+56 9 5417 6219
contacto@historiaycontingenciaiep.cl

Domingo 19 De Agosto De 2018 “En El Dolor Se Hacen Promesas Que a La Postre No Se Cumplen”

Domingo 19 De Agosto De 2018 “En El Dolor Se Hacen Promesas Que a La Postre No Se Cumplen”


Notice: Undefined offset: 1 in /home/historia/public_html/wp-includes/media.php on line 764

Notice: Undefined offset: 1 in /home/historia/public_html/wp-includes/media.php on line 766

Notice: Undefined offset: 1 in /home/historia/public_html/wp-includes/media.php on line 769

Notice: Undefined offset: 1 in /home/historia/public_html/wp-includes/media.php on line 70

Lección: Éxodo Cap. 9, versículos 27 al 35. Entonces Faraón envió a llamar a Moisés y a Aarón, y les dijo: He pecado esta vez; Jehová es justo, y yo y mi pueblo impíos. Orad a Jehová para que cesen los truenos de Dios y el granizo, y yo os dejaré ir, y no os detendréis más. Y le respondió Moisés: Tan pronto salga yo de la ciudad, extenderé mis manos a Jehová, y los truenos cesarán, y no habrá más granizo; para que sepas que de Jehová es la tierra. Pero yo sé que ni tú ni tus siervos temeréis todavía la presencia de Jehová Dios. El lino, pues, y la cebada fueron destrozados, porque la cebada estaba ya espigada, y el lino en caña. Mas el trigo y el centeno no fueron destrozados, porque eran tardíos. Y salido Moisés de la presencia de Faraón, fuera de la ciudad, extendió sus manos a Jehová, y cesaron los truenos y el granizo, y la lluvia no cayó más sobre la tierra. Y viendo Faraón que la lluvia había cesado, y el granizo y los truenos, se obstinó en pecar, y endurecieron su corazón él y sus siervos. Y el corazón de Faraón se endureció, y no dejó ir a los hijos de Israel, como Jehová lo había dicho por medio de Moisés.

Comentario General: Con la plaga el Señor oprime más al faraón y le hace más difícil su resistencia a la palabra divina. El granizo no es común en Egipto y el faraón queda impresionado. Al milagro de la rareza del granizo en Egipto se agregan su severidad y el anuncio previo del tiempo preciso de su llegada. Con este golpe se nota en el faraón un leve cambio de actitud personal y un deseo de negociar a un nivel más serio. Entonces llama a Moisés y Aarón, confiesa que ha pecado esta vez, admite que él y los egipcios son culpables, y reconoce que Jehová es el justo (v. 27). Por tanto, pide que rueguen a Jehová para que cesen los truenos… y el granizo, y yo os dejaré ir… (v. 28). Ofrece dejar ir al pueblo sin condiciones.

La plaga tocó profundamente tres aspectos de la vida egipcia: (1) La teología egipcia (sus dioses no pudieron proteger ni a las personas ni a la siembra), (2) la vida de algunos incrédulos que ignoraron la advertencia divina, y (3) la economía nacional (cada vez más afectada).

Por causa del prodigio, el faraón admitió el control de Jehová sobre la naturaleza; sin embargo, no estuvo dispuesto a aceptar el control del Señor sobre su vida personal. Aun reconociéndolo así (vv. 29, 30), Moisés rogó a Jehová y el Señor cesó la tormenta (v. 33). Con esto, una vez más el corazón del faraón se endureció, y no dejó ir a los hijos de Israel… (v. 35).

El paréntesis de los vv. 31, 32 es preparatorio para la siguiente plaga y ayuda para estimar el tiempo razonable para las plagas. El lino y la cebada se cosechan a fines de enero y al comienzo de febrero. Los cereales tardíos, el trigo y el centeno, maduran en marzo. Así pues, el granizo no destruyó los últimos, mientras que los primeros se perdieron totalmente. Si se acepta la posibilidad de relacionar la primera plaga con la inundación anual del Nilo y que existe una relación de causa y efecto entre algunas de las otras plagas con la primera, se puede calcular un período de unos ocho meses desde el comienzo de las señales en el verano hasta la del granizo en enero.

