+56 9 5417 6219
contacto@historiaycontingenciaiep.cl

Domingo 16 De Septiembre De 2018 “Tinieblas, Símbolo De La Oscuridad De Los Hombres Sin Dios”

Domingo 16 De Septiembre De 2018 “Tinieblas, Símbolo De La Oscuridad De Los Hombres Sin Dios”


Notice: Undefined offset: 1 in /home/historia/public_html/wp-includes/media.php on line 764

Notice: Undefined offset: 1 in /home/historia/public_html/wp-includes/media.php on line 766

Notice: Undefined offset: 1 in /home/historia/public_html/wp-includes/media.php on line 769

Notice: Undefined offset: 1 in /home/historia/public_html/wp-includes/media.php on line 70

Lección: Éxodo Cap. 10, versículos 21 al 29. Jehová dijo a Moisés: Extiende tu mano hacia el cielo, para que haya tinieblas sobre la tierra de Egipto, tanto que cualquiera las palpe. Y extendió Moisés su mano hacia el cielo, y hubo densas tinieblas sobre toda la tierra de Egipto, por tres días. Ninguno vio a su prójimo, ni nadie se levantó de su lugar en tres días; mas todos los hijos de Israel tenían luz en sus habitaciones. Entonces Faraón hizo llamar a Moisés, y dijo: Id, servid a Jehová; solamente queden vuestras ovejas y vuestras vacas; vayan también vuestros niños con vosotros. Y Moisés respondió: Tú también nos darás sacrificios y holocaustos que sacrifiquemos para Jehová nuestro Dios. Nuestros ganados irán también con nosotros; no quedará ni una pezuña; porque de ellos hemos de tomar para servir a Jehová nuestro Dios, y no sabemos con qué hemos de servir a Jehová hasta que lleguemos allá. Pero Jehová endureció el corazón de Faraón, y no quiso dejarlos ir. Y le dijo Faraón: Retírate de mí; guárdate que no veas más mi rostro, porque en cualquier día que vieres mi rostro, morirás. Y Moisés respondió: Bien has dicho; no veré más tu rostro.

Comentario 1: La novena plaga (10: 21-29, tercera de la tercera serie) sigue el modelo general y, en consecuencia, es breve y se presenta sin previo aviso. No es casualidad que, siendo la última, anterior a la más terrible de todas, consista en traer oscuridad a la tierra, impidiendo por tres días que el sol ilumine Egipto. Debemos tener en cuenta que el principal dios de ese pueblo era el sol, que era adorado en su salida matinal como el vencedor de las tinieblas nocturnas. Los egipcios creían que cada día el demonio de las tinieblas luchaba contra este dios para imponer su reinado, y que cada mañana era vencido. De modo que la oscuridad constante debe haber ejercido un impacto psicológico tremendo sobre los egipcios, pues ellos la habrán percibido como una derrota de su dios bajo la acción de otra deidad, ya fuera el demonio o el Dios de los hebreos. Por lo pronto, detener la influencia salvífica de su dios era anunciar su inminente derrota. Así quedaba expuesta la fortaleza del Dios de Israel y la debilidad del dios de los egipcios.

Las versiones se dividen entre las que prefieren «tinieblas» (RV95, BJ, NBE, NVI) y las que proponen «oscuridad» (DHH, TLA). El traductor debe analizar esta diferencia en relación con la lengua receptora. No obstante, debe tener en cuenta que el fenómeno descrito no es una simple oscuridad momentánea —como la producida por un eclipse solar—, sino algo que produce espanto en quienes lo padecen.

Comentario 2: General Versic. 21 al 29: Sin previo aviso al faraón, Jehová ordenó a Moisés que extendiera su mano hacia el cielo, y al hacerlo vinieron densas tinieblas sobre la tierra de Egipto por un espacio de tres días. Otra vez el faraón llamó a Moisés y le ofreció otra concesión, la cual Moisés rechazó. Enojado el faraón echó a Moisés de su presencia con una amenaza de muerte, y Moisés le respondió igualmente indignado, dando al faraón el anuncio previo de la muerte venidera de los primogénitos de los egipcios. Moisés salió indignado de la presencia del faraón.

