+56 9 5417 6219
contacto@historiaycontingenciaiep.cl

Domingo 12 de enero de 2020: “Requisitos indispensables para la labor sacerdotal”

Domingo 12 de enero de 2020: “Requisitos indispensables para la labor sacerdotal”

   Lección: Éxodo Cap. 28, versículos 39 al 43. 39Y bordarás una túnica de lino, y harás una mitra de lino; harás también un cinto de obra de recamador. 40Y para los hijos de Aarón harás túnicas; también les harás cintos, y les harás tiaras para honra y hermosura. 41Y con ellos vestirás a Aarón tu hermano, y a sus hijos con él; y los ungirás, y los consagrarás y santificarás, para que sean mis sacerdotes. 42Y les harás calzoncillos de lino para cubrir su desnudez; serán desde los lomos hasta los muslos. 43Y estarán sobre Aarón y sobre sus hijos cuando entren en el tabernáculo de reunión, o cuando se acerquen al altar para servir en el santuario, para que no lleven pecado y mueran. Es estatuto perpetuo para él, y para su descendencia después de él.

    Referencias: Requisito del sacerdote debía ser Santo, debía estar preparado en las leyes, debía ser compasivo. En Ósea hay una referencia para meditar en ella para que no los acontezca como en este pasaje (no se olviden que hoy en la gracias somos todos sacerdotes, pueblo santo): 4:6 al 9. 6Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento. Por cuanto desechaste el conocimiento, yo te echaré del sacerdocio; y porque olvidaste la ley de tu Dios, también yo me olvidaré de tus hijos.  7Conforme a su grandeza, así pecaron contra mí; también yo cambiaré su honra en afrenta. 8Del pecado de mi pueblo comen, y en su maldad levantan su alma. 9Y será el pueblo como el sacerdote; le castigaré por su conducta, y le pagaré conforme a sus obras. 

    Comentario: [6] (Éxodo 28:39-43) Tabernáculo De Moisés ▬ Sacerdocio, Vestiduras: Por último, veamos las instrucciones finales que Dios dio a Moisés respecto de las vestiduras sacerdotales:

  1. La mitra y la túnica (una Vestidura parecida a una camisa larga) tenían que estar hechas de lino fino (v. 39).
  2. El cinto (que se vestía alrededor de la cintura) debía ser obra de bordado (v. 39).
  3. La vestimenta de los demás sacerdotes no estaba tan ornamentada como la del sumo sacerdote, pero aun así estaba hecha siguiendo el mismo criterio: confeccionada de acuerdo con el diseño dictado por Dios. Los demás sacerdotes debían vestir túnicas, cintos y tiaras (v. 40). El propósito de sus vestiduras era apartarlos por su llamado y cargo y conferirles dignidad y respeto (v. 41).
  4. Los sacerdotes tenían que vestirse con estas prendas especiales antes de su, ordenamiento (v. 41) (vea en el bosquejo y las notas de Ex. 29:1-46 más información sobre el ordenamiento de los sacerdotes).
  5. La última prenda de las vestiduras sacerdotales eran los calzoncillos de lino.

1) Se vestían directamente sobre el cuerpo y cubrían al sacerdote desde la cintura hasta los muslos (v. 42).

2) El sacerdote siempre debía vestirlos durante el servicio a Dios (v. 43).

3) El propósito de vestir esta prenda era cubrir la desnudez del sacerdote (por motivos de modestia y pureza) cuando ascendía por el altar. La ira de Dios y su juicio se despertaban ante la impudicia y la inmoralidad (v. 43). 

   Pensamiento 1. Podríamos decir que se ha puesto de moda hacer buenas obras en el nombre de Dios. Sin embargo, muchísimos de los actos que se hacen en nombre de Dios son mundanos, carnales y egoístas. Quienes servimos al Señor no debemos manchar la causa de Cristo con actos vergonzosos, viviendo con inmoralidad y sin modestia. En el servicio de Cristo, no hay lugar para la carne ni para la naturaleza pecaminosa del hombre, no si el creyente quiere ser un fiel seguidor de Cristo.

(1)E1 creyente fiel debe renunciar a todo y seguir a Cristo.

   “Entonces Jesús dijo a sus discípulos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame” (Mt. 16:24).

   “Si alguno viene a mí, y no aborrece a su padre, y madre, y mujer, e hijos, y hermanos, y hermanas, y aun también su propia vida, no puede ser mi discípulo” (Lc. 14:26).