Pensamiento:  Muchas veces cuando estamos emocionados, o cuando queremos tener o lograr algo le hacemos promesas a Dios, hacemos pactos con él que luego no cumplimos. Luego, pasan los días, las semanas y los meses y pronto se nos olvida cumplir lo que le prometimos.

¿QUE ES UNA PROMESA?

La Promesa es un contrato por el cual una de las partes, o ambas, se obligan, dentro de cierto lapso, sea por el vencimiento de un plazo o por el cumplimiento de una condición. Ósea que hacerle una promesa a Dios es decirle que EL haga algo por algo que yo prometo darle en gratitud a su respuesta, lo que esto quiere decir es que cuando yo hago una promesa estoy obligado a cumplir y más si Dios ya cumplió su parte del trato.

¿No decimos? ¡Dios, prometo portarme bien, te prometo vivir en santidad, te prometo servirte, te prometo congregarme, te prometo ser fiel con mis diezmos, te prometo, y te prometo y,,,!

¿No decimos? ¡Dios, si tu me ayudas, si me haces este milagro, si me sacas de esto, si me sanas, si hacer esto por mi, etc, etc, yo te prometo o hago pacto contigo de……!

¿Cuantas veces le hemos prometido a Dios hacer esto, o dejar de hacer aquello en nuestra vida? ¿Cuántas palabras habladas? ¿Cuántos pactos no cumplidos? ¿Cuántas promesas incumplidas?.

¿Sabías que al hacer una promesa o un pacto con Dios quedamos ligados por las palabras de nuestra boca y que debemos cumplirla? Dios dice en su palabra. “Te has enlazado con las palabras de tu boca, Y has quedado preso en los dichos de tus labios». Prov. 6:2

Números 30:2 «Cuando alguno hiciere voto a Jehová, o hiciere juramento ligando su alma con obligación, no quebrantará su palabra; hará conforme a todo lo que salió de su boca»

Ahora este texto dice que hacer una promesa a Dios es como una atadura porque después de prometerle algo a Dios te has comprometido y has ligado tu alma a las palabras que has hablado.

¡Cuando hacemos una promesa a Dios y no la cumplimos nos convertimos en unos mentirosos! ¡Y él dice que los mentirosos no entraran en el reino de los cielos! es por esto que Dios nos exhorta a lo siguiente: “Cuando fueres a la casa de Dios, guarda tu pie; y acércate más para oír que para ofrecer el sacrificio de los necios; porque no saben que hacen mal. No te des prisa con tu boca, ni tu corazón se apresure a proferir palabra delante de Dios; porque Dios está en el cielo, y tú sobre la tierra; por tanto, sean pocas tus palabras. Porque de la mucha ocupación viene el sueño, y de la multitud de las palabras la voz del necio. Cuando a Dios haces promesa, no tardes en cumplirla; porque él no se complace en los insensatos. Cumple lo que prometes. Mejor es que no prometas, y no que prometas y no cumplas. ”. Eclesiastés.5:1-5.

   Referencias : Mateo 12:36-37. Mas yo os digo que de toda palabra ociosa que hablen los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio. 37Porque por tus palabras serás justificado, y por tus palabras serás condenado.

Texto: Eclesiastés Cap. 5, versículo 4. Cuando a Dios haces promesa, no tardes en cumplirla; porque él no se complace en los insensatos. Cumple lo que prometes.

1er Titulo:

Convencido, Pero No Arrepentido Ante Dios. Versic. 27 al 29. Entonces Faraón envió a llamar a Moisés y a Aarón, y les dijo: He pecado esta vez; Jehová es justo, y yo y mi pueblo impíos. Orad a Jehová para que cesen los truenos de Dios y el granizo, y yo os dejaré ir, y no os detendréis más. Y le respondió Moisés: Tan pronto salga yo de la ciudad, extenderé mis manos a Jehová, y los truenos cesarán, y no habrá más granizo; para que sepas que de Jehová es la tierra. (Léase Isaías 29:13. Dice, pues, el Señor: Porque este pueblo se acerca a mí con su boca, y con sus labios me honra, pero su corazón está lejos de mí, y su temor de mí no es más que un mandamiento de hombres que les ha sido enseñado;)

Comentario: Juicio– Liberación: Estaba la respuesta al juicio; Un clamor por la liberación.