Como en los dos ciclos anteriores de plagas, la última plaga llegó sin previo aviso. Fue de tinieblas tan densas que, dice el texto, hasta se podían palpar (vv. 21, 22). No fue casualidad que la penúltima plaga fuera de tinieblas: la teología egipcia le daba prioridad al dios del sol, Re, y consideraba al mismo faraón como la encarnación de éste.

Antes de resolver el tema de la liberación, hay que resolver los temas secundarios que se han presentado. El primero de estos es la confrontación teológica entre Jehová y los dioses egipcios. Por tres días la oscuridad venció el sol, y así el dios principal egipcio quedó en nada, así como su encarnación en la persona del faraón.

Además de demostrar la soberanía absoluta de Jehová sobre el mundo, las tinieblas prepararon la última y trágica escena de muerte. No era necesario que la confrontación llegara a tal extremo; sin embargo, el faraón había decretado la muerte de los hijos varones de Israel, el primogénito de Jehová (1:22). Dios, en vano, le había dado oportunidad tras oportunidad de dejar ir al pueblo, pero él había endurecido su corazón. El silencio de las tinieblas de esta plaga era como un presagio de la siguiente plaga, en la que el silencio de la noche sería roto por el llanto, el gran clamor (12:30), de los egipcios y los gritos de júbilo de los hebreos al escuchar el

decreto de Id y servid a Jehová, como habéis dicho (12:31).

Posiblemente la expresión tinieblas que hasta puedan ser palpadas (10:21) es una manera figurativa de indicar la intensidad de la oscuridad. No obstante, el contexto sugiere que era producida por una fortísima tempestad de arena. Tales tempestades ocurren en Egipto comúnmente durante la primavera. Se las conoce como khamsin, y arrastran consigo grandes cantidades de arena proveniente del desierto. Suelen durar dos o tres días y producen obscuridad cuando la nube de tierra llevada por el viento cubre una localidad. El texto indica que no se podían ver unos a otros, ni nadie se movió de su lugar durante tres días (v. 23a). Sin embargo,

los hijos de Israel tenían luz en sus moradas (v. 23b).

Si fue una tempestad de arena, fue una como nunca se había visto en aquellas regiones. De todos modos, las tinieblas eran más que una molestia para los egipcios: eran ocasión de espanto, porque ellos creían que la oscuridad era el imperio de los espíritus malignos que producían cualquier clase de maldad, aun hasta la muerte.

El faraón llamó a Moisés con urgencia y le hizo su cuarto ofrecimiento. Todavía trató de negociar una solución a su problema: Id y servid a Jehová. Vayan también vuestros niños con vosotros. Solamente que sean dejadas vuestras ovejas y vuestras vacas (v. 24; ver 8:25, 28; 10:11, 24 con 12:31, 32). Si no llevaban sus bienes con ellos, pensaba el faraón, volverían al país.

Probablemente con una risa, Moisés le contestó irónicamente: Entonces tú nos tendrás que dar animales para sacrificar… Y añadió con toda seriedad: ¡También nuestro ganado irá con nosotros!… (vv. 25, 26). Enfurecido el faraón le mandó salir de su presencia y lo amenazó con pena de muerte si volvía a verle (v. 28), y Moisés le respondió: Bien has dicho. ¡Jamás volveré a ver tu cara! (v. 29).

En la estructura literaria del libro, el cap. 11 prepara el escenario para la institución de la Pascua (12:1–28), la cual precederá el relato de la décima plaga. En su función, el capítulo mira adelante mientras que ata lo venidero con lo ya relatado. Los vv. 1–3 son una introducción, e interrumpen el relato histórico de la plaga novena. Para mayor claridad, estudiaremos el contexto en el siguiente orden: 10:29 y 11:4–8; después 11:1–3 y 11:9, 10.

Después de “felicitar” al faraón por su percepción (10:29), Moisés, con ardor, le informó del trágico futuro, aunque no le precisó la fecha cuando ocurriría. En realidad fue la última vez que el faraón lo vio antes de llamarlo para decretar la salida del pueblo. Moisés anunció la muerte de todo primogénito en la tierra de Egipto (11:4, 5), y dijo: habrá un gran clamor en toda la tierra. .