   “Así, pues, cualquiera de vosotros que no renuncia a todo lo que posee, no puede ser mi discípulo” (Lc. 14:33).

(2) E1 creyente fiel debe permanecer en la Palabra de Dios.

   “Dijo entonces Jesús a los judíos que habían creído en él: Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos” (Jn. 8:31).

   “Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad” (2 Ti. 2:15).

(3) El creyente fiel debe 1levar mucho fruto.

   “En esto es glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto, y seáis así mis discípulos” (Jn. 15:8).

   “Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley” (Gá. 5:22-23).

(4) E1 creyente fiel debe llevar adelante una vida piadosa e irreprochable.

   “Pues la voluntad de Dios es vuestra santificación; que os apartéis de fornicación” (1 Ts. 4:3).

   “Enseñándonos que, renunciando a la impiedad y a los deseos mundanos, vivamos en este siglo sobria, justa y piadosamente, aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo” (Tit. 2:12-13).

Texto: Tito Cap. 2, versículos 7 y 8. Presentándote tú en todo como ejemplo de buenas obras; en la enseñanza mostrando integridad, seriedad, palabra sana e irreprochable, de modo que el adversario se avergüence, y no tenga nada malo que decir de vosotros. (Tito 2: 7y 8).

1er Título

Ordenanza Divina Para Honra Y Hermosura Del Servicio A Dios. Versíc. 39 y 40.  39Y bordarás una túnica de lino, y harás una mitra de lino; harás también un cinto de obra de recamador. 40Y para los hijos de Aarón harás túnicas; también les harás cintos, y les harás tiaras para honra y hermosura.

   Referencias Bíblicas:  1ª Co. 7:17; 11:34; 14:23 y 40; Éx- 18:20; Jn. 12:26; Efesios 2.10.

   Comentario versíc. 39-40: 28.39 Bordarás: Es un verbo de difícil traducción, que tiene que ver con la confección de telas. También se lo traduce <<tejerás›› (BJ).

   Túnica de lino: Traducir de acuerdo con 28.4. Era una prenda vestir muy común, utilizada por varones y mujeres. Normalmente llegaba hasta los muslos y se la utilizaba debajo de otra prenda. Había túnicas de todas las calidades, desde las más humildes hasta las que utilizaban el sumo sacerdote y el rey.

   Túnicas: Se trata aquí, en plural, de la misma palabra que se utiliza en el versículo 39, en singular. Se debe traducir de manera coordinada. No se describe las túnicas, pero es probable que las mismas fueran distintas de las del sumo sacerdote.

   Cintos: Es el plural de la palabra utilizada en el versículo 39.

Puede traducirse <<cinturones›› (TLA, DHH).

   Tiaras: Se refiere a una prenda que va en la cabeza y de la cual no tenemos descripción. No es la misma palabra que corresponde a la mitra del sumo sacerdote en los versículos 37 y 39. TLA ofrece «gorros>›, mientras que DHH prefiere <<turbantes›>. Ver más información en 29.9.

   Mitra de lino: Traducir de acuerdo con 28.4 y 37. Se traduce como turbante.

   Obra de recamador: Ver 26.36. Obra de recamador: Es un término técnico que se refiere al bordado en relieve. Otras traducciones aceptables son «recamada artísticamente» (NVI), «bordada artísticamente» (DHH). El texto no dice si la tela incluía algún tipo de dibujo o si el recamado se refiere a la misma trama del paño.

   Comentario: (Léase San Juan 17:19). 19. Y por causa de ellos yo me santifico a mí mismo, para que también ellos sean verdaderamente santificados. Para que los discípulos desempeñen su tarea en una forma digna, deben consagrarse a ello voluntariamente. Para esto es básica la santificación de Cristo por causa de ellos (para el significado de la preposición véase sobre 10:11). Si bien el verbo en los versículos 17 y 19 es el mismo, parece haber una ligera diferencia en significado. Respecto a Cristo no puede indicar un proceso gradual de purificación espiritual (un morir al pecado y un crecer en toda virtud espiritual). Debe referirse a su autosacrificio (cf. 1:29), más concretamente, a su auto dedicación a la sagrada tarea para la que el Padre lo había separado, a saber, la tarea de prestar obediencia activa y pasiva, con la que obtendría para su pueblo (y aquí, en concreto, para sus discípulos) salvación completa, que también incluye la obra del Espíritu Santo por medio de la cual son santificados. Véase sobre 10:36.

