+56 9 5417 6219
contacto@historiaycontingenciaiep.cl

“Dios Responde La Oración De Su Siervo Y Provee Lo Que Necesita”

“Dios Responde La Oración De Su Siervo Y Provee Lo Que Necesita”

Domingo 27 de enero de 2019

“Dios Responde La Oración De Su Siervo Y Provee Lo Que Necesita”

   Lección: Éxodo Cap. 15, versículos 22 al 27. E hizo Moisés que partiese Israel del Mar Rojo, y salieron al desierto de Shur; y anduvieron tres días por el desierto sin hallar agua. Y llegaron a Mara, y no pudieron beber las aguas de Mara, porque eran amargas; por eso le pusieron el nombre de Mara. Entonces el pueblo murmuró contra Moisés, y dijo: ¿Qué hemos de beber? Y Moisés clamó a Jehová, y Jehová le mostró un árbol; y lo echó en las aguas, y las aguas se endulzaron. Allí les dio estatutos y ordenanzas, y allí los probó; y dijo: Si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, e hicieres lo recto delante de sus ojos, y dieres oído a sus mandamientos, y guardares todos sus estatutos, ninguna enfermedad de las que envié a los egipcios te enviaré a ti; porque yo soy Jehová tu sanador. Y llegaron a Elim, donde había doce fuentes de aguas, y setenta palmeras; y acamparon allí junto a las aguas.

   Comentario: (15:22 al 27): La segunda crisis de Israel en el desierto: Agua Amarga en Mara: Experiencias amargas hechas dulces y puras, 15:22 al 27: La introducción: Quejarse, refunfuñar y murmurar son terribles pecados. Piense en el dolor y el sufrimiento que sentimos cuando las personas murmuran contra nosotros, especialmente cuando la queja amenaza nuestras…• vidas• amistades• reputaciones• caracteres• trabajo• relaciones• apegos• posiciones• empleos• ascensos• inversiones• amor propio.

   Las quejas, refunfuños y murmuraciones hieren y causan dolor. Pero más que esto, las quejas y las murmuraciones muestran una gran desconfianza en Dios:

▬ Muestran que no creemos que Dios tiene el control y que Él hará que las cosas salgan bien.

▬ Muestran que desconfiamos del poder de Dios, cuestionando su bondad para encargarse de la situación.

   Este es el tema de importante pasaje de las Escrituras. Nos cuenta acerca del primer terrible pecado de los israelitas, el de quejarse. Ellos refunfuñaron y murmuraron contra su líder, el amado siervo de Dios Moisés. Esto es: La segunda crisis de Israel en el desierto: Aguas amarga en Mara: Experiencia amargas hechas dulces y puras.

  1. La primera crisis: La sed (vv. 22-23).
  2. El primer terrible pecado de Israel: Quejarse, refunfuñar y murmurar (v. 24).
  3. El clamor del siervo de Dios al Señor y la respuesta de Dios a su pueblo: Le mostró a Moisés un árbol que purificó, dulcificó, las aguas (Nuestro Señor Jesucristo) (v. 25).
  4. El propósito de Dios: Probar a su pueblo (v. 25).
  5. El resultado de la crisis: El Señor hizo una gran ley y promesa (vv. 25-26).
  6. La abundante provisión de Dios: los condujo hasta Elim, donde habían doce fuentes de agua y setenta palmeras (v. 27).

Texto: “Salmo 34, versículo 6. Este pobre clamó, y le oyó Jehová, Y lo libró de todas sus angustias”.

1er Titulo:

La Murmuración En El Pueblo Escogido Desagrada A Dios. Versíc. 22 al 24. 22 E hizo Moisés que partiese Israel del Mar Rojo, y salieron al desierto de Shur; y anduvieron tres días por el desierto sin hallar agua. Y llegaron a Mara, y no pudieron beber las aguas de Mara, porque eran amargas; por eso le pusieron el nombre de Mara. Entonces el pueblo murmuró contra Moisés, y dijo: ¿Qué hemos de beber?  (Léase 1 a los Corintios 10:10-11. Ni murmuréis, como algunos de ellos murmuraron, y perecieron por el destructor. Y estas cosas les acontecieron como ejemplo, y están escritas para amonestarnos a nosotros, a quienes han alcanzado los fines de los siglos.; Filipenses 2:14. Haced todo sin murmuraciones y contiendas.).

