+56 9 5417 6219
contacto@historiaycontingenciaiep.cl

Domingo 22 De Julio De 2018 “Catastrófica Consecuencia Por La Dureza Del Corazón De Los Hombres”

Domingo 22 De Julio De 2018 “Catastrófica Consecuencia Por La Dureza Del Corazón De Los Hombres”


Notice: Undefined offset: 1 in /home/historia/public_html/wp-includes/media.php on line 764

Notice: Undefined offset: 1 in /home/historia/public_html/wp-includes/media.php on line 766

Notice: Undefined offset: 1 in /home/historia/public_html/wp-includes/media.php on line 769

Notice: Undefined offset: 1 in /home/historia/public_html/wp-includes/media.php on line 70

Lectura Bíblica: Éxodo Cap. 9, versículos 1 al 7. Entonces Jehová dijo a Moisés: Entra a la presencia de Faraón, y dile: Jehová, el Dios de los hebreos, dice así: Deja ir a mi pueblo, para que me sirva. Porque si no lo quieres dejar ir, y lo detienes aún, he aquí la mano de Jehová estará sobre tus ganados que están en el campo, caballos, asnos, camellos, vacas y ovejas, con plaga gravísima. Y Jehová hará separación entre los ganados de Israel y los de Egipto, de modo que nada muera de todo lo de los hijos de Israel. Y Jehová fijó plazo, diciendo: Mañana hará Jehová esta cosa en la tierra. Al día siguiente Jehová hizo aquello, y murió todo el ganado de Egipto; mas del ganado de los hijos de Israel no murió uno. Entonces Faraón envió, y he aquí que del ganado de los hijos de Israel no había muerto uno. Mas el corazón de Faraón se endureció, y no dejó ir al pueblo.

Comentario: (9:1-7). Introducción: Los antiguos egipcios eran un pueblo idólatra. Ellos negaron y rechazaron al único Dios vivo y verdadero. Al parecer, ellos creían que el espíritu de algún dios vivía en cada cosa y en cada una de las áreas de la vida. Por consiguiente, había egipcios que adoraban todo, desde el propio hombre (humanismo) hasta animales de cuatro patas y criaturas que se arrastraban. Pero, además de ser idolatra, los egipcios se habían convertido en un pueblo salvaje y brutal. Maltrataban y esclavizaban otras razas de personas, incluyendo a los únicos habitantes de esta tierra que daban testimonio del único Dios vivo y verdadero (Jehová, Yahveh).

Dios ya había sido paciente con los egipcios por suficiente tiempo. Ahora exigía arrepentimiento, y cuando los egipcios rehusaron arrepentirse, Él hizo justicia con ellos y los castigó. Dios no intentaba eliminarlos, como ellos mismo habían hecho con tantas otras personas, sino que los estaba castigando por medio de mandar sobre ellos y su nación plagas catastróficas.

Ahora bien, una vez más, Dios se encontraba preparado para ofrecer a los egipcios una oportunidad para arrepentirse. Pero por desgracia, ellos volverían a rechazar a Dios: Aún se negarían a arrepentirse de su terrible pecado de idolatría, de maltratar y esclavizar a las personas. Aún rehusarían liberar al pueblo de Dios, los israelitas, el único pueblo sobre esta tierra que aún seguían a Dios vivo y verdadero. El presente pasaje abarca La quinta plaga: Una enfermedad severa azotó y mató a todo el ganado en el campo: Evidencia de que la mano de Dios controla la vida animal del mundo.

Pensamiento: En esta quinta plaga: advierta que las anteriores tocaba a la molestia de los hombres, pero esta plaga toco a la economía del país y toca la teología de los egipcios. Y dejar la diferencias entre el pueblo de Dios, y los idolatras. Las consecuencias es siempre la dureza de corazón de Faraón. Advierta la cabeza pensante Faraón, por eso nos advierte a los están arriba en autoridad o posesión de gobernante, a que sean crédulos, no incrédulos, las cabezas pensante son influyentes hacia abajo, o sea las base de un pueblo o nación, iglesia, o cuerpos de la iglesia. El titulo dice el corazón de los hombre (en plural), pero debemos examinar bien el contexto bíblico (esta en singular), que se narra es un solo hombre el culpable de todos las plagas.