   Por ello, un acto de santificación (el del Sumo Sacerdote) tiene como fin producir otro (el de los discípulos). Jesús se ofrece voluntariamente a fin de que los discípulos puedan ser verdaderamente (no sólo ritual o externamente) santificados y calificados para la excelsa tarea de proclamar el evangelio a un mundo perdido en el pecado; en otras palabras, a fin de que puedan ser personas verdaderamente santificadas (literalmente, “a fin de que también ellas puedan ser santificadas en verdad”).

   El carácter de la tarea asignada a los discípulos se formula en 15:27 (véase sobre ese pasaje). Los discípulos deben testificar, de modo que los que el Padre da al Hijo puedan ser traídos, y Dios pueda recibir toda la gloria.

2° Título

Unción, Consagración Y Santificación Del Sacerdote. Versíc. 41. 41Y con ellos vestirás a Aarón tu hermano, y a sus hijos con él; y los ungirás, y los consagrarás y santificarás, para que sean mis sacerdotes. 

    Referencias Bíblicas: Levítico 8:6 y 30; 1ª Sam. 10:1; 16:13; Éx. 29.36; 1ª de Juan 2:20 y 27.

   Comentario: 28.41 Con ellos vestirás: Debe preferirse esta traducción a la de ‘I`LA: «Ordenarás que [. _ .]››. La forma de RV95 preserva el sentido de que los sacerdotes deben recibir ayuda para vestirse cuando se ponen las ropas sagradas.

   Los ungirás, y los consagrarás y santificarás: Alude a tres diferentes ritos que se llevarán a cabo en una sola ceremonia.

   Consagrarás traduce una fórmula que dice, literalmente, “llenarás su mano”, y que se reitera en 32.29. Respecto a los ritos, ver el capítulo 29.

   Comentario: (Léase Romanos 12:1). 1. Os exhorto, pues, hermanos, vista la gran misericordia de Dios, que os ofrezcáis como sacrificios vivos, santos, y agradables a Dios, (lo que es) vuestro culto espiritual.

   Ya le primera expresión, a saber, “Os exhorto” (en el original es una sola palabra) indica el carácter no sólo del párrafo inicial, sino también el de los cinco capítulos finales de esta epístola. No es que la exhortación haya estado totalmente ausente de los capítulos anteriores, pero en términos generales es exposición lo que encontramos en Ro. 1–11, en tanto que la exhortación predomina en Ro. 12–16.

   Es como “un apóstol llamado” (1:1), “un ministro de Cristo Jesús” (15:16), revestido de autoridad, que Pablo, en un espíritu de amor y preocupación, exhorta a sus hermanos muy amados de la iglesia de Roma. Respecto a esta palabra “hermanos” véase lo que se ha dicho anteriormente sobre Ro. 1:13; 7:1. Pablo literalmente exhorte a quienes se dirige a ofrecer sus cuerpos como sacrificios a Dios. No obstante, 6:11–15 deja claro que en un contexto tal la palabra cuerpo se refiere a toda la personalidad; véase también Fil. 1:20. Calvino dice: “Al hablar de cuerpos él no se refiere solamente a nuestra piel y a nuestros huesos sino a la totalidad de lo que nos compone.    El adoptó esta palabra para poder designar más completamente todo lo que somos, ya que los miembros del cuerpo son los instrumentos por medio de los cuales llevamos a cabo nuestros propósitos”.

    Pablo dice que estos sacrificios deben tener las siguientes características: deben ser “vivos”, es decir, deben proceder de la nueva vida que hay dentro del creyente; “santos”, producto de la influencia santificadora del Espíritu Santo; y, por consiguiente, “agradables” a Dios, no sólo aceptados por Dios sino muy gratos a Aquel a quien los creyentes se dedican.

   El apóstol añade: “Que es vuestro … culto”. Lo que se ha dicho anteriormente (véase sobre 9:4) sobre esta palabra culto tiene también vigencia aquí. Pablo está pensando en la acción de adorar, la consagración total del corazón, la mente, la voluntad y los hechos, en realidad todo lo que uno es, tiene y hace, a Dios. ¡Nada menos!

   El brindar tal devoción constituirá vuestro culto logiken, dice Pablo. El debate sobre logiken (acus. sing. f. de logikos) continúa. La palabra nos recuerda de la palabra lógico. Pero el significado de una palabra no es determinado en primer lugar por su etimología, sino por su uso en determinados contextos. Con todo, en caso presente lógico, en el sentido de razonable, merece consideración. Varios traductores han aceptado “razonable” o “racional”.