Como nunca lo hubo ni lo habrá (v. 6). Sin embargo, entre los hebreos, ni un perro les ladrará… para que sepáis que Jehová hace distinción entre los egipcios y los israelitas (v. 7).

Entonces, Moisés dijo al faraón que éste lo llamaría en aquel entonces para mandarles salir. Además, añadió que los servidores del faraón se postrarían delante de él pidiéndole que se fueran. Con esto Moisés salió muy enojado (v. 8; ver 4:23 y 12:29).

Pensamiento: La palabra clave en el tema general hay que destacar: La palabra tiniebla: De la raíz ska, «cubrir». La palabra se usa literalmente para designar la oscuridad física y, metafóricamente, la oscuridad espiritual, moral e intelectual. Las tinieblas surgen del error, la ignorancia, la desobediencia, la ceguera voluntariosa y la rebelión. Las tinieblas representan un sistema malo, absolutamente opuesto a la luz. Con esta definición concluimos como creyentes no debe haber tinieblas en el corazón del hijo de Dios, porque Dios es luz, y debe haber luz en el creyente.

Referencias: Juan 12:46. Yo, la luz, he venido al mundo, para que todo aquel que cree en mí no permanezca en tinieblas. 12.46 tinieblas, scotia; Strong #4653: Sombras, lobreguez, mal, pecado, oscuridad, noche, ignorancia, depravación moral. El NT usa la palabra especialmente en un sentido metafórico, al referirse a la ignorancia de la verdad divina, la naturaleza pecaminosa del ser humano, la ausencia total de luz y una falta de percepción espiritual. Luz equivale a felicidad. Scotia, como tinieblas espirituales, básicamente describe todas las cosas terrenales o demoníacas que están en enemistad con Dios.

Lucas 11:33-36. Nadie pone en oculto la luz encendida, ni debajo del almud, sino en el candelero, para que los que entran vean la luz. La lámpara del cuerpo es el ojo; cuando tu ojo es bueno, también todo tu cuerpo está lleno de luz; pero cuando tu ojo es maligno, también tu cuerpo está en tinieblas. Mira pues, no suceda que la luz que en ti hay, sea tinieblas. Así que, si todo tu cuerpo está lleno de luz, no teniendo parte alguna de tinieblas, será todo luminoso, como cuando una lámpara te alumbra con su resplandor.

Texto: Proverbios Cap. 4, versículo 19. El camino de los impíos es como la oscuridad; No saben en qué tropiezan. 

1er Titulo:

Ceguera Espiritual Que Impide Ver La Luz De Cristo. Versic. 21 al 23. Jehová dijo a Moisés: Extiende tu mano hacia el cielo, para que haya tinieblas sobre la tierra de Egipto, tanto que cualquiera las palpe. Y extendió Moisés su mano hacia el cielo, y hubo densas tinieblas sobre toda la tierra de Egipto, por tres días. Ninguno vio a su prójimo, ni nadie se levantó de su lugar en tres días; mas todos los hijos de Israel tenían luz en sus habitaciones. (Léase Efesios 5:8.Porque en otro tiempo erais tinieblas, mas ahora sois luz en el Señor; andad como hijos de luz  ).

Comentario 1: Juicio ▬ Tinieblas: El día del juicio llegó. Fíjese de nuevo, que no se hizo advertencia alguna sobre este juicio. Sin embargo, Faraón sabía que vendría. El Dios que pudo mandar tantas plagas sobre Egipto no se rendiría hasta que Faraón obedeciera a Dios. Estos tenían que ser los pensamiento de Faraón. Era una cuestión de si él iba a arrepentirse y hacer lo que Dios reclamaba: Arrepentirse del pecado de idolatría y del terrible pecado de oprimir y tratar brutalmente a las personas. Faraón estaba en contra de Dios: Él iba resistir a Dios tanto como pudiera, por siempre si era posible. Dios sabía que Faraón estaba esperando otro juicio: La cuestión era solamente cuándo. Por lo tanto, Dios lanzó su juicio sin advertencia.

