+56 9 5417 6219
contacto@historiaycontingenciaiep.cl

Domingo 10 de noviembre de 2019: “Calidad de materiales usados en el Tabernáculo de Dios”.

Domingo 10 de noviembre de 2019: “Calidad de materiales usados en el Tabernáculo de Dios”.

Lección: Éxodo Cap. 26, versículos 15 al 28. Y harás para el tabernáculo tablas de madera de acacia, que estén derechas. La longitud de cada tabla será de diez codos, y de codo y medio la anchura. Dos espigas tendrán cada tabla, para unirlas una con otra; así harás todas las tablas del tabernáculo. Harás, pues, las tablas del tabernáculo; veinte tablas al lado del mediodía, al sur. Y harás cuarenta basas de plata debajo de las veinte tablas; dos basas debajo de una tabla para sus dos espigas, y dos basas debajo de otra tabla para sus dos espigas. Y al otro lado del tabernáculo, al lado del norte, veinte tablas, y sus cuarenta basas de plata; dos basas debajo de una tabla, y dos basas debajo de otra tabla. Y para el lado posterior del tabernáculo, al occidente, harás seis tablas. Harás además dos tablas para las esquinas del tabernáculo en los dos ángulos posteriores; las cuales se unirán desde abajo, y asimismo se juntarán por su alto con un gozne; así será con las otras dos; serán para las dos esquinas. De suerte que serán ocho tablas, con sus basas de plata, dieciséis basas; dos basas debajo de una tabla, y dos basas debajo de otra tabla. Harás también cinco barras de madera de acacia, para las tablas de un lado del tabernáculo, y cinco barras para las tablas del otro lado del tabernáculo, y cinco barras para las tablas del lado posterior del tabernáculo, al occidente. Y la barra de en medio pasará por en medio de las tablas, de un extremo al otro.

 

   Comentario: (Éxodo 26:15-30) tabernáculo de Moisés ▬ diseño ▬ estructura: El tabernáculo era una tienda hecha de cubiertas tendidas sobre una estructura de madera (de acacia). Las cortinas y cubiertas habrían sido inútiles sin esa estructura. La estructura de madera tenía un propósito muy práctico: sostener las cortinas y cubiertas. En lugar de tener una pared sólida de tablas cubiertas de oro, es más probable que el tabernáculo haya estado construido como un espaldar. Una pared sólida de maderas habría impedido que los sacerdotes vieran las cortinas internas de lino. Consideremos algunos detalles sobre esta estructura de madera:

   (a). Cada tabla de madera medía 4,50 metros de largo por 0,65 metros de ancho y tenía dos espigas paralelas entre sí, para encastrar cada tabla en las basas (vv. l5-17).

   (b). La estructura consistía en los siguientes elementos, que se construyeron según las instrucciones de Dios:

  1. l) Había veinte tablas del lado sur que juntas formaban una pared (V. 18). El fundamento o apoyo de esas tablas del lado sur eran cuarenta basas (o bases) de plata, dos debajo de cada tabla, a las que estaban unidas por las espigas (V. 19).

2) Había veinte tablas del lado norte que juntas formaban una pared (V. 20). Al igual que en el lado sur, la pared del lado norte tenía un apoyo de cuarenta basas de plata, dos debajo de cada tabla (v. 21). Cada una de las basas de plata estaba hecha de alrededor de 33 kilos de plata. ¿Por qué’ Dios quiso que fueran de plata y no de oro o de bronce? Porque la plata es un símbolo de la expiación: de reconciliación. rescate o redención. La plata se recolectó levantando una ofrenda que. De hecho. se llamaba “el dinero de las expiaciones” (Ex. 30:11-16: 38:25-28). Cada israelita pagaba este impuesto de la expiación con plata y todos pagaban la misma cantidad. ya sea que fueran ricos o pobres. famosos o desconocidos. con o sin educación (vea en, los bosquejos y las notas de Ex. 30:11-16 y Ex. 38:25-28 un estudio más detallado sobre el dinero de las expiaciones).

 

   Pensamiento 1. La plata del tabernáculo sería un recordatorio permanente de que el hombre necesita expiación: necesita reconciliarse con Dios. Necesita redención. El cimiento del tabernáculo sería un cimiento de plata lo cual ilustraba una verdad gloriosa: el cimiento del creyente ha de ser la redención. la reconciliación con Dios por medio de su Hijo. el Señor Jesucristo. Esta gran necesidad de un fundamento de redención se ve claramente en la experiencia de Israel.