   Comentario: (15:22-23). Israel ▬ Peregrinaje por el desierto ▬ Sed ▬ Juicios: La primera Crisis que enfrento Israel durante las andanzas por el desierto fue la de la sed.

1. Moisés condujo a los israelitas desde el Mar Rojo. Iniciando su marcha hacia el Monte Sinaí. Para llegar al Sinaí tenían que cruzar el desierto de Shur. Fue el desierto el que creó el problema: Ellos caminaban y no encontraban agua. Imagínese a dos o tres millones de personas marchando a través de un desierto durante tres días sin encontrar agua. Las reservas de agua de algunas familias eran muy escasas y al parecer las de otras ya se habían agotado. Estar en el desierto sin agua era una severa crisis que afrontar. Era un asunto de vida o muerte: La supervivencia estaba en juego, la supervivencia de millones de personas incluidos niños. ¿Qué se podía hacer?

2. Moisés los condujo a un lugar donde suponía que hubiera agua, a Mara. Pero por desgracia, el agua se había contaminado: El agua estaba amarga, no apta para beber. Por la reacción del pueblo, estaba al parecer tan amarga que tenían miedo de beberla, sintiendo que no era seguro hacerlo.

   Pensamiento 1:

Þ Los israelitas acababan de ser liberados por Dios de la esclavitud egipcia. Su liberación es una ilustración de la redención del creyente, de su liberación de la esclavitud del mundo para el pecado y la muerte.

Þ Los israelitas acababan de comenzar su viaje por el desierto, su viaje hacia la Tierra Prometida de Canaán. Esta es una ilustración del creyente iniciando su vida cristiana y camino, su viaje a través de la vida hacia la Tierra Prometida del cielo.

Þ Por tanto, la crisis de las aguas amargas de Mara es una ilustración de las amargas pruebas que confrontará el creyente mientras camina a través de la vida, marchando hacia la Tierra Prometida del cielo:

   Ahora, piense nada más en las amargas pruebas que confrontamos a lo largo de la vida, pruebas tan amargas como… – estar sin agua – estar sin hogar – estar sin comida – accidentes – divorcio -sufrimiento – deformidades – muerte – pérdida de empleo – pérdidas financieras – severas tentaciones – planes fallidos – desilusiones – frustraciones – pena – desaliento.

   Las amargas pruebas son experiencia normal de la vida humana. Todos las confrontamos, y a todos nos dejan perplejos y confundidos. Los creyentes con frecuencia nos preguntamos: “¿Por qué Dios ha dejado que esto me suceda a mí?” Las pruebas y las tentaciones son comunes para todas las personas. Cuando nos golpean, la pregunta es: ¿Cómo vamos a reaccionar? ¿Vamos a confiar en que Dios nos ayudará y nos dará fuerzas, o murmurar y quejarnos y quizás maldecir a Dios? 

   Pensamiento 2: Después de viajar durante tres días por el ardiente y seco desierto, los israelitas deben haberse vuelto locos de alegría al encontrar agua. ¡Pero qué terrible decepción! ¡Agua amarga, imposible de beber!

   El agua amarga, imposible de beber es una ilustración de las aguas amargas del mundo. La persona que bebe de las aguas de esta tierra está condenada a la decepción. Las aguas de esta tierra probarán ser amargas: alcohol * drogas *sexo *riquezas *placer *fama *reconocimiento *poder *posición *belleza *posesiones.

   Las aguas del mundo nunca sacian la sed del corazón humano. Solo Jesucristo puede saciar la sed del corazón. Él es el agua viva.

   Comentario: (15:24). Queja ▬ Refunfuñar ▬ Murmuración ▬ Pecado ▬ Israel: Este es el primer terrible pecado de Israel, el de quejarse, refunfuñar y murmurar. Este sería un pecado cometido constantemente cuando los israelitas enfrentaban una crisis. Tenga en mente de lo que los israelitas acababan de ser testigos hacía solamente tres días antes: La gran liberación de Dios a través del Mar Rojo. Además, durante los últimos uno o dos años, habían sido testigos del tremendo poder de Dios a través de las diez plaga del juicio lanzado sobre los egipcios. Pero aquí estaban, tres días más tarde (solo tres días después de la gran liberación a través del Mar Rojo) quejándose y refunfuñando contra el siervo de Dios. Ellos deberían haber recordado de Dios…

• recordado su gran poder y amor.