  1. Dios encargó a su siervo, Moisés: Extiende tu mano hacia el cielo, y densas tinieblas se esparcirán sobre Egipto, unas tinieblas tan densas que podrán ser palpadas (v. 21.). Imagínese una tinieblas negras como azabache durante tres días y tres noches. Así es cómo es descrito el juicio, como unas tinieblas que pueden literalmente ser palpadas:
  • Una oscuridad aterradora, espantosa.
  • Una oscuridad espeluznante, escalofriante.
  • Una oscuridad fantasmal, temible.
  • Una oscuridad extraña, insólita.
  • Una oscuridad misteriosa, sobrenatural.
  1. El siervo de Dios obedeció. Moisés extendió su mano hacia el cielo (v. 22).
  2. El juicio: Densas tinieblas cayeron sobre Egipto, tinieblas que duraron tres días. Imagínese vivir en la más absoluta oscuridad durante tres días. Las escrituras dicen que las personas fueron literalmente aprisionadas por las cadenas de la oscuridad. La oscuridad era:
  • Tan densa que las personas no se veían unas a otras.
  • Tan densa que las personas tenían miedo hasta de levantarse.

   Las personas estaban confinadas a sus casas; el terror las embargaba. Pocas personas tuvieron el coraje de levantarse de la cama, y las pocas que lo hicieron tropezaron tanto que probablemente regresaran a sus camas. Matthew Henry dice lo siguiente:

“Sin duda [las tinieblas]…les aterrorizaron. La nube de langostas, que había oscurecido la tierra (v. 15), no fue nada [comparado] con esto. La tradición de los judíos es [esta]: en estas tinieblas ellos fueron aterrorizados por la [inusual visión]…de espíritus malignos, o… por los sonidos atroces y murmuraciones que hicieron, o [lo cual no es menos aterrador] por los horrores de sus propias conciencias; y esta es la plaga a la cual… Salmo 78:49 [puede estarse refiriendo].” (Envió sobre ellos el ardor de su ira; Enojo, indignación y angustia, Un ejército de ángeles destructores Salmo 78:49).

“Él lanzó sobre ellos el ardor de su ira, enejo, indignación y angustia. Un ejercito de ángeles destructores…”

“… Para aquellos a quienes el diablo ha engañado, será Él, a la larga, un terror”.

   Pensamiento: (La palabra clave en este titulo es: Tiniebla): El hombre ha escogido vivir con su espíritu en tinieblas, unas tinieblas tan densas que pocas personas llegan a ver algunas vez la verdad. Esta es una oscuridad intencionada, una decisión deliberada del hombre de vivir en la oscuridad espiritual. En consecuencia, el juicio de Dios se acerca. Y cuando Dios lance su juicio, no habrá escape, para ninguno de nosotros. Así como los egipcios fueron sujetados por las cadenas de la oscuridad, nosotros seremos sujetados por las cadenas de la mano de Dios para enfrentar la ejecución de la justicia. Seremos juzgados por lo que hemos hecho sobre esta tierra, cada uno de nosotros.

Definición de tiniebla:  (nombre femenino):

  1. nombre femenino plural formal: (tinieblas) Ignorancia, falta general de instrucción o de conocimientos, especialmente abstractos o relativos a la moral. «la idea renacentista de que la Edad Media fue una época de tinieblas, de supersticiones; el hombre había estado perdido en las tinieblas y solamente podía ser salvado por la luz del conocimiento expresado en los libros»
  2. Formal: (tinieblas) Infierno, lugar al que van las personas que mueren en pecado. «el Reino de las Tinieblas; se encuentran las legiones angélicas, a las órdenes del Señor, frente a las fuerzas de las tinieblas»

Definición de tiniebla Bíblico: (heb. jóshek, .ôfel, neshef, .êfâh, alâfâh, arâfel, tsalmâweth, etc.; gr. skótos, skotía, skía). A veces se traduce por «oscuridad». Además de su sentido literal, «tinieblas» se usa simbólicamente en la Biblia para referirse a la ignorancia espiritual (Sal. 82:5; Is 60:2; Mt. 4:16), a la maldad (Pr. 4:19; Is. 5:20), a la condición espiritual resultante del descuido de la verdad o de la indiferencia hacia ella (Mt. 6:23; Lc. 11:35), a las dificultades y los problemas de la vida (2 S. 22:29), a la confusión y la incertidumbre (Job 12:25) y al misterio y la inasibilidad que envuelven a Dios (Ex. 10:21; 1 R. 8:12). Las «tinieblas» se extendían sobre la faz del abismo durante la creación (Gn. 1:2). Sobre los egipcios cayó una plaga de «tinieblas» (Ex. 10:21, 22). «Tinieblas» cubrieron la tierra en ocasión de la crucifixión de Cristo, y «tinieblas» anunciarán la proximidad de su venida (Mt. 24:29; cf Ap 6:12).

