+56 9 5417 6219
contacto@historiaycontingenciaiep.cl

1987 – Informe Oficial de la iglesia en Isla de Pascua.

1987 – Informe Oficial de la iglesia en Isla de Pascua.

Con fecha 5 de marzo de 1987, fue nombrado por el Señor, por intermedio de nuestro amado Superintendente, José Silva Araya, pastor misionero en la iglesia de Rapa-Nuí, el hermano Damián Cataldo Cataldo, miembro oficial de la Iglesia en Quintero.

El día 11 del mismo mes, siendo las 09:00 horas, fue despedido en el aeropuerto Arturo Merino Benítez por el Pastor Diácono René Madrid de la hermosa iglesia en Quintero, donde sirvió al Señor fielmente por un periodo de 28 años, se hicieron presente en el hall del aeropuerto delegaciones de las iglesias de Quintero, San Bernardo y Sargento Aldea de Santiago.

Al despedirse de los santos allí reunidos, sus plegarias hacia ellos fueron “Jesús les bendiga, sean fieles al Señor para volvernos a ver” abordando el avión que los trasladaría a la hermosa tierra de Isla de Pascua.

Transcurrido 5 horas de vuelo sobre el océano pacifico, divisó sobre las aguas un trozo de tierra “cual Abraham dejó su parentela para ir a la tierra que Jehová le había mostrado”, al pisar suelo pascuense, su espíritu se regocijó al ver multitud que esperaban ver al nuevo misionero de Dios y a un grupo de santos, junto a su siervo que lo aguardaba fuera de la loza, los que momentos después lo agasajaron de hermosos collares de flores nativas de la península insular Rapa-Nuí.

Siendo las 19:00 horas, del día domingo 22 de marzo, la iglesia en Isla de Pascua, se vistió de gala para recibir a su nuevo pastor y despedir al siervo de Dios saliente, Hugo Moreno López, quien permaneció frente a la obra del Señor, por un lapso de 16 años.

La reunión fue presidida por el pastor de casa con una asistencia de 29 hermanos, entre creyentes y visitas, la Palabra del Señor fue leída en San Juan 3:16, donde nos habló del amor de Cristo. En medio de cánticos y aleluyas para la gloria de Dios, se hizo cargo oficialmente de la Iglesia, el nuevo ministro de Dios, Damián Cataldo, quien alabó al Señor agradeciendo a Jesucristo por la gran honra que le concedió de venir y predicar su evangelio, y ganar almas para la gloria de Dios. Acto seguido concedió la oportunidad al pastor Hugo Moreno y esposa, para despedirse de la congregación, los que con emotivas palabras agradecieron al Señor y a la iglesia, de haber trabajado en la viña del Señor en esta lejana tierra de Rapa-Nuí.

“Dios bendiga a estos siervos en su nuevo cargo”.

 

Isla de Pascua.

 

Revista Fuego de Pentecostés, Nº 969, agosto, 1987.


Manuel Obreque Yáñez

Miembro de la IEP en Puerto Montt. Administrador en Historia y Contingencia IEP, Cuarteto Legado de Esperanza, Cuarteteros en Instagram.