   Þ El tabernáculo estaba plantado firmemente sobre las arenas inestables del desierto (un símbolo del mundo y su desierto espiritual).

“Cualquiera, pues. que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca. Descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y golpearon contra aquella casa; y no cayó, porque estaba fundada sobre la roca” (Mt. 7:24-25).

   Þ El tabernáculo estaba plantado firme bajo la dirección y el cuidado de Dios. que guiaba a su pueblo para que trasladara el campamento de un sitio a otro.

“Fíate de Jehová de todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos. y él enderezará tus veredas” (Pr. 3:5-6).

   Þ El tabernáculo estaba plantado firmemente sobre la capacidad de Dios de salvar a hombres débiles.

“Porque Cristo. cuando aún éramos débiles. a su tiempo murió por los impíos” (Ro. 5:6).

   3) Había una pared del lado occidental, hecha de seis tablas (v. 22).

   4) Había un poste hecho de dos tablas para las dos esquinas del lado occidental del tabernáculo (v. 23):

  • las tablas estaban unidas desde abajo;
  • las tablas estaban unidas también por arriba con un anillo o gozne (v. 24):
  • el lado occidental constaba de un total de ocho tablas y un apoyo de dieciséis basas de plata, dos debajo de cada tabla (v. 25).

   5) Había barras o travesaños duraderos hechos de madera de acacia:

  • cinco barras para el lado sur (V. 26);
  • cinco barras para el lado norte (v. 27);
  • cinco barras para el lado occidental (v. 27).

   Se desconoce como haya sido el diseño exacto y la forma en que estas barras estaban amarradas a ca-

da una de las tres paredes. Lo que se sabe es que la barra central pasaba de un extremo al otro por en medio de las tablas (v. 28).

   6) Las barras estaban cubiertas de oro y había anillos de oro que las sostenían (V. 29). Las quince barras servían para darle estabilidad a la estructura de madera. Sin el sostén de las barras. el tabernáculo habría quedado a merced de cualquier viento contrario. Las Escrituras no nos dan una explicación de por qué Dios quiso que hubiera cinco barras en cada pared. Lo que si sabemos y podemos aplicar de una forma muy práctica es el propósito de las barras: dar estabilidad y sustento.

 

   Pensamiento 2. La estabilidad y el sostén de las barras ilustran la estabilidad y el sustento que Jesucristo da a cada creyente.

(1) Jesús es nuestro sustento, nuestro refugio eterno.

“El eterno Dios es tu refugio, y acá abajo los brazos eternos; él echó de delante de ti al enemigo. y dijo: Destruye” (Dt. 33:27).

(2) Jesús nos sostiene y sustenta con su diestra. “Me diste asimismo el escudo de tu salvación; tu diestra me sustento, y tu benignidad me ha engrandecido” (Sal. 18:35).

(3) Jesús nos fortalece y nos sustenta.

“No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia” (Is. 41:10).

(4) Jesús nos libra del mal.

“Y el Señor me librará de toda obra mala, y me preservará para su reino celestial. A él sea gloria por los siglos de los siglos. Amén” (2 Ti. 4:18).

(5) Jesús preserva a quienes le son fieles.

“Amad a Jehová, todos vosotros sus santos; a los fieles guarda Jehová. y paga abundantemente al que procede con soberbia” (Sal. 31:23).

 

   Referencia: Éxodo 25:19. Harás, pues, un querubín en un extremo, y un querubín en el otro extremo; de una pieza con el propiciatorio harás los querubines en sus dos extremos. Y la Bíblia versión 1909 dice así: Harás, pues, un querubín al extremo de un lado, y un querubín al otro extremo del lado opuesto: de la calidad de la cubierta harás los querubines en sus dos extremidades.

1ª a los Corintios 3:13. la obra de cada uno se hará manifiesta; porque el día la declarará, pues por el fuego será revelada; y la obra de cada uno cuál sea, el fuego la probará. 

TEXTO: Éxodo 37:27. Hubo además cien talentos de plata para fundir las basas del santuario y las basas del velo; en cien basas, cien talentos, a talento por basa.

1er Titulo:

Excelencia En La Construcción Del Tabernáculo. Versíc. 15 al 18. Y harás para el tabernáculo tablas de madera de acacia, que estén derechas. La longitud de cada tabla será de diez codos, y de codo y medio la anchura. Dos espigas tendrán cada tabla, para unirlas una con otra; así harás todas las tablas del tabernáculo. Harás, pues, las tablas del tabernáculo; veinte tablas al lado del mediodía, al sur. (Léase 1ª de Reyes 6.21 y 22. De manera que Salomón cubrió de oro puro la casa por dentro, y cerró la entrada del santuario con cadenas de oro, y lo cubrió de oro. Cubrió, pues, de oro toda la casa de arriba abajo, y asimismo cubrió de oro todo el altar que estaba frente al lugar santísimo.).

