+56 9 5417 6219
contacto@historiaycontingenciaiep.cl

Domingo 17 de noviembre de 2019: “Construcción del Tabernáculo de acuerdo al modelo mostrado en el Monte”.

Domingo 17 de noviembre de 2019: “Construcción del Tabernáculo de acuerdo al modelo mostrado en el Monte”.

Lección: Éxodo Cap. 26, versículos 29 al 37. Y cubrirás de oro las tablas, y harás sus anillos de oro para meter por ellos las barras; también cubrirás de oro las barras. Y alzarás el tabernáculo conforme al modelo que te fue mostrado en el monte. También harás un velo de azul, púrpura, carmesí y lino torcido; será hecho de obra primorosa, con querubines; y lo pondrás sobre cuatro columnas de madera de acacia cubiertas de oro; sus capiteles de oro, sobre basas de plata. Y pondrás el velo debajo de los corchetes, y meterás allí, del velo adentro, el arca del testimonio; y aquel velo os hará separación entre el lugar santo y el santísimo. Pondrás el propiciatorio sobre el arca del testimonio en el lugar santísimo. Y pondrás la mesa fuera del velo, y el candelero enfrente de la mesa al lado sur del tabernáculo; y pondrás la mesa al lado del norte. Harás para la puerta del tabernáculo una cortina de azul, púrpura, carmesí y lino torcido, obra de recamador. Y harás para la cortina cinco columnas de madera de acacia, las cuales cubrirás de oro, con sus capiteles de oro; y fundirás cinco basas de bronce para ellas.

   Referencias: Éx. 25:9;40. Conforme a todo lo que yo te muestre, el diseño del tabernáculo, y el diseño de todos sus utensilios, así lo haréis. ▬40. Mira y hazlos conforme al modelo que te ha sido mostrado en el monte. ▬26.30. Y alzarás el tabernáculo conforme al modelo que te fue mostrado en el monte. ▬27:8. Lo harás hueco, de tablas; de la manera que te fue mostrado en el monte, así lo harás. ▬Hebreo 8:2; 4-5. ▬2. ministro del santuario, y de aquel verdadero tabernáculo que levantó el Señor, y no el hombre. ▬4 Así que, si estuviese sobre la tierra, ni siquiera sería sacerdote, habiendo aún sacerdotes que presentan las ofrendas según la ley; 5 los cuales sirven a lo que es figura y sombra de las cosas celestiales, como se le advirtió a Moisés cuando iba a erigir el tabernáculo, diciéndole: Mira, haz todas las cosas conforme al modelo que se te ha mostrado en el monte.

EL TABERNÁCULO DE MOISÉS

[1] SECTOR DEL TABERNACULO:

   El santuario del tabernáculo:

LO QUE NOS ENSEÑA  

   Lo que el santuario (el espacio comprendido entre sus paredes y techo) nos enseña:

→ Hay distintas formas de adorar y ciertos pasos necesarios para acercarse a Dios.

→ Debemos dar ciertos pasos iniciales para acercarnos a Dios antes de acercarnos a él en la adoración más íntima.

→ Dios es justo y santo y está completamente separado del hombre, incluso de los religiosos que ministran y se mueven en el ámbito de la religión.

→ El ser humano debe acercarse a Dios con reverencia. asombro y mucha cautela; eso incluye a las personas religiosas que están involucradas en su servicio.

LA CONSUMACION DEL SIMBOLISMO EN CRISTO:

  Cristo consumo el simbolismo del santuario: (el espacio comprendido entre su paredes y techo):

“Por quien [Cristo] también tenemos entrada por la fe a esta gracia en la cual estamos firmes, y nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios ” (Ro. 5:2).

“Porque por medio de él los unos y los otros tenemos entrada por un mismo Espíritu al Padre ” (Ef 2:18).

“En quien tenemos seguridad y acceso con confianza por medio de la fe en el (Ef 3:12).

“Acerquémonos con corazón sincero, en plena certidumbre de fe, purificados los corazones de mala conciencia, y lavados los cuerpos con agua pura” (He. 10:22).

“Así que, recibiendo nosotros un reino inconmovible, tengamos gratitud [hacia el Señor Jesucristo/, y mediante ella sírvanos a Dios agradándole con temor y reverencia (He. 12:28).

[2] SECTOR DEL TABERNACULO:

   El velo externo o cortina de entrada (lugar santo, primera habitación o santuario externo) 

LO QUE NOS ENSEÑA  

  Lo que el velo externo nos enseña:

▬ El ser humano no puede simplemente y correr a la presencia de Dios. Él es santo y el ser humano no puede faltarle el respeto a un Dios santo.

▬ Hay un solo camino hacia las profundidades de Dios.

▬ Existe un conocimiento profundo de Dios: hay mucho más para conocer y experimentar de la presencia de Dios que tan solo los sacrificios y el perdón de los pecados (recuerde: las ofrendas expiatorias se hacían sobre el altar de bronce, en el atrio, pero había mucho más que eso; había mucho más para conocer y adorar de Dios más allá del perdón de los pecados, algo más que era necesario para conocerlo y adorarlo: la adoración del lugar santo y, avanzando un poco más, del lugar santísimo).

LA CONSUMACION DEL SIMBOLISMO EN CRISTO

   Cristo consumó el simbolismo del velo externo:

  • El camino a un conocimiento más profundo de Dios, a las profundidades de Dios. está en el Señor Jesús y solo por él accedemos a la presencia de Dios.

“Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado ” (Jn. 17:3).

“Mas por el estáis vosotros en Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho por Dios sabiduría, justificación, santificación y redención” (1 Co. 1:30).