Comentario 2: Propósito de las plagas ▬ Poder de Dios ▬ Protección del pueblo de Dios ▬ Israel: Estaba el propósito y la demostración del poder de Dios: Él protegió a su pueblo. Fíjese que el pueblo de Dios tenía luz en sus casas. Esto demostraba una gran verdad: Hay un solo Dios que tiene poder sobre la luz y las tinieblas, el SEÑOR mismo. El SEÑOR lanzó tinieblas sobre aquellos que lo rechazaron, y dio luz a quienes lo siguieron.

Los egipcios adoraban un dios del sol llamado Ra. Era una de sus principales deidades; por lo tanto, cuando Dios lanzó las tinieblas sobre Egipto, demostró.

  • Que solo hay un Dios verdadero y vivo que controla la luz y las tinieblas, el SEÑOR mismo.
  • Que el SEÑOR (Jehová, Yahveh) es el Dios de salvación y redención, que Él verdaderamente libera a su pueblo del juicio.

   Faraón no pudo haberlo pasado por alto. El pueblo de Dios había sido protegido por el SEÑOR, mientras que Ra no había hecho absolutamente nada por proteger a los egipcios. El Dios de Moisés tenía el poder tanto para juzgar como para liberar. Su poder era supremo, muy superior que el del dios Ra. Fíjese: Una vez más, Dios había demostrado su poder. Dios había demostrado las más maravillosas verdades a los egipcios.

  • Que Él es el único Dios verdadero y vivo.
  • Que Él es omnipotente, con el poder para controlar tanto la luz como las tinieblas.
  • Que Él tiene el poder tanto para juzgar como para liberar a las personas.
  • Que todos los dioses son impotentes e incompetentes antes el SEÑOR Dios.
  • Que todos los demás dioses son, en realidad, solo invenciones de la imaginación del hombre.
  • Conclusión: Solo Dios tiene poder sobre la luz y las tinieblas. Pero más que ello, Dios tiene poder sobre todas las cosas, tanto sobre el cielo como sobre la tierra y todo lo que incluyen. Dios es soberano sobre todo, y es omnipotente, todopoderoso.

(Romanos 9:19 al 21. Pero me dirás: ¿Por qué, pues, inculpa? porque ¿quién ha resistido a su voluntad? Mas antes, oh hombre, ¿quién eres tú, para que alterques con Dios? ¿Dirá el vaso de barro al que lo formó: ¿Por qué me has hecho así? ¿O no tiene potestad el alfarero sobre el barro, para hacer de la misma masa un vaso para honra y otro para deshonra?).

Comentario 3: 10.21: Haya tinieblas sobre la tierra de Egipto: La palabra hebrea usada para tinieblas es la misma de Génesis 1.2. El sentido no es el de una oscuridad razonable, sino el de una vuelta al desorden original, a un estado de caos precreacional. El traductor puede optar por TLA: «Que todo Egipto se quede a oscuras», si es más claro para la cultura a la que se dirige, pero debe asegurarse de hacer presente esta dimensión trascendente del fenómeno.

Las palpe: Es una traducción literal del hebreo que significa que puede ser sentida o tocada con la mano. El sentido es difícil de expresar en nuestra lengua, de ahí que varias traducciones opten por agregar «oscuridad palpable» (NBE) o la forma acertada de NVI: «¡Tinieblas tan densas que se puedan palpar!» Es posible también traducir: «Tinieblas que puedan palparse» (BJ). Estas formas son preferibles a la de TLA. DHH prefiere omitir la expresión. El traductor debe estudiar si en la lengua a que traslada el texto existe alguna expresión simbólica que exprese la idea de «tocar la oscuridad». De haberla, es la oportunidad para utilizarla.