 

   Comentario: Procedente del vocablo en latín excellentia, la excelencia es una palabra que permite resaltar la considerable calidad que convierte a un individuo u objeto en merecedor de una estima y aprecio elevados.

   La noción de excelencia, por lo tanto, se relaciona a la idea de perfección y a las características sobresalientes. El término señala aquello que está por encima del resto y que posee escasas falencias o puntos débiles; en el mundo del consumo, puede tratarse de un producto de calidad probada o innovador.

   En el caso de los seres humanos, la excelencia hace mención a alguna capacidad o habilidad fuera de lo común o a un talento difícil de igualar. También puede tratarse de una condición moral muy elevada, aunque es más común encontrar dicho concepto en un contexto académico o con relación a alguna disciplina artística. Si se toma como sinónimo de perfección, resulta un término peligroso, ya que para alcanzarla es necesario que no existan errores o personas que nos impidan conseguir nuestro objetivo.

   Pensamiento; aquí actuaron las dos cosas excelencia en lo material y excelencia en el trabajo realizado por los artesanos, que fueron excelente en su profesión.

   Que quiere enseñarnos el Señor a través de esto versículos: nos habla de tablas labradas y que estén derechas, y que sean de acacias maderas firme de alta durabilidad, entonces para el creyente pide que seamos como tablas labradas y que seamos rectos derechos en nuestra forma de servir al Señor, y que seamos resistible a los embates de la vida como las acacias. Resumimos debe haber una excelencia entrega al servicio de Dios, una excelencia moral y espiritual al servicio de nuestro prójimo, al servicio de Dios. El producto que entregamos es nuestros frutos, ¿serán de calidad de excelencia nuestro fruto al servicio de Dios? No se olvide que estamos construyendo nuestro propio tabernáculo que es propio corazón, porque quiere habitar con los hombres, pero en el corazón del hombre. Por eso debemos edificar con excelentes materiales como el oro, las acacias, lino fino, plata. Oro = Fe; Lino fino = Acciones justa de los creyentes; Acacias =Maderas símbolo de nuestra vida que debe ser firme y durable; Plata = Expiación y reconciliación.

   Referencias: Eclesiastés 4:4. He visto asimismo que todo trabajo y toda excelencia de obras despierta la envidia del hombre contra su prójimo. También esto es vanidad y aflicción de espíritu. 2ª a Corintios 4:7. Pero tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la excelencia del poder sea de Dios, y no de nosotros; 1 Co. 12:31. Procurad, pues, los dones mejores. Mas yo os muestro un camino aún más excelente.

 

2° Titulo:

Metales Nobles Usados En El Tabernáculo. Versíc. 19 al 25. Y harás cuarenta basas de plata debajo de las veinte tablas; dos basas debajo de una tabla para sus dos espigas, y dos basas debajo de otra tabla para sus dos espigas. Y al otro lado del tabernáculo, al lado del norte, veinte tablas; y sus cuarenta basas de plata; dos basas debajo de una tabla, y dos basas debajo de otra tabla. Y para el lado posterior del tabernáculo, al occidente, harás seis tablas. Harás además dos tablas para las esquinas del tabernáculo en los dos ángulos posteriores; las cuales se unirán desde abajo, y asimismo se juntarán por su alto con un gozne; así será con las otras dos; serán para las dos esquinas. De suerte que serán ocho tablas, con sus basas de plata, dieciséis basas; dos basas debajo de una tabla, y dos basas debajo de otra tabla. (Léase 2ª a los Crónicas 5:1Acabada toda la obra que hizo Salomón para la casa de Jehová, metió Salomón las cosas que David su padre había dedicado; y puso la plata, y el oro, y todos los utensilios, en los tesoros de la casa de Dios.).

 

   Comentario: 26:15-30 Las basas de plata cada una pesaba alrededor de 115 libras, se colocaron en filas en el suelo. En cada par de estas tomas, una fuerte junta de madera de acacia, cubierta con planchas de oro, fue equipado por espigas y muescas. Así paredes estaban formadas por los dos lados, y por el lado oeste. La pared se celebró más entre sí por barras, que pasan a través de los anillos de oro. Durante este se extendieron las cortinas. Aunque móvil, que era fuerte y firme. Los materiales eran muy costosos. En todo esto se trataba de un tipo de la iglesia de Dios, edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo Jesucristo mismo la principal piedra del ángulo, Efesios 2:20,21.