“Sino que, siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo” (Ef 4:15).

“A fin de conocerle, y el poder de su resurrección, y la participación de sus padecimientos, llegando a ser semejante a él en su muerte” (Fil. 3:10).

“Por tanto, dejando ya los rudimentos de la doctrina de Cristo, vamos adelante a la perfección; no echando otra vez el fundamento del arrepentimiento de obras muertas, de la fe en Dios ” (He. 6:1).

“Desead, como niños recién nacidos, la leche espiritual no adulterada, para que por ella crezcáis para salvación, si es que habéis gustado la benignidad del Señor ” (1ª P. 2:2-3).

[3]SECTOR DEL TABERNACULO:

   El velo interno o la cortina de entrada al lugar santísimo (la segunda habitación o el santuario interno)

LO QUE NOS ENSEÑA  

   Lo que el velo interno nos enseña:

▬ La comunión con Dios mismo es el acto supremo de adoración.

▬ Dios es santo y justo, y está lejos -muy lejos- del hombre y del mundo, totalmente apartado y separado de la corrupción e impureza del hombre.

▬ El hombre siempre debe acercarse a Dios con sumo cuidado. con reverencia, asombro y temor.

▬ Hay un solo camino hacia Dios. una sola entrada a su presencia.

LA CONSUMACION DEL SIMBOLISMO EN CRISTO

   Cristo consumo el simbolismo del velo interno:

→ Cristo y solo Cristo es el camino hacia Dios, hacia el conocimiento de Dios y la experiencia de su presencia, compañía y comunión.

 “Por lo cual debía ser en todo semejante a sus hermanos, para venir a ser misericordioso y fiel sumo sacerdote en lo que a Dios se refiere, para expiar los pecados del pueblo” (He. 2:17).

“Por tanto, teniendo un gran sumo sacerdote que traspaso’ los cielos, Jesús el Hijo de Dios, retengamos nuestra profesión. Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado (He. 4:14-15).

“[Cristo] penetra hasta dentro del velo, donde /…/ entró por nosotros como precursor, hecho sumo sacerdote para siempre según el orden de Melquisedec” (He. 6:19-20).

“Porque no entró Cristo en el santuario hecho de mano, figura del verdadero, sino en el cielo mismo para presentarse ahora por nosotros ante Dios” (He. 9:24).

“Así que, hermanos, teniendo libertad para entrar en el Lugar Santísimo por la sangre de Jesucristo, por el camino nuevo y vivo que él nos abrió u través del velo, esto es, de su carne […]” (He. 10:19-20).

1er Titulo:

Revelación De Dios Para La Construcción Del Tabernáculo. Versíc. 29-30. Y cubrirás de oro las tablas, y harás sus anillos de oro para meter por ellos las barras; también cubrirás de oro las barras. Y alzarás el tabernáculo conforme al modelo que te fue mostrado en el monte. (Léase: 2ª a los Corintios 5:1-2. Porque sabemos que si nuestra morada terrestre, este tabernáculo, se deshiciere, tenemos de Dios un edificio, una casa no hecha de manos, eterna, en los cielos. Y por esto también gemimos, deseando ser revestidos de aquella nuestra habitación celestial).

    Referencias: He. 9:11. Pero estando ya presente Cristo, sumo sacerdote de los bienes venideros, por el más amplio y más perfecto tabernáculo, no hecho de manos, es decir, no de esta creación; ▬23-24; Fue, pues, necesario que las figuras de las cosas celestiales fuesen purificadas así; pero las cosas celestiales mismas, con mejores sacrificios que estos. 24 porque no entró Cristo en el santuario hecho de mano, figura del verdadero, sino en el cielo mismo para presentarse ahora por nosotros ante Dios; ▬Juan 4:23-24. Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren. 24 Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren. 

    Comentario: Las barras estaban cubiertas de oro y había anillos de oro que las sostenían (V. 29). Las quince barras servían para darle estabilidad a la estructura de madera. Sin el sostén de las barras. el tabernáculo habría quedado a merced de cualquier viento contrario. Las Escrituras no nos dan una explicación de por qué Dios quiso que hubiera cinco barras en cada pared. Lo que si sabemos y podemos aplicar de una forma muy práctica es el propósito de las barras: dar estabilidad y sustento.

   Pensamiento 1. La estabilidad y el sostén de las barras ilustran la estabilidad y el sustento que Jesucristo da a cada creyente.

(1) Jesús es nuestro sustento, nuestro refugio eterno.

“El eterno Dios es tu refugio, y acá abajo los brazos eternos; él echó de delante de ti al enemigo. y dijo: Destruye” (Dt. 33:27).

(2) Jesús nos sostiene y sustenta con su diestra. “Me diste asimismo el escudo de tu salvación; tu diestra me sustento, y tu benignidad me ha engrandecido” (Sal. 18:35).

(3) Jesús nos fortalece y nos sustenta.

“No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia” (Is. 41:10).

(4) Jesús nos libra del mal.

“Y el Señor me librará de toda obra mala, y me preservará para su reino celestial. A él sea gloria por los siglos de los siglos. Amén” (2 Ti. 4:18).

(5) Jesús preserva a quienes le son fieles.

“Amad a Jehová, todos vosotros sus santos; a los fieles guarda Jehová. y paga abundantemente al que procede con soberbia” (Sal. 31:23).

c Las instrucciones de Dios eran estrictas: el tabernáculo tenía que edificarse y construirse exactamente como Dios había planificado, conforme al modelo que él le había mostrado a Moisés (V. 30). El plan de Dios se reafirma otra vez. No había atajos. Los materiales no podían reemplazarse por otros. Las dimensiones no podían ajustarse. Dios no admitía sugerencias de ningún hombre. El tabernáculo tenía que edificarse exactamente como él lo había ordenado.

“Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien” (Jos. 1:8).

“No todo el que me dice: Señor, Señor, entrara en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos” (Mt. 7:21).

“El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ese es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él” (Jn. 14:21).

“Si guardareis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor: así como yo he guardado los mandamientos de mí Padre, y permanezco en su amor. […] Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando” (Jn. 15:10, 14).

“Respondiendo Pedro y los apóstoles, dijeron: Es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres” (Hch. 5:29).

2° Titulo:

Velo Que Separa El Lugar Santo Del Lugar Santísimo. Versíc. 31 al 33. También harás un velo de azul, púrpura, carmesí y lino torcido; será hecho de obra primorosa, con querubines; y lo pondrás sobre cuatro columnas de madera de acacia cubiertas de oro; sus capiteles de oro, sobre basas de plata. Y pondrás el velo debajo de los corchetes, y meterás allí, del velo adentro, el arca del testimonio; y aquel velo os hará separación entre el lugar santo y el santísimo. (Léase hebreos 10:19-20. Así que, hermanos, teniendo libertad para entrar en el Lugar Santísimo por la sangre de Jesucristo, por el camino nuevo y vivo que él nos abrió a través del velo, esto es, de su carne,).

    Referencias: He. 9:8. dando el Espíritu Santo a entender con esto que aún no se había manifestado el camino al Lugar Santísimo, entre tanto que la primera parte del tabernáculo estuviese en pie. ▬Mt. 27:51. Y he aquí, el velo del templo se rasgó en dos, de arriba abajo; y la tierra tembló, y las rocas se partieron; ▬He. 10.20. por el camino nuevo y vivo que él nos abrió a través del velo, esto es, de su carne,  

   Comentario: (Éxodo 26:31-35) tabernáculo de Moisés ▬ diseño velo interno ▬ acercarse a Dios ▬ santidad: El tabernáculo tenía una cortina o velo interno muy especial. El velo interno simbolizaba la majestuosa santidad de Dios y la terrible separación que había entre Dios y el hombre. Este Velo especial estaba hecho de la misma forma que la cubierta interna del tabernáculo, que cubría el lugar santo y el lugar santísimo. Consideremos los detalles que describen las Escrituras:

(a). Era un velo de gran belleza, una obra hecha con increíble destreza (V. 31). Al igual que la cortina interna, estaba hecho de lino fino, adornado con los mismos colores vistosos ─azul, púrpura y carmesí─ y con los mismos que- rubines bordados.

(b). Estaba sujeto a corchetes de oro y así colgaba de cuatro columnas de madera duradera (de acacia). Esas cuatro columnas reposaban sobre cuatro basas de plata (v. 32).

(c). El propósito del velo interno era básicamente cubrir el arca del testimonio (del pacto) de todo lo demás.

1) El velo interno separaba el lugar santo del lugar Santísimo (V. 33). Así, simbolizaba la majestuosa santidad y justicia de Dios, la luz de su perfección, a la que ningún hombre puede acercarse.

“El único que tiene inmortalidad, que habita en luz inaccesible; a quien ninguno de los hombres ha visto ni puede ver, al cual sea la honra y el imperio sempiterno. Amén” (1 Ti. 6:16)

3er Titulo:

Cuidadosa Distribución En El Tabernáculo. Versíc. 34 al 37 Pondrás el propiciatorio sobre el arca del testimonio en el lugar santísimo. Y pondrás la mesa fuera del velo, y el candelero enfrente de la mesa al lado sur del tabernáculo; y pondrás la mesa al lado del norte. Harás para la puerta del tabernáculo una cortina de azul, púrpura, carmesí y lino torcido, obra de recamador. Y harás para la cortina cinco columnas de madera de acacia, las cuales cubrirás de oro, con sus capiteles de oro; y fundirás cinco basas de bronce para ellas. (Léase 1ª a los Corintios 14:40. pero hágase todo decentemente y con orden.).

   Referencias: He. 3.6. pero Cristo como hijo sobre su casa, la cual casa somos nosotros, si retenemos firme hasta el fin la confianza y el gloriarnos en la esperanza. ▬1 Pe. 2.5. vosotros también, como piedras vivas, sed edificados como casa espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo. ▬Ap. 21:3. Y oí una gran voz del cielo que decía: He aquí el tabernáculo de Dios con los hombres, y él morará con ellos; y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará con ellos como su Dios.

   Comentario: 2) El velo interno separaba el propiciatorio de todo lo demás. Simbolizaba la santidad de Dios y una separación de la presencia de Dios (v. 34). Observe que elementos estaban separados del propiciatorio que estaba en el lugar santísimo:

Þ La mesa del pan de la proposición: la mesa estaba ubicada del lado norte del santuario. en el lugar santo (v. 35).

Þ El candelero de oro: el candelero estaba frente a la mesa, en el lado sur del santuario y en el lugar santo (V. 35).

   ¿Por qué era necesaria esta distribución del mobiliario? El hecho de que el propiciatorio estuviera separado de todos los demás elementos simbolizaba que hay una terrible separación entre Dios y el hombre, que el ser humano no tiene acceso a Dios ▬ningún ser humano▬ sino por la misericordia de Dios. La misericordia de Dios es absolutamente esencial para que el hombre pueda acercarse a Dios y ser aceptado por él. ¿Cómo sabemos que él tiene misericordia de nosotros? Porque envió a su Hijo al mundo:

  • como el Pan de Vida (ilustrado en la mesa del pan de la proposición; vea bosquejo y notas de Ex. 25:23-30):
  • como la Luz del mundo (ilustrado en el candelero de oro; vea bosquejo y notas de Ex. 25:31-40).

