+56 9 5417 6219
contacto@historiaycontingenciaiep.cl

Domingo 1 de julio de 2018: «Juicio de Dios por la rebeldía de los hombres.”

Domingo 1 de julio de 2018: «Juicio de Dios por la rebeldía de los hombres.”

Lección: Éxodo Cap. 8, versículos 16 al 19. Entonces Jehová dijo a Moisés: Di a Aarón: Extiende tu vara y golpea el polvo de la tierra, para que se vuelva piojos por todo el país de Egipto. Y ellos lo hicieron así; y Aarón extendió su mano con su vara, y golpeó el polvo de la tierra, el cual se volvió piojos, así en los hombres como en las bestias; todo el polvo de la tierra se volvió piojos en todo el país de Egipto. Y los hechiceros hicieron así también, para sacar piojos con sus encantamientos; pero no pudieron. Y hubo piojos tanto en los hombres como en las bestias. Entonces los hechiceros dijeron a Faraón: Dedo de Dios es éste. Mas el corazón de Faraón se endureció, y no los escuchó, como Jehová lo había dicho.

 

  • Comentario:

Los piojos 8:16–19. Sin anunciarlo de antemano, Jehová dijo a Moisés que mandara a Aarón que extendiera la vara y golpeara el polvo para que se cubriera la tierra de Egipto con insectos pequeños. Esta vez los magos no fueron capaces de duplicar la señal por medio de sus encantamientos y admitieron ante el faraón que la plaga era del dedo de Dios (v. 19). Sin embargo, el faraón endureció su corazón y no los escuchó, tal como Jehová lo había dicho (v.19b).

La palabra hebrea kinnim 3654 se refiere a un insecto pequeño que no ha sido identificado con exactitud. La palabra ha sido traducida como “piojos”, “jejenes”, “mosquitos”, “pulgas”, y hasta “antojos”. De todos modos, con su clima caluroso y seco, Egipto siempre ha sido víctima de muchas clases de insectos pequeños.   Probablemente el vocablo “piojos” es el más adecuado y llena bien los requisitos textuales.

Esta plaga es otro de los milagros de transformación. Tal como con el agua del Nilo, se empleó la vara, y al golpear el polvo de la tierra el país se llenó de piojos. No significa que literalmente todo el polvo del país se convirtió en piojos (v. 17b), sino que las grandes nubes de ellos parecían brotar del suelo como las tormentas de polvo que solían llegar con los vientos fuertes del desierto.

Los magos, al no poder reproducir nada similar con sus encantamientos, esta vez tuvieron que admitir que la plaga era obra del dedo de Dios (v. 19). Por primera vez el autor explica cómo se puede distinguir entre un milagro verdadero y un milagro falso. La verdad finalmente eliminó el engaño, y los magos mismos lo confesaron. Es dudoso aquí que los magos hayan reconocido a Jehová como el Dios único; más bien se refieren al milagro como la obra de un dios poderoso, que no podría ser otro que Jehová, a quien Moisés representaba. Además, es posible que pensaran de la vara como el dedo de Dios, porque era un símbolo para ellos, y para Israel más tarde, del poder divino.

 

  • Citas Bíblicas:

Números 14:41-45. Y dijo Moisés: ¿Por qué quebrantáis el mandamiento de Jehová? Esto tampoco os saldrá bien. No subáis, porque Jehová no está en medio de vosotros, no seáis heridos delante de vuestros enemigos. Porque el amalecita y el cananeo están allí delante de vosotros, y caeréis a espada; pues por cuanto os habéis negado a seguir a Jehová, por eso no estará Jehová con vosotros. Sin embargo, se obstinaron en subir a la cima del monte; pero el arca del pacto de Jehová, y Moisés, no se apartaron de en medio del campamento. Y descendieron el amalecita y el cananeo que habitaban en aquel monte, y los hirieron y los derrotaron, persiguiéndolos hasta Horma.

Zacarías 7:11-14. Pero no quisieron escuchar, antes volvieron la espalda, y taparon sus oídos para no oír; y pusieron su corazón como diamante, para no oír la ley ni las palabras que Jehová de los ejércitos enviaba por su Espíritu, por medio de los profetas primeros; vino, por tanto, gran enojo de parte de Jehová de los ejércitos. Y aconteció que así como él clamó, y no escucharon, también ellos clamaron, y yo no escuché, dice Jehová de los ejércitos; sino que los esparcí con torbellino por todas las naciones que ellos no conocían, y la tierra fue desolada tras ellos, sin quedar quien fuese ni viniese; pues convirtieron en desierto la tierra deseable.

 

Joya Bíblica: Entonces los magos dijeron al faraón: «¡Esto es el dedo de Dios!» (8:19a).