   Mientras escribo esto, estoy examinando dos volúmenes de W. a Brakel, una obra holandesa sobre teología sistemática, a la cual este autor diera por título, basándose en Ro. 12:1, Redelijke Godsdiest (Leiden, 1893), es decir, Religión razonable (o Razonable culto a Dios). Según esta interpretación, lo que Pablo está diciendo es que brindarle a Dios una devoción de todo corazón es el único culto razonable o lógico.

   Pero, aunque esta interpretación del adjetivo griego tiene sentido, no es la única posible, quizá ni siquiera la mejor. En el único otro pasaje en que el adjetivo ocurre, a saber, 1 P. 2:2, el mismo significa espiritual, como lo evidencia el contexto. ¡Pedro no puede haber estado refiriéndose a una leche lógica o razonable! Además, en el contexto él menciona “una casa espiritual” y “sacrificios espirituales”.

   No debe causar sorpresa, entonces, que varios traductores hayan aceptado para Ro. 12:1 la traducción “culto espiritual”.

   Pero, aunque “espiritual” bien puede ser lo mejor traducción del adjetivo que Pablo usa, el significado de 12:1, considerado como unidad, es ciertamente este: que es justo y correcto—y por ello lógico, razonable—que aquellos que han sido grandemente privilegiados se ofrezcan a Dios de todo corazón como sacrificios vivos, santos, y agradables a él. De hecho, el énfasis de 12:1 recae sobre la palabra “pues”.

   Lo que el apóstol está diciendo es que vista la misericordia de Dios se impone una respuesta voluntaria y entusiástica de gratitud. En consecuencia, cuando él en esta conexión menciona “la gran misericordia de Dios”, ha de estar refiriéndose a la maravillosa bondad de Dios descrita en los primeros once capítulos de esta carta: su bondad (2:4), paciencia (9:22; 11:22), amor (5:5; 8:35, 39), y gracia (1:7; 3:24; 4:16; 5:2, 15, 20, 21; 6:1, 14, 15, 17; 11:5, 6). Él debe estar pensando en particular en su gran tema, a saber, la justificación por la fe, una justificación basada solamente en el autosacrificio substitutivo de Cristo (3:24, 25). Lo que él está diciendo es, entonces, que esta soberana misericordia divina requiere una vida de dedicación total y de compromiso con todo el corazón.

   ¡Los sacrificios de animales no servirán! Lo que se requiere es nada menos que una entrega personal y completa nacida de la gratitud.

   Por consiguiente, lo que el apóstol enseña aquí es que la ética cristiana se basa en la doctrina cristiana. De allí que 1 Co. 15:1–57 sea seguido por 15:58s; 2 Co. 1:3, 4a por 1:4b s; 5:1–8 por 5:9s; Ef. 2 y 3 por Ef. 4; 4:32b. por 5:1; Fil. 3:20, 21 por 4:1; Col. 2 por el cap. 3; y Ro. 1–11 por 12–16.

   Al volver una vez más a los primeros capítulos de la epístola de Pablo a los romanos y al repasar desde allí a vuelo de pájaro el resto de este precioso escrito, uno no puede dejar de percatarse que en 1:1–3:20 se describen el pecado y la miseria del hombre; que en 3:21–11:36 se abre ante uno el camino de la salvación; y que en 12:1–16:27 se le muestra al creyente rescatado cómo debe responder, a saber, por medio de una vida de gratitud a Dios y de servicio hacia los hijos de Dios y, de hecho, hacia todos.

   Esto trae a nuestra mente varios pasajes del Salterio, y en especial el Sal. 50:15; “Invócame en el día de la angustia; te libraré, y tú me honrarás”; y también el Sal. 116:

MISERIA

Me rodearon ligaduras de muerte,

me encontraron las angustias del Seol;

angustia y dolor había yo hallado.

SALVACION

Entonces invoqué el nombre del Señor,

diciendo: Oh Señor, libra ahora mi alma.

Estaba yo postrado y me salvó.

GRATITUD

Tomaré la copa de la salvación, e invocaré el nombre del Señor.

Ahora pagaré mis votos el Señor delante de todo su pueblo.

    Esto demuestra cuán apropiados son la Pregunta y Respuesta número 2 del Catecismo de Heidelberg:

  1. Cuántas cosas debes saber para poder vivir y morir piadosamente con ese consuelo?
  2. Tres cosas. Primera: Cuán grandes son mi pecado y mi miseria. Segunda: Cómo soy redimido de todos mis pecados y mi miseria. Tercera: Cómo he de agradecer a Dios esa redención.

