+56 9 5417 6219
contacto@historiaycontingenciaiep.cl

“Dios Abate A Los Soberbios”

“Dios Abate A Los Soberbios”

Domingo 30 de diciembre de 2018

   Lección: Éxodo Cap. 14, versículos 23 al 31. Y siguiéndolos los egipcios, entraron tras ellos hasta la mitad del mar, toda la caballería de Faraón, sus carros y su gente de a caballo. Aconteció a la vigilia de la mañana, que Jehová miró el campamento de los egipcios desde la columna de fuego y nube, y trastornó el campamento de los egipcios, y quitó las ruedas de sus carros, y los trastornó gravemente. Entonces los egipcios dijeron: Huyamos de delante de Israel, porque Jehová pelea por ellos contra los egipcios. Y Jehová dijo a Moisés: Extiende tu mano sobre el mar, para que las aguas vuelvan sobre los egipcios, sobre sus carros, y sobre su caballería. Entonces Moisés extendió su mano sobre el mar, y cuando amanecía, el mar se volvió en toda su fuerza, y los egipcios al huir se encontraban con el mar; y Jehová derribó a los egipcios en medio del mar. Y volvieron las aguas, y cubrieron los carros y la caballería, y todo el ejército de Faraón que había entrado tras ellos en el mar; no quedó de ellos ni uno. Y los hijos de Israel fueron por en medio del mar, en seco, teniendo las aguas por muro a su derecha y a su izquierda. Así salvó Jehová aquel día a Israel de mano de los egipcios; e Israel vio a los egipcios muertos a la orilla del mar. Y vio Israel aquel grande hecho que Jehová ejecutó contra los egipcios; y el pueblo temió a Jehová, y creyeron a Jehová y a Moisés su siervo.

    Comentario general: La destrucción del ejército egipcio, 14:23–29. En el momento más desesperado, Jehovah abrió un paso con un fuerte viento del oriente e Israel entró en medio del mar (v. 22).

   Con la luz de la madrugada los egipcios vieron a los israelitas huyendo y los persiguieron, y entraron en el mar tras ellos… (v. 23), y el camino de escape para Israel llegó a ser uno dedestrucción para el ejército egipcio. En una forma antropomórfica, Jehovah miró… desde la columna de fuego y de nube, y sembró confusión en el ejército de los egipcios. Trabó las ruedas de sus carros, de modo que se desplazaban pesadamente (vv. 24, 25).

   Aquí y en 5:9 hay un juego con la palabra pesadez. Cuando Moisés pidió permiso de salir al desierto en un viaje de tres días para celebrar una fiesta a Jehovah, el faraón hizo más pesado el trabajo (5:9) de los hombres de Israel. Cuando los egipcios trataron de cruzar el mar persiguiendo a Israel, el Señor trabó las ruedas de sus carros de modo que se desplazaban pesadamente (v. 25). La LXX lo interpreta diciendo que las ruedas se enlodaban. El faraóncosechó lo que había sembrado.

   Demasiado tarde los egipcios trataron de retirarse: ¡Huyamos… porque Jehovah combate por ellos…! (v. 25b). Lo triste es que conocían el nombre de Jehovah; habían pasado por las plagasanteriores. (¡Que fácil es pensar que el responder a las admoniciones del Señor es para otraspersonas y para otro tiempo!) Otra vez el Señor mandó a Moisés que extendiera su mano sobre elmar, y al hacerlo, volvieron las aguas y quedó atrapado lo mejor del ejército de Egipto. Casi sepuede sentir la angustia y frustración del faraón y el alto mando al ver desde la orilla ladestrucción de la unidad selecta que habían mandado a perseguir a los hebreos: Las aguas…cubrieron los carros y los jinetes, junto con todo el ejército del faraón que había entrado en el mar tras ellos. No quedó de ellos ni uno solo (v. 28).

   En cuanto al conflicto entre Jehovah y los dioses de Egipto, se cerró el capítulo. Jehovah había demostrado que era Señor de la historia tal como lo era de la naturaleza. Ahora era tiempo de que Israel se diera cuenta de esta verdad.