   Observe que estos elementos ilustran que quien toma la iniciativa por la salvación (el acercamiento a Dios) es Dios y solo Dios. Él nos alcanza en su misericordia dándonos el pan de vida y la luz del mundo. Él nos tiende

la mano desde el propiciatorio. que se halla en el lugar santísimo.

   El velo interno tiene un rico simbolismo dado que habla de Jesucristo. Jesús consumo el simbolismo del velo interno. Cristo y solo Cristo es el camino hacia Dios. el camino hacia el conocimiento de Dios y la experiencia de su presencia, compañía y comunión. Recuerde lo que sucedió con el Velo interno del templo cuando Jesús murió en la cruz: se rasgó de arriba abajo. lo cual simboliza que Dios mismo actuó, tomo la iniciativa y rasgo el velo. El velo celestial que mantenía al hombre fuera de la presencia de los se rasgó cuando Cristo sufrió y murió en la cruz. Ahora tenemos acceso eterno a la presencia de Dios. El velo interno ilustra al menos las siguientes lecciones para el creyente:

▬ la comunión con Dios mismo es el acto supremo de adoración:

▬ Dios es santo y justo. y está lejos -muy lejos- del hombre y del mundo_ totalmente apartado y separado de la corrupción e impureza del hombre;

▬ el hombre debe acercarse a Dios con sumo cuidado, con reverencia. asombro y temor;

▬ hay un solo camino hacia Dios. una sola puerta que nos lleva a su presencia.

“Y he aquí, el velo del templo se rasgó en dos. de arriba abajo: y la tierra tembló. y las rocas se partieron”(Mt. 25:51).

“Entonces el velo del templo se rasgó en dos, de arriba (Mr. 15:38).

“Y el sol se oscureció, y el velo del templo se rasgó por a mitad” (Lc. 23:45).

“[…] para asirnos de la esperanza puesta delante de nosotros. la cual tenemos como segura y firme ancla del alma, y que penetra hasta dentro del velo” (He. 6:19).

“Tras el segundo velo estaba la parte del tabernáculo llamada el Lugar Santísimo” (He. 9:3).

“Así que, hermanos, teniendo libertad para entrar en lugar Santísimo por la sangre de Jesucristo. por el camino nuevo y vivo que él nos abrió a través del velo. esto es, de su carne. y teniendo un gran sacerdote sobre la casa de” (He.10:19-21).

   (Éxodo 26:36-37) tabernáculo de Moisés ▬ diseño velo externo ▬ adoración, entrada a la: El tabernáculo era una tienda que tenía un velo externo. una cortina que servía de entrada. La cortina central simbolizaba la entrada a la presencia de Dios y separaba el lugar santo del atrio tabernáculo. Observemos los detalles:

(a) Era una entrada bellísima. hecha con enorme destreza (y 36). La cortina era idéntica a la cortina del velo interno, con una excepción: el Velo externo no llevaba querubines bordados.

(b) La estructura que la sostenía apenas difería de la estructura de la que colgaba el velo interno.

  1. l) Constaba de anillos de oro y cinco columnas cubiertas de oro (V. 37), mientras que la estructura del velo interno tenía cuatro columnas cubiertas de oro (Vea V. 32).

2) Llevaba cinco basas de bronce, sobre las que descansaban las columnas (v. 37), mientras que las columnas del velo interno requerían solo cuatro basas de plata (vea V. 32). Advierta que en este caso las basas son de otro metal: ya no son de plata, sino de bronce. ¿Por qué? Muy probablemente haya sido porque las ofrendas expiatorias se hacían en el altar de bronce y, antes de que una persona pudiera ofrecer a Dios una adoración aceptable delante de él, debía lidiar con sus pecados. Allí, en el altar de bronce. Dios juzgaba los pecados y satisfacía su ira. Aquí radica el fundamento de la adoración del hombre: en la sangre que limpia al ser humano del pecado. Por lo tanto, las basas del velo externo, que constituían el fundamento de la entrada al tabernáculo, estaban hechas de bronce: simbolizaban la necesidad que tiene el hombre de limpiarse para poder adorar a Dios. Dicho en términos simples_ hasta que el hombre halle el perdón de sus pecados. jamás podrá entrar en la presencia de Dios. Una vez que la sangre haya sido derramada, el hombre está invitado a entrar y adorar a Dios. `

   Pensamiento 1. Jesucristo consumó el simbolismo del velo externo. Con su sangre derramada, el invita

al ser humano a entrar por la puerta del santuario y adorar a Dios. El camino hacia un conocimiento más prójimo de Dios, hacia las profundidades de Dios, se halla en el Señor Jesús y solo a través de él accedemos a la presencia de Dios. Las lecciones que aprendemos al examinar el velo externo son las siguientes:

(1) Las personas no pueden simplemente correr a la presencia de Dios; no pueden faltarle el respeto a un Dios santo.

(2) Hay un solo camino para entrar en la presencia de Dios.

“Yo soy la puerta; el que por mi entrare, será salvo; y entrará, y saldrá, y hallará pastos” (Jn. 10:9).

“Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí” (Jn. 14:6).

“Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos” (Hch. 4:12).

“Por quien también tenemos entrada por la fe a esta gracia en la cual estamos firmes, y nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios” (Ro. 5:2).

“Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre, el cual se dio a sí mismo en rescate por todos, de lo cual se dio testimonio a su debido tiempo” (1 Ti. 2:5-6).