• recordado su gran preocupación y provisión.

   Ellos deberían haber confiado en que dios proveería el agua. Deberían haberse inclinado en oración, pidiendo a Dios que mostrara a su líder, Moisés, dónde estaba el agua. Imagínese qué imagen tan gloriosa de confianza y victoria habría sido esa: Dos o tres millones de personas, hombres, mujeres y niños, todos inclinados junto en hilera militar sobre las arenas del desierto, todos orando y clamando a Dios por ayuda en esta crisis.

   Pero esto no sucedería. Ellos era creyentes inmaduros: no espirituales, inestables, y carnales. El corazón carnal de cada uno de ellos lleno de incredulidad tomo el mando, y los israelitas se quejaron, refunfuñaron y murmuraron en contra del líder de Dios. Este fue el primer terrible pecado de Israel, y sería un pecado cometido una y otra vez por ellos. En realidad, cada vez que afrontaran una crisis, se quejarían y murmurarían. Fíjese en estos ejemplos:

Þ Se quejaron y murmuraron porque no tenían comida.

Y toda la congregación de los hijos de Israel murmuró contra Moisés y Aarón en el desierto (Éxodo 16:2).

Þ Se quejaron y murmuraron porque no tenían agua.

Así que el pueblo tuvo allí sed, y murmuró contra Moisés, y dijo: ¿Por qué nos hiciste subir de Egipto para matarnos de sed a nosotros, a nuestros hijos y a nuestros ganados? (Éxodo 17:3).

Þ Se quejaron y murmuraron a causa de las pruebas que enfrentaban a través de sus andanzas por el desierto: Deseaban regresar a Egipto.

 Y se quejaron contra Moisés y contra Aarón todos los hijos de Israel; y les dijo toda la multitud: ¡Ojalá muriéramos en la tierra de Egipto; o en este desierto ojalá muriéramos! ¿Y por qué nos trae Jehová a esta tierra para caer a espada, y que nuestras mujeres y nuestros niños sean por presa? ¿No nos sería mejor volvernos a Egipto? Y decían el uno al otro: Designemos un capitán, y volvámonos a Egipto (Número 14:2 al 4).

Þ Se quejaron y murmuraron porque estaban cansados de sus líderes, estaban cansados de su liderazgo de Moisés y Aarón.

Por tanto, tú y todo tu séquito sois los que os juntáis contra Jehová; pues Aarón, ¿qué es, para que contra él murmuréis? (Número 16:11).

Þ Se quejaron y murmuraron a causa del juicio de Dios, porque Dios ejecutaba la justicia sobre los israelitas que pecaban.

El día siguiente, toda la congregación de los hijos de Israel murmuró contra Moisés y Aarón, diciendo: Vosotros habéis dado muerte al pueblo de Jehová (Número 16:41).

   Como se ha dicho en la introducción, quejarse y murmurar son signos de desconfianza, de terrible incredulidad en Dios. Cuando nos quejamos y murmuramos, revelamos un corazón incrédulo y desconfiado. Revelamos que no creemos en la bondad y el poder de Dios. Que no creemos que Dios tenga el control, que Él resolverá la situación. Un corazón que confía en Dios siempre ora, pidiéndole a Dios que le ayude. El corazón confiado nunca se queja ni murmura contra personas ni situaciones, especialmente no contra otros hermanos creyentes y claro que tampoco contra los amado siervos de Dios. Fíjese en estos hechos relacionados con la queja y la murmuración.

* Las quejas y las murmuraciones no son contra los siervos de Dios, sino contra Dios mismo (Éxodo 16:8. Dijo también Moisés: Jehová os dará en la tarde carne para comer, y en la mañana pan hasta saciaros; porque Jehová ha oído vuestras murmuraciones con que habéis murmurado contra él; porque nosotros, ¿qué somos? Vuestras murmuraciones no son contra nosotros, sino contra Jehová.).