Texto: Romanos Cap. 2, versículo 5. Pero por tu dureza y por tu corazón no arrepentido, atesoras para ti mismo ira para el día de la ira y de la revelación del justo juicio de Dios.

 

1er Titulo:

Obediencia De Sus Siervos Al Mandato Divino. Versic. 16 y 17. Jehová dijo a Moisés: Di a Aarón: Extiende tu vara y golpea el polvo de la tierra, para que se vuelva piojos por todo el país de Egipto. Y ellos lo hicieron así; y Aarón extendió su mano con su vara, y golpeó el polvo de la tierra, el cual se volvió piojos, así en los hombres como en las bestias; todo el polvo de la tierra se volvió piojos en todo el país de Egipto.  (Léase Salmo 40:8. El hacer tu voluntad, Dios mío, me ha agradado, Y tu ley está en medio de mi corazón.).

Comentario: Juicio Þ Milagros, Demoníaco Þ Hechicería: El día del juicio llegó, no hubo aviso de esta plaga en particular. Faraón debía haber esperado este juicio. El Dios que tenía el poder de convertir el agua en sangre y provocar que toda clase de ranas invadieran la tierra podía lanzar cualquier otro juicio que quisiera sobre Egipto. Y el SEÑOR no iba a dejar que Egipto escapara a su juicio, no a menos que Faraón y su pueblo hicieran lo que Él demandaba: Arrepentimiento. Ellos tenían que volverse hacia Dios y renunciar a sus pecados, en particular a la falsa idolatría y a la esclavitud. Egipto sufriría otro juicio de Dios a menos que liberaran a su pueblo. Esto Faraón debía saberlo; por lo tanto, Dios no advirtió acerca del juicio a punto de ejecutarse sobre Egipto.

  1. EL SEÑOR lo encargó a Moisés (v. 10). Moisés tendría que darle instrucciones a Aarón para ejecutar el juicio, de que tomara su vara y tocara el polvo de la tierra. El resultado sería asombroso: El polvo se convertiría en un enjambre de insectos, millones y millones de insectos (v.16). El país entero de Egipto sería infectado por los insectos. ¿Cuál insecto? En hebreo es kinnim, y se utiliza solo aquí en Éxodo y en Salmo 105:31 (quizás Isaías 51:6). Se traduce la palabra aquí en Éxodo como “piojo”, pero la mayoría de los expertos en el tema parecen sostener que los insectos eran en realidad mosquitos. La palabra hebrea ha sido traducida como mosquitos, pulgas, jejenes, gusanos y tábanos.

Cualquiera que haya sido el insecto, fue enviado por Dios. Dios provocó que millones y millones de piojos o mosquitos abundaran sobre la tierra. ¿De dónde salieron? ¿Creó Dios milagrosamente los mosquitos o piojos de la nada? ¿O había hecho Dios que un número enorme de mosquitos o piojos proliferaran para este momento y juicio en particular?

  1. Fíjese que los mensajeros de Dios hicieron simplemente lo que Dios les ordenó (v. 17). Aarón extendió su mano con su vara y golpeó el polvo de la tierra.
  2. Inmediatamente el juicio ocurrió (v. 17).

Þ El polvo se convirtió en piojos o mosquitos.

Þ Los piojos o mosquitos pulularon sobre las personas y los animales.

Þ Todo el polvo se convirtió en piojos o mosquitos. Obviamente era tal cantidad que nadie pudo escapar de ser atacado, picado o infectado por ellos.

Pensamiento: Advierta que aquí hay dos cosas importante que advertir a la iglesia de hoy, que los juicios de Dios vendrán sin advertencia, porque ya esta todo escrito. Y Jesucristo esta esperando obedientemente la orden de su padre para comenzar los juicios. Amada iglesia está preparada para la final trompeta, o para el día del juicio. Y Jesucristo dará la orden a los ángeles de Dios. Para tocar la trompeta y recoger sus escogidos.

Citas Bíblicas:

Génesis 6:22. Y lo hizo así Noé; hizo conforme a todo lo que Dios le mandó. Ejemplo de obediencias y sus frutos: Génesis 22:15-19. Y llamó el ángel de Jehová a Abraham por segunda vez desde el cielo, y dijo: Por mí mismo he jurado, dice Jehová, que por cuanto has hecho esto, y no me has rehusado tu hijo, tu único hijo; de cierto te bendeciré, y multiplicaré tu descendencia como las estrellas del cielo y como la arena que está a la orilla del mar; y tu descendencia poseerá las puertas de sus enemigos. En tu simiente serán benditas todas las naciones de la tierra, por cuanto obedeciste a mi voz. Y volvió Abraham a sus siervos, y se levantaron y se fueron juntos a Beerseba; y habitó Abraham en Beerseba.