   La fe israelita, 14:30, 31. Con la liberación hecha por Jehovah, Israel vio a los egipcios muertos a la orilla del mar (v. 30) —el lado este, su lado— el que apenas habían alcanzado, y sedio cuenta de la gran hazaña realizada por Jehovah (v. 31). Finalmente llegaron al punto detemer a Jehovah y creer en él y en su siervo Moisés (v. 31b).

   Teológicamente el texto interpreta la hazaña: Jehovah libró o salvó a Israel aquel día. Es la primera vez que el verbo aparece en la Biblia con Dios como el sujeto. El verbo salvar quiere decir “ser ancho”, “ser espacioso”, o “ser libre”. En el contexto quiere decir que Jehovah libró a Israel de la mano del faraón y de la esclavitud. Aquel día brotó en Israel un temor que era reverencia hacia Dios, y creyó en él. El verbo creer aquí significa “quedarse firme” (estar firme), o “confiar en …” (ver Isa. 7:9; Jer. 40:14). La raíz del verbo significa “apoyarse sobre algo o alguien” o “poner su peso sobre algo” (ver Gén. 15:6). Esta vez la experiencia era diferente de la indicada en 4:31, cuando el pueblo creyó al oír que Dios había visto su aflicción. A la orilla del mar nació la fe del pueblo, que iba a durar a pesar de las muchas dificultades venideras.

   Definición de Soberbia: En este artículo tocaremos el tema de la soberbia, ¿Qué dice la Biblia respecto a esto? ¿Qué significa la palabra soberbio? ¿Debemos ser soberbios? Lo veremos a continuación:

   La palabra soberbia aparece alrededor de 57 veces en la Biblia, primero veamos la definición de esta palabra según la Real Academia Española:

1. f. Altivez y apetito desordenado de ser preferido a otros.

2.  f. Satisfacción y envanecimiento por la contemplación de las propias prendas con menosprecio de los demás.

La palabra usada en la Biblia en griego para soberbia es: ὑπερηφανία Su significado es:

1) orgullo, soberbia, arrogancia

2) el carácter de aquel que, con una estimación hinchada de sus propias fuerzas o méritosdesprecia a los demás e incluso los trata con insolencia y desprecio.

   Ahora vamos a la Biblia para ver que se nos dice de la persona que es soberbia:

La Biblia dice que la persona que actúa con soberbia ultraja a Jehová y será cortada de en medio del pueblo:

Números 15:30 “Mas la persona que hiciere algo con soberbia, así el natural como el extranjero, ultraja a Jehová; esa persona será cortada de en medio de su pueblo.”

Cuando actuamos con soberbia Dios no nos escucha por más que le clamemos:

Job 35:12 “Allí clamarán, y él no oirá, Por la soberbia de los malos.”

Si alguien dice tener temor de Dios entonces debe aborrecer la soberbia:

Proverbios 8:13 “El temor de Jehová es aborrecer el mal; La soberbia y la arrogancia, el mal camino, Y la boca perversa, aborrezco.

   Cuando alguien actúa con soberbia es necio y será deshonrado, en cambio si la persona actúa con humildad será lleno de sabiduría:

Proverbios 11:2 “Cuando viene la soberbiaviene también la deshonra; Mas con los humildes está la sabiduría.”

Proverbios 14:3 “En la boca del necio está la vara de la soberbiaMas los labios de los sabios los guardarán.”

Proverbios 29:23 “La soberbia del hombre le abate; Pero al humilde de espíritu sustenta la honra.”

Jeremías 49:16 “Tu arrogancia te engañó, y la soberbia de tu corazón...”

    La persona que es soberbia se creé superior a los demás:

 Abdías 1:3 “La soberbia de tu corazón te ha engañado, tú que moras en las hendiduras de las peñas, en tu altísima morada; que dices en tu corazón: ¿Quién me derribará a tierra?”