Referencias: Isaías 8:6-8. Por cuanto desechó este pueblo las aguas de Siloé, que corren mansamente, y se regocijó con Rezín y con el hijo de Remalías; he aquí, por tanto, que el Señor hace subir sobre ellos aguas de ríos, impetuosas y muchas, esto es, al rey de Asiria con todo su poder; el cual subirá sobre todos sus ríos, y pasará sobre todas sus riberas; y pasando hasta Judá, inundará y pasará adelante, y llegará hasta la garganta; y extendiendo sus alas, llenará la anchura de tu tierra, oh Emanuel.

Apocalipsis 6:12-14. Miré cuando abrió el sexto sello, y he aquí hubo un gran terremoto; y el sol se puso negro como tela de cilicio, y la luna se volvió toda como sangre; y las estrellas del cielo cayeron sobre la tierra, como la higuera deja caer sus higos cuando es sacudida por un fuerte viento. Y el cielo se desvaneció como un pergamino que se enrolla; y todo monte y toda isla se removió de su lugar.

Apocalipsis 16:18-19. Entonces hubo relámpagos y voces y truenos, y un gran temblor de tierra, un terremoto tan grande, cual no lo hubo jamás desde que los hombres han estado sobre la tierra. Y la gran ciudad fue dividida en tres partes, y las ciudades de las naciones cayeron; y la gran Babilonia vino en memoria delante de Dios, para darle el cáliz del vino del ardor de su ira

Texto: Proverbios 1, versiculos 24 y 25. Por cuanto llamé, y no quisisteis oír, Extendí mi mano, y no hubo quien atendiese, Sino que desechasteis todo consejo mío. Y mi reprensión no quisisteis.

 

1er Titulo:

Dura Sentencia Para El Que No Se Somete a La Orden De Dios. Versic. 1 al 3. Entonces Jehová dijo a Moisés: Entra a la presencia de Faraón, y dile: Jehová, el Dios de los hebreos, dice así: Deja ir a mi pueblo, para que me sirva. Porque si no lo quieres dejar ir, y lo detienes aún, he aquí la mano de Jehová estará sobre tus ganados que están en el campo, caballos, asnos, camellos, vacas y ovejas, con plaga gravísima. (Léase Proverbios 11:21. Tarde o temprano, el malo será castigado; Mas la descendencia de los justos será librada.).

Comentario 1: (9:1): Los Hebreos – Israel – Libertad – Liberación: Hubo la declaración de la palabra de Dios. su voluntad. Nuevamente, Moisés iría donde Faraón y le proclamaría la Palabra de Dios. Recuerde: Faraón había clamado por que lo libraran de la última plaga enviada por Dios. Pero después que Dios había retirado la plaga, Faraón se había vuelto atrás y había rehusado ser consecuente con su decisión. Se había negado a liberar al pueblo de Dios, se había negado a arrepentirse del terrible pecado de la esclavitud, de maltratar y esclavizar a las personas, todo por mano de obra barata y codicia. Pero Dios es paciente y no esta dispuesto a que ninguna persona ni ningún pueblo perezca, ni siquiera el peor de los pecadores o el ser más malvado de la tierra. Por ello, Dios envió a su mensajero de vuelta junto a Faraón para que le proclamara la palabra de Dios, su voluntad. Dios quería dar a Faraón y a los egipcios otra oportunidad de arrepentirse. Moisés declaró el gran mensaje de Dios contra el maltrato y la esclavitud de las personas.