* Las quejas y las murmuraciones se deben con frecuencia a una persona que no cree en Dios y que no escucha su palabra (Salmo 106: 24-25. Pero aborrecieron la tierra deseable; No creyeron a su palabra. Antes murmuraron en sus tiendas, Y no oyeron la voz de Jehová).

* Las quejas y las murmuraciones se deben con frecuencia a la insensatez y el pecado del hombre mismo (Lamentaciones 3.39. ¿Por qué se lamenta el hombre viviente? Laméntese el hombre en su pecado). (Proverbios 19:3. La insensatez del hombre tuerce su camino, Y luego contra Jehová se irrita su corazón).

* Las quejas y las murmuraciones no tienen cabida en la vida del creyente (Filipenses 2.14. Haced todo sin murmuraciones y contiendas).

* Las quejas y las murmuraciones serán severamente juzgadas por Dios. (1 Corintios 10:10. Ni murmuréis, como algunos de ellos murmuraron, y perecieron por el destructor.) y (Judas 14-16. De éstos también profetizó Enoc, séptimo desde Adán, diciendo: He aquí, vino el Señor con sus santas decenas de millares, para hacer juicio contra todos, y dejar convictos a todos los impíos de todas sus obras impías que han hecho impíamente, y de todas las cosas duras que los pecadores impíos han hablado contra él. Estos son murmuradores, querellosos, que andan según sus propios deseos, cuya boca habla cosas infladas, adulando a las personas para sacar provecho.).

   Pensamiento 2: Las personas tienen sed de contentamiento, de una evasiva paz mental. Para hallar contentamiento y paz, ansían más y más todo tipo de cosas. Y el mundo ofrece todo tipo de cosas a las personas, diciéndole que podrán satisfacer la sed del corazón humano. Pero las aguas, las cosas ofrecidas por el mundo, son amargas; dejan un sabor amargo en nuestra boca y no aplacan nuestra sed. A pesar de esto, cada día, por todo el mundo, el hombre bebe de los amargos pozos de la tierra, las amargas aguas… (del placer; de la fama; del sexo ilícito; de una forma banal de religión; de las posesiones materiales; de la posición; del poder; del dinero; de las propiedades; de las luces brillantes y el estrellato; de la autosatisfacción; de la idolatría.

   Cegado por anhelos que nunca satisfacen, el hombre bebe hasta más no poder de estas aguas. Bebe y bebe, pero al final un sabor amargo en la boca es lo único que quedad.

   ¿Cuál es la respuesta a las amargas aguas de la experiencia mientras el creyente viaja a través del desierto del mundo? La respuesta viene del propio Señor Jesucristo. Solamente Él tiene el poder para dulcificar las aguas amargas de la vida. ¿Cómo crea Cristo este gran antídoto para un mundo enfermo de tanto beber aguas contaminadas? Jesucristo ha vertido su vida dentro de este mundo inundándolo con aguas vivas. Aguas que aplacan la sed del corazón humano, que dan vida al hombre. ¡Las Escrituras afirman que Dios es la única alternativa a beber las aguas amargas de esta tierra!

   Pensamiento 3: El hombre esta sediento, sediento de satisfacción y realización, propósito, sentido e importancia, aceptación y reconocimiento, goce y felicidad, amor y amistad.

   El mundo ofrece agua al hombre, agua que dice aplacar la sed del hombre. Y cuando el hombre mira al mundo, ve la atractiva agua, agua que parece que calmará su sed. Pero cuando el hombre bebe el agua, es amarga. Las aguas del mundo llenarán al hombre de …amarga realización y satisfacción; amargo propósito; amargo sentido e importancia; amarga aceptación y reconocimiento; amargo goce y felicidad; amargo amor y amistad.

   Las aguas del mundo (todas ellas sin excepción) dejan al hombre con amargos logros y éxitos, amarga gratificación y placer. Solamente una persona puede dulcificar las aguas de la vida para el hombre: El propio Señor Jesucristo, el agua viva. El agua que Jesucristo da verdaderamente puede dulcificar las experiencias de la vida. Esto es exactamente lo que dicen las Escrituras:

• Mateo 5:6. Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados.

• San Juan 4:14. Y Jesús volvió en el poder del Espíritu a Galilea, y se difundió su fama por toda la tierra de alrededor.