 Santiago 4:16-17 “Pero ahora os jactáis en vuestras soberbiasToda jactancia semejante es mala; 17y al que sabe hacer lo bueno, y no lo hace, le es pecado. “

   La soberbia es parte de las cosas malas que salen del interior de las personas:

Marcos 7:22-23 “los hurtos, las avaricias, las maldades, el engaño, la lascivia, la envidia, la maledicencia, la soberbia, la insensatez. 23 todas estas maldades de dentro salen, y contaminan al hombre. “

   Vimos en la definición del diccionario que soberbio también significa altivo, ¿Qué nos dice la Biblia de la altivez?

Romanos 12:16 “Unánimes entre vosotros; no altivos, sino asociándoos con los humildes. No seáis sabios en vuestra propia opinión.

 Job 40:11 “Derrama el ardor de tu ira; Mira a todo altivo, y abátelo.”

 Salmos 138:6 “Porque Jehová es excelso, y atiende al humilde, Mas al altivo mira de lejos.

Isaías 2:17 “La altivez del hombre será abatida, y la soberbia de los hombres será humillada; y solo Jehová será exaltado en aquel día.”

Isaías 3:11 “Y castigaré al mundo por su maldad, y a los impíos por su iniquidad; y haré que cese la arrogancia de los soberbios, y abatiré la altivez de los fuertes.”

   Conclusión

Dios nos llama a no ser soberbios, sino más bien humildes, la soberbia nos aleja de Dios, el no escucha las oraciones de una persona soberbia, la soberbia es una maldad que sale de dentro del hombre y hay que eliminarla de nuestras vidas.

   Finalmente, la Biblia nos hace una fuerte advertencia respecto a esto:

Romanos 1:30-32 “murmuradores, detractores, aborrecedores de Dios, injuriosos, soberbios, altivos, inventores de males, desobedientes a los padres, 31 necios, desleales, sin afecto natural, implacables, sin misericordia; 32 quienes, habiendo entendido el juicio de Dios, que los que practican tales cosas son dignos de muerteno sólo las hacen, sino que también se complacen con los que las practican. “

No seamos soberbios, porque si no seremos dignos de muerte y Dios quitará su mirada de nosotros.

¡Muchas Bendiciones

   Texto: Santiago Cap. 4, versículo 6. Pero él da mayor gracia. Por esto dice: Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes.

1er Titulo:

Gloriosa Protección Divina. Versíc. 23 al 25. Y siguiéndolos los egipcios, entraron tras ellos hasta la mitad del mar, toda la caballería de Faraón, sus carros y su gente de a caballo. Aconteció a la vigilia de la mañana, que Jehová miró el campamento de los egipcios desde la columna de fuego y nube, y trastornó el campamento de los egipcios, y quitó las ruedas de sus carros, y los trastornó gravemente. Entonces los egipcios dijeron: Huyamos de delante de Israel, porque Jehová pelea por ellos contra los egipcios. (Léase Daniel 3:24. Entonces el rey Nabucodonosor se espantó, y se levantó apresuradamente y dijo a los de su consejo: ¿No echaron a tres varones atados dentro del fuego? Ellos respondieron al rey: Es verdad, oh rey.).

   Comentario: La presencia y control de Dios liberó a su pueblo (vv. 23-25).

   Los egipcios persiguieron a Israel en el mar (v. 23). ¿Qué haría que Faraón ordenara a sus tropas perseguir a Israel a través del mar?

Þ ¿Furia ciega, tal vez? ¿Dureza de corazón? ¿Odio profundo y sed de venganza?