1.Faraón mandó a buscar a Moisés y confeso su pecado: Que el SEÑOR estaba en lo cierto y que él y su pueblo estaban equivocado (v.27). Fíjese que Faraón utilizó exactamente las mismas palabras que nosotros usamos cuando nos arrepentimos del pecado “He Pecado”. Fíjese que él también confeso que su pueblo era pecador y que tanto ellos como él se merecían el juicio de dios.

   2.Faraón suplica por oración: Él pidió a Moisés que orara para que el granizo y los truenos cesaran (v.289.

   3.Faraón prometió liberar al pueblo de dios, dejar ir a Israel (v.28). Él prometió renunciar a sus pecados, liberar a las personas que había esclavizado y tratado salvajemente.

   4.Moisés aseguró a Faraón la liberación de Dios (v. 29).

   Pensamiento: ¿Fueron la confesión y el arrepentimiento de Faraón sinceros? No todo el que confiesa y se arrepiente de un pecado es sincero. No todo el que hace promesas a Dios durante momentos de crisis es franco. Por tanto, cuando confesemos y nos arrepentimos del pecado, debemos ser sincero y seguir hasta el fin. Debemos hacer exactamente lo que le hemos prometido a Dios.

   Pensamiento 2. Reflexivo:  ¿Habrá cambiado Dios su método de salvación?

Si aquellos tres mil o cinco mil “nuevos convertidos” tuvieron que arrepentirse ante la evidencia de la Palabra de Dios, y experimentar una TRANSFORMACION en sus vidas para ser salvos, actualmente la condición es exactamente la misma.

No basta levantar la mano, apoyarla sobre un receptor o la Biblia, repetir una oración, llenar algún cupón de alguna publicación, pasar delante de una plataforma, o levantar las manos al cielo, aunque todo esto tenga su razón de ser; la CONVERSIÓN significa mucho más, y es el resultado directo de un arrepentimiento genuino ante la perspectiva del amor de Dios al entregar a su hijo a la muerte expiatoria.

En nuestros días vemos innumerables esfuerzos evangelísticos, y miles que han oído de un Dios que les ama, y se han CONVENCIDO de su necesidad, han levantado su mano, dando su nombre para ser anotado en una tarjeta, pero quizás nunca hayan sentido dolor por su pecado, por su vida sin Dios. No han comprendido que deben arrepentirse.

El Apóstol Pedro nos dice en su mensaje “ARREPENTIOS Y CONVERTIOS…”, y no, deja que Dios te convierta, sus palabras expresan una actitud personal e individual que debe tomar la persona, ante la evidencia de la Palabra de Dios.

Miles y miles de nombres llenan tarjetas de decisiones, pero nos cabe preguntar ¿Cuántos son convertidos?… ¿No serán miles de CONVENCIDOS? Los pastores locales saben realmente al terminar un movimiento Evangelístico, cual es el resultado genuino, y muchas veces después de infructuosos esfuerzos en visitación y consejería, tienen que admitir que no todos fueron convertidos.

Hay palabras duras en la Biblia, y alguna de ellas son estas dos expresiones que sintetizan el mensaje de la Iglesia apostólica, y que hoy muchos predicadores han excluido de sus mensajes, diciéndoles a la gente lo que quieren oír, y no lo que ellos deben oír.

Nada está bien para el ser humano, mientras no se reconcilie con su Creador, mientras que en su vida no se efectúe un cambio RADICAL, REVOLUCIONARIO, UNA CONVERSIÓN, UNA NUEVA VIDA, iniciada en esta primera actitud correcta y Bíblica: EL ARREPENTIMIENTO.

Decirles a las personas que Cristo desea sanarles y libertarles y hacer milagros en sus vidas, es correcto, porque Él lo puede hacer. Pero si ellos no llegan a comprender que sus almas pueden ser condenadas para siempre, será como dar aspirinas a un moribundo.

Dios vino en carne para SALVAR, y como COMPLEMENTO (añadidura) El quiere y puede sanar, libertar, bendecir, prosperar, etc.