    La división en estas tres partes no es, empero, rígida o mecánica. Aun en el Sal. 116:1, 2 la redención ya queda claramente indicada, tal como sucede también con Ro. 1:16, 17; y en lo concerniente al Catecismo de Heidelberg, aun su primera pregunta y respuesta famosas incluyen la totalidad de las “tres cosas” que son necesarias.

3er Título

Estatuto Perpetuo Para El Sacerdote Y Su Descendencia. Versíc. 42 y 43. 42Y les harás calzoncillos de lino para cubrir su desnudez; serán desde los lomos hasta los muslos. 43Y estarán sobre Aarón y sobre sus hijos cuando entren en el tabernáculo de reunión, o cuando se acerquen al altar para servir en el santuario, para que no lleven pecado y mueran. Es estatuto perpetuo para él, y para su descendencia después de él.

   Referencias Bíblicas de perpetuo: Lv. 23:14; 31; 24:3, 9; Nm. 18:11; 19:21; El sacerdocio eterno: He. 2:17, 3:1, 4:14-15, 5:5, 6:20, 7:26, 8:1; De los creyentes Ex. 19:6; Is. 61:6; 1 Pe. 2:5; Ap. 1:6, 5:10, 20:6.

   Comentario: (Léase Eclesiastés 3:14). No hay cosa mejor… es una idea que se repite en 2:24; 5:18; y 8:15. No hay por qué tomarla como expresión de un crudo hedonismo. Todo lo que Dios hace permanecerá (vv. 14, 15). Y permanecerá tal como es, sin que haya nada que añadir ni disminuir. Para que los hombres teman delante de él (v. 13), cosa que para los sabios es el comienzo de toda sabiduría (Sal. 111:10; Prov. 1:7; 9:10).

   Dios recupera lo que ya pasó. Ver nota al pie de página. Este es un texto difícil de traducir e interpretar. Algunas posibles traducciones son: “Dios restaurará” (Biblia de las Américas, en nota aparte). Nueva Biblia Española traduce: “Dios da alcance a lo que huye”; Dios Habla Hoy lo traduce “Dios hace que el pasado se repita”; y Biblia de Jerusalén dice: “Dios restaura lo pasado”, que es semejante a nuestra versión.

   Comentario del Versíc. 42-43. vestiduras del sacerdote tipifican la justicia de Cristo. Si no aparecemos ante Dios en que, traeremos nuestra iniquidad, y morir. Bendito sea, pues, el que vela, y guarda sus ropas, Re 16:15. Y bendito sea el Dios que tenemos un Sumo Sacerdote, designado por Dios, ¡y apartado de su trabajo! amueblado para su alto cargo por el resplandor de su majestad divina, y la belleza de la santidad perfecta. Dichosos nosotros, si por la ley espiritualmente entendida, vemos que tal sumo sacerdote nos convenía; que no podemos acercarnos a un Dios santo, o ser aceptado, sino por él. No hay luz, no hay sabiduría, ni la perfección, pero a partir de él; sin gloria, sin atractivo, sino en ser como él. Tomemos aliento del poder, el amor y la compasión de nuestro Sumo Sacerdote, a acercarnos confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro.

   28.42 Calzoncillos de lino: Se refiere a una prenda que se pone el sacerdote debajo de toda la vestimenta. Para cubrir su desnudez: Se refiere a los genitales. Ver 20.26. 28.43 Para que no cometan pecado y mueran: Es difícil determinar a qué se refiere esta sentencia de muerte. Algunos piensan que la misma se ejecutaría en caso de no vestir todas las prendas mencionadas en el capítulo. Otros piensan que se limita sólo a los calzoncillos. La condena por exponer los genitales en los lugares sagrados no está del todo atestiguada, pero podría deberse al carácter santo del suelo del santuario (ver 3.5). De ahí se desprende la indicación de que los altares no debían construirse con gradas (20.26). Estatuto perpetuo: Puede traducirse también «esta es una ley permanente» (DHH) o «una ley que siempre deberán obedecer» (TLA). Para él, y para su descendencia: Se refiere a Aarón y sus hijos.

   En el contexto de un sacerdocio hereditario, es evidente que se está estableciendo una ley para todos los futuros sacerdotes.