   Referencia: Efesios 5.11. Y no participéis en las obras infructuosas de las tinieblas, sino más bien reprendedlas;

Hechos 13:11. Ahora, pues, he aquí la mano del Señor está contra ti, y serás ciego, y no verás el sol por algún tiempo. E inmediatamente cayeron sobre él oscuridad y tinieblas; y andando alrededor, buscaba quien le condujese de la mano.

   Gracias a Jesucristo que nos saco de las tinieblas:  Colosenses 1:13-14.el cual nos ha librado de la potestad de las tinieblas, y trasladado al reino de su amado Hijo, en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados.

2° Titulo:

Loable y Firme Decisión De Moisés De Llevar Lo Que Sacrificarían a Jehová. Versic. 24 al 26. Entonces Faraón hizo llamar a Moisés, y dijo: Id, servid a Jehová; solamente queden vuestras ovejas y vuestras vacas; vayan también vuestros niños con vosotros. Y Moisés respondió: Tú también nos darás sacrificios y holocaustos que sacrifiquemos para Jehová nuestro Dios. Nuestros ganados irán también con nosotros; no quedará ni una pezuña; porque de ellos hemos de tomar para servir a Jehová nuestro Dios, y no sabemos con qué hemos de servir a Jehová hasta que lleguemos allá. Léase Éxodo 10:9. Moisés respondió: Hemos de ir con nuestros niños y con nuestros viejos, con nuestros hijos y con nuestras hijas; con nuestras ovejas y con nuestras vacas hemos de ir; porque es nuestra fiesta solemne para Jehová.).

Comentario 1: 10.25-26: Tú nos darás los animales […]: En TLA, estos dos versículos están unidos y reescritos. El traductor debe evaluar esta opción, si la forma que ofrece RV95 resulta confusa para su traducción. Lo importante es que quede claro que el faraón ha ido debilitando su posición a medida que avanzaban las plagas. Ahora permite que vayan todos, pero no el ganado.

Comentario 2: Compromiso ▬ Negociar: Estaba el intento de hacer un compromiso con Dios. En algún momento, Faraón se dio cuenta de que las tinieblas habían paralizado completamente la nación de Egipto. La residencia del gobierno, la economía, el ejercito, y todas las demás áreas de la vida habían dejado de funcionar. La nación entera, todos y todo, estaba envuelta en tinieblas. Nada, absolutamente nada, podía hacerse. Ni negocios, ni trabajos, ni construcciones, ni compras y ventas, ni siquiera asegurar los alimentos. Incluso las necesidades básicas esenciales de la vida no podían ser manejadas. En medio de la total oscuridad, la vida y la supervivencia no podían durar, no por mucho tiempo. Faraón no tenía alternativa: Mandó a llamar a Moisés. Tropezando en medio de la oscuridad, sus funcionarios finalmente llegaron hasta Moisés y lo trajeron a Faraón.

  1. Faraón ofreció liberar a todo el pueblo de Dios para ir y adorar al SEÑOR. Pero fíjese: Él no quería que se llevaran los animales (v. 24). Él se quedaría con los animales como rehenes para garantizar que los israelitas regresaran a Egipto.
  2. Moisés rechazó el compromiso:
  • Los animales serían necesarios para ofrecer sacrificios a Dios (V. 25).
  • Que animales serían necesarios no se sabría hasta que no llegaran a su destino (v. 26).
  • Por tanto, Israel tenía que llevarse todos los animales.

Pensamiento 2: Dios no puede comprometerse con el hombre. Bajar sus niveles haría a Dios menos que perfecto, menos que Dios. Dios nunca podría estar de acuerdo con que el hombre abusara, tratara brutalmente o esclavizara a otras personas, no por codicia, ni por dinero, ni para que una raza de personas pueda vivir de la servidumbre de otra raza. La voluntad de Dios es que el hombre viva en paz y reconciliación, que vivan juntos como iguales, que practiquen el amor fraternal. Por esta razón, Dios nunca podría hacer un compromiso con el hombre sobre el tema del pecado y el mal.