Cambiar el orden de Dios tocante a esto, será trágico para las almas y también para la Iglesia.

Dios no quiere, meros profesantes del Evangelio, una vez oí decir a un antiguo siervo de Dios: “Usted no debe entrar en el Evangelio, el Evangelio debe de entraren usted”. Dios te bendiga.

Definición: 1. Arrepentido adj. Que implica arrepentimiento. Conducta arrepentida.

  1. convencer: tr. Incitar, mover con razones a alguien a hacer algo o a mudar de dictamen o de comportamiento.

   Referencias: Ezequiel 33.31. Y vendrán a ti como viene el pueblo, y estarán delante de ti como pueblo mío, y oirán tus palabras, y no las pondrán por obra; antes hacen halagos con sus bocas, y el corazón de ellos anda en pos de su avaricia.

Marcos 7:6. Respondiendo él, les dijo: Hipócritas, bien profetizó de vosotros Isaías, como está escrito: Este pueblo de labios me honra, Mas su corazón está lejos de mí.

Tito 1.16. Profesan conocer a Dios, pero con los hechos lo niegan, siendo abominables y rebeldes, reprobados en cuanto a toda buena obra.

2° Titulo:

El Espíritu Santo Descubre La Falsedad De Los Corazones. Versic. 30 al 32. Pero yo sé que ni tú ni tus siervos temeréis todavía la presencia de Jehová Dios. El lino, pues, y la cebada fueron destrozados, porque la cebada estaba ya espigada, y el lino en caña. Mas el trigo y el centeno no fueron destrozados, porque eran tardíos. (Léase 1a a los Corintios 2:10. Pero Dios nos las reveló a nosotros por el Espíritu; porque el Espíritu todo lo escudriña, aun lo profundo de Dios.)

Comentario: Juicio– Liberación– Misericordia de Dios– Paciencia: El juicio y la liberación tenían un doble propósito.

  1. El primer propósito era probar que la tierra entera es del SEÑOR(v. 29). La tierra no está bajo el control de los dioses creados por los egipcios ni por ningún otro pueblo. Ningún dios creado por la mente o las manos del hombre, ni el hombre controla la tierra ni lo lo que sucede:

Þ Ni el dios egipcios del agua, Iris.

Þ Ni el dios egipcio del fuego y los relámpagos, Siris.

Þ Ni el dios egipcio de la atmósfera, Shu.

  Ninguno de estos pudo controlar la naturaleza ni ofrecer protección contra las devastadoras fuerzas de la naturaleza. Tampoco pueden los dioses adorados por los hombres hoy. Tampoco puede el hombre mismo. Nadie puede controlar a la naturaleza y a las devastadoras fuerzas de la naturaleza, nadie excepto el SEÑOR mismo. EL SEÑOR y solo el SEÑOR es soberano sobre la tierra. La tierra es del SEÑOR: Está únicamente bajo su control. Conforme a (Nehemías 9:6. Tú solo eres Jehová; tú hiciste los cielos, y los cielos de los cielos, con todo su ejército, la tierra y todo lo que está en ella, los mares y todo lo que hay en ellos; y tú vivificas todas estas cosas, y los ejércitos de los cielos te adoran.).

  1. El segundo propósito de este juicio y liberación era probar que el SEÑOR es misericordioso.
  2. EL SEÑOR es misericordioso a pesar del duro corazón del hombre. Fíjese lo que dijo Moisés: Dios sabía que el rey y sus funcionarios todavía no temían al SEÑOR (v.30). Ellos aún no estaban listos para arrepentirse de sus terribles pecados de adorar falsos dioses y esclavizar personas. Pero Dios aún tendía misericordia y detendría el juicio. Él aún quería que Faraón y su pueblo se arrepintieran, creyeran y obedecieran a Dios.
  3. Fíjese también que el SEÑOR fue misericordioso incluso en medio del juicio. El juicio de Dios de granizo sobre los suministros de alimentos cayó, pero Dios misericordiosamente permitió que algunas cosechas escaparan a la destrucción (vv. 31-32).