Þ Tal vez todo lo mencionado arriba influyo. Al imaginarnos la situación, la columna de nube (niebla densa) probablemente ya se había disipado, lo suficiente como para alentar a Faraón a seguir con su loca persecución. Además, los egipcios seguramente escuchaban el ruido de los israelitas cuando partían. Faraón se daba cuenta de que estaban huyendo y él no estaba dispuesto a dejarlos escapar. La idea de que Dios apartó las aguas del Mar Rojo y creó un pasadizo a través del lecho marino nunca pasó por la mente de Faraón. Seguramente creyó que los israelitas marchaban a lo largo de la orilla del mar o adentrándose, de alguna manera, tierra adentro. Al imaginar la situación, siempre debemos tener en mente el siguiente hecho: Se duda que Faraón y su ejército fueran capaces de ver lo suficientemente bien a través de la niebla como para saber que perseguían a Israel por el lecho seco del mar. Entre asombros y aterradores muros de agua, que se elevaban, tal vez, a cien o más pies. Por supuesto que podían escuchar el ruido de la tormenta y de violentas y bravas olas creadas por la tormenta. Pero, al parecer, Dios mantuvo la espesa densa niebla alrededor del ejército egipcio para que no pudieran ver que marchaban rumbo a una trampa potencial.

   Dios miro a los egipcios (vv. 24-25). La frase “Miro” (shaqaph) siempre implica las miradas de misericordia o ira de Dios. En el presente acontecimiento, Dios miró con ira a los egipcios:

Þ Hizo que se confundieran: La columna de nube y fuego les hizo perder la concentración y los confundió.

Þ Hizo que los carros chocaran los unos con los otros, perdiendo así algunas ruedas.

Þ Infundió miedo en sus corazones, y clamaron por retirarse.

   Pensamiento de George Bush nos ofrece una descripción del acontecimiento:

   “’Huyamos’, fue el grito que resonó en todas direcciones, a través de las filas rotas y temblorosas, pero, ¡ay!, ya era demasiado tarde. Todo intento de huir fue en vano. El día del perdón [de Dios]  había pasado. La medida de su iniquidad había llegado al límite. El tirano y su pueblo se habían endurecido a sí mismo en su rebelión contra Dios, hasta que perdió la paciencia y llegó el día de la venganza. Primero el miedo los llevó a la desesperación, y después a su destrucción”

2° Titulo:

Total, Destrucción Que Confirma El Juicio De Dios. Versíc. 26 al 28. Y Jehová dijo a Moisés: Extiende tu mano sobre el mar, para que las aguas vuelvan sobre los egipcios, sobre sus carros, y sobre su caballería. Entonces Moisés extendió su mano sobre el mar, y cuando amanecía, el mar se volvió en toda su fuerza, y los egipcios al huir se encontraban con el mar; y Jehová derribó a los egipcios en medio del mar. Y volvieron las aguas, y cubrieron los carros y la caballería, y todo el ejército de Faraón que había entrado tras ellos en el mar; no quedó de ellos ni uno. (Léase Génesis 7:21 al 23. Y murió toda carne que se mueve sobre la tierra, así de aves como de ganado y de bestias, y de todo reptil que se arrastra sobre la tierra, y todo hombre. Todo lo que tenía aliento de espíritu de vida en sus narices, todo lo que había en la tierra, murió. Así fue destruido todo ser que vivía sobre la faz de la tierra, desde el hombre hasta la bestia, los reptiles, y las aves del cielo; y fueron raídos de la tierra, y quedó solamente Noé, y los que con él estaban en el arca.). 

   Comentario: Dios liberó a su pueblo ejecutando justicia y juicio sobre los egipcios (vv. 26-28). Fíjese en lo que aconteció:

1. Dios dijo a Moisés que extendiera su mano sobre el mar; Las aguas volverían y cubrirían a los egipcios (v. 26).

2. Moisés obedeció a Dios. (v. 27).

3. Dios ejecutó justicia sobre los egipcios (v. 27).

Þ El Señor hizo que las aguas volvieran (v. 27).

Þ El mar arrasó a los egipcios (v. 27).

Þ Las aguas cubrieron carros y caballería, a todo el ejército: Ni uno solo sobrevivió (v. 28).

   El salmista nos dice que Dios creó una fuerte tormenta que se desencadenó sobre los egipcios. El comentario bíblico del expositor (The Expositor´s Bible Commentary) plantea lo siguiente:

   “La columna de fuego debe haber encendido el cielo de repente, creando un destello tal en medio de la oscuridad, que los carros que avanzaban a toda velocidad chocaron los unos con los otros.