(3) Existe un conocimiento profundo de Dios: hay mucho más para conocer y experimentar de la presencia de Dios que tan solo los sacrificios y el perdón de los pecados. Recuerde: las ofrendas expiatorias se hacían sobre el altar de bronce. En el atrio, pero había mucho más que eso; había mucho más para conocer y adorar de Dios más allá del perdón de los pecados: estaba la adoración del lugar santo y, avanzando un poco más.

del lugar santísimo.

“Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti. el único Dios verdadero. y a Jesucristo. A quien has enviado” (Jn. 17:3).

“Mas por él estáis vosotros en Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho por Dios sabiduría, justificación, santificación y redención” (1 Co. 1:30).

“Sino que siguiendo la verdad en amor. crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo” (Ef. 4:15).

“A fin de conocerle, y el poder de su resurrección, y la participación de sus padecimientos, llegando a ser semejante a él en su muerte” (Fil. 3:10).

“Por tanto, dejando ya los rudimentos de la doctrina de Cristo, vamos adelante a la perfección; no echando otra vez el fundamento arrepentimiento de obras muertas, de la fe es Dios” (He. 6:1).

“Desead, como niños recién nacidos. la leche espiritual no adulterada. para que por ella crezcáis para salvación, si es que habéis gustado la benignidad del Señor” (1 P. 2:2-3).

“Por medio de las cuales nos ha dado preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas llegaseis a ser participantes de la naturaleza divina [de Cristo], habiendo huido de la corrupción que hay en el mundo a causa de la concupiscencia; vosotros también, poniendo toda diligencia por esto mismo, añadid a vuestra virtud; a la virtud. conocimiento; al conocimiento, dominio propio; al dominio propio, paciencia; a la paciencia, piedad; a la piedad, afecto fraternal; y al afecto fraternal, amor” (2 P. 1:4-7).

“Antes bien, creced en la gracia y el crecimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. A él sea gloria ahora y hasta el día de la eternidad. Amén” (2 P. 3:18).

TIPOS, SÍMBOLOS E ILUSTRACIONES

(Éxodo 26=1-37)

Þ 26:31-37 Un velo, o una cortina, separan el lugar santo del lugar santísimo. Fue colgado sobre pilares. Este velo era para una separación entre el lugar santo y el santísimo; que prohibía cualquier mirar en el más santo de todos. El apóstol dice cuál fue el significado de este velo, Heb 09:08. Que la ley ceremonial no podía hacer los que se allegan sean perfecto, ni tampoco el respeto de dicho programa llevar a los hombres al cielo; el camino hacia el lugar santísimo no estaba descubierto, mientras que el primer tabernáculo estaba de pie. La vida y la inmortalidad estaban escondidos hasta que fueron sacados a la luz por el evangelio; que fue significada por la rasgadura del velo está en la muerte de Cristo, Mt. 27:51. Ahora tenemos libertad para entrar en el Lugar Santísimo, en todos los actos de adoración, por la sangre de Jesús; sin embargo, como nos obliga a santa reverencia. Otro velo fue hacia la puerta exterior del tabernáculo. Este velo era la defensa del tabernáculo tenía. Dios cuida de su iglesia en la tierra. Una cortina será, si Dios, por favor para que sea así, tan fuerte una defensa a su casa, como puertas de bronce, y cerrojos de hierro. Con esta descripción típica de Cristo y de su iglesia antes de nosotros, ¿cuál es nuestra opinión sobre estos asuntos? ¿Vemos alguna gloria en la persona de Cristo? cualquier excelencia en su personaje? cualquier cosa preciosa en su salvación? o cualquier sabiduría en la doctrina de la cruz? ¿Nuestra religión resiste un examen? y somos más cuidadosos para aprobar nuestros corazones a Dios que nuestros personajes hacia los hombres?

Término histórico

   Lino fino torcido: (Ex. 26:1)

Tipo o ilustración: (fundamento bíblico de cada uno)

   El lino fino es blanco y puro; por lo ramo, simbolizaba la pureza y la justicia de Dios, tal como lo exponen

las Escrituras:

“Harás el tabernáculo de diez cortinas de lino torcido, azul, púrpura y carmesí; y lo harás con querubines de obra primorosa” (Éx. 26:1).

“Y a ella se le ha concedido que se vista de lino fino, limpio y resplandeciente; porque el lino fino es las acciones justas de los santos” (Ap. 19:8).

Aplicación para la vida del creyente hoy en día:

(a). La justicia de Dios es:

  • totalmente pura;
  • totalmente justa;
  • totalmente santa.

(b). El creyente debe esforzarse por ser más piadoso en todos sus caminos, para ser puro y santo:

  • en su corazón (vea Sal. 24:4; Mt. 5:8; 1 Ti. 1:5);
  • en su alma (vea 1 P. 1122);
  • en su religión (vea Stg. 1:27).

Aplicación bíblica para el creyente hoy en día:

“El que venciere será vestido de vestiduras blancas; y no borraré su nombre del libro de la vida, y confesaré su nombre delante de mi Padre, y delante de sus ángeles” (Ap. 3:5).

“Por tanto, yo te aconsejo que de mí compres oro refinado en fuego, para que seas rico, y vestiduras blancas para

vestirte, y que no se descubra la vergüenza de tu desnudez; y unge tus ojos con colirio, para que veas” (Ap. 3:18).

“Y alrededor del trono había veinticuatro tronos; y vi sentados en los tronos a veinticuatro ancianos, vestidos de

ropas blancas, con coronas de oro en sus cabezas” (Ap. 4:4; vea Ap. 7:9).