   Observe que el Señor se llamó a sí mismo “JEHOVÁ EL DIOS DE LOS HEBREOS”. Recuerde que cerca de 700 años antes prácticamente cada una de las personas de la tierra habían olvidado y negado a Dios. Pero Dios, siendo Dios, no podía dejar que su propósito para el hombre resultara un fracaso. Por consiguiente, Él escogió a un hombre, Abraham, y a partir de él creó una raza completamente nueva de personas que serían las que cumplirían con el propósito de dios sobre la tierra. La nueva raza de personas eran los hebreos, la nación de Israel. Los hebreos serían:

Los testigos de Dios en la tierra.

Los testigos de Dios de que Él es el único Dios vivo y verdadero.

Los testigos de Dios de la tierra prometida del cielo.

Los testigos de Dios de una gran nación, un gran cuerpo de creyentes a lo largo de las generaciones.

Los testigos de Dios de la simiente prometida, de la venida del salvador del mundo, el SEÑOR JESUCRISTO.

   Como con cualquier cuerpo de creyentes, no todos los hebreos que vivían bajo el dominio egipcio creyeron en Dios y lo siguieron. Pero suficiente de ellos hicieron que Dios continuara considerándolos su pueblo y se refiriera a sí mismo como JEHOVÁ el Dios de los hebreos. El punto es el siguiente: Faraón y los egipcios se encontraban esclavizado a los creyentes de aquella época, al pueblo mismo que seguía a Dios. Dios detesta la esclavitud, detesta la opresión a cualquier persona, detesta el maltrato a cualquier persona; pero Dios detesta en especial la opresión a cualquiera que crea en Él y lo siga. Por lo tanto, Dios exige: “Deja ir a mi pueblo, libéralos para que vivan y me sirvan” (v, 1).

   Comentario 2:(9:2-3). Juicio–Animales–Ganado–Advertencia: Hubo la advertencia del juicio.

La causa de este juicio en particular fue la misma que la causa de los otros cuatro juicios anteriores: Faraón se negó a obedecer a Dios. Pero fíjese que esta fue la única advertencia del juicio venidero. El juicio no había caído aún sobre Faraón y su pueblo. Aún estaban a tiempo de arrepentirse, aún estaban a tiempo de considerar la palabra de Dios. Como muestra de lo que parece ser su paciencia eterna, Dios daba a Faraón otra oportunidad.

Pero fíjese que el juicio caería si Faraón rehusaba reconocer a Dios y hacer lo que Dios le había dicho: Una enfermedad severa azotaría al ganado. ¿Qué enfermedad era esa? La palabra en hebreo es deber, una palabra utilizaba para plagas y enfermedades en general.

La mayoría de los experto en el tema piensa que dicha enfermedad era alguna variante del ántrax. El ántrax es una enfermedad infecciosa que ataca a los animales de sangre caliente. Es provocada por un estafilococo, y puede enfestar a las personas si estas tocan algo que haya estado en contacto con algún animal infectado. Las moscas que habían infectado la tierra pudieron haber infectado al ganado con la bacteria del ántrax. El ántrax ocasiona úlceras en el cuerpo y lesiones en los pulmones. Por consiguiente, dicha plaga iba a ser una plaga catastrófica en Egipto. El juicio atacaría a todo el ganado en el campo… Caballos; Burros; Camellos; Ganado; Ovejas: Cabras.

Es obvio que el presente juicio arruinó la economía egipcia y afecto en gran medida la vida diaria del pueblo. Los caballos, los burros, y los camellos que utilizaban para la transportación y el trabajo; el ganado menor lo tenían para vestimenta hechas con lanas y las pieles; y, sin lugar a dudas, el ganado y otros animales se utilizaban para la alimentación. Esto significa que la mayoría de las industrias y cada una de las familias de Egipto resultaron afectadas severamente.

Faraón y su pueblo necesitaban prestar atención a la advertencia de Dios. No había necesidad alguna, no tenia sentido en absoluto, que intencionalmente hicieran que el juicio de Dios cayera sobre su nación y sobre ellos mismos, no tiene sentido que sufrieran tanto.

