+56 9 5417 6219
contacto@historiaycontingenciaiep.cl

Mary Hilton: “Una mujer convencida del poder del Espíritu Santo”.

Mary Hilton: “Una mujer convencida del poder del Espíritu Santo”.

“Hay frases pronunciadas que jamás se pueden olvidar; conservo con gran emoción lo que dijera “Misis” Mary Hoover en la Conferencia de 1910 de la Iglesia Metodista Episcopal.

En dicha Conferencia el Obispo Bristol pidió al Reverendo Hoover que regresase a Estados Unidos, para que el avivamiento empezado en 1908, producto de la oración de cinco de la tarde; seguida con vigilias hasta el amanecer, y como resultado las manifestaciones del Espíritu Santo en la noche del cuatro de julio de 1909, cesara, y la Iglesia volviera a su estado de antigua tranquilidad.

Viendo la Misis Hoover, la oferta de la Conferencia a la persona del pastor Hoover, y  vislumbrar cierta vacilación en él, se levanta desde la galería en donde estaba y le dice con voz firme y sonora: No señor Hoover, comamos pan duro con los hermanos chilenos, pero sigamos el avivamiento del Espíritu Santo adelante”. Al oír el pastor estas frases llenas de poder y convencido de que era la voluntad del Señor hacerlo, renuncia a la honrosa oferta que le hacía la Conferencia.

La Obra Pentecostal en Chile debe a esta gran mujer un profundo reconocimiento, ya que por una frase pronunciada desde el alma, encausó el curso del movimiento pentecostal que había empezado con la contrariedad de cristianos y profanos, movimiento que debía ser el rayo de luz que alumbrara hasta los rincones más escabrosos de nuestro querido Chile y traspasaría aún nuestras fronteras. Bien dice el Señor, “Mujer fuerte ¿quién la hallará? pues su estima supera las piedras preciosas”. Proverbios 31:10.

 

   Remigia Arancibia de Jara.
– Revista Fuego de Pentecostés, Núm 513, mayo 1972, página 7.
– Revista Chile Pentecostal, Núm 608, diciembre 1976, paginas 8-9.

 

AMÉN, A DIOS SEA LA GLORIA.

 

  • Remigia Arancibia Molina, fue una de las mujeres destacadas en los comienzos del movimiento pentecostal y testigo presencial del avivamiento. Hija de Ceferino Arancibia y Natalia Molina, quienes trabajaron en la iglesia de Valparaíso y pastorearon la Iglesia de Concepción. Trabajó visitando las iglesias y vendiendo la revista Chile Pentecostal. Su esposo fue el pastor de la Iglesia Metodista Pentecostal de Talca, Elíseo Jara. Ella registró las palabras dichas por la Hna Mary Hilton, esposa de Willis Hoover.

Manuel Alveal Vera

Recopilador de información e historia pentecostal. Miembro de la Iglesia Metodista de Chile (Metodista Episcopal). Cuento con una biblioteca y hemeroteca personal.