Tito 2:9-10.  Exhorta a los siervos a que se sujeten a sus amos, que agraden en todo, que no sean respondones; no defraudando, sino mostrándose fieles en todo, para que en todo adornen la doctrina de Dios nuestro Salvador.

2 Timoteo 4:1-5. Te encarezco delante de Dios y del Señor Jesucristo, que juzgará a los vivos y a los muertos en su manifestación y en su reino, que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina. Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas. Pero tú sé sobrio en todo, soporta las aflicciones, haz obra de evangelista, cumple tu ministerio.

 

2° Titulo:

La Hechicería, Práctica Condenada Por Dios. Versic. 18. Y los hechiceros hicieron así también, para sacar piojos con sus encantamientos; pero no pudieron. Y hubo piojos tanto en los hombres como en las bestias. (Léase Apocalipsis 21:8. Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda.).

Comentario: Los falsos mensajeros (los hechiceros) intentaron imitar el milagro (v. 18). Ellos usaron sus artes secretas, pero en vano: No pudieron. Y fíjese: Las escrituras dicen que después de su fracaso, los piojos o mosquitos cubrieron tanto a los hombres como las bestias. ¿Significa esto que los hechiceros también habían intentado quitar la plaga de insectos de la tierra? Eso parece. Pero en cualquier caso, los falsos mensajeros fueron trágicamente incapaces de ayudar a las personas. Ellos eran un enemigo derrotado a los ojos de Faraón y de los egipcios. Los falsos mensajeros no pudieron detener el juicio de Dios, ni pudieron liberar a las personas del juicio de Dios.

Pensamiento: Al menos dos significativas lecciones se pueden aprender de este punto.

  • Nadie sabe cuándo el juicio de Dios va a caer sobre la tierra. Cuando llegue el día del juicio final, será sin ser anunciado.
  • Los falsos mensajeros de esta tierra no pueden detener el juicio de Dios, ni podrán liberar a las personas del juicio de Dios.

Advierta: El mensaje y el juicio de Dios es claro, muchos esperan que Dios envié un mensajero (ángel) para los juicio próximo, pero ya están advertido por la palabra de Dios. Te invito a leer la palabra escrita tu Bíblia. También la inclinación de estos días de  muchas personas y creyentes se inclinan a consultar sobre el futuro de su vida a través de la hechicería, incluso los gobiernos actuales tienen asesores hechiceros. ¡alerta para iglesia!. Las practicas de la iglesia de desear que un instrumento me hable que me diga que va pasar con mi futuro, también es una practica que no agrada a Dios es tan igual como la hechicería. Porque muchos abandonan el mensaje de Dios, y lo dejan de lado, y es mas importante un mensaje del instrumento usado en la iglesia de Dios. (No estoy en contra la manifestación del Espíritu Santo (genuina), sino contra aquella practicas falsas, idolatra de la iglesia).

Citas Bíblicas:

Miqueas 5:12. Asimismo destruiré de tu mano las hechicerías, y no se hallarán en ti agoreros.

Gálatas 5:19-21. Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios. 

Apocalipsis 9:21. y no se arrepintieron de sus homicidios, ni de sus hechicerías, ni de su fornicación, ni de sus hurtos.

 

3er Titulo:

Reconociendo y Confesando La Soberanía De Dios. Versic. 19. Entonces los hechiceros dijeron a Faraón: Dedo de Dios es éste. Mas el corazón de Faraón se endureció, y no los escuchó, como Jehová lo había dicho. (Léase Daniel 2:47. El rey habló a Daniel, y dijo: Ciertamente el Dios vuestro es Dios de dioses, y Señor de los reyes, y el que revela los misterios, pues pudiste revelar este misterio.).

Comentario: (8:19). Dios, Poder De Þ Dedo De Dios Þ Mano De Dios: El propósito especifico de este juicio fue levantar al pueblo, darles a conocer que el dedo de Dios controla todas las cosas, incluso el minúsculo polvo de la tierra.

La escena era dramática: Los hechiceros habían sido humillados por el poder de Dios. Ellos habían fracasado en su intento de ayudar al rey y al pueblo. Su única esperanza de salvar su posición ante Faraón era darle a conocer a Faraón la existencia y el poder del SEÑOR, el Dios de redención que tenía el poder de liberar a su pueblo. Esto hicieron; y fíjese: Ellos declararon que Dios era todopoderoso. Todo lo que Dios tuvo que hacer para enviar una plaga sobre la tierra fue mover su dedo. Ni la fuerza de su brazo ni de la mano fue necesaria. Otra vez, Él era tan poderoso que lo único que necesitaba era su dedo. Fue el dedo de Dios el que obró este milagro. (Fíjese: El dedo de Dios hacer referencia al poder de Dios).