Pensamiento: Dios es misericordioso. Él no desea que ninguna persona perezca. Él quiere que todos nosotros nos arrepintamos, renunciemos a la falsa idolatría, egolatría y a cualquier clase de maltrato con las personas. Quiero advertir a mis lectores que Dios conoce mi (su) corazón y sus pensamiento e intenciones que tenemos, frente a toda situación y adoracion. Por eso Dios que nos volvamos de todo corazón a él, y dejemos toda falsedad de adoracion y de conversión a Dios.

Definiciones: de Falsedad: 1. f. Falta de verdad o autenticidad.

  1. f. Falta de conformidad entre las palabras, las ideas y las cosas.
  2. f. Der. Delito consistente en la alteración o simulación de la verdad, con efectos relevantes, hechas en documentos públicos o privados, en monedas, en timbres o en marcas.

Referencias: Salmo 12:1 al 3. Salva, oh Jehová, porque se acabaron los piadosos; Porque han desaparecido los fieles de entre los hijos de los hombres. Habla mentira cada uno con su prójimo; Hablan con labios lisonjeros, y con doblez de corazón. Jehová destruirá todos los labios lisonjeros, Y la lengua que habla jactanciosamente;

Romanos 16.18. Porque tales personas no sirven a nuestro Señor Jesucristo, sino a sus propios vientres, y con suaves palabras y lisonjas engañan los corazones de los ingenuos. 

Job: 11:7. ¿Descubrirás tú los secretos de Dios? ¿Llegarás tú a la perfección del Todopoderoso?;

Job 12.22. El descubre las profundidades de las tinieblas, Y saca a luz la sombra de muerte.

Mateo 9:4. Y conociendo Jesús los pensamientos de ellos, dijo: ¿Por qué pensáis mal en vuestros corazones? 

 

3er Titulo:

Poderosa Respuesta a Moisés Al Alzar Sus Manos Con Fe a Los Cielos. Versic. 33 al 35.Y salido Moisés de la presencia de Faraón, fuera de la ciudad, extendió sus manos a Jehová, y cesaron los truenos y el granizo, y la lluvia no cayó más sobre la tierra. Y viendo Faraón que la lluvia había cesado, y el granizo y los truenos, se obstinó en pecar, y endurecieron su corazón él y sus siervos. Y el corazón de Faraón se endureció, y no dejó ir a los hijos de Israel, como Jehová lo había dicho por medio de Moisés. (Léase Éxodo 17:11.Y sucedía que cuando alzaba Moisés su mano, Israel prevalecía; mas cuando él bajaba su mano, prevalecía Amalec.)

Comentario 1: (9:33): Liberación– Oración– Intercesión: Estaba la liberación del juicio. Moisés dejó a Faraón y salió de la ciudad. Él se quedo solo con Dios, y fíjense lo que hizo: Él extendió sus manos hacia el SEÑOR. Esta es una imagen del clamor a Dios. Moisés estaba intercediendo por el pueblo perdido de Egipto. ¿Cuál fue el resultado de su intercesión? Dios escucho su clamor. Dios detuvo el juicio, detuvo los truenos, el granizo y la lluvia.

Pensamiento 1: Las personas están perdidas y muertas sin conocer a Dios, sin conocerlo verdaderamente. Hay gran necesidad de intercesores, de que los verdaderos creyentes se queden solos con Dios y busquen el rostro de Dios para los perdidos. Una de las apremiantes necesidades de estos momentos es la de intercesores, verdaderos intercesores. Advierta la poderosa respuesta de Dios a Moisés al alzar sus manos. ¿Como están sus manos? ¿Muy cansadas? Dios fortaleces al creyente a través de la oración: Conforme a Génesis 18:23 al 33. Y se acercó Abraham y dijo: ¿Destruirás también al justo con el impío? Quizá haya cincuenta justos dentro de la ciudad: ¿destruirás también y no perdonarás al lugar por amor a los cincuenta justos que estén dentro de él? Lejos de ti el hacer tal, que hagas morir al justo con el impío, y que sea el justo tratado como el impío; nunca tal hagas. El Juez de toda la tierra, ¿no ha de hacer lo que es justo? Entonces respondió Jehová: Si hallare en Sodoma cincuenta justos dentro de la ciudad, perdonaré a todo este lugar por amor a ellos. Y Abraham replicó y dijo: He aquí ahora que he comenzado a hablar a mi Señor, aunque soy polvo y ceniza. Quizá faltarán de cincuenta justos cinco; ¿destruirás por aquellos cinco toda la ciudad? Y dijo: No la destruiré, si hallare allí cuarenta y cinco. Y volvió a hablarle, y dijo: Quizá se hallarán allí cuarenta. Y respondió: No lo haré por amor a los cuarenta. Y dijo: No se enoje ahora mi Señor, si hablare: quizá se hallarán allí treinta. Y respondió: No lo haré si hallare allí treinta. Y dijo: He aquí ahora que he emprendido el hablar a mi Señor: quizá se hallarán allí veinte. No la destruiré, respondió, por amor a los veinte. Y volvió a decir: No se enoje ahora mi Señor, si hablare solamente una vez: quizá se hallarán allí diez. No la destruiré, respondió, por amor a los diez. Y Jehová se fue, luego que acabó de hablar a Abraham; y Abraham volvió a su lugar.