   Referencia: Job 23:10. Pero Él sabe el camino que tomo; {cuando} me haya probado, saldré como el oro.

Dt. 8:7-10. Porque Jehová tu Dios te introduce en la buena tierra, tierra de arroyos, de aguas, de fuentes y de manantiales, que brotan en vegas y montes; tierra de trigo y cebada, de vides, higueras y granados; tierra de olivos, de aceite y de miel; tierra en la cual no comerás el pan con escasez, ni te faltará nada en ella; tierra cuyas piedras son hierro, y de cuyos montes sacarás cobre. Y comerás y te saciarás, y bendecirás a Jehová tu Dios por la buena tierra que te habrá dado. Éxodo 38:29-31. Y el bronce de la ofrenda mecida fue setenta talentos y dos mil cuatrocientos siclos. Con él hizo las basas de la entrada de la tienda de reunión, el altar de bronce, su enrejado de bronce y todos los utensilios del altar, las basas del atrio alrededor y las basas de la entrada del atrio, todas las estacas del tabernáculo y todas las estacas del atrio alrededor. 

3er Titulo:

Barras De Fijación Del Tabernáculo. Versíc. 26 al 28. Harás también cinco barras de madera de acacia, para las tablas de un lado del tabernáculo, y cinco barras para las tablas del otro lado del tabernáculo, y cinco barras para las tablas del lado posterior del tabernáculo, al occidente. Y la barra de en medio pasará por en medio de las tablas, de un extremo al otro. (Léase 2ª a los Tesalonicenses 2:1-2. Pero con respecto a la venida de nuestro Señor Jesucristo, y nuestra reunión con él, os rogamos, hermanos, que no os dejéis mover fácilmente de vuestro modo de pensar, ni os conturbéis, ni por espíritu, ni por palabra, ni por carta como si fuera nuestra, en el sentido de que el día del Señor está cerca.).  

   Referencia: Mateo 7:24-27. Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca. Descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y golpearon contra aquella casa; y no cayó, porque estaba fundada sobre la roca. Pero cualquiera que me oye estas palabras y no las hace, le compararé a un hombre insensato, que edificó su casa sobre la arena; y descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y dieron con ímpetu contra aquella casa; y cayó, y fue grande su ruina. ▬Colosenses 1:22-23. en su cuerpo de carne, por medio de la muerte, para presentaros santos y sin mancha e irreprensibles delante de él; si en verdad permanecéis fundados y firmes en la fe, y sin moveros de la esperanza del evangelio que habéis oído, el cual se predica en toda la creación que está debajo del cielo; del cual yo Pablo fui hecho ministro. Ahora me gozo en lo que padezco por vosotros, y cumplo en mi carne lo que falta de las aflicciones de Cristo por su cuerpo, que es la iglesia; 

   Comentario: 5) Había barras o travesaños duraderos hechos de madera de acacia:

  • cinco barras para el lado sur (v. 26);
  • cinco barras para el lado norte (v. 27);
  • cinco barras para el lado occidental (v. 27).

   Se desconoce como haya sido el diseño exacto y la forma en que estas barras estaban amarradas a cada una de las tres paredes. Lo que se sabe es que la barra central pasaba de un extremo al otro por en medio de las tablas (v. 28).

   Pensamiento 1. La estabilidad y el sostén de las barras ilustran la estabilidad y el sustento que Jesucristo da a cada creyente.

   (1) Jesús es nuestro sustento, nuestro refugio eterno.

“El eterno Dios es tu refugio, y acá abajo los brazos eternos; él echó de delante de ti al enemigo. y dijo: Destruye” (Dt. 33:27).

   (2) Jesús nos sostiene y sustenta con su diestra. “Me diste asimismo el escudo de tu salvación; tu diestra me sustento, y tu benignidad me ha engrandecido” (Sal. 18:35).

   (3) Jesús nos fortalece y nos sustenta.

“No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia” (Is. 41:10).

   (4) Jesús nos libra del mal.

“Y el Señor me librará de toda obra mala, y me preservará para su reino celestial. A él sea gloria por los siglos de los siglos. Amén” (2 Ti. 4:18).

   (5) Jesús preserva a quienes le son fieles.