Referencia: Numero 23:19-20. Dios no es hombre, para que mienta, Ni hijo de hombre para que se arrepienta. El dijo, ¿y no hará? Habló, ¿y no lo ejecutará? He aquí, he recibido orden de bendecir; El dio bendición, y no podré revocarla.

Romanos 11.36. Porque de él, y por él, y para él, son todas las cosas. A él sea la gloria por los siglos. Amén.

Decidir según voluntad de Dios, Esdras 7.18. Y lo que a ti y a tus hermanos os parezca hacer de la otra plata y oro, hacedlo conforme a la voluntad de vuestro Dios.

3er Titulo:

Amenaza De Muerte Que No Amedrenta Al Siervo De Dios. Versic. 27 al 29. Pero Jehová endureció el corazón de Faraón, y no quiso dejarlos ir. Y le dijo Faraón: Retírate de mí; guárdate que no veas más mi rostro, porque en cualquier día que vieres mi rostro, morirás. Y Moisés respondió: Bien has dicho; no veré más tu rostro. (Léase Daniel 3:17-18. He aquí nuestro Dios a quien servimos puede librarnos del horno de fuego ardiendo; y de tu mano, oh rey, nos librará. Y si no, sepas, oh rey, que no serviremos a tus dioses, ni tampoco adoraremos la estatua que has levantado.).

Comentario 1:

10.28: Cuídate de no ver más mi rostro: Es una frase enfática respecto de la frase anterior (retírate de mi presencia), pues significa lo mismo. En hebreo, el rostro alude a la persona misma. Traducir, como hace TLA, «más te vale no volver a presentarte ante mí» es correcto y más claro. Sin embargo, debe evitarse la forma que esta versión da a la primera frase: «¡Largo de aquí!», ya que es poco utilizada en el mundo de habla castellana. Es mejor: «¡Fuera de aquí!»

10.29: No veré más tu rostro: Teniendo en cuenta lo ya dicho sobre el uso hebreo de la palabra «rostro», se puede optar por TLA: «Jamás volveré a verte la cara». El texto no ofrece problemas de traducción, pero es oportuno comentar la ironía de la frase de Moisés. En efecto, cuando Moisés afirma que no verá más el rostro del faraón dice la verdad, pero, mientras el rey seguramente entiende esto como su triunfo —es decir, que Moisés ya no volverá a reclamar la liberación de sus esclavos—, lo que en realidad está sucediendo es lo contrario. Moisés no verá ya más al faraón porque en ese momento anunciará la última de las plagas y comenzará la marcha del pueblo hacia el desierto.

Comentario 2: (10:27-29). Corazón duro ▬Duro ▬ Endurecido ▬ Rechazo de Dios: Estaba la locura de un corazón duro: Dios endureció el corazón de Faraón.

  1. Faraón rehusó liberar a Israel: Él no los dejaría irse (v. 27).
  2. Faraón reaccionó con ira (v. 28). Faraón estaba molesto, enojado, furioso a más no poder. Se enfureció:
  • Le dijo a Moisés que saliera de su presencia.
  • Amenazo con matar a Moisés si lo volvía a ver.
  1. Esto conllevó al rechazo final de dios: Su siervo puso fin a las conversaciones. No volvería a ver otra vez el rostro de Faraón (v. 29).

Pensamiento: Las personas pueden hacer cosas irrazonables, cosas que se acercan a la locura. Pero nada es mayor locura que…

  • Un corazón duro.
  • El rechazo de Dios.
  • Negar de Dios.
  • La ira contra el mensaje de Dios.

   Referencias sobre la dureza del corazón: 1 Samuel 8:7. Y dijo Jehová a Samuel: Oye la voz del pueblo en todo lo que te digan; porque no te han desechado a ti, sino a mí me han desechado, para que no reine sobre ellos; 1Tes. 4:7-8. Pues no nos ha llamado Dios a inmundicia, sino a santificación. 8Así que, el que desecha esto, no desecha a hombre, sino a Dios, que también nos dio su Espíritu Santo.