    Comentario Del Texto: (Tito 2: 7y 8). Presentándote tú en todo como ejemplo de buenas obras; en la enseñanza mostrando integridad, seriedad, palabra sana e irreprochable, de modo que el adversario se avergüence, y no tenga nada malo que decir de vosotros. (Tito 2: 7y 8). 7 y 8. Dado que Tito, aunque no tan joven como Timoteo, todavía debe contarse entre los “más jóvenes”, es lógico que Pablo le exija que sea un ejemplo para el grupo mencionado en el versículo precedente. Pablo dice: mostrándote tú mismo como un modelo de buenas obras; en tu enseñanza (mostrando) incorruptibilidad, dignidad; que (tu) hablar (sea) sano, no censurable.

   Una amonestación similar se dirigió a Timoteo. Él también había recibido una amonestación para que fuera el modelo de los creyentes (en palabra, conducta, amor, fe y pureza). La palabra modelo, también, es exactamente la misma; por lo tanto, véase comentario sobre 1 Ti. 4:12 (cf. 2 Ts. 3:9; Fil. 3:17). Nótese la hermosa coordinación: Tito debe a. amonestar a los más jóvenes (v. 6), y b. darles un buen ejemplo (vv. 7 y 8). Precepto y ejemplo van de la mano. El precepto solo no tiene fuerza, porque con frecuencia “donde falla el precepto, el ejemplo obra”.   Los más jóvenes de las diversas congregaciones confiadas al cuidado de Tito debían poder ver en su líder lo que realmente son las buenas obras. Nótese el énfasis constante de las pastorales en estas obras nobles o buenas obras. ¿No podría considerarse esto una reacción, de parte de Pablo, ante la desfiguración y abuso de su doctrina de “salvación por gracia”?

   En su enseñanza, Tito debe mostrar incorruptibilidad. Debe dar la instrucción en forma tan clara y valiente en la bien equilibrada verdad del evangelio que se haga evidente a todos que él no ha sido ni puede ser infectado con las mentiras y distorsiones de los adversarios. Además, la actitud y el modo en que presenta su enseñanza debe ser de dignidad y seriedad. Su enseñanza más formal no solamente debe estar caracterizada por la pureza del contenido y seriedad de método, sino que todo su hablar (su palabra cuando quiera y donde quiera que hable), sea pronunciada en la forma de un sermón, una lección, un mensaje de consolación o aun como una conversación cotidiana común, debe ser sana y no censurable, esto es, no sujeto a un rechazo justo (cf. sinónimo en 1 Ti. 6:4).

   Ahora bien, el resultado o propósito que se quiere lograr con esa conducta es: de modo que (o: con el fin de que) quien esté en la oposición se avergüence, no teniendo ningún mal que decir de nosotros.

   Acerca de la expresión “en la oposición” o “del (partido) opuesto”—la elipsis es oscura—, nótese que era el centurión quien “estaba enfrente” (V.M.) o “frente” a Jesús en la cruz (Mr. 15:39). Leemos de vientos contrarios (Mt. 14:24; Mr. 6:48; Hch. 27:4). En el pasaje que estamos considerando el compuesto con ἀντί se usa en sentido metafórico; la oposición aquí adquiere el carácter de hostilidad (cf. Hch. 26:9; 28:17; 1 Ts. 2:15). El que está en la oposición es el adversario espiritual (cf. 1 Ti. 5:14; 2 Ti. 2:25). La referencia es especialmente a cualquiera de los propagadores del error de Creta, descritos en Tit. 1:10–16.

   Ahora cuando el oponente comienza a notar que su plan solapado y ruin de esparcir murmuraciones maliciosas sobre Tito, o que la presentación de cargos formales en su contra fracasa, debido a la conducta irreprochable del representante de Pablo, que refuta completamente las insinuaciones y acusaciones que se dirigían en su contra, este enemigo de la verdad será avergonzado (como en 2 Ts. 3:14; 1 Co. 4:14). Parecerá un necio al no tener “ningún mal que decir sobre” … aquí esperaríamos que la expresión siguiente fuera “de ti” (Tito), pero realmente es “de nosotros”, porque el antagonismo no está dirigido contra Tito como un individuo aislado, sino contra él como discípulo de Cristo; por eso realmente contra Cristo y todos sus mensajeros.

Tipos, Símbolos E Ilustraciones (Éxodo 28: 1 al 43).

