29).

Aplicación para la vida del creyente hoy en día:

   Lo que nos enseña el pectoral:

  1. El pectoral es una poderosa ilustración del amor de Dios: de cuánto ama Dios a su pueblo. El nos ama tanto que siempre nos lleva cerca de su corazón, nos tiene de forma continua delante de su rostro.

Dios no es un Dios que:

  • esté distante de los sentimientos de su pueblo;
  • sea insensible al sufrimiento de su pueblo;
  • esté demasiado ocupado para escuchar el clamor desesperado de quienes necesitan su ayuda.

   Las circunstancias que atravesamos en nuestro caminar por esta vida nunca toman por sorpresa a Dios. El conoce nuestros caminos y tiene cuidado de nosotros.

  1. Jesucristo es nuestro gran Sumo Sacerdote, quien nos representa ante Dios y lleva nuestros nombres sobre su

corazón y delante de la presencia del Señor continuamente.

   Jesucristo quiere lo mejor para’ nosotros. El ora por nosotros y busca que se cumpla nada menos que la perfecta voluntad de Dios para nosotros.

Aplicación bíblica para el creyente hoy en día:

   “Antes que te formase en el vientre te conocí, y antes que nacieses te santifiqué, te di por profeta a las naciones”. (Jeremías 1:5).

   “He aquí, Dios es el que me ayuda; el Señor está con los que sostienen mi vida (Sal. 54:4).

   “Cercano está Jehová a los quebrantados de corazón; y salva a los contritos de espíritu” (Sal. 34:18).

Amen, para la honra y gloria de Dios.

[pdf_attachment file=”2″ name=”DESCARGUE AQUÍ ESTUDIO COMPLETO”]

                                                                    


Hno Roberto Saldías Roa

Miembro de la IEP en Nacimiento Bajo, nació en el evangelio del Señor en la Iglesia de Laja 1975. Casado con María Nahuelmán, estudia teología de manera autodidacta. Me gusta mucho leer y escribir.

 

Deja una respuesta