“Amad a Jehová, todos vosotros sus santos; a los fieles guarda Jehová. y paga abundantemente al que procede con soberbia” (Sal. 31:23).

 

Tipos, Símbolos e Ilustraciones del Éxodo 26 15 al 30.

   Termino histórico:

La estructura del tabernáculo (las columnas las basas, los postes, las tablas y las barras) (Ex. 26:15-30; 36:31-33)

Vea también Ex. 36:20-34 40:2, 17-18.

   Tipo o ilustración (fundamento bíblico de cada uno):

   La estructura del tabernáculo sostenía todas las cortinas y cubiertas. El fundamento del tabernáculo estaba plantado firmemente en contra de las arenas inestables del desierto (un símbolo de/ mundo y su desierto espiritual). Sin el sostén de esta estructura, /as Cubiertas v cortinas habrían sido inútiles; por lo tanto, esta estructura simbolizaba la estabilidad y el sustento que Jesucristo da al creyente.

“Y harás para el tabernáculo tablas de madera de acacia, que estén derechas. La longitud de cada tabla será de diez codos, y de codo y medio la anchura. Dos espigas tendrán cada tabla, para unirlas una con otra; así harás todas las tablas del tabernáculo” (Éx. 26:15-17).

“Hizo también las barras de madera de acacia; cinco para las tablas de un lado del tabernáculo, cinco barras para las tablas del otro lado del tabernáculo, y cinco barras para las tablas del lado posterior del tabernáculo hacia el occidente. E hizo que la barra de en medio pasase por en medio de las tablas de un extremo al otro” (Ex. 36;31-33).

   Aplicación para la vida del creyente hoy en día:

   Al morir en la cruz y redimir al ser humano de sus pecados, Cristo se convirtió en el fundamento de la redención para cada creyente. Cristo es nuestro sostén y nuestra estabilidad, nuestra seguridad y garantía. Sin embargo, el hombre debe acudir a Cristo para poder recibir el beneficio de su sostén y estabilidad. Estas bendiciones no están a disposición de quienes maldicen, rechazan y niegan a Cristo.

   Aplicación bíblica para el creyente hoy en día:

   “Sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro o plata, sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación” (1a Pe. 1:18-19).

“Estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo” (Fil. 1:6).

“Por lo cual asimismo padezco esto; pero no me avergüenza, porque yo sé a quién he creído, y estoy seguro que

es poderoso para guardar mi depósito para aquel día” (2 T i. 1:12).

“Y el Señor me librará de toda obra mala, y me preservará para su reino celestial. A él sea gloria por los siglos de los siglos. Amén” (2 Ti. 4:18).

“Y a aquel que es poderoso para guardaros sin caída, y presentaros sin mancha delante de su gloria con gran alegría, al único y sabio Dios, nuestro Salvador, sea gloria y majestad, imperio y potencia, ahora y por todos los siglos. Amén” (Jud. 24-25).

 

   Comentario para Exégesis y traducción (Pablo R. Andiñach): La estructura (26.15-30)

   Análisis de discurso

   Luego de describir las cortinas, se pasa a la estructura sobre la cual éstas serán colocadas y fijadas. En la descripción se usa términos técnicos de difícil traducción, que aparecen de manera diversa en las distintas versiones. La estructura de madera constaba de tres lados con elementos de madera. Los lados norte y sur eran de aproximadamente 14 metros, y el lado oeste, de cuatro metros con cincuenta centímetros. Se describen dos refuerzos en los ángulos posteriores, pero no se indica con claridad cómo se unían las tablas entre sí. El frente del santuario —que miraba hacia el este— no disponía de estructura de madera, sino de una cortina.

La descripción de la estructura es detallada y, por momentos, compleja, aunque no es confusa. Con alguna excepción, se puede seguir la descripción sin problemas. En este contexto, TLA ha preferido reunir los versículos 15-25 en un solo párrafo y simplificar la descripción,

evitando ciertas repeticiones y detalles considerados menores. El traductor debe analizar si es necesario en la lengua receptora recurrir a esta simplificación.

   26:15-30 Las basas de plata cada una pesaba alrededor de 115 libras, se colocaron en filas en el suelo. En cada par de estas tomas, una fuerte junta de madera de acacia, cubierta con planchas de oro, fue equipado por espigas y muescas. Así paredes estaban formadas por los dos lados, y por el lado oeste. La pared se celebró más entre sí por barras, que pasan a través de los anillos de oro. Durante este se extendieron las cortinas. Aunque móvil, que era fuerte y firme. Los materiales eran muy costosos. En todo esto se trataba de un tipo de la iglesia de Dios, edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo Jesucristo mismo la principal piedra del ángulo, Efesios 2:20,21.