Termino histórico:

   La Lamina de oro (o medallón) (Ex. 28:36-38; 39:30-31)

Tipo o ilustración (fundamento Bíblico de cada uno):

   La lámina de oro estaba atada con un cordón de azul a la cabeza del sumo sacerdote y, entre todas sus vestiduras, era el elemento que lo coronaba. Sobre esa lámina estaban grabadas las palabras “SANTIDAD AL SEÑOR”

  1. La lámina de oro simbolizaba que el sumo sacerdote cargaba con las culpas por las faltas del pueblo.
  2. La lamina de oro simbolizaba que el pueblo debe buscar la aceptación de un Dios Santo.

   “Harás además una lámina de oro fino, y grabarás en ella como grabadura de sello, SANTIDAD A JEHOVÁ”. (Éxodo 28:36).

   “Hicieron asimismo la lámina de la diadema santa de oro puro, y escribieron en ella como grabado de sello: SANTIDAD A JEHOVÁ. Y pusieron en ella un cordón de azul para colocarla sobre la mitra por arriba, como Jehová lo había mandado a Moisés”. (Éxodo 39:30-31).

Aplicación para la vida del creyente hoy en día:

   Lo que nos enseña la lámina de oro:

Þa. Lejos estamos de alcanzar la gloria y la santidad de Dios. Necesitamos desesperadamente a alguien que cargue la culpa por nuestras faltas. Esa persona es Jesucristo.

   Jesús es quien cargo la culpa por las faltas y los errores de su pueblo. El ser humano necesita presentar un sacrificio perfecto y ese Sacrificio es Jesús, quien murió en la cruz por nuestros pecados.

Þb. Somos culpable por nuestros pecados, que nos acusan y nos dejan a merced de un juez santo y justo. Dios llama a todo ser humano a acercarse a el sobre la base de los méritos y la justicia de Cristo.

   Debemos buscar la aprobación de Dios acercándonos a él por medio de Cristo y solo por medio de él.

Aplicación bíblica para el creyente hoy en día:

   “quien se dio a sí mismo por nosotros para redimirnos de toda iniquidad y purificar para sí un pueblo propio, celoso de buenas obras”. (Tito 2:14).

   “Porque también Cristo padeció una sola vez por los pecados, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios, siendo a la verdad muerto en la carne, pero vivificado en espíritu”. (1ª a Pedro 3.18).

   “Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí”. (Juan 14.6).

   “Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos”. (Hechos 4.12).

Termino histórico:

   Las mitras y túnicas de lino (Éxodo 28:4, 39; 39:27-28).

Tipo o ilustración (fundamento Bíblico de cada uno):

   El lino es símbolo de justicia. Las mitras y túnicas (una especie de camisa larga que básicamente cubría todo el cuerpo), hechas de lino, simbolizaban el acto de revestirse de la justicia de Dios.

   “Y bordarás una túnica de lino, y harás una mitra de lino; harás también un cinto de obra de recamador” (Éx. 28:39).

   “Igualmente hicieron las túnicas de lino fino de obra de tejedor, para Aarón y para sus hijos. Asimismo, la mitra de lino fino, y los adornos de las tiaras de lino fino, y los calzoncillos de lino, de lino fino” (Éx. 39:27-28).

Aplicación para la vida del creyente hoy en día: 

   Lo que nos ensenan las mitras y túnicas de lino:

ÞSi el hombre desea vivir en la presencia de Dios, debe primero revestirse de la justicia de Cristo. El ser humano es depravado y completamente incapaz de generar esa justicia por sí mismo. Por lo tanto, nadie puede caminar delante de Dios ni servirlo si no se reviste de la justicia de Cristo.

Aplicación bíblica para el creyente hoy en día:  

   “Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él” (2 Co. 5:21).

   “Me vestía de justicia, y ella me cubría; como manto y diadema era mi rectitud” (Job 29:14).

   “En gran manera me gozaré en Jehová, mi alma se alegrará en mi Dios; porque me vistió con vestiduras de salvación, me rodeó de manto de justicia, como a novio me atavió, y como a novia adornada con sus joyas” (Is. 61:10).

   “Mas por él estáis vosotros en Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho por Dios sabiduría, justificación, santificación y redención” (1 Co. 1:30).

   “Si bien todos nosotros somos como suciedad, y todas nuestras justicias como trapo de inmundicia; y caímos todos nosotros como la hoja, y nuestras maldades nos llevaron como viento […]” (Is. 64:6).