Termino histórico:

La estructura del tabernáculo (las columnas las basas, los postes, las tablas y las barras) (Ex. 26:15-30; 36:31-33)

Vea también Ex. 36:20-34 40:2, 17-18.

Tipo o ilustración (fundamento bíblico de cada uno):

   La estructura del tabernáculo sostenía todas las cortinas y cubiertas. El fundamento del tabernáculo estaba plantado firmemente en contra de las arenas inestables del desierto (un símbolo de/ mundo y su desierto espiritual). Sin el sostén de esta estructura, /as Cubiertas v cortinas habrían sido inútiles; por lo tanto, esta estructura simbolizaba la estabilidad y el sustento que Jesucristo da al creyente.

“Y harás para el tabernáculo tablas de madera de acacia, que estén derechas. La longitud de cada tabla será de diez codos, y de codo y medio la anchura. Dos espigas tendrán cada tabla, para unirlas una con otra; así harás todas las tablas del tabernáculo” (Éx. 26:15-17).

“Hizo también las barras de madera de acacia; cinco para las tablas de un lado del tabernáculo, cinco barras para las tablas del otro lado del tabernáculo, y cinco barras para las tablas del lado posterior del tabernáculo hacia el occidente. E hizo que la barra de en medio pasase por en medio de las tablas de un extremo al otro” (Ex. 36;31-33).

Aplicación para la vida del creyente hoy en día:

   Al morir en la cruz y redimir al ser humano de sus pecados, Cristo se convirtió en el fundamento de la redención para cada creyente. Cristo es nuestro sostén y nuestra estabilidad, nuestra seguridad y garantía. Sin embargo, el hombre debe acudir a Cristo para poder recibir el beneficio de su sostén y estabilidad. Estas bendiciones no están a disposición de quienes maldicen, rechazan y niegan a Cristo.

Aplicación bíblica para el creyente hoy en día:

   “Sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro o plata, sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación” (I P. 1:18-19).

“Estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo” (Fil. 1:6).

“Por lo cual asimismo padezco esto; pero no me avergüenza, porque yo sé a quién he creído, y estoy seguro que

es poderoso para guardar mi depósito para aquel día” (2 T i. 1:12).

“Y el Señor me librará de toda obra mala, y me preservará para su reino celestial. A él sea gloria por los siglos de los siglos. Amén” (2 Ti. 4:18).

“Y a aquel que es poderoso para guardaros sin caída, y presentaros sin mancha delante de su gloria con gran alegría, al único y sabio Dios, nuestro Salvador, sea gloria y majestad, imperio y potencia, ahora y por todos los siglos. Amén” (Jud. 24-25).

Termino histórico:

   El velo interno (Ex. 26:31-35; 36:35-36) Vea también Ex. 35:12; 36:35-36; 39;34; 40:3, 21

Tipo o ilustración (fundamento bíblico de cada uno):

   El velo interno separaba el lugar santo de/ lugar santísimo. Recuerde. el arca de Dios, su presencia misma. habitaba en el lugar santísimo. Dios usó el velo interno para marcar una clara división entre él y el hombre, entre su santidad el pecado humano. Así, el velo interno tenía al menos cinco significados Simbólicos:

(a). El velo Interno simbolizaba la gran separación que hay entre Dios y el hombre.

(b). El velo interno simbolizaba que el hombre debe acercarse a Dios con suma cautela.

(c). El velo interno simbolizaba que hay un solo camino hacia la presencia de Dios.

(d) El velo interno simbolizaba la entrada a la comunión con Dios.

(e) El velo interno simbolizaba la gran necesidad que el hombre tiene de hallar un Salvador que pueda derribar el muro que lo separa de Dios.

“Hizo asimismo el velo de azul, púrpura, carmesí y lino torcido lo hizo con querubines de obra primorosa. Y para él hizo cuatro columnas de madera de acacia, y las cubrió de oro, y sus capiteles eran de oro; y fundió para ellas cuatro basas de plata” (Éx. 36: 35-36)

Aplicación para la vida del creyente hoy en día:

   Lo que el velo interno (o la cortina de entrada al lugar santísimo) nos enseña:

(a) Dios es santo y justo. Y está lejos →muy lejos← del hombre y del mundo, totalmente apartado y separado de

la corrupción e impureza del hombre.

(b) El ser humano debe acercarse a Dios con suma cautela, con reverencia. asombro y temor.

(c) Hay una sola puerta de entrada a la presencia de Dios: esa puerta es Jesucristo.

(d) Dios recompensa a los que con diligencia lo buscan y entran en su presencia. La recompensa con la comunión

más maravillosa que alguien pudiera imaginar: la comunión con Dios.

(e) Jesucristo consumo el simbolismo del Velo interno. Recuerde lo que sucedió con el velo interno del templo cuando Jesús murió en la cruz: se rasgó de arriba abajo. lo cual simboliza que Dios mismo actuó, tomó la iniciativa y rasgó el velo. El velo celestial que mantenía al hombre fuera de la presencia de Dios se rasgó cuando. Cristo sufrió y murió en la cruz. Ahora tenemos acceso eterno a la presencia de Dios. La puerta de la presencia de Dios está abierta.

Aplicación bíblica para el creyente hoy en día:

   (a)“Si en mi corazón hubiese yo mirado a la iniquidad, el Señor no me habría escuchado” (Sal. 66:18).

“Nadie hay que invoque tu nombre, que se despierte para apoyarse en ti; por lo cual escondiste de nosotros tu rostro, y nos dejaste marchitar en poder de nuestras maldades ” (Is. 64:7).