    “mientras tanto, también se desató una espectacular tormenta eléctrica, con truenos, relámpagos, lluvia y un terremoto que el más valiente y arrogante de los conductores egipcios fue presa del terror. Esto entendemos de Salmo 77:16-20”. Te vieron las aguas, oh Dios; Las aguas te vieron, y temieron; Los abismos también se estremecieron. Las nubes echaron inundaciones de aguas; Tronaron los cielos, Y discurrieron tus rayos. La voz de tu trueno estaba en el torbellino; Tus relámpagos alumbraron el mundo; Se estremeció y tembló la tierra. En el mar fue tu camino, Y tus sendas en las muchas aguas; Y tus pisadas no fueron conocidas. Condujiste a tu pueblo como ovejas. Por mano de Moisés y de Aarón.

Salmo 106:8-11. Pero él los salvó por amor de su nombre, Para hacer notorio su poder. Reprendió al Mar Rojo y lo secó, Y les hizo ir por el abismo como por un desierto. Los salvó de mano del enemigo, Y los rescató de mano del adversario. Cubrieron las aguas a sus enemigos; No quedó ni uno de ellos.

   Pensamiento: El punto a ver es el siguiente hecho glorioso: Dios siempre salva a su pueblo. No importa cuál sea el problema o la dificultad, Dios nos liberará. Dios hasta moverá cielo y tierra, pasará por encima de las mismas leyes de la naturaleza si es necesario, para salvarnos. Esa es promesa: Él nos liberará.

   Referencias: 1 Corintios 10.13. No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar. 

Hebreos 2:14-15. Así que, por cuanto los hijos participaron de carne y sangre, él también participó de lo mismo, para destruir por medio de la muerte al que tenía el imperio de la muerte, esto es, al diablo, y librar a todos los que por el temor de la muerte estaban durante toda la vida sujetos a servidumbre.

2 Pedro 2.4 al 11. 4 Porque si Dios no perdonó a los ángeles que pecaron, sino que arrojándolos al infierno los entregó a prisiones de oscuridad, para ser reservados al juicio; y si no perdonó al mundo antiguo, sino que guardó a Noé, pregonero de justicia, con otras siete personas, trayendo el diluvio sobre el mundo de los impíos; y si condenó por destrucción a las ciudades de Sodoma y de Gomorra, reduciéndolas a ceniza y poniéndolas de ejemplo a los que habían de vivir impíamente, y libró al justo Lot, abrumado por la nefanda conducta de los malvados (porque este justo, que moraba entre ellos, afligía cada día su alma justa, viendo y oyendo los hechos inicuos de ellos), sabe el Señor librar de tentación a los piadosos, y reservar a los injustos para ser castigados en el día del juicio;  y mayormente a aquellos que, siguiendo la carne, andan en concupiscencia e inmundicia, y desprecian el señorío. Atrevidos y contumaces, no temen decir mal de las potestades superiores, mientras que los ángeles, que son mayores en fuerza y en potencia, no pronuncian juicio de maldición contra ellas delante del Señor. 

Isaías 13:9 al 13. He aquí el día de Jehová viene, terrible, y de indignación y ardor de ira, para convertir la tierra en soledad, y raer de ella a sus pecadores. Por lo cual las estrellas de los cielos y sus luceros no darán su luz; y el sol se oscurecerá al nacer, y la luna no dará su resplandor. Y castigaré al mundo por su maldad, y a los impíos por su iniquidad; y haré que cese la arrogancia de los soberbios, y abatiré la altivez de los fuertes. Haré más precioso que el oro fino al varón, y más que el oro de Ofir al hombre. Porque haré estremecer los cielos, y la tierra se moverá de su lugar, en la indignación de Jehová de los ejércitos, y en el día del ardor de su ira. 