• San Juan 7:37-38. En el último y gran día de la fiesta, Jesús se puso en pie y alzó la voz, diciendo: Si alguno tiene sed, venga a mí y beba. El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva.

• Apocalipsis 7:17. porque el Cordero que está en medio del trono los pastoreará, y los guiará a fuentes de aguas de vida; y Dios enjugará toda lágrima de los ojos de ellos.

2° Titulo:

Dios Endulza Las Amarguras Y Da Grandes Promesas A Los Que Le Sirven. Versíc. 25 -26. Y Moisés clamó a Jehová, y Jehová le mostró un árbol; y lo echó en las aguas, y las aguas se endulzaron. Allí les dio estatutos y ordenanzas, y allí los probó; y dijo: Si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, e hicieres lo recto delante de sus ojos, y dieres oído a sus mandamientos, y guardares todos sus estatutos, ninguna enfermedad de las que envié a los egipcios te enviaré a ti; porque yo soy Jehová tu sanador. (Léase San Juan 7:37 y 38. En el último y gran día de la fiesta, Jesús se puso en pie y alzó la voz, diciendo: Si alguno tiene sed, venga a mí y beba. El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva.; Hebreos 12:15. Mirad bien, no sea que alguno deje de alcanzar la gracia de Dios; que, brotando alguna raíz de amargura, os estorbe, y por ella muchos sean contaminados.).

   Comentario 1: (15:25) oración ▬ Clamor a Dios ▬ Intercesión: ¿Qué hizo el siervo de Dios? Moisés hizo exactamente lo que debía haber hecho: Se quedó solo con Dios y clamó en oración. Y fíjese lo que hizo el Señor: Él suplió las necesidades de su siervo y de su pueblo. A pesar de la carnalidad y del pecado, a pesar de su incredulidad y sus murmuraciones, Dios suplió sus necesidades. Dios mostró a Moisés un árbol que purificaría y haría las aguas limpias y dulces para beber. Moisés tomó un poco de madera del árbol y la echó al agua, haciendo que esta se volviera clara y pura.

   Pensamiento 1: El SEÑOR suplió las necesidades de los israelitas. Les proveyó de agua limpia y pura. Fíjese en estas dos lecciones.

Þ Dios liberó a los israelitas de la severa crisis que había amenazado la vida de cada uno de ellos. Pero fíjese por qué: porque el siervo de Dios oró e intercedió: desesperado imploro a Dios que lo ayudara a sacar al pueblo de esta crisis que amenazaba sus vidas. Que lección para los lideres de gobierno y para los ministros de Dios.

Deuteronomio 4:29. Mas si desde allí buscares a Jehová tu Dios, lo hallarás, si lo buscares de todo tu corazón y de toda tu alma. 

Þ Dios tomará las experiencias amargas de nuestras vidas y las dulcificará. Él purificará y limpiará las experiencias amargas de la vida. Tan solo imagine todas las molestias, problemas, dificultades, juicios, y tentaciones de la vida. Dios quitará la amargura de todos ellos. Él nos permitirá soportarlos y atravesarlos todos, de manera victoriosa y triunfante. (Santiago 1:12. Bienaventurado el varón que soporta la tentación; porque cuando haya resistido la prueba, recibirá la corona de vida, que Dios ha prometido a los que le aman).

   Pensamiento 2: “¿Qué fue lo que endulzó las aguas amargas de Mara? Se nos dice que un árbol echado al agua las endulzó.

Þ Deuteronomio 21:23: no dejaréis que su cuerpo pase la noche sobre el madero; sin falta lo enterrarás el mismo día, porque maldito por Dios es el colgado; y no contaminarás tu tierra que Jehová tu Dios te da por heredad.

Þ Gálatas 3:13. Cristo nos redimió de la maldición de la ley, hecho por nosotros maldición (porque está escrito: Maldito todo el que es colgado en un madero).

   “Jesucristo murió sobre un madero, y es esa cruz la que dulcifica las experiencias de la vida. Él probó la muerte por cada hombre, y quito a la muerte su aguijón. ¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón? ¿Dónde, oh sepulcro, tu victoria? 1a Corintios 15.55. Es la cruz de Cristo la que dulcifica las experiencias de Mara de la vida” (Comentario de Vernon McGee).