Comentario 2: (9:34-35). Volver atrás – Rechazo de Dios – Corazón duro – Duro -Endurecimiento: Estaba el pecado de volver atrás. Faraón y sus funcionarios pecaron otra vez: Ellos endurecieron sus corazones. ¿Cuando? Después que la tormenta había cesado. Después que Dios detuvo el juicio, ellos pronto ignoraron la promesa que le habían hecho a Dios. El costo de liberar más de dos millones de esclavos era un precio demasiado alto a pagar. Toda la economía de Egipto estaba ya devastada por las plagas. Y la pérdida de mano de obra esclava gratis podía ser tan catastrófica que la economía nunca podría recuperarse. Aún más, los esclavos podrían ayudar a reconstruir la nación, y su ayuda para reconstruir la economía se necesitaba desesperadamente.

Una vez que el juicio había pasado, Faraón y sus funcionarios por lo visto se aferraron a una esperanza. Se engañaron a si mismos pensando que los juicios fueron tal vez solamente catástrofe naturales. Evidentemente, sus pensamientos eran algo parecido a esto:

“Quizás no suceda nada más. Quizás, solo quizás, no haya un SEÑOR soberano del universo, ningún Dios verdadero y vivo, sino solo los dioses creados por las mentes y manos de los hombres. Quizás las catástrofes fueron solamente fenómenos naturales de la naturaleza que ocurren a veces”

   El resultado de un pensar tan engañoso, deshonesto y erróneo tenía un doble propósito.

Þ Faraón endureció su corazón y se negó a liberar a Israel.

Þ Faraón rechazó a Dios: Se negó a obedecer a Dios.

   Pensamiento 2: Un corazón duro es algo terrible. Un corazón duro hace que una persona se aparte de Dios, renuncie a Dios. Un corazón duro condena a una persona al juicio eterno de Dios. Un corazón duró no cree en Dios, y dice que Dios es injusto, que no puede castigar a lo que Él creó. Un corazón duró se vuelve atrás del santo mandamiento, de su fe, de su congregación, y de sus hermanos. Un corazón duró blasfema contra su Dios.  Conformes a Hebreos 3:12-13. Mirad, hermanos, que no haya en ninguno de vosotros corazón malo de incredulidad para apartarse del Dios vivo; antes exhortaos los unos a los otros cada día, entre tanto que se dice: Hoy; para que ninguno de vosotros se endurezca por el engaño del pecado.

   Referencias: Génesis 24:12-14. 12Y dijo: Oh Jehová, Dios de mi señor Abraham, dame, te ruego, el tener hoy buen encuentro, y haz misericordia con mi señor Abraham. 13He aquí yo estoy junto a la fuente de agua, y las hijas de los varones de esta ciudad salen por agua. 14Sea, pues, que la doncella a quien yo dijere: Baja tu cántaro, te ruego, para que yo beba, y ella respondiere: Bebe, y también daré de beber a tus camellos; que sea ésta la que tú has destinado para tu siervo Isaac; y en esto conoceré que habrás hecho misericordia con mi señor. (La respuesta esta en los siguiente Versic. 16 al 19.Y la doncella era de aspecto muy hermoso, virgen, a la que varón no había conocido; la cual descendió a la fuente, y llenó su cántaro, y se volvía. Entonces el criado corrió hacia ella, y dijo: Te ruego que me des a beber un poco de agua de tu cántaro. Ella respondió: Bebe, señor mío; y se dio prisa a bajar su cántaro sobre su mano, y le dio a beber. Y cuando acabó de darle de beber, dijo: También para tus camellos sacaré agua, hasta que acaben de beber.).