Termino histórico:  

   Las tiaras de lino (EX. 28:40) Vea también Ex. 39:28

Tipo o ilustración (fundamento Bíblico de cada uno):  

   Las tiaras de lino simbolizaban que el ser humano necesita someter su mente y sus pensamientos a Dios y su justicia (recuerde que el lino es símbolo de lao justicia de Dios).

   “Y para los hijos de Aarón harás túnicas; también les harás cintos, y les harás tiaras para honra y hermosura” (Ex. 28:40).

Aplicación para la vida del creyente hoy en día:  

   Lo que nos enseñan las tiaras de lino:

Þ Jesucristo estableció su Señorío sobre todo pensamiento, toda idea y todo plan del ser humano. El creyente debe someter por voluntad propia su mente, sus deseos, sus pensamientos y sus planes a Dios.

Aplicación bíblica para el creyente hoy en día:

   “Enséñame a hacer tu voluntad, porque tú eres mi Dios; tu buen espíritu me guíe a tierra de rectitud” (Sal. 143:10).

   “Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional. No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta” (Ro. 12:1-2).

   “No sirviendo al ojo, como los que quieren agradar a los hombres, sino como siervos de Cristo, de corazón haciendo la voluntad de Dios” (Ef. 6: 6).

   “Derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo” (2 Co. 10:5).

Termino histórico:   

   Los calzoncillos de lino (Ex. 28:42-43) Vea también Ex. 39:28

Tipo o ilustración (fundamento Bíblico de cada uno):

   Los calzoncillos de lino eran una prenda que se vestía directamente sobre el cuerpo y cubría a los sacerdotes desde la cintura hasta los muslos. Siempre debían vestirlos cuando servían a Dios. El propósito de esta prenda era cubrir la desnudez del sacerdote (darle modestia) cuando ascendía por el altar. Por eso, los calzoncillos de lino simbolizaban la cobertura que oculta la desnudez espiritual del creyente delante de Dios.

   “Y les harás calzoncillos de lino para cubrir su desnudez; serán desde los lomos hasta los muslos. Y estarán

sobre Aarón y sobre sus hijos cuando entren en el tabernáculo de reunión, o cuando se acerquen al altar para servir en el santuario, para que no lleven pecado y mueran. Es estatuto perpetuo para él, y para su descendencia después de él” (Ex. 28:42-43).     

Aplicación para la vida del creyente hoy en día:  

    Lo que nos enseñan los calzoncillos de lino:

Þ La persona que no tiene a Cristo está desnuda espiritualmente; está expuesta y avergonzada. Todos debemos revestirnos del Señor Jesús y de su justicia, sin dar lugar a la carne.

Þ Cristo es quien cubre al ser humano con su justicia, lo guarda de quedar expuesto y lo protege de la vergüenza, delante de Dios y delante de los demás.

Aplicación bíblica para el creyente hoy en día:  

   “Sabiendo esto, que nuestro viejo hombre fue crucificado juntamente con él, para que el cuerpo del pecado sea destruido, a fin de que no sirvamos más al pecado” (Ro. 6:6).

   “Sino vestíos del Señor Jesucristo, y no proveáis para los deseos de la carne” (Ro. 13:14).

   “Y revestido del nuevo, el cual conforme a la imagen del que lo creó se va renovando hasta el conocimiento pleno” (Col. 3:10).

   “Enseñándonos que, renunciando a la impiedad y a los deseos mundanos, vivamos en este siglo sobria, justa y piadosamente” (Tit. 2:12).

Dedicado  por La Biblia De Bosquejos Y Sermones

A todos los hombres y mujeres del mundo que predican y enseñan el Evangelio de nuestro Señor Jesucristo. A la misericordia y gracia de Dios. Por revelación de Jesucristo, nuestro Señor.

   “En quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su gracia” (Ef. 1:7).

Por la misericordia y gracia de Dios, que ha permitido que su Palabra llegara a nosotros. Que todo ser humano sepa que Dios tiene misericordia de él, lo perdona y lo usará para cumplir su glorioso plan de salvación.

   “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, más tenga vida eterna. Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él” (Jn. 3:16-1 7).

   “Porque esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador, el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad” (1 Ti. 2:3-4).

Amén, para la Honra y Gloria de Dios

DESCARGUE AQUÍ ESTUDIO COMPLETO

 


Hno Roberto Saldías Roa

Miembro de la IEP en Nacimiento Bajo, nació en el evangelio del Señor en la Iglesia de Laja 1975. Casado con María Nahuelmán, estudia teología de manera autodidacta. Me gusta mucho leer y escribir.

 

Deja una respuesta