   Comentario 2: Prueba ▬ Poner a Prueba: Este es un punto muy significativo. Este punto nos muestra por qué los israelitas eran incapaces de encontrar agua en el desierto. Dios estaba detrás de toda esta experiencia, detrás de la crisis. Dios tenía como propósito que los israelitas no pudieran encontrar agua. ¿Por qué? Para probarlos. ¿Qué significa esto, que Dios probó a Israel? ¿Quiere decir que Dios prueba a las personas?

Þ Dios prueba a las personas para que sean humildes y para revelar lo que hay en el corazón de cada una de ellas. (Dt. 8:2. Y te acordarás de todo el camino por donde te ha traído Jehová tu Dios estos cuarenta años en el desierto, para afligirte, para probarte, para saber lo que había en tu corazón, si habías de guardar o no sus mandamientos; 8:16. que te sustentó con maná en el desierto, comida que tus padres no habían conocido, afligiéndote y probándote, para a la postre hacerte bien.

Þ Dios prueba a las personas para fortalecerlas y apartarlas del pecado. (Éxodo 20:20. Y Moisés respondió al pueblo: No temáis; porque para probaros vino Dios, y para que su temor esté delante de vosotros, para que no pequéis).

Þ Dios prueba a las personas para purificarlas y para moverlas a llevar una vida recta. (Zac. 13:9. Y meteré en el fuego a la tercera parte, y los fundiré como se funde la plata, y los probaré como se prueba el oro. El invocará mi nombre, y yo le oiré, y diré: Pueblo mío; y él dirá: Jehová es mi Dios.).

Þ Dios prueba a las personas para juzgarlas y recompensarlas. (1a Corintios 3:13. la obra de cada uno se hará manifiesta; porque el día la declarará, pues por el fuego será revelada; y la obra de cada uno cuál sea, el fuego la probará.).

Þ Dios prueba a las personas para ver si estas sinceramente confían en Él. (San Juan 6:5-6. Cuando alzó Jesús los ojos, y vio que había venido a él gran multitud, dijo a Felipe: ¿De dónde compraremos pan para que coman éstos? Pero esto decía para probarle; porque él sabía lo que había de hacer.).

Þ Dios prueba a las personas para que así aprendan a tener más paciencia y entereza. (Stgo. 1:2-3 Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas, sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia.). y (Romanos 5.3-5. Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia; y la paciencia, prueba; y la prueba, esperanza; y la esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado.).

   Comentario 3: (15: 25-26). Pacto ▬ Promesa ▬ Castigo ▬ Obediencia: EL SEÑOR hizo ahora un pacto, una gran promesa a su pueblo. Dicho sencillamente, Dios le dijo a su pueblo en una palabra lo que Él esperaba: Obediencia. Si ellos le obedecían, Él no los castigaría. Pero si ellos le desobedecían, Él tendría que castigarlos. De hecho, tendría que castigarlos infligiéndoles las mismas enfermedades que a los egipcios ¿Por qué las enfermedades de los egipcios? Sin duda a causa del principio bíblico del juicio. Dios había liberado a los israelitas sometiendo a juicios a los egipcios a causa de la incredulidad y su desconfianza hacia Dios. Por tanto, si los israelitas pecaban siendo incrédulos y desconfiados de Dios, sufrirían la misma condena que los egipcios. El gran expositor Matthew Henry dice: “que no pensaron los israelitas, porque Dios loa había…honrado grandemente… que toleraría sus pecados y los dejaría hacer lo que quisieran. No, Dios no hace distinción de personas; un israelita rebelde no sería tratado mejor que un egipcio rebelde”

   El principio bíblico del juicio es sencillamente así:

Þ Lo que sembremos, eso recogeremos, y de la misma manera que midamos a otros seremos medidos. (Gálatas 6:7-8. No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará. Porque el que siembra para su carne, de la carne segará corrupción; más el que siembra para el Espíritu, del Espíritu segará vida eterna; Y Mateo 7:2. Porque con el juicio con que juzgáis, seréis juzgados, y con la medida con que medís, os será medido.)