   Referencias sobre la dureza de la Amenaza: Jeremías 40:13-16. Y Johanán hijo de Carea y todos los príncipes de la gente de guerra que estaban en el campo, vinieron a Gedalías en Mizpa, Y le dijeron: ¿No sabes que Baalis rey de los hijos de Amón ha enviado a Ismael hijo de Netanías para matarte? Mas Gedalías hijo de Ahicam no les creyó. Entonces Johanán hijo de Carea habló a Gedalías en secreto en Mizpa, diciendo: Yo iré ahora y mataré a Ismael hijo de Netanías, y ningún hombre lo sabrá. ¿Por qué te ha de matar, y todos los judíos que se han reunido a ti se dispersarán, y perecerá el resto de Judá? Pero Gedalías hijo de Ahicam dijo a Johanán hijo de Carea: No hagas esto, porque es falso lo que tú dices de Ismael.

Hechos 9.1-2. Saulo, respirando aún amenazas y muerte contra los discípulos del Señor, vino al sumo sacerdote, y le pidió cartas para las sinagogas de Damasco, a fin de que si hallase algunos hombres o mujeres de este Camino, los trajese presos a Jerusalén.

Efesios 6: 8-9. sabiendo que el bien que cada uno hiciere, ése recibirá del Señor, sea siervo o sea libre. Y vosotros, amos, haced con ellos lo mismo, dejando las amenazas, sabiendo que el Señor de ellos y vuestro está en los cielos, y que para él no hay acepción de personas. (Ejemplo para los creyentes).

Texto: Proverbios Cap. 4, versículo 19. El camino de los impíos es como la oscuridad; No saben en qué tropiezan.  

Comentario texto: Los vv. 19 y 20 clausuran la sección con una comparación clara y resplandeciente. Por un lado, “el camino” de los impíos, su vida, su conducta, su futuro, es como la noche que presenta varias oportunidades para que ocurra algún daño. Así aquellos que son esclavos a la adicción del mal, que andan de día y aun de noche haciendo la violencia, no se dan cuenta que su vida es toda oscura. No saben cuándo ni cómo se van a caer. En 28:1 se implica que el impío siempre anda inseguro ya que la imagen es que él está huyendo aunque nadie le está persiguiendo. Las metáforas acerca de la oscuridad (tinieblas) y la luz abundan en el NT. Jesús afirma que el que anda en tinieblas no sabe a dónde va (Juan 12:35). También dice: Pero si uno camina de noche, tropieza porque no hay luz en él (Juan 11:10).

Por el otro lado, el v. 18 presenta una de las escenas más hermosas del libro de Proverbios. La palabra hebrea nogah 5051, que significa “lo brillante o el amanecer” (ver Isa. 60:3; 62:1) juega un papel central en el texto. Ponerse en la senda del justo es como encontrarse en la aurora de un nuevo día. Hay un momento cuando se ven las primicias de la luz y la noche empieza a dejar de cubrir todo. Ya llega la aurora y sigue apoderándose del ambiente. La escena sigue hasta que llega al pleno día. ¡Qué escena tan pintoresca! Como la luz de la aurora crece hasta llegar a la culminación de su capacidad de brillar, así el joven que aprende las enseñanzas del maestro, que hace un compromiso vital con la sabiduría, tiene una aurora en su vida y empieza a crecer mientras agrega y aplica estos dichos a su vida. Más grande aún es la experiencia de nacer como la aurora en Cristo Jesús: Yo soy la luz del mundo, dijo Jesús. El que me sigue nunca andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida (Juan 8:12). Pedro escribe: Pero vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido, para que anunciéis las virtudes de aquel que os ha llamado de las tinieblas a su luz admirable (1 Ped. 2:9). Y a sus discípulos, Jesús dijo: Vosotros sois la luz del mundo… Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, de modo que vean vuestras buenas obras y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos (Mat. 5:14, 16; ver 1 Tes. 5:4, 5).

Amén, para la gloria de Dios.

DESCARGUE AQUÍ ESTUDI COMPLETO

Hno Roberto Saldías Roa

Miembro de la IEP en Nacimiento Bajo, nació en el evangelio del Señor en la Iglesia de Laja 1975. Casado con María Nahuelmán, estudia teología de manera autodidacta. Me gusta mucho leer y escribir.