Pensamiento: Debemos prestar atención a la advertencia del juicio: El juicio de Dios ya viene en camino. Cada uno de nosotros tendrá que rendir cuentas a Dios por las cosas que ha hecho. No tiene sentido que ignoremos, neguemos y descuidemos la advertencia de Dios. No tiene sentido que hagamos que el juicio de Dios caiga sobre nuestra cabeza, no tiene sentido que tengamos que pasar por el sufrimiento del venideros juicio eterno. El evangelio se predicado en todo el mundo, la palabra de Dios esta casi en todos los idiomas, advirtiendo del juicio de Dios, aún la gente no cree y desprecia el mensaje de Dios y aún la iglesia de Dios se esta alejando cada día más y más de Dios en su propia incredulidad.

Referencias: Daniel 4:24-25. esta es la interpretación, oh rey, y la sentencia del Altísimo, que ha venido sobre mi señor el rey: Que te echarán de entre los hombres, y con las bestias del campo será tu morada, y con hierba del campo te apacentarán como a los bueyes, y con el rocío del cielo serás bañado; y siete tiempos pasarán sobre ti, hasta que conozcas que el Altísimo tiene dominio en el reino de los hombres, y que lo da a quien él quiere.

Mateo 18: 6-9. Y cualquiera que haga tropezar a alguno de estos pequeños que creen en mí, mejor le fuera que se le colgase al cuello una piedra de molino de asno, y que se le hundiese en lo profundo del mar. ¡Ay del mundo por los tropiezos! porque es necesario que vengan tropiezos, pero ¡ay de aquel hombre por quien viene el tropiezo! Por tanto, si tu mano o tu pie te es ocasión de caer, córtalo y échalo de ti; mejor te es entrar en la vida cojo o manco, que teniendo dos manos o dos pies ser echado en el fuego eterno. Y si tu ojo te es ocasión de caer, sácalo y échalo de ti; mejor te es entrar con un solo ojo en la vida, que teniendo dos ojos ser echado en el infierno de fuego.

2° Titulo:

Jehová Preocupado De Su Pueblo Para Guardarlo. Versic. 4-5. Y Jehová hará separación entre los ganados de Israel y los de Egipto, de modo que nada muera de todo lo de los hijos de Israel. Y Jehová fijó plazo, diciendo: Mañana hará Jehová esta cosa en la tierra (Léase Salmo 121: 4 y 7.e aquí, no se adormecerá ni dormirá. El que guarda a Israel. Jehová te guardará de todo mal; El guardará tu alma.).

Comentario:(9:3-5). Idolatría– Juicio– Adoración, falsa– Animales– Ganado– Plaga: El juicio tuvo un propósito.

¿Por qué envió Dios esta plaga en particular sobre los egipcios? Porque ellos adoraban a los animales de la tierra. Es obvio que ellos creían que el espíritu de algún dios habitaba en cada uno de seres vivientes de la tierra. Por lo tanto, habían tomado algunos animales y habían esculpido sus imágenes en maderas, piedra y metal. Habían creado ídolos como símbolos de los dioses cuyos espíritu habitaban supuestamente dentro de los animales. Y adoraban a los dioses, oraban para que cuidaran de su ganado: Para que la carne y los productos de esos animales fueran de calidad y para que se reprodujeran mucho. Algunos de los dioses de esos animales eran:

  • Los dioses bueyes: Apis, Mnevis; Ptah y Bakis.
  • El dios vaca: Hathor.
  • El dios carnero: Khnum.
  • El dios carnero: Ra.
  • El dios con cabeza de chacal: Anubis.

 Dios utilizó el juicio de esta plaga para reprender y ridiculizar la falsa adoración a los animales.No existe animal ni dios de animales que controle la vida animal del mundo. Solo existe un Dios vivo y verdadero, El Señor mismo (Jehová, Yahveh). y es la mano del Señor la que controla a los animales y al ganado del mundo.

   ¿Cómo saberlo? ¿Cual es la evidencia de que Dios controla a los animales del mundo? Fíjese en lo que hizo: Dios protegió al ganado de su pueblo (Israel), como lo hace hasta el día de hoy.