   Las Escrituras expresan claramente el pacto y la gran promesa que Dios estaba haciendo a los israelitas. Fíjese, lo que llamamos pacto fue un estatuto, un decreto, una ley puesta por Dios. Recuerde, una ley o decreto ha sido fijada: Es permanente. Si la ley es obedecida, entonces la promesa es segura. La promesa será cumplida.

1. Estaba el pacto: El pueblo obedecería al SEÑOR.

• Oyéndolo atentamente.

• Haciendo lo correcto.

• Escuchando y guardando sus mandamientos (Jeremías 7:22-23. Porque no hablé yo con vuestros padres, ni nada les mandé acerca de holocaustos y de víctimas el día que los saqué de la tierra de Egipto. Mas esto les mandé, diciendo: Escuchad mi voz, y seré a vosotros por Dios, y vosotros me seréis por pueblo; y andad en todo camino que os mande, para que os vaya bien.).

2. Estaba la promesa del SEÑOR. Si su pueblo le obedecía:

• él no tendría que castigarlos con las enfermedades enviadas a los egipcios (Dt. 28:60. y traerá sobre ti todos los males de Egipto, delante de los cuales temiste, y no te dejarán.).

• Él siempre cuidaría de ellos; esto es, Él los sanaría. (Éx. 15.26).

   Pensamiento 3: Dios nos castiga, a todos nosotros los que sinceramente creemos en Él. Él nos castiga porque nos ama. El verdadero castigo es siempre por el bien del niño, y un padre amante castiga y disciplina a su hijo cuando este se desvía. Así sucede con Dios. Dios nos castiga para corregir, para evitar…que nos hundamos más y más en el pecado; que seamos esclavizados cada vez más por el pecado; que dañemos nuestro cuerpo; que llenemos nuestra vida de culpa y dolor; que nos destruyamos a nosotros mismos; que tengamos algún accidente; que nos matemos; que nos condenemos nosotros mismos a una eternidad alejada de Dios. (Dt. 8:5. Reconoce asimismo en tu corazón, que como castiga el hombre a su hijo, así Jehová tu Dios te castiga; Hebreos12:5-7. y habéis ya olvidado la exhortación que como a hijos se os dirige, diciendo: Hijo mío, no menosprecies la disciplina del Señor, Ni desmayes cuando eres reprendido por él; Porque el Señor al que ama, disciplina, Y azota a todo el que recibe por hijo. Si soportáis la disciplina, Dios os trata como a hijos; porque ¿qué hijo es aquel a quien el padre no disciplina?). 

    Referencia: 2 Crónicas 7.14. Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra. 

2a Corintio 12.9. Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo. 

1a Pedro 4:12-13. Amados, no os sorprendáis del fuego de prueba que os ha sobrevenido, como si alguna cosa extraña os aconteciese, sino gozaos por cuanto sois participantes de los padecimientos de Cristo, para que también en la revelación de su gloria os gocéis con gran alegría. 

Apocalipsis 21:4. Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron. 

3er Titulo:

Después De La Prueba Viene La Bendición De Dios. Versíc. 27. Y llegaron a Elim, donde había doce fuentes de aguas, y setenta palmeras; y acamparon allí junto a las aguas. (Léase Deuteronomio 2:7. pues Jehová tu Dios te ha bendecido en toda obra de tus manos; él sabe que andas por este gran desierto; estos cuarenta años Jehová tu Dios ha estado contigo, y nada te ha faltado.).

   Referencia: Fil. 4.19. Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús. Efesios 3:20. Y a Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros; 2 Co. 9:8-9. Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo suficiente, abundéis para toda buena obra; cómo está escrito: Repartió, dio a los pobres; Su justicia permanece para siempre.

   Comentario: (15:27). Elim ▬ Provisión de Dios: La gran bondad del SEÑOR se ve intensamente reflejada a en lo que sucedió entonces. Dios proveyó abundantemente a su pueblo. Él los condujo a Elim, un oasis en el árido desierto. Elim era un área floreciente: Había doce fuentes y setenta palmeras allí. El punto a tener en cuenta es la abundante provisión de Dios para su amado pueblo. Aunque no se menciona, el pueblo obviamente se había arrepentido de su terrible pecado de quejarse, refunfuñar y murmurar; y Dios los había perdonado, derramando la abundancia de su bendición sobre ellos. Su provisión fue sencillamente desbordante sobre su pueblo.