Salmos 63:4. Así te bendeciré en mi vida; En tu nombre alzaré mis manos.

Hebreos 3: 7-8 y 15. Por lo cual, como dice el Espíritu Santo: Si oyereis hoy su voz, No endurezcáis vuestros corazones, Como en la provocación, en el día de la tentación en el desierto,entre tanto que se dice: Si oyereis hoy su voz, No endurezcáis vuestros corazones, como en la provocación.

Texto: Eclesiastés Cap. 5, versículo 4. Cuando a Dios haces promesa, no tardes en cumplirla; porque él no se complace en los insensatos. Cumple lo que prometes.

   Comentario: En momentos de culto y adoración, nuestra presencia ante Dios debe ser responsable. No debemos, pues, dejarnos llevar por emociones o deseos de buenas intenciones que después quizás no podamos cumplir por no haber medido el alcance e implicaciones de los mismos. Nuestra adoración debe ser responsable e implica:

Pues de la mucha preocupación (v. 3). Dios Habla Hoy interpreta “porque por mucho pensar se tienen pesadillas y por mucho hablar se dicen tonterías”. Posiblemente un refrán popular, parecido al castellano “el que poco habla poco yerra”. Evidentemente cuando se está ante Dios ha llegado el “tiempo para callar”. Cuando hagas un voto a Dios (v. 4). El voto era una promesa hecha a Dios. La ley hebrea regulaba la forma y validez de los votos: Números 30:1–15. Sobre los votos como obligatorios el Señor protestó (Mat. 15:5; Mar. 7:10–13) cuando se usaban como excusa para dejar de lado obligaciones más urgentes. El voto es obligante, hay que reflexionar antes de hacerlo (Prov. 20:25.Lazo es al hombre hacer apresuradamente voto de consagración, Y después de hacerlo, reflexionar.). (Numero 30:1-2. Habló Moisés a los príncipes de las tribus de los hijos de Israel, diciendo: Esto es lo que Jehová ha mandado. 2Cuando alguno hiciere voto a Jehová, o hiciere juramento ligando su alma con obligación, no quebrantará su palabra; hará conforme a todo lo que salió de su boca.).

 Reflexión: De un Padre a un hijo:  «No hagas compromisos a la ligera» 5:4

Mi hijo Marcos tenía cinco años. Se enteró de que yo salía de viaje en avión.

—Papá, ¿vas de viaje?

—Sí, hijo.

—¿En avión?

—Sí, hijo.

—Yo quiero ir en avión contigo.

—No puede ser.

—Yo quiero, yo quiero.

Fue tal su insistencia que le dije:

—Vale, otro día te llevaré.

—¿El próximo viaje, papá?

—Sí, le dije yo.

Realmente le dije que sí pero no muy convencido, quizás más por terminar con su insistencia que con la intención de hacerlo.

Hoy mi hijo tiene nueve años y cada vez que voy de viaje y sabe que es en avión me recuerda:

—Papá, me prometiste que me llevarías en avión.

Cada vez que esto ocurre me siento mal. ¿No será mejor que un día le lleve? ¡Sí, debo hacerlo!

Si esto nos ocurre entre los hombres, ¿cómo será con lo que a veces por compromiso le prometemos al Señor y no cumplimos? No hagamos compromisos a la ligera porque, ciertamente, mejor es no prometer lo que no estamos dispuestos a cumplir.

Amén, para la gloria de Dios.

DESCARGUE AQUÍ ESTUDIO COMPLETO

Hno Roberto Saldías Roa

Miembro de la IEP en Nacimiento Bajo, nació en el evangelio del Señor en la Iglesia de Laja 1975. Casado con María Nahuelmán, estudia teología de manera autodidacta. Me gusta mucho leer y escribir.