Ni un animal de los de su pueblo murió.

Dios fijó un momento definitivo para el juicio: Justo al día siguiente.

   Dios destruyó el ganado de los malvados pecadores y salvó al ganado de los creyentes. Él controlaba qué ganado vivía y qué ganado moría. La mano del SEÑOR:

– Es soberana sobre la vida animal de este mundo.

– Controla ña vida animal de este mundo.

   Pensamiento: La idolatría es un pecado, un terrible mal que nos condenará al terrible juicio de Dios. Es absurdo, completamente descabellado, adorar a animales de la tierra (hoy mascotas, más que los niños, o que los pobres). Cualquier persona honrada y con raciocinio debe saber que cualquier cosa que muera y permanezca muerta esta muerta, no viva. Y nosotros necesitamos a un Dios vivo, no a cualquier dios muerto que supuestamente habita en un animal muerto. Solo hay un SEÑOR vivo y verdadero, solo un SEÑOR que controla la vida animal del mundo, el propio Dios, nuestro SEÑOR (Jehová, Yahveh). de ninguna manera debemos adorar a los ídolos de este mundo, a los ídolos de animales creados en la imaginación del hombre.

   Referencias: Éxodo 20:4. No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra.

1 de Juan 5:21.Hijitos, guardaos de los ídolos. Amén.

Deuteronomio 32:10. Le halló en tierra de desierto, Y en yermo de horrible soledad; Lo trajo alrededor, lo instruyó, Lo guardó como a la niña de su ojo.

1 Juan 5:18. Sabemos que todo aquel que ha nacido de Dios, no practica el pecado, pues Aquel que fue engendrado por Dios le guarda, y el maligno no le toca.

3er Titulo:

Dios Ejecutando La Sentencia Manifestada. Versic. 6 y 7. Al día siguiente Jehová hizo aquello, y murió todo el ganado de Egipto; mas del ganado de los hijos de Israel no murió uno. Entonces Faraón envió, y he aquí que del ganado de los hijos de Israel no había muerto uno. Mas el corazón de Faraón se endureció, y no dejó ir al pueblo. (Léase Número 23:19.Dios no es hombre, para que mienta, Ni hijo de hombre para que se arrepienta. El dijo, ¿y no hará? Habló, ¿y no lo ejecutará?.).

Comentario 1:(9:6). Juicio– Ganado– Animales: El día del juicio llegó. Todo el ganado de los egipcios murió, todo el que estaba en el campo. Pero fíjese, ni uno solo animal de los israelitas murió, ni uno solo.

Penasamiento1: El juicio de Dios es seguro, indudable. La mano del juicio de Dios caerá sobre nosotros si no prestamos atención a su advertencia: Arrepentirnos y obedecerlo. Advertencia por eso se comenta que nosotros los creyentes seremos arrebatados antes del juicio que vendrá a las naciones (gran tribulación), Dios hace la diferencia del que sirve a Dios y el que no sirve a Dios. Jesucristo viene pronto, si SEÑOR ven pronto.

Comentario 2:(9:7). Juicio– Corazón duro– Duro– Endurecimiento– Rechazo, de Dios– Falta de Fe: El juicio tuvo respuesta:

Fíjese que Faraón envió a algunos oficiales a investigar el ganado de los israelitas, para ver si había infectado y habían muerto. Sin duda, su intención era re-abastecer su propio ganado y el de los egipcios al confiscar la mayoría, si no todo, el ganado de los israelitas que había sobrevivido. Faraón descubrió justo lo que se le había dicho: Dios había protegido a los israelitas de su mano de juicio.

¿Cuál fue la respuesta de Faraón a la mano de juicio de Dios? Pudo darse cuenta con facilidad de que el SEÑOR tiene poder sobre la vida animal del mundo. Los animales y la vida del pueblo egipcio no estaban controlados por los dioses animales que él y su pueblo adoraban. Ellos y su ganado estaban a merced del SEÑOR, Dios de Moisés. Esto debió ablandar a Faraón y llevarlo arrepentirse. Pero fíjese: El corazón de Faraón estaba endurecido. Él silenciosamente no se arrepentía de sus terribles pecados de idolatría y codicia, la codicia que hace que una persona se aproveche de la mano de obra barata y oprima a las personas.