   Pensamiento: Dios suple nuestras necesidades, las suple abundantemente.

Þ Dios nos llena de gozo y satisfacción: Él nos conduce a sacra agua de los pozos de la salvación. (Isaías 12:3. Sacaréis con gozo aguas de las fuentes de la salvación. (Salmo 16:11. Me mostrarás la senda de la vida; En tu presencia hay plenitud de gozo; Delicias a tu diestra para siempre. Juan 16.24. Hasta ahora nada habéis pedido en mi nombre; pedid, y recibiréis, para que vuestro gozo sea cumplido.)

Þ Dios siempre nos hace yacer sobre verdes pastos y nos guía hacia aguas tranquilas, aún cuando enfrentamos las terribles pruebas de la vida. La provisión de Dios es siempre suficiente para ocuparse de nosotros, sin importar a qué nos enfrentemos. (Ex. 23:25. Mas a Jehová vuestro Dios serviréis, y él bendecirá tu pan y tus aguas; y yo quitaré toda enfermedad de en medio de ti. Dt. 30:9. Y te hará Jehová tu Dios abundar en toda obra de tus manos, en el fruto de tu vientre, en el fruto de tu bestia, y en el fruto de tu tierra, para bien; porque Jehová volverá a gozarse sobre ti para bien, de la manera que se gozó sobre tus padres).

   Definición: Elim ( hebreo : אֵילִם , elim ), de acuerdo con la Biblia Hebrea , fue uno de los lugares donde los israelitas acamparon después de su éxodo de Egipto . Se menciona en Éxodo 15.27 y Números 33.9 como un lugar donde “había doce pozos de agua y setenta palmeras datileras”, y que los israelitas “acamparon allí cerca de las aguas”.

   De la información que se puede extraer de Éxodo 15.23, 16.1 y Números 33.9-11, se describe a Elim entre Mara y el desierto de Sin , cerca de la costa oriental del Mar Rojo. Posiblemente fue al sur del punto de cruce de los israelitas, y al oeste del Sin Wilderness. Por lo tanto, en general se cree que Elim estaba ubicado en Wadi Gharandel , un oasis a 100 km al sureste de Suez . Alternativamente, puede identificarse con Wadi Hammamat y el puerto de Nuevo Reino de Al-Qusayr .

   El profesor Menashe Har-El de la Universidad de Tel Aviv (1968) ha propuesto que Elim sea “Ayun Musa”, “los manantiales / pozos de Moisés”. Señaló que en 1907 el geólogo Thomas Barron había observado que existían 12 fuentes en este sitio junto con palmeras El profesor James K. Hoffmeier no está de acuerdo con el hecho de que está demasiado cerca del sitio anterior (siete millas / doce kilómetros) y requeriría que los siguientes cuatro sitios (utilizando el itinerario de Números) se comprimieran en solo 23 millas / 38 kilómetros 

   El Libro de Éxodo también registra que los israelitas abandonaron Elim dos meses y medio después de abandonar Egipto (Éxodo 16: 1), y se dirigieron al Monte Sinaí a través del desierto del pecado.

   Existe la posibilidad de que el nombre ‘Elim’ se derive de una raíz semítica que signifique ‘dioses’, pero esto no puede ser más probado (ver El (dios) ).

Amen para la gloria de Dios

2a Crónicas 25:8. Pero si vas así, si lo haces, y te esfuerzas para pelear, Dios te hará caer delante de los enemigos; porque en Dios está el poder, o para ayudar, o para derribar.

Bibliografía a usar como aporte: Bíblia de Bosquejos y sermones Éxodo 1 al 18. Comentario Bíblico Mundo Hispano. Bíblia de referencia Thompson. Libro de Éxodo Pablo R. Andiñach; Comentario de toda la Biblia, de Matthew Henry.

DESCARGUE AQUÍ ESTUDIO COMPLETO


Hno Roberto Saldías Roa

Miembro de la IEP en Nacimiento Bajo, nació en el evangelio del Señor en la Iglesia de Laja 1975. Casado con María Nahuelmán, estudia teología de manera autodidacta. Me gusta mucho leer y escribir.