   26.15 Tabernáculo: Es mejor «santuario» (TLA; ver 26.1).

Tablas de madera: La palabra hebrea que corresponde a tablas es de difícil traducción. La mayoría de las versiones traduce así (RV95, DHH), aunque con variantes (NVI y NBE ofrecen «tablones», y BJ, «tableros»). Sin embargo, se ha hecho notar dos cosas. La primera es que, así, las telas de lino con sus querubines bordados finamente (26.1) quedarían ocultas tanto del exterior, por las otras telas y cueros, como del interior, por las tablas. En segundo lugar, se ha señalado que una estructura de tablas de madera sería demasiado pesada para transportarla en el desierto. En vista de esto, se ha sugerido que, en lugar de tablas de madera, se debería considerar la posibilidad de que fuera una estructura de travesaños sobre los cuales se colgaban las telas. En defensa de tablas se ha argumentado que Números 7.1-9 se encarga de destacar la necesidad de contar con carretas y bueyes para su traslado, lo cual supone estar preparados para una carga de peso considerable. No obstante, también es cierto que al clan de los gershonitas se les dan carretas y bueyes aun cuando su carga consiste sólo en las telas (Nm 4.22-27 y 7.6-7). De estas consideraciones surge que es difícil arribar a una conclusión definitiva. A falta de una mejor opción, proponemos traducir tablas.

De acacia: Traducir el nombre de la madera de acuerdo con 25.4.

   26.16 Diez codos, y de codo y medio: Son tablas de considerable tamaño. Puesto en metros, equivale a cuatro metros por sesenta y cinco centímetros. No se indica el espesor de las tablas.

   26.17 Espigas: Se refiere a una parte más fina en el extremo de la tabla que sirve para lograr su encastre con otras tablas.

Para unirlas: El texto usa una expresión curiosa: “Una mujer hacia su hermana”, a fin de indicar el efecto de unir una pieza con la otra.

   26.18 Al lado del mediodía, al sur: Aquí se utiliza dos palabras hebreas que significan “sur”. La primera es parte de la familia de palabras que incluye “Neguev” (“seco”, “árido”), el desierto que está al sur del territorio de Israel. La segunda palabra tiene que ver con “derecha”, “mano derecha”, el lado que da hacia el sur cuando la persona mira hacia el naciente. La mayoría de las versiones omite la segunda mención por redundante (NVI, DHH, NBE), pero debería preservarse, de ser posible, en la lengua receptora. Además de RV95, BJ encontró una propuesta excelente, que recomendamos: «En el flanco del Neguev, hacia el sur».

   26.19 Basas: Es una palabra de difícil traducción. El contexto indica que se refiere a los lugares donde las espigas encastraban para unir las tablas. Recomendamos seguir otras versiones que traducen «bases» (NVI, DHH), lo cual parece más apropiado y más afín a la función que cumplen. Se debe seguir dicha traducción en todos los casos.

   26.20 El lado del norte: Se utiliza la palabra clásica para referirse al norte, que deriva del nombre del monte Tzafón, ubicado en la actual Siria, al norte de Israel.

   26.24 Un gozne: Las tablas destinadas a los ángulos se fijaban con un elemento aquí traducido como gozne o “bisagra”, pero del que no estamos seguros respecto a su correcta definición. Otras versiones prefieren traducir «anillo» (DHH, NVI) o «argolla» (TLA).

   26.25 Dos basas debajo de una tabla: La repetición de esta frase puede resultar algo artificial, pero el sentido es claro y puede preservarse.

   26.26 Barras de madera: Otros traducen «travesaños» (TLA, DHH, BJ), o «trancas» (NBE). Su función no es clara, pero parecen destinadas a reforzar la unión de las tablas entre sí.

   26.27 Del lado posterior [...], hacia el occidente: El hebreo utiliza dos palabras: la primera indica el fondo del santuario, y la segunda, el punto cardinal hacia el que se dirige. DHH dice «la parte trasera, la que da al oeste»

Amen, para la honra y gloria de Dios

DESCARGUE AQUÍ ESTUDIO COMPLETO


Hno Roberto Saldías Roa

Miembro de la IEP en Nacimiento Bajo, nació en el evangelio del Señor en la Iglesia de Laja 1975. Casado con María Nahuelmán, estudia teología de manera autodidacta. Me gusta mucho leer y escribir.

 

Deja una respuesta