3er Titulo:

Salvación De Jehová A Favor De Israel. Versíc. 29 al 31. Y los hijos de Israel fueron por en medio del mar, en seco, teniendo las aguas por muro a su derecha y a su izquierda. Así salvó Jehová aquel día a Israel de mano de los egipcios; e Israel vio a los egipcios muertos a la orilla del mar. Y vio Israel aquel grande hecho que Jehová ejecutó contra los egipcios; y el pueblo temió a Jehová, y creyeron a Jehová y a Moisés su siervo. (Léase 1 de Samuel 17:46 y 47. Jehová te entregará hoy en mi mano, y yo te venceré, y te cortaré la cabeza, y daré hoy los cuerpos de los filisteos a las aves del cielo y a las bestias de la tierra; y toda la tierra sabrá que hay Dios en Israel.  Y sabrá toda esta congregación que Jehová no salva con espada y con lanza; porque de Jehová es la batalla, y él os entregará en nuestras manos.).

   Comentario: Liberación ▬ Salvación ▬ Israel ▬ Egipto: En la séptima escena de Dios salva a su pueblo. Estos tres versículos enfatizan nuevamente cuatro hechos asombrosos.

1. Hecho 1: Israel caminó por el mar en seco (v. 29), (Sin barro, sin juncos, sin tropiezo, en una sola noche).

2. Hecho 2: Dios salvo a Israel de los antiguos egipcios (v. 30).

3. Hecho 3: Israel vio los cadáveres, a sus malvados esclavizadores, tendido en la orilla (v. 30).

4. Hechos 4: El propósito de Dios se cumplió (v. 31).

Þ El pueblo de Dios fue testigo de su poder.

Þ El pueblo de Dios temió.

Þ El pueblo de Dios creyó en Él y en su mensajero. El pueblo depositó su confianza en Dios y en el liderazgo de Moisés. Ahora estaban preparados, verdaderamente preparados, para seguir a Dios y su siervo hasta la Tierra Prometida.

   Pensamiento: Lo que Dios desea por encima de todas las cosas es confianza. Dios quiere que creamos en Él, que confiemos en Él.

   Pensamiento 2: Dios quiere que Ud. sea salvo igual como fue Israel, advierta después de (que vieron) creyeron en Dios y Moisés. Pero la fe en Jesucristo no es así debemos creer en Él primero y después veremos sus milagros y obras. Los invito a todos mis hermanos lectores que pongan primeramente su fe y confianza en Jesucristo y los va ha salvar de sus angustia y temores (y mediante el cual creéis en Dios, quien le resucitó de los muertos y le ha dado gloria, para que vuestra fe y esperanza sean en Dios. 1a Pedro 1:21).

   Referencia: 1 pedro 1:3-5. Bendito el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que según su grande misericordia nos hizo renacer para una esperanza viva, por la resurrección de Jesucristo de los muertos, para una herencia incorruptible, incontaminada e inmarcesible, reservada en los cielos para vosotros, que sois guardados por el poder de Dios mediante la fe, para alcanzar la salvación que está preparada para ser manifestada en el tiempo postrero.

Isaías 26:3-4. Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado. Confiad en Jehová perpetuamente, porque en Jehová el Señor está la fortaleza de los siglos. 

1 de Samuel 11:13. Y Saúl dijo: No morirá hoy ninguno, porque hoy Jehová ha dado salvación en Israel. 

2 Cronicas20:14. No habrá para qué peleéis vosotros en este caso: paraos, estad quedos, y ved la salvación de Jehová con vosotros. Oh Judá y Jerusalén, no temáis ni desmayéis; salid mañana contra ellos, que Jehová estará con vosotros.

Amén, para la gloria de Dios.

Bibliografía a usar como aporte: Bíblia de Bosquejos y sermones Éxodo 1 al 18. Comentario Bíblico Mundo Hispano. Bíblia de referencia Thompson. Libro de Éxodo Pablo R. Andiñach.

DESCARGUE AQUÍ ESTUDIO COMPLETO

Hno Roberto Saldías Roa

Miembro de la IEP en Nacimiento Bajo, nació en el evangelio del Señor en la Iglesia de Laja 1975. Casado con María Nahuelmán, estudia teología de manera autodidacta. Me gusta mucho leer y escribir.