Fíjese en esto hecho también: Uno de los dioses protectores de los egipcios era el dios de la tierra (Leb o Set). Las personas evidentemente rezaban a este dios por protección contra los desastres naturales y para que bendijera la tierra para que las cosechas fueron buenas. Por tanto, cuando Moisés lanzó un puñado de polvo al aire y Dios envió una tempestad de piojos o mosquitos, la verdad quedó clara antes los egipcios. El verdadero Dios de la tierra era de Dios de Moisés. Fue su dedo (poder), el dedo del SEÑOR mismo (Jehová, Yahveh), que era soberano sobre la tierra, no el dios egipcios (Set), ni ningún otro dios mundano adorado por el hombre.

Pensamiento: El dedo, el poder mismo, del propio Dios, controla todas las cosas, incluso el polvo de la tierra, incluso la más diminuta de las cosas del universo. El dedo de Dios controla los elementos básicos y elementos constitutivos de la existencia…

Todas las partículas; las fuerzas; la materia; los átomos; los protones; los neutrones; las células; la energía; los impulsos eléctricos: los electrones; los químicos; todo el gas; los ADN; toda la vida tanto animal como vegetal (cuanto más un embrión).

  1. Cualquiera que sea el más diminuto elemento o elemento constitutivo de la existencia, el dedo de Dios lo creó y lo controla. Eso es exactamente lo que afirman las Escrituras.
  2. Esto significa algo maravilloso: EL SEÑOR tiene el poder para redimirnos y salvarnos, el poder para cuidar hasta de los más diminutos detalles y sucesos de la vida.

Citas Bíblicas:

Éxodo 31:18.Y dio a Moisés, cuando acabó de hablar con él en el monte de Sinaí, dos tablas del testimonio, tablas de piedra escritas con el dedo de Dios.

Deuteronomio 9:10. y me dio Jehová las dos tablas de piedra escritas con el dedo de Dios; y en ellas estaba escrito según todas las palabras que os habló Jehová en el monte, de en medio del fuego, el día de la asamblea. 

Lucas 11:20. Mas si por el dedo de Dios echo yo fuera los demonios, ciertamente el reino de Dios ha llegado a vosotros.

Salmos 8:3. Cuando veo tus cielos, obra de tus dedos, La luna y las estrellas que tú formaste.

Texto: Romanos Cap. 2, versículo 5. Pero por tu dureza y por tu corazón no arrepentido, atesoras para ti mismo ira para el día de la ira y de la revelación del justo juicio de Dios.

 

Comentario Bíblico y Traducciones: 8.16: Piojos: La palabra hebrea traducida aquí como piojos  aparece en el Antiguo Testamento en este versículo y una sola vez más en Salmos 105.31, donde se refiere a este mismo hecho. Sabemos que designa un insecto, pero —debido a nuestra falta de información sobre los animales de aquella época— no sabemos con certeza a cuál se refiere. Encontramos la misma dificultad en el fenómeno siguiente (8.20-32). Tal como propone TLA, los traductores tienden a preferir «mosquitos» (DHH, NBE, BJ y NVI) en lugar de «piojos». El traductor puede buscar un insecto equivalente en la cultura a la que se dirige su trabajo.

8.19: Es el dedo de Dios: La traducción de RV95 es literal y la encontramos también en ÉX. 31.18, Deuteronomio 9.10 y Salmos 8.4. Esta expresión es equivalente a otra parecida, de sentido similar: «La mano de Dios». Es un símbolo que sirve para expresar el poder de Dios manifestado en un acto concreto, maravilloso o natural, pero grandioso. Significa que lo sucedido no es obra humana, sino de Dios. TLA es más clara al dar el sentido y no la traducción literal de la frase. DHH también ofrece una traducción interesante: «Esto es cosa de Dios». Sin embargo, el traductor debe estudiar si acaso en la cultura receptora de su traducción existe alguna expresión, también simbólica, que exprese el mismo sentido. De existir, es preferible utilizarla.

Es interesante observar que quienes hacen esta afirmación son los mismos hechiceros del faraón. Hay una progresión en el acto de mostrar la debilidad de sus artes. Así como antes se hizo evidente que los hechiceros podían reproducir la plaga de ranas, pero no contrarrestarla, ahora se presenta a los hechiceros reconociendo que esta nueva acción es realizada por un Dios poderoso, aunque aún desconocido para ellos.

 

Amén, para la Gloria de Dios.

 

DESCARGUE AQUÍ - ESTUDIO COMPLETO

Hno Roberto Saldías Roa

Miembro de la IEP en Nacimiento Bajo, nació en el evangelio del Señor en la Iglesia de Laja 1975. Casado con María Nahuelmán, estudia teología de manera autodidacta. Me gusta mucho leer y escribir.