+56 9 5417 6219
contacto@historiaycontingenciaiep.cl

1956 – “Estudio Bíblico de Pastores en Antofagasta”.

1956 – “Estudio Bíblico de Pastores en Antofagasta”.

Yo me alegre con los que me decían a la casa de Jehová iremos”

Salmo 122:1 (RV 1909). 

 

Con el interés y entusiasmo que nuestros pastores siempre han demostrado al estudio de las escrituras; llegamos al día 6 de octubre a Valparaíso tuvimos una preciosa reunión de paso por ese pueblo con los santos de esa congregación, al día siguiente participamos en la Escuela Dominical la cual fue muy bendecida por el Señor. Enseguida y luego de haber sido atendidos con mucha solicitud, en casa del siervo de esa iglesia, nos dirigimos al puerto a tomar el vapor “Americo Vespucci”, que nos conduciría a Antofagasta, allí nos juntamos con el resto de los pastores que viajaban al norte en total 23 y 4 hermanas esposas de pastores.

 

Después de los tramites de rigor indispensables en la aduana, llegamos hasta el vapor en el que fuimos recibidos por el personal a cargo de darnos la ubicación correspondiente. En seguida salimos a la cubierta del buque dándonos cuenta que en el malecón de atraque, se habían reunido no menos de 300 hermanos que nos despedían en forma muy cariñosa deseándonos, muchas bendiciones en la misión en que íbamos a cumplir en el estudio bíblico que se llevaría a efecto en la Iglesia de Antofagasta. Estos hermanos dieron una nota muy impresionante al permanecer allí reunidos de las 2 P.M. hasta las 05:30 horas, que zarpó el buque, haciendo las mismas señales de despedida con sus sombreros y pañuelos hasta que nos perdimos de vista. Nuestra navegación la hicimos en buenas condiciones, debido a la buena atención prestada por el personal del buque, pero si nosotros llevamos el recuerdo de nuestros hermanos que dejamos atrás. Después de dos días y noches de navegar, llegamos a Antofagasta a las 9 P.M, del martes 9 de octubre.

 

Podíamos meditar después de navegar por el océano sin ver tierra por dos días, la inmensidad del majestuoso abismo el verso de la escritura tan a propósito: “ALENGRANSE LUEGO PORQUE SE REPOSARON Y EL LOS GUÍA AL PUERTO QUE DESEABAN” (SALMO 107 V. 30).

 

Después de esperar algunos momentos, nos franquearon la salida del barco, pisando tierra antofagastina, a las 10 A. M. Allí nos esperaban varios pastores que habían llegado el día anterior por la combinación del ferrocarril; fueron momentos de mucho gozo al saludarnos y abrazarnos con el cariño cristiano. Desde allí nos dirigimos en varios vehículos hasta el templo siendo recibidos por los hermanos con mucho cariño. Los creyentes desde las distintas oficinas salitreras y plantas del cobre se habían reunidos haciendo uso de sus feriados y permisos especiales.

 

Por todo esto se había juntado una gran multitud de hermanos que se aprestaron con anticipación para gozarse de nuestra compañía. El día miércoles por la mañana se dio comienzo al estudio de la palabra de Dios, siendo este dirigido por nuestro Superintendente y participando 33 pastores que se dieron cita a tan interesante reunión, que fueron muy provechosas para profundizarnos en el conocimiento de la palabra.

 

Cada vez que tenemos la oportunidad de participar en estos estudios nos regocijamos en Espíritu sintiendo grandes satisfacción por este privilegio alcanzado. Se dio término al estudio con un apéndice de temas libres; interesantísimos en su aspecto práctico en el desarrollo de la obra. Enseguida se procedió a designar la sede para el estudio del próximo año habiendo hecho la invitación correspondiente el pastor José Silva de Talca, la que fue aprobada por unanimidad, que en su oportunidad será ratificada por la conferencia anual.

 

El domingo 14, a las 3 P.M. se hizo la consagración del nuevo templo a la que concurrió gran número de almas que repleto el local el cual está ubicado en una nueva y extensa población de un gran porvenir y que lleva miras de llegar a ser una nueva Antofagasta. En la reunión de la noche del domingo se hizo la clausura administrándose la Santa Cena dirigida por nuestro Superintendente y varios presbíteros, comieron en la mesa del Señor casi la totalidad de los hermanos; recordando la memoria bendita del Señor. Este acto se desarrolló en medio de mucho recogimiento espiritual.

 

El lunes 15 por la mañana se dio comienzo al éxodo aprovechando los pastores visitar las iglesias del norte de nuestro país desde Arica al sur hasta Temuco dando oportunidad a que por primera vez hubiera una actividad de tales condiciones: 14 iglesias y muchos circuitos se han visitado. En algunos se dio la Santa Cena y en otras se recibieron miembros y en todas partes se llegó con el dulce perfume de la Palabra de Dios. Hacemos presente que el espíritu que animaba a esa concurrencia era casi el mismo de una Conferencia. Durante todos esos días no pesaban 2, 3 grupos formando ruedas, entonar himnos seguido  entre ellos cantamos este que nos agradó:

 

HOY NOS GOZAMOS CON CRISTO

Hermanos míos hoy nos gozamos

En esta santa comunión

Donde de lejos han venido

A compartir de esta bendición

Coro:

Somos los hijos de estas pampas

Donde el salitre nos vio nacer

Tierra del cobre tan dura y árida

Nosotros trabajamos con placer.

El aire seco de este norte

Fue vencido por la obra del Señor

Aquí las almas se han ganado

Con mucha lagrimas para nuestro Dios

No podemos de dejar de mencionar las finas atenciones de que fuimos objeto de la iglesia de Antofagasta y muy especialmente del Pastor Tomas López y su esposa Celinda que no omitieron sacrificio alguno para la atención de los santos de visita. Dios pagará con creces los sacrificios hechos en ricas bendiciones en almas para la gloria de su Santo Nombre.

 

 

Arturo Pérez Ibáñez.

Pastor IEP Rancagua.

 

 

Fuente: Revista Fuego de Pentecostés Nº 327, noviembre 1956.

 


Manuel Obreque Yáñez

Miembro de la IEP en Puerto Montt. Administrador en Historia y Contingencia IEP, Cuarteto Legado de Esperanza, Cuarteteros en Instagram.