Pensamiento 2: Dios nos advierte a que no tengamos un corazón duro. El endurecimiento del corazón hará que la mano del SEÑOR caiga sobre nosotros. Advierta el mensaje que le esta entregando la lección, al creyente de hoy. Faraón estaba viendo la diferencias que con su pueblo y el pueblo de Israel, pero no creyó, así también con la iglesia de hoy, ve con sus ojos los milagros que Dios esta haciendo con su pueblo, pero quiere verlo de cerca espiar si es así o no así, es como queremos volvernos puro discernimiento, examinar si esta o no esta conformes a las escrituras, y no creemos que Dios esta sanando a un creyente. Donde queda la Fe del creyente de hoy. Y así el corazón se va endureciendo cada vez más, porque todo queremos examinarlo. Como científicos, y no como creyentes en Dios, aunque vemos las diferencias de las obras de Dios, las obras del no creyentes. Como el Diablos nos engañas con la misma artimañas de Faraón a los creyentes de hoy. (Artimañas= denota astucia, engaño (meta, después, odos, camino), artimaña, asechanza, y se traduce “artimañas” del error en Ef 4.14 (rv: “artificios”), lit.: “con vistas la astucia (singular) del engaño”; en 6.11: “las asechanzas (plural) del diablo”.

Referencias: Romanos 2:5. Pero por tu dureza y por tu corazón no arrepentido, atesoras para ti mismo ira para el día de la ira y de la revelación del justo juicio de Dios.

Hebreos 3:12- 13. Mirad, hermanos, que no haya en ninguno de vosotros corazón malo de incredulidad para apartarse del Dios vivo; antes exhortaos los unos a los otros cada día, entre tanto que se dice: Hoy; para que ninguno de vosotros se endurezca por el engaño del pecado. Porque somos hechos participantes de Cristo, con tal que retengamos firme hasta el fin nuestra confianza del principio.

Apocalipsis 17:17. porque Dios ha puesto en sus corazones el ejecutar lo que él quiso: ponerse de acuerdo, y dar su reino a la bestia, hasta que se cumplan las palabras de Dios.

1 Reyes 8:56. Bendito sea Jehová, que ha dado paz a su pueblo Israel, conforme a todo lo que él había dicho; ninguna palabra de todas sus promesas que expresó por Moisés su siervo, ha faltado.

Texto: Proverbios 1, versiculos 24 y 25. Por cuanto llamé, y no quisisteis oír, Extendí mi mano, y no hubo quien atendiese, Sino que desechasteis todo consejo mío. Y mi reprensión no quisisteis.

   Comentario: El v. 24 habla de las primeras reacciones de los oyentes. El rechazo y la indiferencia son los rasgos de la gente ingenua-burladora-necia a pesar de la insistencia de sabiduría. La dureza del pueblo es sorprendente.

Con el v. 25 se termina el ciclo empezado en el v. 23. La palabra reprensión (tokajat 8433) significa “censura” o “reprimenda”. La gente del mundo no desea ser corregida. Está contenta de seguir el camino de la indiferencia y el autoengaño. Se nota que el llamado de sabiduría se ha extendido durante un tiempo por la idea de extendí mis manos que puede traducirse extendía mis manos. Por el otro lado, la gente en una forma persistente ha insistido en no escuchar la voz de sabiduría.

Amén, para la gloria de Dios.

 

DESCARGUE AQUÍ- ESTUDIO COMPLETO

Hno Roberto Saldías Roa

Miembro de la IEP en Nacimiento Bajo, nació en el evangelio del Señor en la Iglesia de Laja 1975. Casado con María Nahuelmán, estudia teología de manera autodidacta. Me gusta mucho leer y escribir.