“Con sus ovejas y con sus vacas andarán buscando a Jehová, y no le hallarán; se apartó de ellos” (Os. 5:6).

   (b) “Ahora, pues, Israel, ¿qué pide Jehová tu Dios de ti, sino que temas a Jehová tu Dios, que andes en todos sus caminos, y que lo ames, y sirvas a Jehová tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma?” (Dt. 10:12).

“El fin de todo el discurso oído es este: Teme a Dios, y guarda sus mandamientos; porque esto es el todo del hombre” (Ec. 12:13).

“Mas Jehová está en su santo templo; calle delante de él toda la tierra” (Hab. 2:20).

“Y si invocáis por Padre a aquel que sin acepción de personas juzga según la obra de cada ano, conducíos en temor todo el tiempo de vuestra peregrinación” (I P. l: l7).

   (c) “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito. para que todo aquel que en él cree, no se pierda, más tenga vida eterna” (Jn. 3:16).

“Le respondió Simón Pedro: Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna.” (Jn. 6:68).

“Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí” (Jn. 14:6).

“Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos” (Hch. 4:12).

   (d) “Sucedió que mientras hablaban y discutían entre sí, Jesús mismo se acercó, y caminaba con ellos. […] Y se decían el uno al otro: ¿No ardía nuestro corazón en nosotros, mientras nos hablaba en el camino, y cuando nos abría las Escrituras?” (Lc. 24:15, 32).

“Fiel es Dios, por el cual fuisteis llamados a la comunión con su Hijo Jesucristo nuestro Señor” (1 Co. 1:9).

“Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan” (He. 11:6).

“Lo que hemos visto y oído, eso os anunciamos, para que también vosotros tengáis comunión con nosotros; y nuestra comunión verdaderamente es con el Padre, y con su Hijo Jesucristo ” (I Jn. 1:3).

“He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenare’ con él, y él conmigo” (Ap. 3:20).

“Clama u mí, y yo te responderé, y te enseñare’ cosas grandes y ocultas que tú no conoces” (Jer. 33:3).

(e) “Y he aquí, el velo del templo se rasgó en dos, de arriba abajo; y la tierra tembló, y las rocas se partieron” (Mt. 27:51).

“Entonces el velo del templo se rasgó en dos, de arriba abajo” (Mr. 15:38).

“Por lo cual debía ser en todo semejante a sus hermanos, para venir u ser misericordioso y fiel sumo sacerdote en lo que a Dios se refiere, para expiar los pecados del pueblo” (He. 2:17).

“Por tanto, teniendo un gran sumo sacerdote que traspasó los cielos, Jesús el Hijo de Dios, retengamos nuestra profesión. Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado” (He. 4:14-15).

“[Cristo] penetra hasta dentro del velo, donde […] entró por nosotros como precursor, hecho sumo sacerdote para siempre según el orden de Melquisedec ” (He. 6:19-20).

“Porque no entró Cristo en el santuario hecho de mano, figura del verdadero, sino en el cielo mismo para presentarse ahora por nosotros ante Dios” (He. 9:24).

“Así que, hermanos, teniendo libertad para entrar en el Lugar Santísimo por la sangre de Jesucristo, por el camino nuevo y vivo que él nos abrió a través del velo, esto es, de su carne” (He. 10:19-20).

Termino histórico:

   El velo externo o la cortina de entrada al santuario (el lugar santo la primera habitación o el santuario externo) (Ex. 26:36-37; 36:37-38) Vea también Ex. 35:15; 39:38; 40:6, 29

Tipo o ilustración (fundamento bíblico de cada uno)

El velo externo cubría el santuario (el lugar santo y el lugar santísimo lo ocultaba de la actividad que se desarrollaba en el atrio. Evitaba que las personas vieran el lugar santo y la adoración a Dios que ocurría dentro del Santuario. Dios había determinada que todo acto de adoración a él tenía que realizarse entrando en su presencia, pasando al lugar santo a través del velo externo, símbolo de que hay una sala entrada a la presencia de Dios.

   “Harás para la puerta del tabernáculo una cortina de azul, púrpura, carmesí y lino torcido, obra de recamador. Y harás para la cortina cinco columnas de madera de acacia, las cuales cubrirás de oro, con sus capiteles de oro; y fundirás cinco basas de bronce para ellas” (Éx. 26:36-37).

“Hizo también el velo para la puerta del tabernáculo, de azul, púrpura, carmesí y lino torcido, obra de recamador; y sus cinco columnas con sus capiteles; y cubrió de oro los capiteles y las molduras, e hizo de bronce sus cinco basas” (Éx. 36137-ss).

Aplicación para la vida del creyente hoy en día:

   Lo que el Velo externo nos enseña:

(a)El velo externo señala a Jesucristo. el Camino, la entrada a la presencia de Dios. Jesús consumo el simbolismo del velo externo. Con la sangre que derramó en la cruz, él invita a los hombres a acercase a Dios pasando por la puerta de entrada a su presencia para adorarlo.

(b) Nadie puede entrar sin más a la presencia de Dios. Ni siquiera el creyente puede entrar a su presencia, ni acceder a un conocimiento más profundo de Dios, simplemente de cualquier manera. Dios ha determinado con exactitud cómo espera que nos acerquemos a él: por medio de su Hijo Jesucristo. E1 camino hacia un conocimiento más profundo de Dios, hacia las profundidades de Dios, es el Señor Jesús, Cristo y solo Cristo.

Aplicación bíblica para el creyente hoy en día:

  “Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí” (Jn. 14:6).

“Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos” (Hch. 4:12).

“Por quien también tenemos entrada por la fe a esta gracia en la cual estamos firmes, y nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios” (Ro. 5:2).

“Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; _v esto no de vosotros, pues es don de Dios” (Ef 2:8).

“Porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan” (Mt. 7:14).

“A fin de conocerle, y el poder de su resurrección, y la participación de sus padecimientos, llegando a ser seme-

jante a él en su muerte” (Fil. 3:10).

“Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado ” (Jn. I 7:3).

“Mas por él estáis vosotros en Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho por Dios sabiduría, justificación, santificación y redención” (I Co. 1:30).

“Sino que, siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo” (Ef. 4:15).

“Por tanto, dejando ya los rudimentos de la doctrina de Cristo, vamos adelante a la perfección; no echando otra

vez el fundamento del arrepentimiento de obras muertas, de la fe en Dios” (He. 6:1).

“Desead, como niños recién nacidos, la leche espiritual no adulterada, para que por ella crezcáis para salvación, si es que habéis gustado la benignidad del Señor” (1 P. 2:2-3).

Comentario para Exégesis y traducciones de frase o palabras usada en el contexto:

26.29 Recubrirás de oro: Se deberá recubrir de oro todas las tablas, los anillos y las barras.

26.30 Conforme al modelo: Es una frase de estructura y sentido similar a la utilizada en 25.40 (ver). En la traducción se debe evitar dar la sensación de que esto se refiere a un modelo visual, ya que en ningún momento se sugiere que Dios mostró a Moisés una imagen o diseño. Más bien, hubo una descripción verbal de los objetos.

26.31 Un velo: También puede decirse «una cortina» (TLA, NVI), pero debe tenerse en cuenta que en el versículo 36 se describirá la tela que delimita la entrada, que debe llevar un nombre distinto (así sucede en el hebreo). De modo que el traductor debe coordinar ambos versículos. Algunas versiones preservan este esquema y ofrecen en cada versículo las siguientes palabras: RV95 y BJ usan «velo» y «cortina»; NBE, «cortina» y «antepuerta». Otras opciones son “tapiz”, “toldo”, “paño”. Debe evitarse repetir la misma palabra en los dos versículos, como hacen TLA, DHH y NVI.

Azul, púrpura, carmesí y lino torcido: Estos materiales fueron ya registrados en 25.4 y 26.1, por lo cual aquí se debe traducir de acuerdo con esos textos (ver). Obra primorosa: Ver 26.1. Querubines: Ver 25.18 y 26.1.

26.32 Con capiteles: Esta palabra traduce una expresión hebrea difícil de comprender. Se trata de un término que evoca una letra hebrea con forma de gancho, y los ganchos servirían para colgar la cortina. Por eso, es mejor traducir «ganchos» (TLA, DHH, NVI) que seguir la propuesta de RV95.

Basas: Mejor traducir «bases» (NVI, DHH; ver 26.19).

26.33 Corchetes: No deben confundirse con los ganchos del versículo anterior, ya que la traducción responde a dos palabras hebreas distintas. Su función no es del todo clara. También puede traducirse «broches» (BJ).

Lugar santo: En hebreo dice “el santo”, pero es necesario agregar “lugar” para que el sentido sea nítido. El lugar santo es la habitación anterior y a ella podían acceder sólo algunos sacerdotes, en determinados momentos de las liturgias.

Lugar santísimo: Literalmente, la expresión hebrea es “santo de los santos”, una estructura que se repite de varias formas en el Antiguo Testamento, como en “rey de reyes”, o en “cantar de los cantares”. Tiene significado de superlativo, y por eso hoy las distintas versiones coinciden en traducir lugar santísimo.

26.34 Propiciatorio: Mejor traducir «tapa», junto con TLA (ver 25.17).

Fuera del velo: Se refiere al lugar santo, afuera del lugar santísimo (ver 26.33).

En el lado sur […] hacia el lado del norte: El texto da la ubicación precisa de la mesa y de la lámpara de siete luces en función de los puntos cardinales y a partir del lugar del Arca. Se utiliza las mismas palabras que en los versículos 18 (sur) y 20 (norte). Es importante preservar estas indicaciones en la traducción.

26.36 Este versículo describe la tela de la entrada, que será confeccionada con los mismos materiales que el velo, pero sin dibujos de querubines. A esta diferencia se le agrega que la misma estará colgada de cinco columnas, en lugar de cuatro, y que las bases serán de bronce, en lugar de plata.

Una cortina de azul, púrpura […]: Ver el versículo 31 para la traducción de cortina. Deben mantenerse los nombres de las telas y de los colores utilizados en ese versículo.

Obra de recamador: Es un término técnico que se refiere al bordado en relieve. Otras traducciones aceptables son «recamada artísticamente» (NVI), «bordada artísticamente» (DHH). El texto no dice si la tela incluía algún tipo de dibujo o si el recamado se refiere a la misma trama del paño.

26.37 Capiteles de oro: Es la misma palabra que figura en el versículo 32. Se debe traducir en ambos casos de la misma manera (ver 26.32).

Basas de bronce: Se debe continuar traduciendo «bases» (NVI, DHH; ver 26.19), que en este caso son de bronce. La propuesta de TLA, «pon los postes sobre bases de bronce», refleja bien el sentido y puede utilizarse, si contribuye a la comprensión en la lengua receptora.

Amén, para la gloria de Dios.

DESCARGUE AQUÍ ESTUDIO COMPLETO

 


Hno Roberto Saldías Roa

Miembro de la IEP en Nacimiento Bajo, nació en el evangelio del Señor en la Iglesia de Laja 1975. Casado con María Nahuelmán, estudia teología de manera autodidacta. Me gusta mucho leer y escribir.

 

Deja una respuesta